VOD

Has filtrado por categoría: Página de inicio | Asiáticas

Audition

Este alambre puede cortar carne y huesos con suma facilidad

Audition Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Oodishon
  • Nacionalidad: Japón | Año: 1999
  • Director: Takashi Miike
  • Guión: Daisuke Tengan
  • Intérpretes: Ryo Ishibashi, Eihi Shiina, Tetsu Sawaki
  • Argumento: Un padre viudo, decide seguir el consejo de su hijo, y se embarca, con la complicidad de un amigo, en la búsqueda de su media naranja con una extraña audición.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Audition ext

Un padre viudo, decide seguir el consejo de su hijo, y se embarca, con la compli-cidad de un amigo, en la búsqueda de su media naranja. Para ello decide organizar un casting para una supuesta película, en el cuál descubre a la que cree la mujer de su vida. Pero ésta guarda oscuros secretos que hacen que el idilio termine en un auténtico infierno.

“Audition” es de esas películas que todos llevamos dentro, nunca se olvidan, pasan los años y sigue allí esperando que a le des esa revisión, a la que nunca te quieres enfrentar, o ese primer y traumático visionado. Hasta que llega un día en el realmente te apetece ver algo como “Audition” ya sea para ver algo contundente que de verdad llegue al espectador o para confirmar la decepción de un primer visionado o para experimentar un primero sea como sea al final te lanzas y para bien o, por el contrario, para mal siempre deja una huella. Seguir leyendo…

Lo mejor: Su tramo final.

Lo peor: Que no sea muy accesible para los aficionados al terror.

The Raid: Redemption

¡A repartirlas como panes!

The Raid Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Serbuan Muat
  • Nacionalidad: Indonesia | Año: 2011
  • Director: Gareth Evans
  • Guión: Gareth Evans
  • Intérpretes: Uko Wais, Donny Alamsyah, Ray Sahetapy
  • Argumento: En los suburbios marginales de Yakarta se asienta un edificio de apartamentos ocupado por las más salvajes bandas de criminales.

98 |100

Estrellas: 5

The Raid Grande

En los extremos suburbios marginales de Yakarta se asienta un aparentemente abandonado edificio de apartamentos, pero que en realidad está ocupado por las más salvajes bandas de criminales y mafiosos del país que lo han convertido en su búnker particular del que sólo se puede salir de una manera, “con los pies por delante” gracias al brutal control que sobre el mismo ejerce el célebre señor del crimen Tama Riyadi con la inestimable ayuda de sus inhumanos lugartenientes, Rama y “Mad Dog”. Ni siquiera la policía se atreve a acercarse por los alrededores del fortín debido al pánico, que las técnicas empleadas por sus “okupas” con todos aquellos que se les oponen, infunden a toda la población.

Sin embargo la situación toma un giro inesperado cuando un equipo especializado de asalto de las Fuerzas Especiales De Élite SWAT recibe la extraña y aislada orden de asaltar el edificio y poner fin de una vez por todas al Imperio Del Mal de Tama. Son individuos entrenados para seguir corriendo con una pierna rota y comer cosas que harían vomitar a una cabra, pero aquello con lo que van a enfrentarse, va superar con creces sus más pesadillescas expectativas.

LA PLASTICIDAD DE NUESTRO GÉNERO FAVORITO

¡Un momento, tío! ¡Alto ahí! ¿Qué demonios pinta una peli de artes marciales en Almas Oscuras? Seguro que más de uno ya estaba haciéndose esta pregunta al tiempo que ofendido se rasgaba las vestiduras. Y yo, querido lector te contesto con otras preguntas retóricas: ¿Qué es “Alien”, una peli de terror o de ciencia ficción? ¿Y “Zombies Party”, es una producción de horror o una comedia? Seguro que ya veis por dónde voy, pero permitidme que rice un poco más el rizo. ¿Qué es “Predator”, un film de terror, de acción, un slasher de ciencia ficción… o quizá son todas esas cosas lo que la convierten en un clásico?

Pues he aquí amigos míos la grandeza de nuestro género, su maleabilidad y capacidad de adaptación a cualquier situación, cosa que no pueden hacer el resto. Si yo filmo una comedia o un drama, puedo introducir algunos elementos ajenos a la trama, pero sin excederme para no hacerle perder el rumbo al espectador, que quiere ver algo muy concreto. Sin embargo, cuando acudes a ver una película de terror, además de pasar miedo, quieres sobre todo “divertirte” sintiendo esos escalofríos, a toda costa, ya sea con risas (“Evil Dead”) o lágrimas (“Eden Lake”). Y si os digo que en “The Raid: Redemption” desde sus primeros cinco minutos hay machetazos, amputaciones, puñaladas traperas en pleno cuello, fusilamientos por la espalda, fracturas de huesos tan inverosímiles como dolorosas de ver, descoyuntamientos varios, y palizas aberrantes, es que, señores, estamos ante un film de género, ya trate de artes marciales o de la reproducción del berberecho en cautividad. Porque esta “redada” es fiel a su título y supone toda una iconoclastia visual y narrativa, cuando comienza nada menos que con cinco brutales ejecuciones sumarias en primer plano pasándose por el forro todos los convencionalismos habidos y por haber del tríptico narrativo de rigor.

Normalmente estamos “malacostumbrados” a asistir a una Presentación (generalmente la primera anodina media hora) donde conocemos a los personajes y sus motivaciones, un Nudo o Desarrollo (en el que comienza el ambiente claustrofóbico y por decirlo de algún modo, el tan ansiado “mal rollo”) y finalmente el esperado Desenlace (con muertes por doquier y donde se despliega toda la pirotecnia de FX, maquillaje, decorados, escenas impactantes y demás, cual traca final fallera). Pues bien, en “The Raid: Redemption” no hay Presentación, porque comenzamos directamente con un atmósfera absolutamente insana, que dura… ¡cinco minutos, oiga! Y luego asistimos a un Desenlace de hora y media donde se reparten más tollinas que en un colegio franquista.

JUVENTUD, DIVINO TESORO, YA TE VAS PARA NO VOLVER

Tenía apenas doce años cuando comencé a practicar artes marciales en una época en la que otrora campeona de Taekwondo, Coral Bistuer, nos deleitaba a los aficionados con el programa televisivo “Cinturón Negro” de sesión doble de películas clásicas de artes marciales, del mismo modo que tiempo después Juan Luis Goas nos alegrara la vida con su ración extra de “Noche De Lobos”. Comencé con el Karate, pero no terminaba de convencerme, me parecía un estilo demasiado encorsetado, y por favor, que nadie se me pique porque para discusiones fútiles y absurdas del tipo “lo que yo practico es mejor que lo tuyo” ya hay otros foros de supuestos “expertos” en el tema. ¿Qué es mejor, un helado o una hamburguesa? ¿El Heavy o el Jazz? Pues todo tiene su encanto y momento porque no es comparable.

Buscaba pues algo más dinámico, más plástico y sobre todo más estético, que me formara en “cuerpo y mente” y me costó lo suyo encontrar un gimnasio que ensenara Jeet Kune Do, a falta del Wu Shu que yo deseaba practicar. Pero no pasé de cinturón verde, porque como decía el gran Bruce Lee, “los cinturones sólo sirven para sujetar los pantalones”, al percatarme, primero de que la disciplina del gimnasio dejaba bastante que desear y que si de veras deseaba formarme debía ir a China, cosa que no podía permitirme ni económica y ni académicamente. Pero al menos la experiencia me sirvió para saber que jamás deben usarse estos conocimientos para agredir o abusar de los demás sino para todo lo contrario y sobre todo para no convertirme en uno de esos fanáticos de opereta sobre los que se han hecho multitud de películas, entre ellas la fantástica y muy representativa “Shaolin Contra Ninja”, como no, de la Factoría Shaw Brothers.

EN LA FUSIÓN ESTÁ LA CLAVE

Desde entonces las artes marciales han evolucionado mucho, y la clave de las mismas y su riqueza, como ya preconizaba Bruce Lee con su “El Camino Del Puño Que Intercepta”, es la fusión. Y esta eclosión absoluta de géneros es lo que podemos disfrutar en “The Raid: Redemption”, porque pasen y vean, niños y niñas, pues aquí hay de todo y además realizado con una técnica y unas coreografías sencillamente impecables.

Así encontramos momentos del Wuxia más delirante con luchas a muerte entre sable chino Dao, accesos de Chambara japonés con heridas mortales de necesidad y escalofriantes a la vista, presas de Valetudo que terminan del peor modo posible con luxaciones horribles, proyecciones San Da con rotura de cervicales, impecables escenas con placajes en suelo de Jiu-jitsu Brasileño, obscenas ejecuciones a lo Krav Magá realizadas a la velocidad de la luz como corresponde a un equipo SWAT y por supuesto, todo ello pasado por la reivindicativa batidora de alucinantes escenas de Pencak Silat, Kali y Muay Thai, que ríase usted de Tony Jaa y compañía. ¡Hasta podemos observar un momento de Parkour de piso en piso! Os lo juro por mis muertos más frescos.

Claro que todo esto, que ya diría mucho, de poco serviría si las luchas estuvieran mal planificadas, pero es que, he visto la cinta varias veces y no he hallado dos coreografías iguales: secuencias de ataque, parada, luxación y rotura ejecutadas de los más variados estilos y formas. Tiroteos y ajusticiamientos sumarios rodados con equidistancia para que el espectador pueda disfrutar de impresionantes planos generales de las masacres. Planos secuencia de más de medio minuto de las distintas técnicas ejecutadas con una precisión sólo al alcance de expertos en la materia, desde los protagonistas hasta el secundario más anodino. Todo está rodado de un modo tan creíble y artesanal que hasta los escasos momentos de “wirework” (uso de claves para escenas muy arriesgadas) y “slow motion” han sido incluidos con uso pero sin el abuso de los hiperbólicos John Woo o Tsui Hark.

CUANDO EL ARGUMENTO SUPERA A LA ACCIÓN

Seguro que llegados a este punto, los más agoreros habréis evitado dejaros impresionar, con la manida excusa de encontrarnos ante una magnífica película de acción pero con un argumento escrito por los guionistas de Pocoyó. Pues dejadme que por una vez os agüe la fiesta, porque “The Raid: Redemption” posee un argumento tan magnífico con su épico y brutal desarrollo, donde ni los buenos son unos angelitos, ni los malos unos diablos, y que con un final absolutamente glorioso la convierten no sólo en una obra maestra de las artes marciales sino del suspense en general y del terror en particular.

Y es que si bien es difícil captar la segunda lectura y los momentos de homenaje a otros filmes que se incluyen en la misma, al estar absortos por la absoluta barbarie que se está desarrollando ante nuestros ojos, no significa que los mismos no abunden. Y así encontramos un magnífico homenaje a la sublime “Old Boy” con el “momento del martillo” nada más comenzar el film. Destaca con entidad propia esa otra escalofriante escena en la que los esbirros van rematando ¡a sus propios heridos! a machetazo limpio como toda una crítica al sinsentido de las matanzas entre hutus y tutsies y el genocidio ruandés. Por no hablar de los geniales cliffhanger como la escena “slashera” del armario y el merecido y sonado homenaje a Romero con ese momento en que se trata de tapiar una puerta ante la llegada de los “zombies” que en este caso, no son sino un hatajo de hijos de perra armados hasta los dientes y capaces de matar a cuchilladas a su madre sólo por aburrimiento.

Porque estas cosas, queridas Almas Oscuras ocurren de verdad. Esto es terror real, como el que bien saben que sucede en México cuando la Policía se ve obligada muy a su pesar a realizar una redada en una favela de narcos para acallar un poco la alarma social del pueblo hastiado de ver a miembros de los cárteles ahorcados de los puentes de las autopistas.

Os dejo con una última y esperanzadora nota. El título inicial de “The Raid” hubo de modificarse al de “The Raid: Redemption” por cuestiones relativas a derechos legales y porque quizá ésta sea el primer film de una posible saga. Esperemos que así sea y que, aunque se limite a ofrecernos más de lo mismo, se disfrute igual de bien que la presente obra maestra.

Lo mejor: Argumento, coreografías, maquillaje, dirección artística, y la enésima demostración empírica de que no hace falta un presupuesto estratosférico ni un casting de lujo para parir una de las mayores obras maestras y salvajes del género, sino imaginación y ta

Lo peor: Que no haya tenido el valor de darle el 100 / 100 que se merece para no parecer un fanático llevado por la emoción del momento.

Sex and Zen 3D: Extreme Ecstasy

Aventuras eróticas orientales en 3D

Sex and Zen 3D: Extreme Ecstasy

Ver ficha completa

  • Título original: Sex and Zen 3D Extreme Ecstasy
  • Nacionalidad: Hong Kong | Año: 2011
  • Director: Cristopher Sun
  • Guión: Stephen Siu, Mark Wu
  • Intérpretes: Saori Hara, Reiko Suho, Vonnie Lui
  • Argumento: Como erudito engreído de la dinastía Ming, Wei Yangsheng cree que desde que la vida empieza se debe perseguir el placer sexual el máximo tiempo posible.

85 |100

Estrellas: 4

Sex and Zen 3D: Extreme Ecstasy

Sex and Zen 3D Extreme Ecstasy es la nueva entrega de una serie de películas de contenido erótico iniciada en 1992 por Michael Mak con el titulo de Sex and Zen. Ésta contaba la historia de un hombre recién casado que emprende una búsqueda para conocer a las mujeres de otros hombres tras su conversación con un monje sobre sus diferencias filosóficas y morales. En su viaje encuentra obstáculos a su plan de vida, tales como maridos celosos y mujeres mentirosas.

La continuación de la saga se produjo en el año 1996, con Sex and Zen 2. Dirigida por Man Kei Chin, la historia en esta ocasión versaba sobre la obsesión de Sai Mun Kin, un rico terrateniente que ansiaba acostarse con el mayor número de mujeres posible, estableciendo así el record de hombre que ha mantenido relaciones sexuales con el mayor número de mujeres en la historia. Sin embargo tiene una hija a la que protege de tener sexo con otros hombres con la ayuda de un cinturón de castidad.

Finalmente, y antes de esta entrega realizada en tres dimensiones, tenemos Sex and Zen 3, dirigida en 1998 por Aman Chang y que nos cuenta la historia de tres jóvenes que son vendidas por sus padres para ejercer la prostitución y, además, ser las mejores en ello.

La saga Sex and Zen se basa en historias de contenido erótico moderado, con inspiración en la propia cultura del país y su forma de ver el sexo y las relaciones sexuales; pero añadiéndole un toque exagerado de ingenuidad, y elevándo a la máxima potencia el elemento fantástico en cada una de las historias.

El erotismo es un elemento extraño en la cultura china, al menos en la forma en que en occidente lo percibimos. El sexo por el sexo no despierta ningún interés en la vida de los chinos, no forma parte del vocabulario provocador, no incide en el subconsciente de las personas y no estimula el ingenio. Así ha sido durante siglos hasta que llegó la globalización, con su sugerente iconografía, sus mensajes subliminales y con una publicidad que equipara el estímulo erótico con el deseo más codiciado. Y los chinos lo han captado, lo han asimilado, y les ha gustado: las nuevas generaciones están empezando a reivindicar el erotismo como algo en realidad no tan ajeno que debería aflorar dentro de un contexto cultural. Y como en este campo la censura está en mantillas, los artistas acuden a la mezcla de provocación e inocencia para mostrar su descaro esquivando las restricciones oficiales.

Aunque Hong Kong forma parte de China sus leyes son más tolerantes y la saga Sex and Zen y su última entrega se proyectaron allí en versión original y sin censura. Esto es muy importante tenerlo en cuenta, porque más de uno sabrá que las leyes chinas censuran muy estrictamente la pornografía y la violencia, y aunque este no es un film pornográfico, como muchas personas han querido ver, contiene lenguaje erótico de elevado nivel y violencia explícita en cotas bastante exageradas.

Con la calificación de CAT III a cuestas o film restringido a espectadores mayores de edad, Sex and Zen 3D cuenta una historia bastante asequible comparada al resto de sus hermanas mayores. Ésta llega con más de 10 años de separación respecto a la última entrega que pudimos ver en 1998. Lo hace con más medios y un mayor despliegue tecnológico, aprovechando las últimas tendencias del cine gore japonés para incluir escenas CGI con amputaciones de miembros y torsos. Lo que no cambia es la forma de presentarnos los momentos eróticos, que los hay a patadas en el largo metraje del film. Estos momentos sí son prácticamente idénticos a lo que pudimos disfrutar en entregas anteriores.

Sex and Zen 3D no tiene nada de pornografía. Lo he leído en muchos lugares, incluso en webs de reconocida veracidad y solvencia de sus autores. Pero no es aceptable catalogar a un film de pornográfico si no se contemplan escenas de sexo explícito. Aquí todo es contenido. Se ven pechos de las protagonistas y escenas fingidas de sexo oral y coitos vaginales en muchos casos exagerados por el componente sobrehumano de los protagonistas masculinos, cuyos atributos dejarían a Rocco Siffredi y su supuesta virilidad en algo ramplón. Además los protagonistas masculinos cuentas con pociones y ungüentos extraños para durar horas con varias partenaires y dejarlas a todas saciadas e incluso reventadas.

A todo esto, la película contiene algo más que sexo. Su verdadero cauce es contar una historia donde el sexo y el morbo sean la guía del rio; pero además existe un componente de película de aventuras, atesora escenas muy violentas y, especialmente, hay mucha comicidad implícita. Todo ello forma un cóctel muy curioso y muy original visto en el cine oriental en contadas ocasiones.

Llegando al meollo de la cuestión, Sex and Zen 3D es una muy buena película. Posee ese combinado de situaciones al que me he referido hace un instante y cuenta, además, una historia amena, entretenida y excitante. Sus 128 minutazos no pesan en absoluto y la película mantiene un pulso y ritmo constantes, ayudada por una excelente dirección de actores – todos están francamente bien en sus respectivos papeles -, con un excelente empleo de los efectos especiales, maquillaje, vestuario, fotografía, etc.

Todo funciona muy bien en esta producción. Los decorados son magníficos. El armamento de época muy convincente. Los palacios y mazmorras bien construidos. Respira un aire a gran producción y en parte lo es. Con un presupuesto de los considerados altos, la película ha sido un exitazo en su país y ha cosechado algunas buenas críticas fuera de sus fronteras. Se ha estrenado recientemente en el festival de Sitges con bastante indiferencia, pero es que el cine asiático en general no interesa mucho fuera de Asia a excepción de los habituales fanáticos; y desde luego no resulta muy apreciado por algunos críticos famosetes que tachan la película de mediocre sin ver mas allá de sus virtudes y, por supuesto, de alguna carencia menor, que también existe.

Y la principal carencia, precisamente, está en el uso del 3D. No porque se trate de un 3D mal hecho. Las escenas están bien rodadas, y digo esto sin haberla visto en 3D ya que no la pude ver en el festival y tuve que conformarme con disfrutarla en casita sin el dichoso 3D, por lo que esto es más una intuición mía que no una afirmación consistente. Están bien rodadas, o me pareció intuir eso, pero son intrascendentes. Quiero decir que si a la película le quitan el componente 3D no afectaría en absoluto a la historia y su dinámica. Lo han incorporado para confeccionar un producto final más ambicioso aún y con mayor calado; y me parece bien, aunque repito que su utilización me pareció bastante intrascendente. De hecho ver las balas como surgen de las pistolas o las dagas voladoras hacer su recorrido, son los únicos argumentos que le quedan a las 3 dimensiones. Ni siquiera vemos los voluminosos y recios pechos de Saori Hara y sus amiguitas en esa tesitura, y tal vez ahí es donde hubiera funcionado mejor el 3D, por el componente cómico y exagerado añadido.

Me ha convencido y mucho Sex and Zen 3D. Tiene una historia entretenida, tiene humor, muchísimo erotismo, buenos actores y está muy cuidada en todos los aspectos técnicos y de producción. Asia sigue ofreciendo alternativas a aquel que quiere ver cosas distintas, y además lo hace con sabiduria, calidad y ofreciendo siempre entretenimiento puro y duro.

Lo mejor: Que es muy entretenida y que respira aires de gran producción. Todos los apartados están muy mimados y acaban siendo un engranaje perfecto en una maquinaria de lujo.

Lo peor: Tal vez unos 3D innecesarios, pero lo pongo como aspecto superfluo, porque en realidad hay tantas películas últimamente innecesarias en 3D que una mas no importa.

Asia Dreams

Un paseo por el cine asiático que nos viene

Asia Dreams Grande

“Terror, acción, thriller y fantasía son algunos de los temas tocados en este articulo. Algunas de la cintas comentadas están muy presentes en la actualidad, otras aun semi desconocidas y otras, quizás a las que más atención debamos prestar, aun completamente por conocer.

Así serán algunas de las películas asiáticas que podremos degustar en un futuro más o menos cercano y aquí presento algunos de esos títulos. Entrad y disfrutad de tan exótica galería, pero, por favor, descalzaos antes de honrar este tatami con vuestras pisadas.”

Erotibot

Un robot con las pilas gastadas

Erotibot Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Karei naru erogami-ke no ichizoku
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2011
  • Director: Naoyuki Tomomatsu
  • Guión: Naoyuki Tomomatsu
  • Intérpretes: Asami, Maria Ozawa, Yûya Tokumoto
  • Argumento: La heredera de un imperio industrial es custodiada por tres robots. Tras una conspiración solo uno de ellos defenderá su virginidad.

25 |100

Estrellas: 1

Erotibot Grande

La protagonista de la historia es la joven y virginal heredera de un imperio industrial que vive custodiada por tres androides muy diferentes entre sí. Cada uno con unas funciones (tareas domésticas, tareas de fuerza y el tercero que no hace casi nada bien); hasta que una pariente quiere reclamar la herencia y con un programa consigue controlar a dos de los robots para matarla, por suerte, el tercer robot (el desastre) no puede ser controlado y defiende a su dueña de todos los demás, consiguiendo vencerlos al final y acabando sólo con la chica.

Naoyuki Tomomatsu, director de peliculas como Eat the schoolgirl o Attack of the Schoolgirl >ombies, y que colaboró con Yoshihiro Nishimura en la dirección de Vampire girl vs. Frankenstein Girl; y protagonizada por varias actrices famosas del porno japonés (cómo Asami y Maria Ozawa, la primera ya vista en Fashion Hell).

Estamos ante un Pinku con toques gores, (muy pocos y solo hacia el final de la pelicula). El contenido mayoritario de la pelicula pues son escenas de sexo subidas de tono, donde nada se ve, pero todo se percibe. No se ve por que el director usa el manido comportamiento japones de peliculas de este calado que no quieren transformarse en pornografia al uso, y es en esencia encuadrar solo hasta el limite justo donde la escena subiria de tension sexual o usar los propios cuerpos de los actores para tapar ahi justo donde podria ser censurada la escena.

El humor tipico de estas producciones tambien esta presente, pero acaba por ser mas un lastre que otra cosa, debido a la sequedad que se percibe del tono insulso de la pelicula.

La pelicula digamoslo ya, es muy flojita, la historia es muy debil argumentalmente como para entretener lo mas minimo al personal. Las actuaciones , especialmente la de Ozawa, son horrorosas y el conjunto artistico del film es pobreton y desganado. Adjuntemos que apenas hay nada de gore o sangre y todo recae en las insulsas “escenitas calientes”, y tenemos a Erotibot como un combinado soso, un refresco sin gas, apatico y definitivamente carente de alguna emocion.

En erotibot todo chirria sobremanera. Las caracterizaciones de los robots son pauperrimas, los fx son de muy bajo presupuesto y absolutamente lamentables. Las actuaciones, como ya he dicho, son malas en demasia. La historia pierde el interes a los 5 minutos y la direccion de Tomomatsu es raquitica y tremendamente arcaica.

No hay mucho mas que contar, la pelicula al menos es corta , pero ni eso la salva de ser un producto de serie Z con muchos puntos negativos y por ello olvidable.

Lo mejor: Asami y sus caritas cuando se pone "guerrera".

Lo peor: Todo el tufillo a pobretona que destila la pelicula. La actuacion de Maria Ozawa es muy deficiente, cuando recuerdo que en Invitation Only estaba bastante bien. Los FX son indignos hasta de una produccion de serie Z.

Revenge A Love Story

Otro thriller asiático imprescindible

Revenge poster

Ver ficha completa

  • Título original: Fuk sau che chi sei
  • Nacionalidad: Hong Kong | Año: 2010
  • Director: Ching-Po Wong
  • Guión: Juno Mak, Ching-Po Wong
  • Intérpretes: Juno Mak, Sola Aoi, Siu-hou Chin, Tony Ho
  • Argumento: Se suceden los asesinatos de mujeres embarazadas y se abre una investigación del caso a cargo de un grupo de policías.

87 |100

Estrellas: 4

Revenge Grande

Mr. Zombie vuelve a la carga, en este caluroso domingo, con la crítica de un thriller que deja a la altura del betún (one more time) la producción hollywoodiense. Con vosotros, otra acerada reseña de Mr. Zombie

AVISO: La reseña puede contener algún destripe. Se recomienda, encarecidamente, disfrutar de este thriller sin saber nada sobre él.

La historia a grosso modo, y sin querer destripar ni una sola escena de tan congratulado film, trata sobre la venganza de un chico, que se enamora de una joven con problemas mentales. A raíz de unos asesinatos de jóvenes embarazadas, unidos a miembros de la policía local, de lo que parece ser un asesino en serie, a modo de flash backs se va desgranando poco a poco una trama que gana fuerza segundo a segundo y sube ritmo y tensión del mismo modo. La historia no es original, pero se nota que esta muy bien dirigida y orquestada en todos sus pasos al contarnos el devenir de la historia.

La película es del estilo Rape & Revenge, (Violación y venganza), muy común en las denominadas cintas de Categoría 3 Hong-konesas (Cat III). Las interpretaciones son a mi modo de ver francamente buenas, especialmente los protagonistas Juno Mark y la Av “idol gravure” Sora Aoi que hace muy buen papel de chica con retraso mental. La dirección impecable y soberana a cargo de Wong Ching-Po.

El dato a tener en cuenta es que la película es propiedad de la compañía de la actriz Josie Ho (Dream home), “852-films” , donde también actuaba Juno Mark, quien escribió el guión de esta Revenge, A love Store. Como ven, todo queda en casa. En la actualidad está siendo la compañía que da mayor impulso a este tipo de cine, otrora grande y que en los últimos años había vivido demasiado tiempo en el ostracismo.

Sin desvelar nada de la trama, se puede decir que la película contiene muchas imágenes crudas y violentas, pero no vive de los efectos especiales ni mucho menos, ya que todo lo desgarrador de la trama sucede a través de los ojos de sus intérpretes. El sufrimiento ante la injusticia, la revelación de las almas apesadumbradas y la ingente poesía que emana su parte final es digna de elogio.

El gran acierto de narrar la historia con viajes anteriores y posteriores a modo de flash backs, es la base fundamental de un estilo narrativo que mantiene el interés del espectador continuamente; ya que el director tiene la habilidad de hacerlo con enorme coherencia para que hasta los mas despistados no se pierdan, y sea bastante fácil encadenar los eslabones del desarrollo argumental.

Por todo lo dicho, y las cosas que se quedan en el tintero para no destripar esta magnífica cinta, solo puedo más que recomendar encarecidamente que la vean, sean o no aficionados a los thrillers.

Reseña realiizada por Mr. Zombie

Lo mejor: La enorme dirección del director, perfecto uso de Flash-backs. La gran solvencia de los actores, especialmente los principales, lo hacen francamente bien en sus papeles. La recuperación de un genero en Hong Kong que hacia años que estaba aletargado

Lo peor: Sencillamente, perderse esta enorme película, especialmente amantes del cine asiático

Black Rat

Oye, la máscara esa te queda genial, pero el bate...

Photobucket

PhotobucketMe supongo que todos recordamos (digo supongo por el gran número de aficionados al cine asiático de terror y no terror que se encuentran en ALMAS OSCURAS..y cada vez más viendo que es uno de las pocas alternativas que muy pocas veces suele defraudar, y me remito a las últimas joyas reseñadas) el impacto que supuso BATTLE ROYALE en el momento de su estreno, la polémica, la indignación…y, en mi caso, el regocijo ante tamaña salvajada delirante y, al mismo tiempo, crítica contra el sistema educativo japonés. Pués poco después salió su segunda parte, que sin llegar a los niveles de la primera consigió el impacto deseado. Bueno, pués el director de la secuela, KENTA FUKASAKU, es el responsable de esta locura que aquí os traigo…que así a primera vista parece una versión “ratuna” de The Butcher. Pero nada más lejos, aunque sobra decir que por las imágenes y el póster no creo que le falte gore a mansalva y locuras variadas. Lo que no acabo de entender muy bien es como se nos había escapado esta joyita…

PhotobucketLa historia va más bien encaminada a uno de los subgéneros más populares del cine oriental de terror: el de alumnos encerrados en una escuela y bicho/fantasma/psicópata con ganas de venganza, como por ejemplo el anime Midnight Horror School, Whispering Corridors, Death Bell y su secuela, One Missed Call…y varias más. En el caso de Black Rat (Kuronezumi) la historia se centra en 6 alumnos de una escuela que reciben un e-mail de una tal Asuka, que supuestamente se había suicidado, y al llegar a la escuela, de noche of course, se encuntran con una adorable colegiala con una enorme máscara con forma de cabeza de rata…y un bate, cuya única misión es acabar con ellas para vengar a la citada Asuka.

Está disponible y concretamente aquí con subs en inglés. En español creo que va a ser muy difícil encontarlos….

Gothic and Lolita Psycho

Infantil, gótica y psicópata

Gothic Lolita Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Gosurori shokeinin
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2010
  • Director: Gô Ohara
  • Guión: Hisakatsu Kuroki
  • Intérpretes: Rina Akiyama, Ruito Aoyagi, Asami, Yukihide Benny
  • Argumento: Yuki busca venganza sobre aquellos que mataron a su madre. Con sus poderes infernales de Gothic Lolita les dará caza.

75 |100

Estrellas: 2

Gothic and Psycho Lolita

Mr. Zombie vuelve a las andadas y, rápido cual centella, nos trae otra reseña asiática – con información muy interesante sobre la moda Gothic Lolita -, pero esta vez en forma de apetitoso splatter que un servidor también recomienda encarecidamente. Os dejo con las acertadas palabras de Mr. Zombie

Gothic Lolita o “GothLoli” (gosurori; algunas veces conocido como “Loli-Goth”) es una subcategoría dentro de la Moda Lolita, una moda callejera popular entre algunas chicas japonesas, y en un nivel más bajo, entre chicos.

La Moda Lolita enfatiza en la Moda Victoriana y Edwardiana y en ocasiones tratando de imitar el aspecto de las muñecas victorianas de porcelana. El periodo Rococó también ha sido definido como una influencia dentro de la moda Gothic Lolita. Este estilo aplica la estética de la Moda Gótica con un aspecto infantil típico de la Moda Lolita. El nombre y origen del termino GothLoli es una combinación entre lolita y gótico.

El estilo “GothLoli” típico se originó a mediados del 1998 y se hizo más accesible en varias boutiques y tiendas por departamento en el 2001. Algunos observadores consideran la moda como una reacción a la subcultura kogal de Shibuya, dado que la mayoría de los que participan en el Gothloli están en desacuerdo con esta. La popularidad del Gothloli como estilo distintivo llego a su punto más alto en los años 2004 y 2005 en Tokio, y al presente se mantiene como una de las modas “alternativas” entre la juventud japonesa. Su popularidad fuera de Tokio se mantiene baja aunque creciente en muchas áreas, al igual que el fenómeno de los café meido relacionados con ésta.

En Japón el Gothic Lolita es un fenómeno mercadeado de forma masiva, aunque no es una moda llevada de forma extensa, mantiene un alto nivel de visibilidad, particularmente en las calles de Tokio y Osaka, en la televisión, al igual que en manga. La moda ha trascendido a otros países, gracias en parte a la publicación occidental de la revista japonesa FRUiTS, donde el estilo GothLoli se mezcla con el de otras tendencias juveniles de Japón. Aunque la mayoría hace referencia al Gothic Lolita como una moda hay quien lo considera un estilo de vida o subcultura, considerándose a sí mismos, y no a su indumentaria, como “gothic lolita”.

Tras este preludio para comentar brevemente sobre esta moda originaria de Japón y su historia, y agradeciendo a Gogo por los datos sobre el tema, ya que Mr zombie conoce el cine asiático y la música asiática, pero en cuanto a moda de este calibre no esta muy puesto, me centro ya en lo que es la película, su trama y en si vale la pena lo que aquí nos cuenta su director, Go Ohara:

“Yuki quedó traumatizada por el asesinato de su madre por una de las bandas más crueles y ahora, su oscuro e infantil estado mental se refleja en su atuendo de lolita gótica. Lejos de ser inocente e inofensiva, convertirá a sus enemigos en sanguinolentas masas de carne con el uso de su sombrilla espada. Deberá dejar a su paso un reguero de miembros lacerados para encontrar la verdad sobre la muerte de su madre.”

En tres líneas se comprende perfectamente la trama en la que va a girar la nueva película de Go Ohara. Yakuzas malos malosos se las verán cara a cara con una versión gótica de Terminator, con un paraguas como demoledor gadget, que destroza miembros como si nada, y con unas acrobacias dignas de las mejores funciones del “Cirque du Soleil”.

Y con solo eso y rebozado con los típicos géiseres de sangre y trocitos de restos humanos perfectamente troceados al mejor estilo de Cárnicas González, Gothic and Lolita Psycho triunfa en lo mas importante, hacer disfrutar al personal con poco menos de hora y media de locura “frikijapo” sin apenas pausas ni tiempos muertos.

Y es que desde el arranque todo es cuesta abajo y sin frenos, pero en el buen sentido. La cosa empieza con un malote sorbe fideos que hará estremecer el estomago de mas de un desprevenido, por la forma cómica y repulsiva del tipejo en cuestión. Un local de mala muerte donde da paso a escenas surrealistas de peleas de mafiosos, ajusticiamientos yakuzas a los pobres deudores y danzas tribales japonesas con música pop. En medio de todo este “sarao”, hace su aparición repentina la chica “destroyer” y monta un despiporre digno del “camarote de los hermanos Marx”, por su tono jocoso y esas peleas con guiños a Matrix y a Terminator.

Todo lo que sigue es la venganza de lo lolita, que buscará a los sicarios para darles cuartelillo de la peor manera posible, y es que el arma de la chica es mas peligrosa que un bazuca en manos de Rambo. Pero todo esto y algunas cosas mas, contadas eficientemente, con buen ritmo, mejor manejo de las escenas de acción y gore y unas actuaciones bastante potables, harán de Gothic and Lolita Psycho una película muy entretenida y dicharachera.

Las pocas partes negativas a mencionar serian los a veces alargados flashbacks en tono sepia, cortando a veces el ritmo cuando esta “in crescendo”. Alguna actuación excesivamente mediocre, en especial de parte de algún malo, que desentona con la buena interpretación de Rina Akiyama, y algún fx algo cantoso en su ejecución, pero ninguna de estas razones es nada grave y en conjunto esta película, mezcla de géneros con sabor a cine friki japonés, es a mi gusto muy satisfactoria.

Me lo sigo pasando pipa con este tipo de cine loco ideado por las mentes corruptas, en el buen sentido de la palabra, de los Yoshihiro Nishimura, Noburo Iguchi y ahora este Go Ohara, que hace con Gothic and Lolita Psycho su mejor película hasta la fecha, muy superior a la buena pero ambigua Geisha Assasins (o Geisha vs Ninjas).

Lo mejor: Su alto contenido en divertimento gamberro

Lo peor: Flashbacks intercalados incorrectamente y alguna actuación