VOD

Autopsy

Experimentos sangrientos en el Mercy Hospital

Autopsy

Ver ficha completa

  • Título original: Autopsy
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Adam Gierasch
  • Guión: Adam Gierasch, Evan Katz, Jace Anderson
  • Intérpretes: Robert Patrick Jenette Goldstein Michael Bowen
  • Argumento: Cinco amigos regresan del Mardy Grass cuando sufren un accidente de coche. Una ambulancia les traslada al Mercy Hospital, regentado por el misterioso Dr. Benway, cuyos oscuros experimentos podrán en peligro la vida de los protagonistas.

58 |100

Estrellas: 3

Segunda película del After Dark HorrorFest 2009 y primera sorpresa agradable. Una película pequeña y sencilla pero terriblemente entretenida. Serie B en estado puro.

Autopsy

After Dark HorrorFest posterEl género de terror en general (y el ámbito de la serie B en particular) es, con toda probabilidad, uno de los que reclama una mayor complicidad por parte del espectador al que, en multitud de ocasiones, se le pide un esfuerzo adicional por aceptar determinadas situaciones y premisas argumentales que, posiblemente, no aceptaríamos en otros géneros cinematográficos.

"Autopsy", el debut tras las cámaras del guionista Adam Gierasch (autor de los guiones de "La Terza Madre" o "Toolbox Murders", entre otros; y actualmente dirigiendo el remake de "Night of the Demons"), es un magnífico ejemplo de película que requiere la implicación directa del espectador para poder funcionar.

¿Quién demonios, en su sano juicio, permanecería más de cinco minutos en el Hospital al que van a parar los protagonistas de Autopsy? ¿qué clase de estúpido acepta drogas de un enfermero que va tatuado hasta el cuello sin que se le informe de qué se está tomando realmente? (ummm… quizás no haya sido el ejemplo más acertado de situación inverosímil) ¿Cómo puede uno de los protagonistas mantenerse en pie después de que haya sido perforada una parte vital de su cuerpo? Estos son sólo algunos ejemplos de lo que nos depara el guión de "Autopsy", una historia clásica de mad-doctor salpicada de enfermizos (y, en ocasiones, sorprendentes y entretenidísimos) momentos gore, violencia irracional y sin sentido, y unas gotas de humor malsano que nos avisan de que nada de lo que acontece en "Autopsy" debe ser tomado demasiado en serio.

Aquellos quienes no estéis dispuestos a aceptar este tipo de situaciones (por supuesto estáis en vuestro derecho a no hacerlo) es posible que acabéis renegando de una película como "Autopsy".
Para el resto –entre los que me encuentro- "Autopsy" nos ofrece una provocativa y juguetona muestra de serie B que encuentra en la violencia, la casquería, y un humor tan grueso y previsible como efectivo, sus principales ¿y únicos? argumentos.

Su historia es de una simpleza desarmante, y sus agujeros en el guión son del tamaño de un cráter lunar.
Tras una noche de excesos en el Mardy Grass de Nueva Orleans, cinco amigos sufren un accidente y empotran su automóvil en un árbol (sorpresa incluída). De la nada surge una ambulancia que les traslada al Mercy Hospital, cuyo interior semivacío responde, por lo visto, a una reestructuración de presupuesto debido al desastre del Katrina –sic-. Parece ser que en el Mercy Hospital sólo ejerce sus funciones el Dr. Benway, cuyos retorcidos fines (de los que no os daré más detalles) pondrán en peligro la vida de los cinco amigos.

Toda la acción de "Autopsy" sucede en el interior del Hospital, con los cinco amigos acudiendo a sus citas con el Dr. Benway por separado. Por supuesto la variedad de experimentos y tratamientos terapeúticos que el buen doctor, y sus secuaces, les tienen reservados a cada uno de ellos, constituye el plato fuerte de la función.

Como podeis ver no hay nada destacable u original en la rutinaria historia que se nos plantea.
Tampoco desde un punto de vista técnico "Autopsy" nos ofrece nada que no se corresponda, estrictamente, a su militancia a la serie B terrorífica: una puesta en escena funcional, un aspecto visual correcto, y unos efectos especiales y de maquillaje que transitan de lo desmesurado (y por ello divertidos) a lo inadmisible (esa explosión…).

Sin embargo, "Autopsy" tiene una cualidad que, a la postre, determina su potencial como respetable producto de entretenimiento: su honestidad.
La película de Adam Gierash destaca por ofrecer, exactamente, todo lo que se espera de ella: una trama tan sencilla que, finalmente, acaba atrapándote, varias escenas gore realmente imaginativas y regocijantes (a destacar la desesperada situación en la que se encuentra uno de los protagonistas en el desenlace de la película, rodeado de… en fin, creo que nunca había visto nada igual), y un humor negro y sinvergüenza; elementos que, todos ellos, nos ayudas a comprender que "Autopsy" está concebida con el único propósito de lograr que pasemos un rato divertido… y finalmente lo consigue.

Posiblemente "Autopsy" no figurará entre las elegidas a la hora de determinar las mejores películas de género del año. Seguramente un servidor tardará bastante tiempo en revisarla (si es que alguna vez lo hago). Incluso es muy probable que, pasados unos meses, me cueste recordar aspectos fundamentales de la película (cómo, por ejemplo, de qué trata su argumento… os aseguro que suelo sufrir unos ataques de amnesia galopante a la hora de recordar muchas de las películas que veo).
"Autopsy" no es una película que vaya a dejar huella en nuestra memoria, pero tampoco aspira a ello. El suyo es un impacto mucho más inmediato: noventa minutos de auténtico cine de terror de bajo presupuesto que transcurren sin dejar el mínimo espacio al aburrimiento. No es una gran película… ni falta que le hace.

Supongo que algunos empezareis a estar cansados de la indulgencia con la suelo tratar a este tipo de producciones. Es posible que esa misma condescendencia me esté llevando a un análisis incompleto de algunos títulos recientes. Personalmente empiezo a sacar mis propias conclusiones al afrontar películas como "Dead Snow" o "Autopsy". Por mucho que escriba sobre cine de terror e intente construir y razonar una sólida opinión sobre las películas que voy viendo, una cosa me queda clara: sigo siendo un simple aficionado al género, incapaz de no recomendar una película de las características de "Autopsy": cine ligero, de consumo rápido, pero con una irresistible carga de entretenimiento y diversión a sus espaldas. En pocas palabras, la serie B de toda la vida.

Lo mejor: disfrutar, sin complejos, del gore, el humor, las interpretaciones, y también de las imperfecciones de una serie B modesta pero terriblemente entretenida.

Lo peor: los pacientes del Hospital, muy bien caracterizados, pero a los que se les saca muy poco provecho.

Poster de Drag me to Hell

A ver qué os parece...

Drag me to hell

No suelo escribir un post para únicamente presentar el poster de una determinada película. Sin embargo creo que en esta ocasión vale la pena. Ya está disponible el póster (supongo que será el final...) de "Drag me to Hell", el esperado regreso de Sam Raimi al género de terror.

Para más información sobre la película (trailer, fotografías, etc...), podeis consultar los siguientes enlaces:
Drag me to Hell (1)
Drag me to Hell (2)

Bled White

¡Más zombis... es la guerra!

Bled White

Un nuevo día, una nueva película independiente de temática zombie. La hemorragía de noticias en los últimos días da la impresión de que está poniendo a prueba la resistencia de los fans de este tipo de películas.
En esta ocasión le toca el turno a "Bled White", película escrita y dirigida por José Carlos Gómez, de la que escuchamos tempranas noticias durante los primeros meses de 2008, y de la que ahora nos llega el trailer oficial, lo cual indica, supongo, que su estreno en el mercado DVD USA está cercano.

"Bled White" nos transporta a un escenario de apocalipsis zombie en el que el hambre de los muertos vivientes por la carne de sus congéneres vivos ha provocado la práctica extinción de la raza humana. Son muy pocos los que quedan e intentan sobrevivir entre las sombras.

Os dejo la imagen de un zombie y el trailer oficial de la película... a disfrutar (o no).

Zombies of mass destruction

Zombies, zombies, zombies, zombies, zombies, zombies, zombies, zombies...

Zombies of Mass Destruction

Hace muy poco el amigo Maese Threepwood comentaba que todo le parecía tener buena pinta cuando incluía la palabra zombi... pues bien, a mi me ocurre algo muy parecido. Me encantan las películas de zombies. Y como muchos otros fans de los zombies, estamos de enhorabuena. No paran de llegarnos noticias y más noticias sobre películas que tienen a nuestros adorados muertos vivientes de protagonistas (tras la estupenda "Dead Snow" la más esperada, en mi caso, es "La Horde").

En esta ocasión le toca el turno a "Zombies of mass destruction", película que sus propios responsables definen como una "comedia política zombi" ¿?, y que incluirá en su trama temas como la homosexualidad o el terrorismo.

"Zombies of mass destruction" nos cuenta la historia de Frida, una joven norteamericana de ascendencia iraní, que regresa a Port Gamble (una pequeña población isleña) para ayudar a su padre a abrir su nuevo restaurante.
También Tom Hunt, un broker de Wall Street, regresa a su pueblo natal con su novio Lance, para confesar a su madre, por fin, su condición sexual.
Al mismo tiempo en que las vidas de Frida, Tom y Lance están a punto de dar un paso adelante, Port Gamble se enfrenta a su mayor desafío: un virus zombi desatado.

Por cierto, la película por lo visto, no tiene absolutamente nada que ver con el comic del mismo título (que desconozco por completo).

13 meses

¿Locura o realidad?

Empecé a leer relatos de Ed (José Pérez) prácticamente al mismo tiempo en que inicié mi andadura en Almas Oscuras. Supe de él y de su obra a través de los amigos de Terror y Nada Más. No debéis perderos los audiorelatos que con tanto esfuerzo e ilusión han hecho los amigos de Terror y Nada Más basándose en relatos de Ed. Son una delicia.

Ed se define a sí mismo como un fan del terror puro y duro, dónde no existen los tabús de ningún tipo. Empezó a escribir de muy jovencito, sumergiéndose en su propio mundo de oscuridad y dando rienda suelta a sus demonios, que acababan encarnándose en todo tipo de abominaciones.

Por mi parte sólo me queda desearos que disfrutéis de “13 meses”.

Grace (2)

Nuestro bebé hambriento... cada vez más cerca

Grace

Grace Hace un par de meses os hablaba por primera vez de "Grace", una película independiente dirigida por Paul Solet que disfrutó de una buena acogida en el Festival de Sundance a principio de año, dónde se habló de ella cómo una película "macabra y oscura que hará las delicias del buen aficionado al cine de terror".
En aquella ocasión colgué el teaser de la película. Creí que también estaba colgado el trailer oficial, pero me he dado cuenta de que no es así. Corrijo el error/despiste y os dejo el trailer oficial.

Para quien no lo recuerde "Grace" nos cuenta la historia de Madeline Matheson, embarzada de 8 meses y deseosa de tener, por fin, a su hija Grace. A causa de un accidente el feto muere estando todavía en su interior, pero Madeline insiste en seguir adelante con el embarazo. Semanas después, tras el parto, el bebé, milagrosamente, vuelve a la vida. Pero, tras regresar a casa, la salud de la pequeña Grace empieza a deteriorarse. El apetito del bebé por la leche materna se transforma en una siniestra ansia por consumir sangre humana, y Madeline se verá obligada a descubrir hasta dónde está dispuesta a llegar para salvar a su hija.

Todavía no hay estreno para su fecha de estreno (supongo que irá directa al mercado DVD USA), pero no creo que tarde demasiado en producirse. De momento la incluyo entre las más esperadas de Almas Oscuras.

Zombie (1995)

El más horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción

Zombie Joyce Carol Oates Autor: Joyce Carol Oates.

Argumento: Quentin P., trientañero solitario, trabaja de cuidador en una finca habilitada como residencia de estudiantes cerca de la universidad. Quentin P. sueña con crear un zombie que satisfaga todos sus deseos sexuales y órdenes inmediatas, un compañero zombie que no le cuestione ni le juzque, un siervo que le llame “amo” y le necesite para vivir. Así, durante más de 5 años de estudio sobre la lobotomía, decide comenzar sus experimentos.

Sus víctimas serán vagabundos y yonquies: Guantesdeconejo (el primero) morirá en 12 minutos. Ojosdepasa aguantará 7 horas, y Grandullón un poco más; pero todos los experimentos son fallidos y Quentin P. no consigue el punto exacto entre el picahielos y el cerebro. Pasan los días y Quentin P. se vuelve impaciente. Sin Nombre y Lengua de Terciopelo también acaban muertos y no se convierten en Zombies, así que la búsqueda se hace implacable.

Quentin P. (que cuenta con una condena a su espalda por un crimen racial, por abuso sexual y asesinato a un niño negro de 12 años), se enamora platónicamente de un joven universitaro, Ardilla , al que realizará un seguimiento exhaustivo y posterior secuestro para finalmente...volver a fallar.

La policía, después de la desaparción del campus de Ardilla, vigilará a Quentin (clasificado como delincuente sexual) de cerca y todo corre peligro...

Comentario: soberbio libro de obligada lectura para todo amante del terror. Su autora, Joyce Carol Oates, candidata en multitud de ocasiones al Nobel de literatura, nos adentra en un relato escrito en primera persona, a modo de diario, en la mente del que ha descrito la crítica como “el más creible y horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción”.

Oates, que se basa en la vida de Jeffrey Dahmer, nos hace empatizar de un modo sutil con las víctima (a las que impersonaliza para cosificarlas) y a la vez entender a ese gran psicópata, Quentin P.; y en este punto ya no eres capaz de culpablizar a Quentin (ya que nos muestra actos razonables), aunque asistamos a terribles lobotomías y otros actos de crueldad para convertir a sus víctimas en zombies, por lo que el terror psicológico al leer este libro ofrece su punto álgido.

Que una escritora, ganadora del Pulitzer en 2000 y premio nacional de Literatura de EE.UU en 1970, nos deleite con esta oscura narración no deja de ser interesante. Una visión del terror en su cara más cruda y real para una proilífica escritora, que ha tocado todos los palos literarios (novela, ensayo, teatro, poesía e incluso guiones cinematográficos) es un acto de valentía y riesgo propio de alguien muy seguro de sí mismo.

Impagable la escena del padre de Quentin cerca del armario dónde éste guarda restos de Grandullón y el descubrimiento de su alter ego, Todd Cutter, a la hora de aprisionar a Ardilla.
La conclusión cae por su propio peso, hay que leer "Zombie" para descubrir la gran literatura, destinada a ser estudiada en Institutos y Universidades, y dejar de ver el género del terror como literatura menor.

The Broken

El mal vuelve a esconderse tras los espejos

The Broken

Ver ficha completa

  • Título original: The Broken
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Sean Ellis
  • Guión: Sean Ellis
  • Intérpretes: Lena Headey, Richard Jenkins, Asier Newman
  • Argumento: Gine cree ver en la calle a una mujer que guarda un parecido exacto con ella misa. La sigue y entra en su apartamento, dónde descubrirá una fotografía de su padre. La pesadilla ha comenzado y ninguno de sus allegados estará a salvo.

40 |100

Estrellas: 2

"The Broken" es la primera película reseñada que logró formar parte del cartel del After Dark HorrorFest 2009. En breve espero tener la oportunidad de reseñar el resto de películas que participaron en el Festival (reconocereis que una película pertenede al After Dark porque incluiré, al inicio de la reseña, una pequeña imágen del póster del Festival)

The Broken

After Dark HorrorFest posterSean Ellis ha escogido con "The Broken" el camino del terror psicológico para dar forma a su segunda tentativa como realizador.
Lo cual no deja de ser sorprendente si tenemos en cuenta que el reconocido fotógrafo británico debutó como director de largometrajes en 2006 con "Cashback", una comedia romántica de toques surrealistas y cierto tufillo cool (en la peor acepción del término).

La película da comienzo con un par de espléndidos momentos que, sin llegar a ser demasiado evidentes, sí arrojan algunas posibles pistas sobre la base argumental de "The Broken".
Por un lado una cita de Edgar Allan Poe sobre el tema del doble maligno como reverse tenebroso de nuestro propio yo.
En segundo lugar una serie de placas que revelan una inusual afección coronaria en varios pacientes ingresados en el hospital en el que Gina ejerce funciones de radióloga.

Son apenas un par de instantes fugaces que incluso corren el riesgo de pasar desapercibidos, pero que a Sean Ellis le bastan para establecer los pilares argumentales de "The Broken" (el desdoblamiento de la personalidad, el doble maligno, y la existencia de universos paralelos que intentan penetrar en nuestra realidad) y centrarse, de lleno, en lo que realmente le importa: la creación de una atmósfera de sostenida angustia e intranquilidad que sobrevuele la película de principio a fin.
Y para lograr dicha atmósfera Sean Ellis (junto a su director de fotografía Angus Hudson) recurre a una magnífica y gélida fotografía de tonalidades grisáceas y azules que siempre contribuyen a aumentar el nivel de desasosiego (Sean Ellis vuelve a reivindicarse cómo un estupendo creador de imágenes).

Ese clima de inquietud se ve reforzado con una serie de elementos que se alejan del susto fácil o la violencia sin justificación. La tensión proviene de una simple mirada, de un plano fijo que aparentemente no aporta demasiada información, de un espejo que se hace añicos, de una gotera... (destacar las imágenes que nos dejan entrever la realidad al otro lado del espejo). En apenas un par de ocasiones, muy puntuales, "The Broken" recurre al efecto de sonido para espantar (algo que se agradece... y mucho).

Incluso cuando la película recorre terrenos demasiado comunes del género (el espejo que guarda medicamentos, la ducha, la escena onírica...), la fuerza, frialdad y elegancia de la puesta en escena y la fotografía, ayudan a que dichos momentos no sean todo lo molestos que podrían haber sido.

Por lo tanto, lo que tenemos hasta ahora es un encomiable ejercicio formal puesto al servicio de una lograda ambientación que transmite inquietud con sobrada efectividad.

El problema con "The Broken" aparece cuando intenta ir más allá de lo que nos ofrece esa atmósfera de inquietud en la que Sean Ellis parece haber concentrado todos sus esfuerzos.
"The Broken" es una película de terror, y toda esa tensión acumulada y sostenida debería desembocar, en un momento u otro, en diversas situaciones de horror puro y sincero. Sin embargo, cuando The Broken abandona la senda del suspense y se adentra en el camino del terror, se queda, decididamente, muy corta. A excepción de una soberbia escena que nos remite al Psicosis de Hitchcock, "The Broken" no logra sobresaltarnos. Su capacidad para el impacto directo es muy pobre, muy limitada. No conmociona. No asusta.

Esa misma frialdad y pulcritud que tan buenos resultados arrojan a la hora de crear un clima de tensión, dejan de funcionar en el instante en que el horror puro debe pasar a un primer plano.
Da la impresión de que Sean Ellis, una vez conseguida esa atmósfera de la que tanto os he hablado en la primera parte de esta reseña, no sabe dar un paso adelante y llevar la película a otro nivel.

El otro gran defecto de "The Broken" es que, argumentalmente, es rácana. Me desagradan profundamente aquellas películas de terror que nos ofrecen demasiadas explicaciones. Prefiero disfrutar de un espacio libre para la interpretación, para poder sacar mis propias conclusiones.
Pero, realmente, lo de "The Broken" es, quizás, exagerado. No tenemos prácticamente información alguna sobre lo que está ocurriendo. Sobre cual es el orígen, el destino y la naturaleza de la amenaza. No sabemos prácticamente nada.

Esto nos obliga como espectadores a buscar precedentes que logren situarnos. Para el aficionado al género de la ciencia ficción o el terror no será una tarea complicada. "The Broken" parece, por momentos, la particular revisión de Sean Ellis del clásico dirigido por Don Siegel en 1956 “La Invasión de los Ladrones de Cuerpos”.
Pero para el espectador que no esté tan avezados en el género, la cosa puede resultar bastante más fustrante. Pueden llegar a sentirse huérfanos de referencias y llegar al final de la película sin tener ni idea de lo que está ocurriendo; en cuyo caso la película acabaría siendo una experiencia terriblemente decepcionante.

En definitiva, "The Broken" es un magnífico ejercicio de estilo, dotado de una inquietante atmósfera y unas excelentes actuaciones, pero insuficiente en cuanto a su capacidad para impactar, sobresaltar o provocar miedo.

Lo mejor: la atmósfera de contenida inquietud, la excelente fotografía y el trabajo de los actores.

Lo peor: esa misma atmósfera de inquietud no acaba de culminar en auténtico terror. No impacta, no sobrecoge y, puntualmente, aburre. Además, su argumento es demasiado simple y rácano

¿Dónde conseguirla?
The Broken. DVD-Rip. Formato rmvb