Al morir la matinée

Sangre de la vieja escuela

Al morir la matinée

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Al morir la matinée

Una semana antes de ver este film me sorprendió el visionado de una cinta llamada “Neptunia” en Filmin. Se trataba de una alocada comedia de terror, con todos los ingredientes de la serie B de los ochenta, bien salpimentados de sangre y con la clara intención de gustar al público, sacando el máximo partido a su evidente falta de medios. Mi sorpresa fue que, al rastrear al director de “Al morir la matinée”, vi que era también codirector de aquella. Esto me confirmó que Maximiliano Contenti es un realizador muy a tener en cuenta, un gran amante del género y de los códigos que hay que manejar para saciar a sus vampíricos seguidores.

La acción nos sitúa en un cine de Montevideo a comienzos de la década de los 90. Es la última sesión del día. Fuera llueve y apenas una decena de personas se han reunido para ver un sangriento film de terror. El proyeccionista no se encuentra bien, así que deja a las órdenes de la cabina a su hija. Su primera noche no será nada fácil, un sádico maníaco se ha colado en la proyección e irá matando a los espectadores uno a uno. Cuando descubran que está sucediendo, los pocos supervivientes tratarán de hacer frente a este despiadado enemigo.

Lo mejor: Un precioso homenaje al terror de los 80. El cine donde transcurre es genial. Muy sangrienta

Lo peor: Las actuaciones y el guion juegan sobre seguro.


Tiburón Blanco

Nos hundimos

Tiburón Blanco

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Tiburón Blanco

Imagino que el recorrido de esta cinta en cine será bastante similar al que tendrá en nuestra memoria que os aseguro que será poco. “Tiburón Blanco” es tan sencilla y tan carente de brillo en cualquier aspecto técnico o interpretativo. que podría haber pasado a plataformas sin pisar un cine. Nada de lo que veamos nos resultará novedoso ni, a poco que hayamos visto cintas de este género de escualos, estará rodado de forma original. Nos encontramos pues ante un guion de precisión mecánica, que tal vez hubiera funcionado mejor con el presupuesto necesario para mostrar a la criatura de forma más clara e integrada con los actores.

Un hidroavión turístico parte con una pareja asiática al Arrecife del diablo para cumplir así un enigmático objetivo. Una vez llegados, descubrirán los restos de un cuerpo aparentemente semi devorado por un tiburón blanco y deciden junto al piloto, a su novia y a un musculado ayudante peinar la costa en busca del barco con el que debió llegar el difunto a esta playa. Desconocen que el animal responsable de este ataque tiene un violento instinto. Cuando el avión aterrice en mitad de ninguna parte, el bicho se las ingeniará para provocar un naufragio y así tener cinco aperitivos con los que alimentarse.

Lo mejor: No te dormirás. Los paisajes son muy chulos.

Lo peor: Es lo de siempre contado con poca gracia y medios. La forma en la que el avión se hunde es absurda


Don´t Let Her In

Compartir piso con desconocidos...

Don´t Let Her In

Una joven pareja alquila una habitación de su loft a una excéntrica y hermosa artista. Sin embargo no tardarán en lamentarlo cuando su seductora nueva inquilina comience a invadir sus mentes, sus camas y su misma piel.

Puede que a muchos el nombre de Ted Nicolau no les suene, pero seguro que sí les trae muchos recuerdos la Full Moon. Pues Nicolau es uno de los cineastas de referencia de dicha productora adicta a la caspa. Suyos son clásicos en la matería como TerrorVision (1986) y Subspecies (1991). Desde entonces, no ha parado de trabajar en directos a video y cortos varios, aunque sin conseguir el culto de sus primeros proyectos.

Them

Terror pata negra

Them

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Them

Jordan Peele y su Get out recuperaron el cine de terror pensado para público afroamericano. No era ni mucho menos el precursor, recuerdo títulos como “Blackula”, “Dr. Black, Mr. Hyde”, “Abby”, “Un vampiro suelto en Brooklyn”, “Bones”, o esa joya de la Troma que era “Def by temtation” del director James Bond III (¡Ole sus cojones!). Lo que sí que hizo Peele es introducir todo un discurso político, sobre la represión de la población negra en los estados unidos, en una segunda y potente lectura para nada escondida, en su escalofriante trama. Su éxito comercial y de crítica, la política de Trump y las calles ardiendo por los abusos policiales, abonaron la llegada de nuevas producciones como “Us”, “Antebellum” o “La primera purga: La noche de las bestias”. Sustos combinados con injusticias políticas afiladas... poca cosa comparada con el mal-hostiante, incómodo y escalofriante ejercicio de Black horror (así lo bautizan) que supone la serie Them.

Son los años 50. Una familia afroamericana, que ha sufrido en sus carnes lo terrible que puede ser el racismo, decide cambiar de aires y mudarse al soleado Los Ángeles, concretamente al precioso barrio residencial East Compton. Un barrio habitado por blancos que, nada más verlos llegar, harán manifiesto su rechazo a la presencia de negros en la vecindad. Los fantasmas del pasado y otro espectro más tangible y amenazante que habita en el sótano del chalet, se sumarán a la presión sobre todos los miembros de la familia, llevándolos a un estado de nervios al filo de la locura... puede que incluso algo más allá.

Lo mejor: Logra enganchar con un estilo audaz. funciona dando miedo al tiempo que hace pensar y entender muchos de los abusos que han sufrido las personas de color por el hecho de ser de una raza distinta.

Lo peor: Les pasan tantas cosas malas en tan poco tiempo, que se aleja del realismo para transformarse en una fábula.


The bloodhound

El hundimiento de la casa Hipster

The bloodhound

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

The bloodhound

Aunque desconocía por completo qué iba a ver en “The bloodhound”, la sombra de Poe se me hizo presente desde los primeros minutos. De echo, creo que, pese a sus muchas irregularidades, la cinta de la que vamos hablaros sabe plasmar perfectamente en imagen esa textura espesa, casi improductiva y fatalista que destila la literatura de este autor. Nos encontramos con un cuento de horror al filo del abstracto, con claras intenciones artísticas, sin respuestas para la mayoría de las cuestiones que plantea en su visionado. Una cinta cuya nota cambia en mi cabeza al mismo tiempo que escribo estas líneas, porque aún ahora no se si he visto una maravilla que no he terminado de entender o un experimento pedante y fallido.

Francis (Liam Aiken) acude al rescate de su amigo Jean (Joe Adler) y de su gemela Vivian (Annalise Basso), encerrados en casa desde hace meses por alguna enfermedad misteriosa que parece restarles la energía. Esta reunión sirve para recuperar los lazos de una amistad, con claros tintes de incestuoso triángulo sentimental, tiempo atrás extinguida. Para el invitado, además, puede ser la última oportunidad para recuperar la estabilidad y dejar de vivir al borde de la indigencia. Pero, desde el primer encuentro, las cosas no parecen funcionar. Vivian no sale de su habitación ni permite ninguna visita. Jean se comporta de forma errática y un misterioso personaje encapuchado se esconde en el armario y repta por la casa mientras todos duermen.

Lo mejor: Tiene momentos inquietante y mucho estilo.

Lo peor: Demasiado autoral, demasiado lenta, demasiado rara.


Una joven prometedora

Los cazadores cazados.

Una joven prometedora

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Una joven prometedora

Por fin se estrena en los cines españoles una de las sorpresas del pasado año. Un atípico thriller que ha cosechado premios por allá por donde se ha exhibido y que va a lograr algo impensable hace unos meses: Que un rape and revenge (cinta de violaciones con su consecuente venganza) opte a cinco Oscars de Hollywood: mejor película, actriz, director, edición y guion... ahí es nada. Eso sin contar los otros 99 galardones logrados en eventos de tanto prestigio como los Globos de Oro, BAFTA, Film Independent Spirit Awards o los London Critics Film Awards. Es cierto que como Rape and revenge es muy fronterizo y que la persona que se acerque al título esperando otro La última casa a la izquierda”, “Escupiré sobre tu tumba” o “Revenge se va a quedar con las ganas... pero si te apetece ver algo fresco, divertido y al mismo tiempo profundamente serio con respecto al tema que trata, no te la debes perder.

Cassandra (Carey Mulligan) dejó sus estudios de medicina para trabajar en un pequeño café de camarera. Dedica todos sus esfuerzos en fingirse borracha en los bares, para dar caza a depredadores sexuales que se aprovechan de las mujeres en situaciones vulnerables. Nadie parece entender las motivaciones que han llevado a una estudiante brillante a dejarlo todo. Su familia le pide que pase página de ese algo que le sucedió a ella y a la que entonces era su mejor amiga en la universidad. Un día entrará en su trabajo Jim (Bo Burnham ), antiguo compañero de clase que se empeñará en sacarla de su letargo, despertando en ella sentimientos románticos que se había negado desde hacía años y la necesidad de cerrar, de una vez por todas, con ese pasado que la está atormentando.

Lo mejor: Divertida sin perder rotundidad en su mensaje, una interpretación genial de Carey Mulligan y sabe diferenciarse de productos similares.

Lo peor: Que algunos puedan pensar que es otro producto capcioso y feminazi. Y que su segunda parte nos siga pareciendo pura fantasía.