VOD

Hanger

La nueva locura de Ryan Nicholson

Hanger

Un horrible relato de venganza... que se inicia con un impactante aborto y finaliza con un baño de sangre tan depravado que le dará un nuevo sentido al "ojo por ojo".
Desde proxenetas hasta traficantes, pasando por prostitutas y drogadictos... Hanger está dispuesto a eliminar la mugre con su propia sangre, a limpiar las calles y propiciar el definitivo enfrentamiento entre el bien y el mismísimo diablo. ¡Sumérgete en las profundidades de la perversión humana!

Estas es la impactante descripción que acompaña a las primeras imágenes de "Hanger", la nueva película de ese provocador nato llamado Ryan Nicholson. Una nueva sesión de ultragore, sexo enfermizo, personajes dementes y humor cafre a cargo del creador de Gutterballs.

Parece ser que el asesino de la percha está a punto de cobrarse la debida venganza. Por cierto, no recuerdo a ningún asesino que utilizase una percha cómo principal arma homicida...

See Jane Run

Corre Jane, corre hasta irte muy lejos de aquí

See Jane Run

Ver ficha completa

  • Título original: See Jane Run
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Ryan Webb
  • Guión: Ryan Webb
  • Intérpretes: Jennifer Clary, Joe Estevez y Kevin Haberer
  • Argumento: Jane y sus amigos, haciendo caso a la recomendación de un mecánico, deciden hacer un alto en el camino para probar la mejor barbacoa del estado. Pronto descubrirán que tras las hamburguesas y la amabilidad de su anfitrión se esconde un terrible secreto.

20 |100

Estrellas: 1

No me cansaré de reptir, las veces que haga falta, que las posibilidades de gozar con determinadas propuestas de terror de bajo – o muy bajo – presupuesto, dependen, en gran medida, de una buena predisposición por parte del espectador, conocedor del tipo de producto al cual se enfrenta, y con la voluntad y motivación suficientes para tener en cuenta aspectos que van más allá de la calidad técnica de la película, unas buenas interpretaciones, o un guión que consiga cautivarnos (aspectos por los que sí debemos medir el grado de satisfacción de propuestas más comerciales).

Por mi parte, creo que está suficientemente probado que soy un acérrimo defensor y admirador entusiasta de esas producciones de terror que cuentan con escasísimos recursos económicos para salir adelante.

Lo que realmente me atrae de este tipo de propuestas es su total y absoluta dependencia de la historia o idea principal sobre la que se asientan. Carecer del dinero suficiente para incluir efectos que vayan más allá de cuatro experimentos rudimentarios con el ordenador, o para contar con un par de actores, de los de verdad, que solucionen la papeleta, o incluso para reunir a un grupo de maquilladores que logren unos resultados convincentes; obligan a este tipo de productos –que en ocasiones rozan la total marginalidad- a centrar todos sus esfuerzos en conseguir que la idea principal que empuja la trama, funcione.

No importa si estamos ante la enésima parodia zombie, o ante un nuevo festival gore; lo esencial es que la historia, al margen de los defectos intrínsecos a la película, tenga la suficiente entidad y originalidad para alcanzar sus objetivos. Si es una parodia zombie tiene que resultar desternillante. Y si se trata de una orgía gore, tiene que removerle las tripas al aficionado más curtido.

Bajo este panorama “See Jane Run” se nos presenta cómo una película de bajísimo presupuesto que parece optar, desde un principio, por ofrecernos una historia de terror seria, con unos personajes sólidos y bien desarrollados, y unas situaciones que huyen del histrionismo, la exageración y la caricatura; aspectos muy comunes en producciones de similar condición.
“See Jane Run” intenta tomarse muy en serio a sí misma para lograr una película de auténtico terror que la aleje del, en ocasines, peyorativo término de serie Z. Pero, desgraciadamente, todos sus esfuerzos son en vano.

Tres cuartas partes de la película procurando edificar una historia y fortalecer unos personajes para, finalmente, no tener absolutamente nada.
La historia que nos cuenta “See Jane Run” no tiene ni un solo elemento de originalidad. Las relaciones que se establecen entre los personajes son planas y carecen por completo de interés. Los diálogos son, a menudo, pura insensatez. Y el ritmo de la película es tedioso e incluso insoportable en determinados momentos.

Especial mención para la Jane que da título a la película. Su actuación se limita a pasearse, en estado casi catatónico, durante todo el metraje, sin realizar ni una sola acción digna de mencionarse. En un primer instante creí que su cara de indiferencia y su desgana se corresponderían, tarde o temprano, con un inesperado giro del guión que explicaría el porqué de su conducta. No sé... que guardaba un terrible secreto, que sufría un trauma desde la infancia, incluso llegué a pensar que, sin duda, ella acabaría siendo la asesina. Cualquier cosa me hubiera servido.
Pero me equivocaba. Nada de esto sucede con Jane. La única explicación que se me ocurre es que Jane es estúpida. No sé si responde a una exigencia del guión o a la incompetencia de la propia actriz, pero su presencia en la película es, sencillamente, ridícula.

De esta forma, lo que tendría que haber sido una historia con cierto fundamento y unos personajes con credibilidad, acaba siendo un simple, molesto, y aburridísimo preámbulo para la consabida escena de torture-porn con la que concluye la película. Una escena, por cierto, convincente, bien ejecutada, con generosas dosis de sangre y violencia, y, en definitiva, la única razón por la que “See Jane Run” no acaba siendo una auténtica basura condenada al olvido.

Todo lo bueno que se podría decir de una película como See Jane Run se queda en el ámbito de las buenas intenciones, ya que su resultado final acaba siendo muy decepcionante.

Lo mejor: la escena final de tortura.

Lo peor: todo lo demás.

Guerra Mundial Z

Arte conceptual para la adaptación de Guerra Mundial Z

World War Z

Pulsad sobre la imágen para ver una versión más grande de la misma con la que poder disfrutar mejor de los detalles de la ilustración.

No hay novedades interesantes sobre la adaptación al cine de "Guerra Mundial Z", la genial obra sobre el apocalipsis zombie escrita por Max Brooks.

Por el momento persisten los rumores que sitúan a Marc Foster, director del último James Bond (Quantum of Solace), en la labor tras las cámaras.

Pese a ello, los fans del libro seguimos fascinados con la posibilidad de disfrutar en pantalla grande de la guerra total entre zombies y humanos, y algunos, cómo el artista Daniel LuVisi han decidido poner su talento al servicio de la obra literaria de Brooks, ofreciéndonos una fascinante y personal visión de la ya mítica "Batalla de Yonkers".
Según palabras del propio Daniel LuVisi, el artista estaría encantado con la idea de que Marc Foster y su equipo se fijarán en su trabajo y le ofrecieran un puesto en la producción. Espero que tenga suerte... su obra lo merece.

Para más información sobre la adaptación de "Guerra Mundial Z" visitad este enlace.
Para leer una reseña del libro, seguid este otro enlace.

Finalmente quisiera dedicar este post a los amigos MASP y Alberto, inmersos actualmente en la lectura de esa obra maestra titulada "Guerra Mundial Z".

Pesadilla numero 1

Tras la estupenda y desgarradora "Melodía en mi", Davo Valdés de la Campa nos trae una nueva muestra de su talento con una aterradora historia plagada de horribles visiones y monstruos sacados de nuestras peores pesadillas.
Y precisamente ese es su título: "Pesadilla Número 1".

No os lo perdais...

Devil's Fork

2009... exploit! exploit! exploit!

Devils Fork

Todo parece indicar que este va a ser el año del exploitation (al menos en cuanto al panorama de la serie b y z se refiere): "Bitch Slap", "Lesbian Vampire Killers", "Chrome Angels"...
Yo sigo pensando que el experimento "Grindhouse" a cargo del tándem Rodríguez-Tarantino, tiene mucho que ver en todo este asunto.

Ahora le toca el turno a "Desvil's Fork", película influenciada por las road-movies-explotation de los 70, tal y cómo reconoce su director y guionista Jeff Chitty.

"Devil's Fork" nos cuenta la historia de una pareja inmersa en un largo viaje en carretera que recoge a un par de sádicos autoestopistas dispuestos a poner a prueba su instinto de supervivencia. El viaje se convertirá en un auténtico infierno, dejando tras sus pasos un cruel baño de sangre.

Surveillance

A la caza del asesino

Surveillance

Ver ficha completa

  • Título original: Surveillance
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Jennifer Lynch
  • Guión: Jennifer Chambers Lynch, Kent Harper
  • Intérpretes: Julia Ormond, Bill Pullman, Pell James, Ryan Simpkins
  • Argumento: Dos agentes del FBI investigan un asesinato cometido en una carretera. Sus métodos de investigación pasan por encerrar a los testigos en diferentes salas de una comisaría para interrogarlos. Todos los implicados (excepto una niña) mienten más que hablan.

65 |100

Estrellas: 3

Antes de nada quiero comentaros un par de temas que no están directamente relacionados con la película, pero que creo que son importantes.
Quizás os preguntéis qué hace una película cómo “Surveillance” en un lugar cómo Almas Oscuras (o quizás no…). “Surveillance” es un thriller, dirigido con mano sorprendentemente firme por Jenniffer Lynch, que poco o nada tiene que ver con el género de terror. La razón por la que me decidí a incluirla en el blog era la de conocer más detalles sobre la película que le arrebató el primer premio a la genial “Déjame Entrar” (Let The Right One In, 2008) en el pasado Festival Internacional de Sitges. Curiosidad satisfecha…

En segundo lugar desearía quitarme de encima, lo antes posible, el pesado lastre que supone la alargadísima sombra del padre de la directora, el gran David Lynch, que ejerce funciones de productor en “Surveillance” (y que nadie se moleste cuando califico a Lynch de pesado lastre. Adoro el cine de Lynch -Terciopelo Azul, El Hombre Elefante, Corazón Salvaje,…-, aunque en ocasiones no tenga ni idea de lo que pretende decirme –Mullholand Falls, Carretera Perdida-). Es cierto que algunos aspectos estéticos, el uso de la banda sonora, y ese ligero tono surrealista que envuelve la trama, nos remiten inevitablemente al reconocidísimo estilo que David Lynch otorga a sus obras. En mi opinión, nada de ello es criticable. ¿Quién mejor que su propia hija para acogerse al estilo Lynch? Al fin y al cabo lo lleva en la sangre.

Surveillance

Pero es que además, “Surveillance” logra tener suficiente entidad propia como para poder desligarse, por completo, de cualquier comparación con el cine de David Lynch.
Así que, con vuestro permiso, me quito definitivamente este peso de encima y os empiezo a hablar de “Surveillance”.

Jennifer Lynch llevaba 14 años apartada de la dirección debido al descalabro que supuso su debut tras las cámaras: la pretenciosa y vacía "Boxin Elena", vapuleada –de forma justa- por la crítica e ignorada por el público.

Y cuando, finalmente, decide volver al circo, lo hace con un género –el thriller- que pasa por ser el más sobrexplotado y recurrente de los últimos tiempos. Los finales de los 90, y principios del 2000, fueron una auténtica vorágine de thrillers que, salvo honrosas excepciones (“Seven”, “Memento”,...), siempre seguían un un camino muy estricto: montar una trama más o menos rebuscada, ofrecer al espectador una serie de falsas evidencias para lograr despistarlo, y golpearle, finalmente, con un giro inesperado de los acontecimientos que desembocara en un final que nadie podía esperarse (o, como mínimo, ese era el objetivo perseguido).

La fórmula siempre era la misma, y el público, a base de ver repetido una y otra vez el mismo esquema, ha acabado aprendiendo la lección. Cada vez somos más desconfiados y nos creemos menos lo que intentan vendernos. Crece nuestra incredulidad y suspicacia, al mismo ritmo que merma nuestra ingenuidad. Las posibilidades de que un thriller consiga sorprendernos, cogernos con la guardia baja, son cada vez más escasas.

Y, por desgracia, “Surveillance” no es una excepción.
Pese a todo lo expuesto hasta el momento, debo reconocer que no me considero el tipo más despierto a la hora de encontrarle la trampa a este tipo de películas; pero, por desgracia, en “Surveillance” sí lo logré. Apenas alcanzada la mitad del metraje pude intuir cual era el desenlace final de la historia.
¿Significa esto que “Surveillance” es una mala película?¿un thriller fallido? Quizás como thriller no cumpla la principal de las expectativas que definen el género: sorprender al espectador. Pero, afortunadamente, y pese a lo previsible del desenlace, pude disfrutar una barbaridad con este oscuro, divertido, y en ocasiones obsceno viaje, que nos depara un buen número de sorprendentes escenas antes de alcanzar su giro final (y si alguien no logra descifrar el mencionado giro con antelación, mi más sincera enhorabuena. La satisfacción debería ser todavía mayor.).

Construida a través de una serie de flashbacks que nos cuentan lo que verdaderamente ocurrió en la escena del crimen –y que todos los implicados intentan ocultar a base de mentiras-, “Surveillance” encuentra su verdadera fuerza en dos factores: la sólida construcción de todos y cada uno de sus personajes (tanto los principales como los secundarios), y un soterrado humor negro que tiñe tanto los diálogos, cómo todas las escenas de violencia que salpican la trama. En este sentido cabe destacar a la pareja de policías más corruptos, indeseables, despreciables, y morbosamente divertidos que recuerdo. Es curioso sorprenderse a uno mismo con una sonrisa culpable dibujada en la cara mientras asistimos al recital de humillaciones y vejaciones perpetradas por este par de gamberrros y canallas uniformados.

También cabe resaltar el trabajo de todo el elenco de actores, con mención especial para Bill Pullman en una asombrosa recreación de agente del FBI algo desequilibrado y peligroso. No logro recordar a Bill Pullman en un papel tan extraordinario como el que le ha ofrecido Lynch en esta película.

“Surveillance”, no es una obra maestra del género, pero, pese a su ritmo algo lento, es un thriller ameno, siempre entretenido, distinto, muy bien filmado, y con algunas escenas de violencia que resultan divertidas por su condición de extravagantes y excesivas –casi paródicas-. Si una vez descubierta su trampa –en el caso de que logreis anticiparos a la jugada- conseguís manteneros firmes y darle una oportunidad a la película, no os defraudará. Todo se reduce a darle más importancia al camino recorrido que al previsible destino final de nuestro viaje…

Lo mejor: su fascinante galería de personajes.

Lo peor: que el final sea demasiado previsible.

Bullet Films y su Wolfsbayne

Hombres lobo, vampiros, nazis y... ángeles en moto

Christy Carlson Romano

La gente de Bullet Films parece que estan dispuestos a hacerse un importante nombre en el panorama del cine de horror independiente.
Si en el anterior post os presentaba "Chrome Angels", un disparatado proyecto de la misma productora que mezclaba chicas en moto, paletos y robots de última generación, ahora es el turno de su particular Hellboy licántropo (según palabras de su propio director) en "Wolfsbayne".

La película nos cuenta la historia de un heróico hombre lobo que deberá salvar al mundo de la amenaza de una terrible secta -cuyo líder es el actor Marc Docascos- que rinde culto al nazismo-vampírico -sic-.
En cuanto al reparto, destaca la figura de la cantante y actriz Christy Carlson Romano (ver foto), de la que me ha sorprendido saber que es la voz del personaje animado Kim Possible, una serie que le encanta a mi hija.

Es inevitable acordarse de "Underworld", "Blade", la mencionada "Hellboy" y, posiblemente, una decena de títulos más. Pero lo que parece estar claro es que los amigos de Bullet Films están muy dispuestos a ofrecernos diversión sin complejos (y sin presupuesto) durante lo que resta de año. Bienvenidos sean...

Y como aperitivo, el trailer de "Wolfsbayne", y un par de fotografías de los Ángeles que nos quedaban por ver pertenecientes al casting de "Chrome Angels"

Two Chrome Angels

Chrome Angels

¿Una competencia seria a las chicas de Bitch Slap?

Chrome Angels

Muy poco se sabe del argumento de "Chrome Angels". Aunque una vez visto el trailer, queda bastante claro que estamos ante una nueva propuesta de bajo presupuesto y toneladas de desfachatez. Motos, chicas, paletos y robots..., estos serían, a grandes rasgos, los ingredientes que definen una película como "Chrome Angels".

Parece ser que el argumento sigue las correrías de una banda de chicas motoristas que hacen parada en un extraño pueblo en el que toda su población está constituida por robots. El destino de las chicas motoristas les llevará a unir sus fuerzas con los paletos locales para acabar con la hegemonía de los robots... ¡¡¡DEMENCIAL!!!

El elenco de chicas es bastante prometedor. Y para muestra una tal Frida Show (foto superior), a la que no tengo el gusto de conocer absolutamente de nada -ni falta que hace-, pero que pone el listón bastante alto.