VOD

Truco o trato y Colinas...

Suculentas novedades en el mercado DVD

Supongo que con motivo de la proximidad de la festividad de Todos los Santos, y debido al hecho de que el Halloween, celebración de orígen anglosajón, le come un poquito más de terreno a cada año que pasa, Warner se ha decidido a lanzar al mercado doméstico español (en formato DVD) las ediciones de dos estupendas películas recientemente comentadas en Almas Oscuras: Truco o Trato y Colinas Sangrientas.

El lanzamiento se produjo el pasado 20 de Octubre, y ambas ediciones vienen con algunos extras que a continuación os detallo:

Extras de Truco o Trato: documental "Terror en Halloween: Tradiciones y Leyendas de Halloween", escenas adicionales comentadas por el director, el corto animado "Terror en Halloween", y comparación de efectos en la secuencia del autobús escolar.

Extras de Colinas Sangrientas: macking off y comentarios del director, guionista y productor de la película.

Información e imágenes extraidas de www.zonadvd.com.

Wrong Turn 3: Left for Dead

Este sí es el camino equivocado...

Wrong Turn 3: Left for Dead

Ver ficha completa

  • Título original: Wrong Turn 3 Left for Dead
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Declan O'Brien
  • Guión: Connor James Delaney
  • Intérpretes: Janet Montgomery, Tamer Hassan and Chuck, Venice
  • Argumento: El rutinario traslado de un grupo de presos se convierte en una auténtica pesadilla cuando un mutante caníbal decide iniciar la caza. Escapar de la justicia y sobrevivir serán los principales objetivos de los convictos.

25 |100

Estrellas: 2

Wrong Turn 3: Left for Dead

Tengo mis debilidades... supongo que como todo el mundo. Suelo llenarme la boca hablando de la necesidad de ideas frescas, proyectos que impliquen un mínimo de innovación, y propuestas que vayan más allá del enésimo remake innecesario (Left House on the Left) o la enésima secuela sin sentido (Saw).

Y sin embargo, tal y cómo he dicho al principio, mis propias debilidades me delatan.

Una de esas debilidades es la saga Destino Final (Final Destination, 2000), de la que todavía tengo pendiente su cuarta entrega, a la espera de poder disfrutarla en 3D.

Otra de mis debilidades es la que hoy nos ocupa, la saga Wrong Turn.
En 2003 un grupito de jóvenes estúpidos y sin demasiado apego a la vida (se diría que fueron sacados de cualquier slasher al uso), se perdía en la espesura de un bosque con la única excusa de formar parte del menú de una salvaje familia de mutantes deformes con evidentes inquietudes atropófagas (caníbales de toda la vida). El resultado final fue Wrong Turn (rebautizada en España con el titulo de Km. 666), un survival deudor de Las Colinas tienen Ojos, entretenido y facilón, que obtuvo un relativo éxito en las salas de cine, y del que se auguraba una pronta secuela.

Efectivamente, lo mejor todavía estaba por llegar.
En 2007, y previa reducción drástica de presupuesto, nos llegó Wrong Turn 2: Dead End (titulada en España Camino Sangriento), una serie b destinada directamente al mercado doméstico que nos deleitó con un destartalado Reality Show de supervivencia que rebosaba mutantes, sexo, sangre, imaginativas muertes, gore y diversión sin complejos. Una auténtica delicatessen de bajo presupuesto con una extraordinaria e inolvidable secuencia de apertura.

Ahora nos llega Wrong Turn 3: Left for Dead, una nueva entrega de la saga, destinada nuevamente al mercado doméstico, de la que sus seguidores esperábamos que estuviera, al menos, a la altura de Wrong Turn 2: Dead End.

Un grupo de peligrosos reclusos son transportados en autobús, y de noche, hasta una prisión de alta seguridad. Durante el trayecto el autobús es abatido por una trampa puesta por el mutante caníbal “tres dedos”, quien a partir de entonces emprende una sangrienta cacería para acabar con los presidiarios.

Por otro lado, los presidiarios no necesitan de demasiados mutantes para poner en peligro sus vidas. Viejos conflictos personales y el enfrentamiento por hacerse con un botín que encuentran abandonado en el interior de un furgón blindado ¿?, serán motivos más que suficientes para poner en peligro sus vidas.

Wrong Turn 3: Left for Dead es un desastre de pies a cabeza.
La práctica totalidad de la acción de la película se centra en los mencionados conflictos que surgen entre presidiarios y polícias con motivo de un botín (numerosas sacas repletas de dólares) hallado en el interior de un furgón blindado en mitad del bosque por obra y gracia de un guionista en horas bajas (muy bajas).

De esta forma, la presencia del mutante caníbal (así, en singular) es poco más que anecdótica. Una simple figura decorativa que se limita a aparecer muy de vez en cuando para borrar del mapa a algún desdichado presidiario de la manera más monótona y poco original posible. Hasta el punto de que algunas de esas muertes ya las vimos en las dos entregas anteriores.

Y por si fuera poco, todas estas muertes vienen convenientemente aderezadas con unos calamitosos y vergonzosos efectos digitales. Un desastre.

En cuanto al mutante caníbal, ¿era estricatamente necesario dejarle solo? ¿prescindir del clan y contar con un solo mutante caníbal? (la presencia de un segundo caníbal al iniciarse la película es testimonial). Es posible que el mutante “tres dedos” fuera el único superviviente de Wrong Turn 2: Dead End, pero ¿realmente era tan complicado sacarse de la chistera a media docena de nuevos mutantes con los que animar un poquito la función?

Todo lo que tiene Wrong Turn 3: Left for Dead para ofrecernos es un absurdo juego del gato y el ratón que acaba resultando terriblemente cansino y del que resulta sumamente sencillo desconectarse.

Sé que estamos hablando de la tercera parte de una saga que muchos pensaréis que no daba para más. El problema es que Wrong Turn 2 demostró que, con poco dinero pero con un puntito de imaginación y mala baba, era posible fabricar un survival socarrón, sangriento y realmente atractivo. Wrong Turn 3: Left for Dead, con ese mismo (poco) dinero, no logra absolutamente nada.

Toda la diversión acumulada por una película cómo Wrong Turn 2: Dead End se echa a perder en una deprimente secuela que amenaza con destrozar la resistencia del fanático más aguerrido de la serie. Lo dicho: un desastre.

Lo mejor: La secuencia inicial. Aún así, la peor secuencia inicial de toda la saga.

Lo peor: No resulta en absoluto divertida.

¿Dónde conseguirla?
GoreNation: "Wrong Turn 3: Left for Dead" en VOSE.

Forget me not

¿Recuerdas a tus amigos?

Con cierto aire a Sé lo que hicisteis el último verano (I Know What You Did Last Summer, 1997) nos llega Forget me not, película independiente dirigida por Tyler Oliver y protagonizada, entre otros, por las bellas Jillian Murria (The Graves, 2010) y Carly Schroeder (Prey, 2007).

Forget me not cuenta la historia de Sandy Channing, la más popular de las chicas del Instituto, dispuesta a celebrar por todo lo alto su ansiada graduación. Cuando los amigos de Sandy empiezan a desaparecer misteriosamente, Sandy descubre que el culpable de dichas desapariciones es el espíritu de una adolescente a la que humillaron en el pasado y al parecer ha regresado para vengarse.

La primera vez que oí hablar de Forget me not sus productores andaban a la búsqueda de distribuidores. Esta misma semana Forget me not se estrenará en el Screamfest Film Festival 09, por lo que da la sensación de que el problema de la distribución quedará resuelto. Esperemos que así sea y pronto podamos ver Forget me not.

Final Solution

Nazis en un slasher danés

El danés Martin Bech es el director de Final Solution un slasher en el que los temibles nazis -nuevamente- parecen tener la última palabra.

Final Solution cuenta la siguiente historia: "Durante la Segunda Guerra Mundial, en el periodo de ocupación de Dinamarca por parte de los Nazis, los pescadores locales ayudaron a los judíos a huir hacia Suecia, una tierra neutral. El viaje no era barato, y fue aún mas caro para la familia Landau, quien se vió forzada a dejar atrás a su hija más jóven, Emma. Abandonada, Emma se oculta en casa de un amigo de su madre, esperando una oportunidad para seguir los pasos de su familia.

Sin embargo, los Nazis también utilizaron sus propios pescadores para trasladar a los judíos que estaban huyendo hacia un remoto campo de exterminio en lo más profundo y oscuro de los bosques suecos. Ese fue el trágico destino de la familia de Emma.

A medida que pasó el tiempo, Emma creció mirando a los Nazis perder la guerra, a las nuevas potencias europeas surgiendo y al amigo de su madre falleciendo. Sin tener noticia alguna sobre el destino de su familia, decide seguir su rastro y descubrir que fue lo que pasó realmente en Suecia, pero lo que ella y sus amigos encontrarán será mucho más malvado de lo que jamás podrían haber imaginado."

¿Qué queréis que os diga? Un slasher/survival danés en el que andan metidos los nazis... la cosa creo que promete, y mucho. Final Solution está previsto que se estrene a principios de 2010 en Dinamarca. Os dejo con el trailer.

The Canyon

Una luna de miel casi perfecta

The Canyon es un interesante survival (lo cierto es que todos los survivals me parecen, a priori, interesantes) que cuenta la historia de Nick y Lori, una joven pareja de recien casados que deciden pasar su luna de miel en el Gran Cañón. Nick ha estado desde siempre obsesionado con la historia de la región, y Lori está dispuesta a darle el capricho a su nuevo marido de pasearse en un mulo por la zona. Henry, un viejo borracho del lugar que conoce palmo a palmo la zona, les hará de guía. Pero una vez allí, una serpiente venenosa ataca a Henry dejándole fuera de combate. Las bestias de carga se asustan y huyen, dejando a Nick y Lori abandonados a su suerte. El único futuro que les espera es la sed, el hambre y los lobos.

Dirigida por Richard Harrah e interpretada por Yvonne Strahovski y Will Patton, The Canyon conocerá un estreno limitado en los USA a partir del 23 de octubre, y también formará parte del Screamfest Horror Film Festival. El 17 de noviembre está prevista su salida en DVD.

La Huerfana

Algo malo sucede con Esther

La Huérfana

Ver ficha completa

  • Título original: Orphan
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Jaume Collet-Serra
  • Guión: David Johnson, Alex Mace
  • Intérpretes: Isabelle Fuhrman, Vera Farmiga, Peter Sarsgaard
  • Argumento: Un matrimonio que todavía está en proceso de superar la trágica y prematura muerte de una hija, decide adoptar a una jovencita de 9 años que proviene de Rusia y responde al nombre de Esther. La joven esconde un terrible secreto…

70 |100

Estrellas: 4

La Huérfana

Jaume Collet-Serra, director catalán afincado y formado como cineasta en Los Ángeles, ya me sorprendió en una ocasión anterior. En el caluroso verano de 2005 me acerqué a una sala de cine más atraído por la promesa de un aire acondicionado a todo trapo que por la simple expectativa de asistir a un buen espectáculo terrorífico. La película en cuestión era (lo habéis adivinado…) La Casa de Cera, dirigida por un total desconocido cuyo nombre y apellidos eran, sorprendentemente, fáciles de pronunciar, y cuya campaña de promoción estuvo lastrada por la inefable presencia de cierta heredera de un emporio hotelero (su presencia final en la película, por cierto, resultaba de lo más estimulante: habla poco, sonríe, se desnuda –o semidesnuda- y muere. Aplausos).

La Casa de Cera me sorprendió. No por ser una gran película, sino por tratarse de un teen-slasher abigarrado, recargado y con tendencia al exceso que me acabó resultando de lo más simpático y entretenido. Todo un descubrimiento.

Tras dirigir en 2007 la segunda entrega de Goal (Goal 2: Living the Dream), un proyecto que apestaba descaradamente a encargo, Jaume Collet-Serra regresa al género terrorífico con su tercera película, La Huérfana (The Orphan). De nuevo un servidor pasa religiosamente por taquilla sin demasiadas expectativas (por lo trillado del tema), y de nuevo Collet-Serra vuelve a conseguirlo. De nuevo me sorprende.

La Huérfana cuenta la historia de un matrimonio con dos hijos y varios fantasmas del pasado acechándoles (alcoholismo, adulterio y una hija muerta prematuramente), que decide adoptar a una niña de 9 años de ascendencia rusa internada en un orfanato.

La niña en cuestión responde al nombre de Esther, y tras su apariencia tranquila, sus exquisitos modales, su locuacidad y su inteligencia, se esconde una terrible amenaza para toda la familia.

Si esto fuera un típico "quiz show" norteamericano (programa de preguntas y respuestas) y ahora mismo os cuestionara sobre películas en las que un mocoso que no levantara dos palmos del suelo fuera el único catalizador de una pesadilla en la que se vieran envueltas todas las personas, críos y adultos, que giran a su alrededor; estoy convencido de que a todos vosotros os vendrían a la mente, al menos, un par de títulos: El Buen Hijo, La Profecía, El Otro (esta última, no me cansaré de repetirlo, una obra maestra)… La lista será más o menos extensa depende de cómo andéis de memoria (la mía es horrible), pero lo que parece claro es que La Huérfana, a simple vista, no parece que vaya a añadir innovación alguna al subgénero de los niños malditos, al que pertenecerían todas las películas de vuestra lista.

Sin embargo, Collet-Serra se reserva un par de ases bajo la manga gracias a los cuales consigue lo impensable: darle una ligera (ligerísima) vuelta de tuerca al sugénero de los niños malditos y acabar ofreciéndonos una película que, sin ser ni mucho menos una obra maestra, sí logra erigirse, por méritos propios, como un thriller psicológico digno y totalmente efectivo.

Me da la impresión de que Collet-Serra es un tipo listo que, por poco que se lo proponga, podrá pasarse muchos años dirigiendo películas de género made in USA.
Desde un punto de vista formal La Huérfana se adscribe al estilo del 99% de producciones de terror surgidas de la factoría de Hollywood durante los últimos quince años. Su puesta en escena es pulcra, aseada, impecable… y absolutamente predecible y convencional. Collet-Serra sabe que la suya es una película comercial (y no intento ser peyorativo al calificar La Huérfana cómo comercial) que debe llegar a mucha gente, y es consciente de que asumir riesgos a nivel formal, no es una buena idea.

Ese convencionalismo formal en ocasiones le juega malas pasadas. Pronto percibimos que al final de cada movimiento en panorámica de la cámara tendremos a Esther; y que detrás de cada sombra o de cada inesperado rincón, volveremos a tener a Esther; y que cada vez que nos acerquemos al rostro de la pequeña ésta nos obsequiará con una mirada maléfica. En este sentido Collet-Serra no puede evitar (o no quiere) que ese convencionalismo formal le empuje, en determinados momentos, hacia la previsibilidad en la acción. Pronosticamos lo que va a suceder a continuación… y sucede.

Por suerte, cómo ya he señalado antes, Collet-Serra se guardaba un par de ases en la manga, y uno de esos ases es la ruptura de cualquier tipo de previsibilidad (tanto formal cómo de fondo) en cuanto La Huérfana se acerca a su desenlace.
Al margen de que el giro final que nos ofrece La Huérfana pueda gustar más o menos (a mí me convenció plenamente), lo que debemos reconocerle, de forma casi obligada, es su capacidad para sorprender. Nunca imaginé, ni por un solo instante, en qué iba a consistir el mencionado giro argumental. Fue totalmente inesperado y desconcertante. Un grandísimo acierto.

El otro gran hallazgo de La Huérfana es la descripción de cada uno de los personajes que se integran en la trama. La conflictiva relación del matrimonio, aunque repleta de tópicos (alcohol, infidelidades…), resulta convincente y se beneficia de la excelente labor de Vera Farmiga en el papel de una madre que debe luchar contra su propio pasado y sus demonios personales para poder hacer frente a Esther.

Por otro lado los dos hijos naturales del matrimonio (en especial la frágil hija pequeña, aquejada de un problema auditivo) transmiten a la perfección el grado de pánico y opresión al que se ven sometidos por parte de Esther.

Y por último, el personaje de Esther. Quiénes hayáis visto ya la película o hayáis leído alguna cosa de ella, supongo que ya seréis más o menos conscientes del enorme trabajo realizado por la joven actriz Isabelle Fuhrman en el papel de Esther.
Isabelle Fuhrman es la única huérfana posible. A través de sus ojos, de sus movimientos, de la cadencia de sus palabras, de su sola presencia; consigue que acabemos odiando con todas nuestras fuerzas a Esther. Un magnífico logro por parte de una actriz tan joven.

En definitiva, La Huérfana es un intenso thriller dotado de una excelente atmósfera de suspense, excelentemente interpretado, con un sorpresivo giro final y que tan sólo chirría cuando recurre a determinados mecanismos, previsibles en la mayoría de los casos, para causar miedo al respetable.

Collet-Serra ha vuelto a sorprenderme. De un subgénero y una temática que parecían agotados, ha conseguido extraer una buena película. Cine comercial de género que no cae en saco roto… todo un avance.

Lo mejor: las actuaciones y el sorprendente giro final.

Lo peor: el personaje de la monja y ciertos recursos demasiado evidentes utilizados por Collet-Serra para asustarnos.

Saw 6

Clasificada X por el Ministerio de Cultura del Gobierno de España

Debo confesaros que no tenía ninguna intención de dedicarle un post al inminente estreno de Saw 6. ¿La razón de ello? Simple pereza. La serie dejó de interesarme tras la segunda entrega.

Pero ahora resulta que, gracias a Mario, un buen amigo del blog, me acabo de enterar de la noticia del día (más concretamente del día de ayer… que siempre llego tarde): Saw 6, por lo visto, ha sido calificada como película X por el Ministerio de Cultura del Gobierno de España (ver clasificación), la misma calificación que, durante el mes de septiembre, tuvieron títulos cómo Maduritas de tetas cojonudas o Animadoras meneando el Pom Pom.

Muy posiblemente la razón esgrimida por el Ministerio para justificar la calificación de Saw 6 sea el contenido altamente violento de la película. O quizás considerar que Saw 6 hace apología de la violencia… quién sabe. Me resulta complicado entender qué se les habrá pasado por la cabeza a las cabezas pensantes del Ministerio de Cultura para llegar a la decisión que finalmente han tomado.

La consecuencia de todo esto (si es que finalmente se confirma la clasificación X) es que Saw 6 tendrá muy comprometida su distribución en las salas de cine españolas, o al menos en las salas convencionales. Si no me equivoco, la legislación vigente establece que las películas clasificadas X tan sólo podrán ser exhibidas en salas especializadas; o dicho de otra manera, Saw 6 únicamente podría verse, llegado el caso, en la prácticamente extinta sala X (en cualquier caso ya os aviso que no estoy nada puesto en estos temas).

¿Y mientras tanto qué sucede en los EE.UU con Saw 6? Pues que la nueva entrega de la serie ha sido calificada con la habitual R, lo que implica que los menores de 17 años deberán ir acompañados de un adulto para acceder a la sala de cine.

También hay quién cree que todo es una orquestada operación de marketing y que, en el último suspiro, todo acabará solucionándose y Saw 6 se estrenará finalmente en las salas convencionales sin ningún problema. Y, mientras tanto, ingenuos aficionados como un servidor, que no teníamos ningún interés en hablar de Saw 6, habríamos caído en la trampa, dedicándole a la película un espacio que, seguramente, no se merecía. Si es así, mi más sincera enhorabuena al cerebro de la operación.

Veremos cómo acaba todo… De momento aquí termina el post sobre Saw 6 que jamás debió existir.

Offspring

Los Picapiedra en plan salvaje...

Offspring

Ver ficha completa

  • Título original: Offspring
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Andrew Van Den Houten
  • Guión: Jack Ketchum
  • Intérpretes: Art Hindle, Polyanna McIntosh, Tommy Nelson
  • Argumento: Un clan de salvajes caníbales, ataviados con ropas prehistóricas y descendientes de un desaparecido farero, siembra el caos en una pequeña y apacible población costera cercana a la frontera canadiense.

57 |100

Estrellas: 3

Offspring

Offspring es una de las películas más extrañas, caóticas y desconcertantes que he tenido el placer de ver en los últimos tiempos.

Dirigida por el estadounidense Andrew Van der Houten (The Girl Next Door, 2007) y basada en la novela homónima del escritor Jack Ketchum (que a su vez es la continuación de una de sus obras más prestigiosas conocida bajo el título de “Off Season”), Offspring cuenta la historia de un clan de salvajes nómadas, descendientes de un farero desaparecido en 1858 tras una cruenta epidemia de viruela, que da rienda suelta a sus inquietudes antropófagas a lo largo de una zona costera a caballo entre los EE.UU y Canadá (supuestamente, la falta de colaboración entre ambos países es la causante de que los miembros del clan todavía no hayan sido atrapados).

La muerte accidental de un bebé hace pensar a la líder del clan que una terrible maldición caerá sobre ellos. Para que la maldición no se lleve a cabo la única salida del clan será secuestrar al precioso bebé de la familia Halbard.

Como podéis ver, la “extrañeza” de Offspring no proviene de su argumento. Enfrentarnos a un clan de salvajes caníbales nos remite, de forma irremediable, a títulos como Las Colinas Tienen Ojos (The Hills have eyes, 1977) o la saga Wrong Turn.
La auténtica rareza de Offspring proviene de su desarrollo y, en parte -se intuye- viene provocada por su acuciante falta de presupuesto.

La primera vez que vemos en pantalla a ese clan de caníbales ataviados con ridículos ropajes de cavernícolas de saldo, resulta complicado contener una jocosa carcajada.
Y, sin embargo, sus actos (ver la secuencia de la cocina) nos transmiten una violencia descarnada, irracional y, en ocasiones, desmesurada.

Cuando les escuchamos hablar mediante una especie de primitivo lenguaje, de nuevo nos invade la sensación de que algo no acaba de funcionar, y la probabilidad de que todo acabe en el más absoluto de los ridículos vuelve a estar muy presente y cercana.

Rodada de forma torpe, mal iluminada, interpretada de manera pésima por la mayoría de actores que intervienen en ella (con una mención especial para el desastroso papel jugado por la pandilla de incompetentes policías que investigan el caso), precipitada en buena parte de las secuencias de violencia (los caníbales aparecen, repentinamente, en los lugares y en los momentos más insospechados, hasta el punto de que todo parece improvisado sobre la marcha), y excesivamente dilatada en otras (el tramo final de la cueva es demasiado largo), con personajes insufribles y poco creíbles(el marido violento de una de las protagonistas) e incluso con desubicadas secuencias que parecen pertenecer a una película distinta (cuando el mencionado marido violento recoge en su coche a una joven autoestopista).

Uno diría, sin miedo a andar muy equivocado, que Offspring tiene todos los números para ser considerada una pésima película, y sin embargo supe (o pude) ver en ella un –repito- “extraño” encanto.

Offspring me gustó. Siendo plenamente consciente de sus múltiples limitaciones y errores, y de que en ocasiones se asoma peligrosamente al abismo del ridículo más espantoso, Offspring me acabó convenciendo gracias a sus repentino e impredecibles, caóticos, estallidos de violencia, que no escatiman en mutilaciones, violaciones, desmembramientos, tripas, ensañamiento con niños, etcétera.

Offspring, definitivamente, no es una buena película. Sin embargo me pareció una experiencia muy curiosa e incluso exótica, chocante; y esas son las razones por las que me gustaría recomendarla.

Lo mejor: Los impredecibles estallidos de violencia.

Lo peor: La historia es caótica.

¿Dónde conseguirla?
GoreNation: "Offspring" en VOSE.