Estás aquí: Página de inicio » Críticas » 3 A.M. 3D 2a Parte

3 A.M. 3D 2a Parte

¡La peor hora del día!

3AM 2 Poster Review

Ver ficha completa

  • Título original: Ti sam khuen sam 3D
  • Nacionalidad: Tailandia | Año: 2014
  • Director: Isara Nadee, Kirati Nakintanon, Putipong Saisikaew
  • Guión: Sukkosin Akkarapath, Hyaraman Kueks, Manachaya Panitsarn
  • Intérpretes: Sinjai Plengpanit, Supanart Jittaleela, Ray MacDonald
  • Argumento: Tres historias sobre los horrores que vuelven de la tumba a las tres en punto de la madrugada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo 3AM2_Interior_zps2fba5cbf.jpg

Una tremenda decepción, digamos que la peor cara del cine Tailandés y, en su condición de secuela, el aspecto residual de todo lo positivo que presentó su primera parte, cinta que por otro lado recomiendo encarecidamente a los amantes del terror oriental. En lo que respecta a “3 A.M. II”, poco hay que detallar salvo la advertencia de alejarse de ella, de no ser para los curiosos que quieran observar las debilidades del cine asiático en su máxima expresión, o completistas sin escrúpulos como el que suscribe. Nótese que no sirve ni para reírse a su costa, así que tampoco se presenta como apta para los amantes del cine casposo y cutre, pese a gozar con características del mismo, en concreto las peores.

Dividida en tres historias, donde el terror o siquiera el vulgar susto brillan por su ausencia, la película se extiende más allá de la hora y media con una morosidad injustificable. No sólo eso, la falta de solidez en la trama distrae la atención del espectador más estólido y, de regalo, genera una maravillosa aura de tedio sustentada por la predictibilidad de sus pasajes. Podríamos hablar también de la falta de profundidad en sus personajes, el uso alarmante de un humor y romanticismo que resultan estomagantes, incluso veo necesario apuntar a sus patéticos efectos especiales, pero sobre todo destaca por lo pueril de su enfoque en todos los aspectos citados, presentándose como un sustituto inferior de cualquier capítulo de la famosa serie “Pesadillas” (de la que, por cierto, se espera versión cinematográfica para el presente año). Obviamente el objetivo tras este estreno no era otro que aprovechar el éxito de su predecesora y hacer caja gracias al nombre de ésta entre los aficionado. Pese a no haberla disfrutado en semejante formato, ni siquiera el reclamo de su estreno en 3D pueden justificar la existencia de este error: muchos planos se ven antinaturalmente forzados para la función estereoscópica, amén de basarse en unos simples efectos especiales digitales con único objeto de reforzar manos que salen de la pantalla y otras lindezas tan sosas como tópicas.

Las historias están relacionadas entre sí por los personajes que las viven o bien las narran, aunque las más interrelacionados, la primera y la tercera, serían las peores, teniendo a la segunda como la mejor de todas, aunque igualmente por debajo del aprobado. La premisa general vuelve a ser la interacción del mundo sobrenatural con el nuestro cuando dan las 3 de la madrugada, un momento donde se rompen las barreras entre los mundos según la cultura popular. Una pena las sensaciones tan desagradables que desprende este visionado cuando detrás de dos de los segmentos nos encontramos al mismo equipo de “Art of the Devil”, una cinta bastante valorada y pionera en el terror moderno tailandés, otra cosa es que también fuesen responsables de “407 Dark Flight”, un auténtico caspón que refrenda la idea de que Isara Nadee y sus aliados, los directores detrás de “3 A.M II”, tienen una capacidad innata para el cine basura.

Sea como sea, la primera historia, “The Third Night”, nos presenta el regreso desde la tumba del jefe de una banda de moteros con la intención de recuperar a su chica, la cual lo abandonó por otro motorista más guapo.
Ya de partida, en lo negativo, destaca la frugalidad del argumento, pero es que la realización también deja bastante que desear, desbordándonos con un montaje sonrojante para las habilidades técnicas a las que nos tiene acostumbrados la industria “tai”. A este último respecto tampoco querría hacer sangre gratuita, pues ya les gustaría a muchas producciones de bajo presupuesto norteamericanas lucir igual de bien que “3 A.M. II”; otra cosa es que semejante despliegue en cuanto a fotografía o iluminación merezcan la pena si lo que se están contando muestra su previsible final desde el primero minuto. Añádanle unas actuaciones intrascendentes y ya podrán hacerse una idea de la aburrida media hora que les espera: bostezos y nada de terror.

La segunda historia, “The Convent”, es la única que específicamente lucha por generar espanto sobre el espectador y, sin embargo, también resulta insípida gracias a esa afición por reforzar los elementos románticos, merced una vomitiva historia lésbica para todos los públicos.
En un colegio católico para chicas si tocas el piano de la capilla abandonada y pides un deseo de amor se cumple, pero tienes que volver a terminar la melodía que nunca pudo terminar… ¡la monja sin cabeza!
En cuanto a lo positivo, destacar el diseño del fantasma de nuestra historia, tenebroso, cuya maldición es lo único entrañable en este cortometraje, pese a que los fallos de continuidad y argumentales conviertan a la buena señora en una broma, como en la (in)famosa película que casi firmó Balagueró. Los mismos defectos en cuanto a los visuales digitales y a actuaciones de parvulario aquí son doblemente hirientes por romper la tenue atmósfera escalofriante.

Finalmente, “The Offering”, sería el segmento paródico de toda buena antología tailandesa: el dueño y los empleados de un pequeño taller de ofrendas funerales (figuras de papel que se incineran durante los entierros para que acompañen al difunto durante la otra vida) vivirá una noche inolvidable cuando la mujer muerta del propietario vuelva a casa a altas horas de la madrugada. Pese a ser un gran admirador de la comedia, y de los pocos de mi edad que defienden la mezcla de horror y risas, no podría estar más triste por el resultado de este segmento. Patético, lo único bueno a su favor sería el ritmo, pues todo el rato están sucediéndose tonterías de credibilidad cero. Pese a que los actores lo hacen ligeramente mejor, los efectos especiales y de sonido a veces nos recuerdan a determinados cortometrajes amateur. Una vergüenza que acaba, por si fuera poco, en una serie de “giros” argumentales de lo más bobos.

Resumiendo, “3 A.M. II” marca el camino que no debería seguir el cine oriental de terror y que, por desgracia, parece ser el más transitado por una visión del terror que, por mucho que siga siendo exótica a nuestros ojos, merece una renovación de parámetros urgente, Con todo, me reafirmo en mi intención de seguir reseñando durante una temporada cine asiático. Si sois aficionados al mismo, por aquí nos veremos.

Imágenes de la película

 photo 3AM2_1_zps3fa3e77d.jpg

 photo 3AM2_2_zps4549608c.jpg

 photo 3AM2_3_zps63ae3338.jpg

Tráiler

Lo mejor: La ambientación de la segunda historia.

Lo peor: Unos efectos especiales ridículos y tan infantiles como las resoluciones de los argumentos.

Vuestros comentarios

1. ene 13, 13:55 | Andrómeda

Ay Dios, estamos jodidos…. =(

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.