VOD

Plaga Zombie: Zona Mutante

Lucha a carcajadas contra los zombis multicolor

Plaga Zombie: Zona muntante

Ver ficha completa

  • Título original: Plaga Zombie, Zona Mutante
  • Nacionalidad: Argentina | Año: 2001
  • Director: Pablo Pares y Hernán Saez
  • Guión: Pablo Pares y Hernán Saez
  • Intérpretes: Pablo Pares, Hernán Saez, Paulo Soria, Walter Cornás
  • Argumento: El FBI prueba un virus alienígena en un pequeño pueblo. Pero lo que en un principio parecía un simple experimento termina por convertir a casi todos los habitantes en zombies asesinos. Tres únicos supervivientes intentarán escapar.

60 |100

Estrellas: 3

Plaga Zombie: Zona muntante

Soy el primero en defender la serie Z (películas de explotación de bajísimo presupuesto) como un vehículo totalmente válido, digno y reivindicable de disfrutar, sin complejos, del cine fantástico y de terror.

Películas realizadas con una carencia absoluta de medios pero, a menudo, con unas altísimas prestaciones en ilusión e imaginación por parte de cineastas en ciernes y soñadores que reúnen el valor necesario y deciden dar un paso adelante, abandonando su condición de simples espectadores y aficionados para ofrecernos su particular (y barata) visión del género.

Por supuesto siempre me gusta advertir que la serie Z no es un tipo de cine de fácil consumo. En la mayoría de casos se requiere un esfuerzo suplementario por parte del espectador. Es absolutamente imprescindible que seamos conscientes del tipo de película que estamos dispuestos a ver. Por lo general, argumentos ridículos o simplemente inexistentes, nulas cualidades técnicas, actores aficionados, efectos especiales que son una mezcla de hilaridad y vergüenza ajena... Cómo espectadores, las producciones de serie Z requieren que aceptemos –en la medida de lo posible- la degradación de una serie de aspectos que, en otro tipo de cine, considerariamos fundamentales. La serie Z tiene sus propias reglas, y para poder disfrutarla no nos queda otro remedio que acatarlas.

Sería conveniente valorar la serie Z terrorífica en base a una única razón: su capacidad para divertir (incluso a carcajadas) a un desacomplejado grupo de amigos que no esperan de este tipo de cine más de los que realmente puede ofrecerles (siempre es recomendable disfrutar, si se puede, de una buena serie Z en grata compañía).

Sin embargo, bajo este panorama, es necesario ser realistas, mantener los pies en el suelo, y advertir que el invento no siempre acaba funcionando. Supongo que todos, como buenos aficionados al cine de terror, nos hemos visto en alguna ocasión involucrados en ruinosas sesiones de serie Z que han puesto a prueba nuestra fidelidad y resistencia al género, y que casi dan al traste con alguna que otra amistad. No debemos excusar o encumbrar, sistemáticamente, todo el cine de terror de bajísimo presupuesto. Dentro del subgénero hay películas que cumplen su función a la perfección, pero también hay otras que, por bajas que esten situadas nuestras expectativas, acaban obligándonos a hacer uso del botón fast forward de nuestro mando a distancia (ver Bikini BloodBath).

Hoy tengo el gusto de traeros una serie Z de las aprovechables. De las plenamente disfrutables. Se trata de la producción argentina "Plaga Zombie: Zona Mutante", una producción de 2001 que supuso la continuación de Plaga Zombie (1997), una baratísima producción (300 $ para maquillaje, plastelina y sesos de vaca, y 300 $ más para arreglar los múltiples desperfectos que sufrío la cámara casera con la que se llevó a cabo el rodaje) que, con los años, se ha convertido en una pieza de culto para los muy aficionados a este tipo de cine.

"Plaga Zombie: Zona Mutante" multiplicó por diez el presupuesto de su antecesora, lo que lo dejaba en unos exiguos 3.000 $.
La película parte de la misma premisa que el original. Tras constatar que el gobierno norteamericano pretende desentenderse del brote de infección zombi, los tres supervivientes de Plaga Zombi (Bill Johnson, estudiante de medicina; John West, famoso campeón de lucha libre, y Max Gibbs, un loco de los ordenadores) son abandonados nuevamente en mitad del pueblo afectado, acompañados en esta ocasión de una bolsa en cuyo interior, presumiblemente, viaja otra persona y que los protagonistas no se molestan en abrir hasta bien entrada la mitad de la película (eso sí, antes de abrirla la utilizan en multitud de ocasiones como arma arrojadiza contra los zombis).

"Plaga Zombie: Zona Mutante" no tarda más de cinco minutos en arrancar, de forma que muy pronto tomamos conciencia de la clase de espectáculo al que estamos a punto de asistir: tres tipos muy singulares haciendo frente a una horda de zombies multicolor que les acechan sin descanso.
Así de sencillo y así de jocoso. Las decenas de formas distintas en las que los protagonistas acaban con los zombis son hilarantes. Cualquier utensilio que tienen a su alcance (todos los cuchillos del pueblo han desaparecido de forma misteriosa) se convierte en una efectiva arma que termina introducida en los agujeros más insospechados de algún desdichado zombie.
Las coreografías de las luchas son divertidísimas; una mezcla de kárate trasnochado y de bofetones al estilo de Bud Spencer.
Y, por supuesto, sangre, vómitos, tripas y demás órganos internos acaban siendo los principales alicientes de esta gran celebración del fungore más gamberro y deshinibido.

Los personajes protagonistas son entrañables y sorprende la rapidez con la que se les coge cierto cariño. Sobre todo John West, ese campeón de lucha libre venido a menos que incluso tiene una tronchante canción dedicada a su leyenda (la canción no tiene precio...).

Por supuesto la película tiene defectos. Curiosamente esos defectos no están tanto en el plano técnico (los efectos gore son muy dignos, el maquillaje multicolor de los zombis es destartalado pero divertido, y la planficación de las luchas, deudora de lo que hizo Sam Raimi en Posesión Infernal, resulta muy convincente) como en algunos fallos en el ritmo a consecuencia de la excesiva dilatación de algunas escenas. Está claro que cuando la película no se centra en las inagotables luchas entre los supervivientes y los zombis, el invento decae en interés. Algunas secuencias, como la que tiene lugar en casa de John West, se alargan más de la cuenta. Y en el mismo sentido, la secuencia final también resulta excesiva en cuanto a su duración. En general a la película le sobran, fácilmente, unos quince/veinte minutos de metraje.

Pero son, en todo caso, males menores que, al fin y al cabo, constituyen un tributo lógico (y perfectamente soportable en este caso) que debemos pagar en este tipo de producciones.

No es para todos los gustos. Está claro que a algunos les parecerá un insulto al séptimo arte, un experimento amateur de mal gusto del que huir como si se tratase de la misma peste.

Pero para los amantes de este tipo de cine, el resultado final que nos brinda "Plaga Zombie: Zona Mutante" es una regocijante parodia zombi, repleta de adrenalíticas secuencias de lucha salpicadas de gore rústico y brutal, y que hace gala de un humor negro (y en ocasiones absurdo) que hará las delicias todo aquel que sea capaz de disfrutar de una película perfectamente representativa de lo que debe ser una buena serie Z.

Viernes noche. Un par de amigos de los de toda la vida. Cerveza fría y pizza caliente. Y, finalmente, unas risas liberadoras ante tanto zombi multicolor y gore gamberro y desenfrenado. Misión cumplida.

Lo mejor: Una serie Z que cumple, con creces, su objetivo: pasar un rato divertido en compañía de tus amigos.

Lo peor: ciertos altibajos en el ritmo que son muy evidentes.

Primal

Una vez más Australia se llena de caníbales poco hospitalarios

Primal

Pese a la tremenda decepción que supuso "Dying Breed", sigo pensando que Australia es una magnífico lugar en el que ambientar una nueva muestra de survival repleta de antropófagos con sus niveles protéicos algo bajos (y, por lo tanto, muy, pero que muy hambrientos).

Así que doy la bienvenida a "Primal", película que desde las antípodas nos cuenta la historia de una tribu de aborígenes que, 12.000 años atrás, descubre una presencia demoníaca escondida en sus tierras. Tras la carnicería desatada, un artista de la tribu pinta lo ocurrido en la superficie de una roca.

En la actualidad, Anja y otros cuatro estudiantes, acompañan al profesor de antropología en una expedición en busca de la legendaria piedra, de la que sólo tienen como referencia el diario de un explorador que contempló la piedra hace cien años, y acabó completamente loco y asesinando a toda su familia.

El viaje no tardará en convertirse en una pesadilla cuando Mel, una de las estudiantes, pierda el control y regrese a un estado primario en el que atacará brutalmente a sus compañeros.

Poco más sabemos de este "Primal", cuyo teaser (que será presentado en el próximo Festival de Cannes) promete depararnos un survival violento, salvaje y sangriento...
Lo dicho: bienevenido sea.

Hissss

La Diosa Cobra no tiene un buen día

Hissss Jennifer Lynch (me ahorraré señalar quién es su padre) parece dedicida a remontar su carrera como directora de cine tras prácticamente tirarla por la borda allá por el año 1993, cuando debutó tras las cámaras con la insoportablemente aburrida "Mi obsesión por Helena" (Boxing Helena).

El pasado año logró hacerse con un controvertido primer premio en el Festival de Sitges (¿los miembros del jurado se perdieron el pase de "Déjame Entrar"?) gracias a su inusual, sugestivo y terriblemente previsible thriller "Surveillance".

Por lo visto, la experiencia de "Surveillance" debe haber dejado más que satisfecha a la hija de... (no, dije que no le nombraría), porque ha tardado muy poco en poner en marcha su nuevo proyecto.

Se trata de "Hissss", protagonizada por una star de Bollywood que responde al nombre de Mallika Sherawat (preciosa), y que nos ofrece una puesta al día de la Maldición de la Diosa Cobra. Lo cierto es que, si deseais saber más al respecto, en la página oficial de la película podreis encontrar una extensísima sinopsis de la película (demasiado extensa...): sinopsis oficial de "Hissss".

Por el momento tenemos disponibles las primeras imágenes y el trailer. Debo reconocer que este último me ha sorprendido. Los efectos son de primera categoria... y no podía ser para menos. Detrás del maquillaje y los efectos visuales de "Hissss" encontramos el nombre de Robert Kurtzman, todo un maestro del maquillaje y los efectos que ha intervenido en producciones del calibre de "Pulp Fiction", "Abierto hasta el amanecer", o "Evil Dead 2".

Finalmente añadir que el trailer me ha traido a la mente una vieja película de serie B titulada "Silbido de muerte" (Ssssssss, 1973). Recuerdo que la vi en televisión siendo un crio y tuve pesadillas tres noches seguidas (por cierto, odio las serpientes).

Deadgirl

La adolescencia y el peligro de las hormonas revolucionadas

deadgirl

deadgirl "Deadgirl", dirigida por Marcel Sarmiento y Gadi Harel, es otro de esos casos, similar al de "Trick'r Treat", de película de la que llevamos muchísimo tiempo oyendo hablar, pero que no acabábamos de tener noticias concretas sobre su estreno.

"Deadgirl" nos cuenta la historia de dos amigos estudiantes, Ricky y JT, que deciden abandonar momentáneamente sus clases para adentrarse en el sótano de un hospital abandonado. En su interior descubrirán a una mujer desnuda, tumbada y atada con cadenas a una camilla, y cubierta por un plástico. La primera impresión de los chicos es que la mujer está muerta...

Necrofília, dilemas morales y, por lo visto en alguna de las fotografías, más sangre de la esperada. Lo cierto es que estoy bastante despistado con "Deadgirl". Por un lado, la proliferación de pseudoadolescentes (no acostumbran a ser tan jóvenes como quieren aparentar) me echa un poquito para atrás. Pero por otro lado, la cantidad de elogios que está recibiendo la película y ciertos aspectos decididamente morbosos del guión, han logrado despertar mi interés por el proyecto.

"Deadgirl" ha pasado por varios festivales especializados y parece ser que en cada uno de ellos ha ido cosechando excelentes críticas. Sitges 2008 no fue una excepción, y algunas crónicas la señalan como la gran sorpresa de la pasada edición del Festival.
Al igual que hice con "Trick'r Treat", y abusando de vuestra confianza, os ruego que si alguien vio la película en Sitges nos dé alguna pista de si es realmente tan buena como se comenta en algunos foros, o la cosa no es para tanto...

Finalmente deciros que el estreno de "Deadgirl" en el mercado DVD de UK, está previsto para el próximo 8 de Junio.

H2

Primer trailer para el H2 de Rob Zombie

h2

Ya está disponible el primer trailer de "H2", la secuela de su propio remake de Halloween en la que todavía sigue trabajando Rob Zombie.

Creo que hasta ahora nunca he tenido la oportunidad de pronunciarme sobre "Halloween", el remake que Rob Zombie dirigió en 2007 sobre la película homónima del gran John Carpenter. Supongo que este tan buen momento como cualquier otro para hacerlo (fans de Rob Zombie, empezad a afilar vuestros cuchillos).

No soy lo que podríamos llamar un amante de los remakes (esto si que lo he dicho en repetidas ocasiones... quizás demasiadas). La sola idea de un remake del "Halloween" de Carpenter era susceptible de provocarme urticaria. No me entendais mal, me encanta que Jason, Freddy, Leatherface y compañía sigan dispuestos a continuar su sana costumbre de aniquilar cuantos más estúpidos postadolescentes mejor, pero para eso también existen las secuelas. Crear nuevas, terroríficas y sangrientas aventuras para nuestros villanos favoritos pero respetando sus orígenes, sin necesidad de manosearlos, de ensuciarlos.

Pese a todo ello debo reconocer que me emocioné cuando empezaron a llegarme las primeras notícias del remake de Halloween. ¿Por qué? Porque, sencillamente, adoro a Rob Zombie (fans de Rob Zombie, guardad los cuchillos). Aluciné con su lisérgica "La Casa de los 1.000 Cadáveres" (House of 1000 corpses, 2003), y quedé extasiado con ese monumento a los salvajes 70 que supuso la genial "Los Renegados del Diablo" (The Devil's Rejects, 2005). De forma que la perspectiva de una remake de "Halloween" a cargo de Zombie me pareció una noticia a celebrar.

Sin embargo, el resultado finl me supuso una pequeña decepción (volved a sacar los cuchillos). Los primeros treinta minutos de "Halloween" (remake), precisamente aquellos que nos ofrecen una nueva lectura sobre el orígen de Michael Myers (lo que anteriormente he dicho que tanto odio...), son impresionantes, majestuosos. Puro Rob Zombie, salvaje y sucio. Impactante.

Pero cuando Michael finalmente consigue ataviarse con su mítica e inexpresiva máscara, el "Halloween" de Rob Zombie deriva hacia un, incomprensiblemente, vulgar y anodino slasher. No me entais mal, es lógico que "Halloween", el remake, acabe atravesando la senda del slasher, ¿qué otra cosa podría ofrecernos un remake de "Halloween"?. El problema no es ese. El problema es que, como slasher, sus prestaciones nunca llegan a alcanzar lo ofrecido por John Carpenter en 1978, cuando filmó, con mano maestra, el "Halloween" origianl que dio inicio a la saga.

En cualquier caso mi fe por Rob Zombie sigue moviendo montañas, y espero que en este "H2" (tengo muchas ganas de que se estrene) Zombie regrese en el excelente estado de forma con el que inició su carrera como director.

Por cierto, el estreno en USA de "H2" está previsto para el próximo 28 de Agosto.

ADHF 2009

Conclusiones finales del After Dark HorrorFest 2009

After Dark HorrorFest 2009

Me atrae la idea que hay tras el After Dark HorrorFest.
Seleccionar ocho películas de terror producidas alrededor del mundo, todas ellas supuestamente de bajo presupuesto, y darle la oportunidad al aficionado de poder disfrutarlas en pantalla grande.
El concurso. Las votaciones. La elección de la Miss After Dark... siempre he tenido la sensación de que es un Festival hecho a la medida de los aficionados al cine de terror.

Desgraciadamente nunca he tenido la oportunidad de asistir a una proyección del Festival (los USA me quedan lejos), de forma que mi interés real por el After Dark se reduce a la edición en DVD de las películas que cada año entran a concurso y que suele distribuirse a los pocos días de concluir el certámen.
Probablemente, si no fuera por el Festival, esas películas tardarían mucho más tiempo en llegar a nuestras manos.

Sin embargo, en tan sólo tres ediciones, el After Dark HorrorFest empieza a labrarse una peligrosa fama entre el colectivo de los aficionados al horror: la calidad media de las películas seleccionadas, año tras año, raramente supera la mediocridad. ¿Está justificada esta fama?
Hace unos días un buen amigo de este blog lanzaba una pregunta al aire: ¿alguien es capaz de recordar una cinta del festival que destaque o impresione? Pues bien, yo he intentado dar respuesta a esa pregunta. He repasado el cartel de las tres ediciones y, pese a que no he visto todos los títulos (me quedan unos pocos por ver, entre ellos el prometedor Mulberry Street), mi búsqueda ha arrojado un único resultado: "The Gravedancers", más por una filia muy personal hacia su realizador, Mike Méndez, que por la calidad misma del film.

Desde luego es un resultado muy pobre. No tengo ni idea de los motivos que hay detrás de las selecciones del Festival ni realmente me importan. Como aficionado lo único que deseo es ver buenas películas de terror, descubrir nuevos títulos que calmen mi voracidad por el género, y el After Dark HorrorFest, un año tras otro, me demuestra que no es el mejor lugar donde buscar.

Es una lástima, porque la idea me sigue pareciendo magnífica. Imaginad una versión del After Dark (con cualquier otro nombre) en el que se incluyeran películas inéditas en nuestro país (España... y supongo que en muchos otros paises) como Eden Lake, The Children, Dead Snow, Martyrs, Babysitter Wanted o Mum & Dad... sólo por poner algunos ejemplos. Imaginad la posibilidad de poder ver estas películas en un cine cercano a nuestras casas. Y no sólo en las grandes capitales, dónde gracias a ciertos Festivales de género hemos podido disfrutar de algunos de estos títulos, sino que su recorrido itinerante alcanzara un buen número de ciudades de todo el país. Y por supuesto, porqué no, el concurso, las votaciones, la elección de la miss -y el mister-... ¿Tendría éxito? ¿O sería un proyecto condenado al fracaso? No lo sé, pero, de nuevo, la idea me sigue gustando.

Conclusiones del After Dark HorrorFest 2009:
El After Dark del 2009 no ha sido una excepción. Tan sólo he podido recomendar dos películas: "Autopsy" y "Perkins 14" (y una tercera, "From Within", siendo generoso). Pero ni siquiera las recomendadas alcanzan un nivel espectacular.

Este es mi ránking del Festival:
1. Perkins 14:"un película con un interesantísimo planteamiento inicial, un desarrollo algo fallido, y unas escenas de violencia efectivas y disfrutables. Una propuesta arriesgada dentro del panorama de las películas de terror de bajo presupuesto."
Puntuación: 59/100 | Ver reseña

2. Autopsy: "nos ofrece una provocativa y juguetona muestra de serie B que encuentra en la violencia, la casquería, y un humor tan grueso y previsible como efectivo, sus principales ¿y únicos? argumentos".
Puntuación: 58/100 | Ver reseña

3. From Within: "me quedo con una película que se sigue con un mínimo de interés, una historia con cierto atractivo y un final (atención a los títulos finales de crédito) que no insulta la inteligencia de nadie".
Puntuación: 49/100 | Ver reseña

4. The Broken: "es un magnífico ejercicio de estilo, dotado de una inquietante atmósfera y unas excelentes actuaciones, pero insuficiente en cuanto a su capacidad para impactar, sobresaltar o provocar miedo".
Puntuación: 40/100 | Ver reseña

5. The Butterfly Effect (Revelations): "es un thriller no excesivamente molesto. Aburrido por momentos, con feroces altibajos en su ritmo, algunas incongruencias en el guión, y un final horrible".
Puntuación: 40/100 | Ver reseña

6. Voices: "cuando terminé de ver "Voices" no tenía nada claro si había visto una película de maldiciones, de psicópatas, de venganzas, o si el mismísimo diablo se paseaba de puntillas por toda la trama".
Puntuación: 39/100 | Ver reseña

7. Dying Breed: "acaba dejándonos un survival triste, aburridísimo en su inicio (al margen de la secuencia introductoria) y con muy poquito que destacar en sus secuencias de acción".
Puntuación: 25/100 | Ver reseña

8. Slaughter: "intento buscar algún aspecto positivo que resaltar en cada una de las películas que veo, por malas que me hayan parecido. En el caso de "Slaughter" no lo he conseguido".
Puntuación: 12/100 | Ver reseña

En fin, doy por finalizado el agotador After Dark 2009 en Almas Oscuras. Hasta el próximo año... o no. Os dejo con la chica que ha ganado el concurso de Miss After Dark (igual no es su mejor fotografía...). Es una rubia que responde al nombre de Vic-Tim -sic-. Por cierto, buscando a la ganadora del concurso de Miss After Dark me he encontrado con numerosas quejas alrededor de la transparencia del concurso.

miss horrorFest

Nochebuena y Transformation

Dos relatos de Eli Campora

Eli campora

Eli Campora es una muy buena amiga de este blog que nos visita a menudo desde Argentina. Por supuesto entre sus grandes aficiones un servidor conocía la de ver películas de género. De lo que no tenía ni idea es de que a Eli, además, le gusta escribir relatos de terror en sus ratos libros. Ella mismo describe su estilo como algo bizarro y loco, a lo que yo añadiría una deliciosa ironía y sentido del humor.

Y por si fuera poco, cuando Eli no está escribiendo o viendo películas de terror, se dedica -entre muchas otras cosas- a filmar delirantes películas caseras en las que su familia son los únicos protagonistas. Como podeis ver Eli es un Alma Oscuras con mayúsculas.

Eli nunca antes había publicado ninguno de sus relatos, así que es para mí todo un honor que se haya decidido a hacerlo en este humilde blog.
Os presento dos de sus relatos: "Nochebuena" y "Transformation"
Muchísimas gracias Eli.

Laid to Rest

Vuelve la fiebre slasher de los 80

Laid to Rest

Ver ficha completa

  • Título original: Laid to Rest
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Robert Hall
  • Guión: Robert Hall
  • Intérpretes: Bobbi Sue Luther, Kevin Gage, Lena Headey
  • Argumento: Una chica despierta amnésica en el interior de un ataud. No recuerda ni siquiera su nombre. No sabe cómo ha llegado hasta allí. Y no tiene ni idea de quién es el enmascarado que, cuchillo en mano, intenta darle caza. Su única oportunidad pasa por huir.

62 |100

Estrellas: 4

Laid to Rest

Rob Hall, director de "Laid to Rest", acaba de reducir los ya de por si debilitados márgenes del subgénero slasher, a la mínima expresión.
No hay trama. Y en el caso de aceptar que finalmente "Laid to Rest" dispone de una trama coherente y con un mínimo de estructura, también deberíamos aceptar que está tan vacía como la mente de su protagonista.

Una joven despierta en el interior de un ataud. Aparentemente no tiene heridas de consideración. Sin embargo sufre un intensísimo dolor de cabeza y se encuentra amnésica. No conoce el lugar en el que se encuentra ni tiene la menor idea de cómo llegó hasta allí. Ni siquiera recuerda quién es, ni tampoco su nombre. Lo único que tiene claro es que debe huir. Al otro lado de la puerta le acecha un tipo con una máscara cromada en forma de calavera (Chromeskull), una cámara de vídeo digital colocada en su hombro, y que desea destriparla con su enorme cuchillo de sierra.

Se acabó. No hay más. Hasta bien entrado el último tercio no sabemos nada más sobre la protagonista. Quién es. A qué se dedica. Cómo llegó al interior del ataud. Y cuando finalmente conocemos algún detalle sobre su vida, nos damos cuenta de que no es relevante en modo alguno.

Tampoco sabemos nada sobre el asesino de la máscara cromada. Es implacable, salvaje, brutal y adicto a las nuevas tecnologías. Y no descansará hasta rebanarle el cuello a la protagonista amnésica. ¿Su orígen? Ni idea. ¿Su motivación? Lo ignoro.

De forma que la trama se resume en lo siguiente: el asesino persiguiendo a la chica y fulminando a todo aquel que se interponga en su camino.

Con tan exiguo material Rob Hall ha tenido suficiente para edificar un slasher eficaz y sin concesiones que nos remonta a la época dorada del subgénero: la década de los 80.
¿Que cómo lo ha conseguido el bueno de Rob Hall? Paciencia. Permitidme que le dé una última vuelta al asunto.

A principios de este mismo año irrumpió en las salas de medio mundo el nuevo "Viernes 13", dirigido por Marcus Nispel. Su fulgurante éxito en taquilla hará inevitable una pronta secuela; sin embargo el recibimiento de la crítica y de buena parte de los aficionados ha sido más bien tibio.
Yo lo aplaudí. Celebré el retorno del mito como una vehículo de eficaz entretenimiento que no traicionaba el espíritu de la saga. Sin embargo también señalé el que considero que era su mayor defecto: gran parte de las muertes diseñadas por el director alemán carecían de la fuerza y la imaginación necesarias. Nispel se quedaba corto en la mayoría de ocasiones.

"Laid to Rest" es el reverso de la moneda. El asesino de la máscara cromada está lejos atesorar el carisma, logrado a través de los años (de las décadas...), del gran Jason Voorhes (aunque potencial le sobra al asesino de "Laid to Rest"). Sin embargo sus métodos, sus acometidas, su virulencia, sus brutales maneras a la hora de cometer cada uno de los asesinatos, están a años luz de lo mostrado por el último Jason.

Rob Hall ha agarrado la esencia del slasher (la muerte, el asesinato, el mismo acto de arrancarle la vida a otra persona de forma violenta y cruelmente imaginativa); y la ha convertido en el único leit motiv de su impactante debut en el género.
Por supuesto hay truco. "Laid to Rest" no deja de ser una película de bajo presupuesto, y sin embargo el diseño de las muertes están a un nivel que difícilmente identificaremos en cualquier otro slasher de la última década.
Hay una razón: Rob Hall es, además de director ocasional, un reconocido y prestigioso mago de los efectos especiales y el maquillaje. Y os aseguro que eso es algo que se deja notar en cada una de las salvajes embestidas protagonizadas por el asesino de la máscara cromada.

Ahora sí, me dejo de rodeos. Las violentísimas, sangrientas, enfermizas, agresivas y tóxicas muertes perpetradas por el asesino de la máscara cromada son, de lejos, el mejor aliciente que nos ofrece "Laid To Rest". Para encontrar muertes con similar grado de crudeza e impacto dentro del género slasher no tenemos otro remedio que remitirnos a las mejores entregas de la saga Viernes 13, mirar hacia el giallo italiano o rememorar clásicos de la serie B ochentera como el "Maniac" de William Lustig. Y estamos hablando de echar la mirada atrás, al menos, unos veinte años...

"Laid to Rest" no es una película fácil. Estoy convencido que los más fanáticos seguidores del slasher y nostálgicos de lo fue capaz de ofrecernos el género en los 80 sabrán disfrutarlo. También los apasionados del gore obtendrán su recompensa. Pero, ¿qué ocurrirá con el resto de aficionados? "Laid to Rest" está lejos de ser la obra maestra que muchos críticos norteamericanos han querido ver. Su propuesta no es para todos los gustos. Cuando el asesino de la máscara cromada no está haciendo lo que mejor sabe hacer, en la película no ocurre prácticamente nada. Apenas un par de momentos puntuales de humor negro y, eso sí, el acertado trabajo de todos los actores implicados (por cierto, ni rastro de la camada de odiosos postadolescentes sexualmente hiperactivos que suelen pasearse por todas las películas del subgénero).
¿Suficiente? Para mí sí. Para el resto no tengo la menor idea. Vosotros mismos debereis averiguarlo.

Yo pertenezco al grupo de fanáticos del slasher, así que no me queda otro remedio que recomendaros "Laid To Rest" como la muestra del subgénero capaz de ofrecernos las muertes más crueles, sangrientas y contundentes de los últimos tiempos. Y mi recomendación, en esta ocasión, es a sabiendas de que a muchos os costará aceptar (y no tenéis ninguna obligación de hacerlo en realidad) que, trás los asesinatos, no haya prácticamente nada. El vacío argumental. Y probablemente eso es algo que pueda llegar a aburrir a más de uno.

Pero una cosa tengo clara: si el Jason Voorhes de Marcus Nispel (ese que ha recaudado cifras millonarias en todo el mundo) hubiera actuado con la fuerza y la rabia del asesino de la máscara cromada, todavía nos dolerían las manos de aplaudir su regreso.

Lo mejor: las muertes. SPOILER Mucha atención al destino final del personaje interpretado por Lena Headey, a la que vimos recientemente en The Broken.

Lo peor: la película es un continuo altibajo. Cuando el asesino mata está muy arriba. Cuando no hay muertes está muy por debajo.