VOD

The Hitchhiker

Nunca recojas a extraños en la carretera

Hitchhiker

Ver ficha completa

  • Título original: The Hitchhiker
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: Leigh Scott
  • Guión: Leigh Scott
  • Intérpretes: Jaci Twiss, James C. Morris, Jeff Denton y Sarah Lieving
  • Argumento: Cuatro amigas viajan en coche hasta Las Vegas para asistir a una convención de enfermeras. En mitad de una carretera local recogen a un autoestopista que ha tenido problemas con su coche. Gran error...

20 |100

Estrellas: 1

The Hitchhiker

Un argumento que sigue a cuatro chicas, con ganas de fiesta, acosadas por un autoestopista psicópata, no invita a creer que estamos ante la más original de las películas de terror de bajo presupuesto. Y así es. Descartemos, de inicio, cualquier posibilidad de que "The Hitchhiker" contenga una sola idea que nos parezca insólita o innovadora.

Busquemos, entonces, sus posibles virtudes por caminos distintos a los de la originalidad. ¿Qué nos ofrece en realidad una película como The Hitchhiker? O mejor aún, ¿qué espera encontrar el buen aficionado al cine de terror que se acerca a una película cómo la que hoy nos ocupa?

A simple vista "The Hitchhiker" reúne alicientes de sobras para que la propuesta no pase desapercibida. Durante su metraje se dan cita escenas de sexo enfermizo (poco), tortura, violación y muerte.
Da la impresión que Leigh Scott, director y guionista de "The Hitchhiker", tiene muy claros los ingredientes que debe utilizar para convertir su película en una experiencia satisfactoria. El problema radica en la forma en la que manipula dichos ingredientes.

El principal error de "The Hitchhiker" es fácilmente identificable: todas aquellas escenas que presumiblemente deberían impactarnos, inquietarnos o simplemente incomodarnos, en mayor o menor medida, sencillamente no logran su propósito.
Asistimos a una serie de escenas violentas y sangrientas sin otra reacción por nuestra parte que no sea la de una total indiferencia, pasividad, y absoluta falta de interés. Y todo ello debido a una puesta en escena impersonal, plana y sin fuerza.

Leigh Scott se olvida de dotar a las escenas de violencia de una indispensable atmósfera perturbadora, sucia y malsana; elementos necesarios para que dichas escenas adquieran cierta garra y acaben siendo efectivas. En su lugar, todo en "The Hitchhiker" ocurre de forma desapasionada, fría, neutra...; y, por lo tanto, prácticamente todas sus imágenes encuentran una respuesta equivalente (falta de pasión y frialdad) por parte del espectador. Y no es un problema de carencia de recursos o de presupuesto. Es, más bien, un problema de escasez de talento.

Por lo tanto, "The Hitchhiker" falla allí dónde se presume indispensable que diera la talla. Cuando debe perturbar, aburre. Cuando debe asustar, aburre. Cuando debe asquear, aburre. Y cuando se toma un tiempo muerto, aburre hasta el infinito.

Desgraciadamente, no queda ahí la cosa. Leight Scott logra completar media película a base de escenas potencialmente impactantes que no alcanzan su objetivo. Pero, ¿qué ocurre con los restantes 45 minutos que le quedan pendientes para rematar la película?

Puedo pasar por alto el hecho de que las cuatro protagonistas insistan, una y otra vez, en tomar siempre las más estúpidas e inexplicables decisiones que van siempre en contra de su propia supervivencia (algo que ocurre en el 90% de las películas de terror). Incluso soy capaz de obviar la irritante presencia de dos palurdos policias locales incapaces de ver más allá de la montura de sus gafas de sol tamaño extragrande.

Lo que acaba siendo totalmente insufrible es la excesiva cantidad de ridículos e intrascendentes diálogos con los que Leigh Scott pretende disimular el absoluto vacío argumental de su película. Acabamos hartos de escuchar al psicópata quejándose, por enésima vez, de su vida amorosa y de cómo su resentimiento hacia las mujeres le ha llevado a ser quién es y a hacer lo que hace –sic-.
Y en este aspecto las chicas, desgraciadamente, no se quedan atrás. Todas sus conversaciones (demasiadas) tienen la rara cualidad de trasportarnos muy lejos de la película mientras miramos, de reojo, nuestro reloj.

Y por si fuera poco, "The Hitchhiker" redondea la faena con dos finales tan innecesarios como previsibles y mal ejecutados. El primero de ellos desemboca en una escena de acción que provoca vergüenza ajena por su torpeza. El segundo es uno de esos finales que te hueles a kilómetros de distancia y acaban poniéndote de mal humor. Un desastre.

La sensación general que tuve tras finalizar la película fue una y muy clara: acababa de perder, inútilmente, noventa minutos de mi vida (el único consuelo que me queda es que no es la primera vez que esto me ocurre, ni tampoco será la última –el que no se consuela es porque no quiere).

Lo mejor: curiosamente todos los actores cumplen con creces (tanto las cuatro chicas como el psicópata). Sobre todo teniendo en cuenta el material que tienen a su disposición.

Lo peor: su falta de tensión, su incapacidad para perturbar, y dos finales a cuál más absurdo e innecesario. Acabas echando de menos al genial autoestopista de La Matanza de Texas.

Gobstopper

Bienvenidos a la Fábrica de Chocolate... ¡Prepárate a morir!

Gobstopper

Cuando empiezas a tener la impresión de que a estas alturas ya nada puede llegar a sorprenderte, aparece algo del estilo de "Gobstopper", una película que podríamos definir como el lado tenebroso de "Charlie y la fábrica de chocolate".

El argumento es muy similar al de la película homónima que dirigió Tim Burton en 2005 (y anteriormente Mel Stuart bajo el título "Un Mundo de Fantasía"), y que, a su vez, se basaba en el célebre relato del escritor Roald Dahl.

En esta ocasión los niños que son premiados con el ticket dorado que les abrirá las puertas al mágico mundo de la Fábrica de Chocolate, son substituidos por los típicos adolescente descerebrados que llevan escrita la palabra "muerte cruel y sangrienta" en su frente.

Por supuesto no es el único cambio respecto al original. El carismático Willy Wonka (interpretado por Christopher Lloyd, el recordado "Doc" Emmett Brown de "Regreso al Futuro") es un psicópata asesino al mando de un ejército de "oompa loompas" sedientos de sangre y dispuestos a destripar al primer adolescente despistado que se cruce por su camino.

Todavía no hay fecha de estreno (en realidad ni siquiera sé con certeza si la cosa va en serio...). Por lo sinvergüenza, delirante y absurdo de la propuesta, me han entrado unas ganas terribles de ver este "Gobstopper".


RWWM

Reykjavik Whale Watching Massacre

Reykjavik Whale Watching Massacre

"Reykjavik Whale Watching Massacre" es el curiosísimo título de esta película de terror provinente de la helada Islandia y dirigida por Július Kemp.
Las primeras imágenes y el recién llegado teaser oficial nos dan alguna pista sobre una película con un encomiable acabado visual y una atmósfera opresiva muy bien lograda.

El argumento, salvando la original localización de la acción, no presenta grandes innovaciones. El barco en el que viajan un grupo de observadores de ballenas se avería y sus pasajeros son rescatados en alta mar por un barco ballenero. Los tripulantes del ballenero, tras emborracharse, perderán el control, provocando que la situación a bordo se vuelva realmente peligrosa.

Un survival que tanto por su orígen, cómo por la localización de la acción, se me antoja verdaderamente interesante. Además cuenta con la presencia del legendario y corpulento actor islandés Günnar Hansen, el primero en dar vida a Leatherface en la mítica "La Matanza de Texas", de Tobe Hooper.

Sway

Continúan las torturas de bajo presupuesto

Sway

A estas alturas queda muy claro que el género de torturas es terreno abonado para las producciones independientes de bajo presupuesto. "Sway" es una nueva muestra de ello.

El funeral de la madre vuelve a reunir a tres hermanos que llevaban mucho tiempo sin verse. Antes de volver a separarse deciden pasar la noche juntos y divertirse por todo lo grande.
Tomando copas en un bar sufren un encontronazo con un grupo de jóvenes de la localidad. Deciden abandonar el local y dirigirse a casa, pero el coche no arranca. Clem, un predicador de la región, se ofrece para ayudarles. Ellos aceptarn su ofrecimiento... gran error.

Cómo podéis ver no es el argumento más original de la historia del cine de terror. Sus responsable prometen (ahí va la lista...): "asesinato, violación, desmembramientos, prostitución, tortura, incesto y fanatismo religioso".
Personalmente estoy algo cansado de películas de explotación que intentan, descaradamente, aprovechar el tirón de sagas como "Hostel" o "Saw". Pero para quien todavía no esté harto de este tipo de género, "Sway" quizás sea una opción a tener en cuenta.

Babysitter Wanted

Babysitter, una profesión de riesgo

Babysitter Wanted

Ver ficha completa

  • Título original: Babysitter Wanted
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Jonas Barnes, Michael Manasseri
  • Guión: Jonas Barnes
  • Intérpretes: Sarah Thompson, Matt Dallas, Bruce Thomas, Bill Moseley
  • Argumento: <em>(Ver comentario)</em>

68 |100

Estrellas: 3

Babysitter Wanted

Angie, una chica religiosa y apocada, acaba de llegar a la universidad y necesita un trabajo. Su mejor opción: convertirse en canguro para los Stanton y cuidar de un inocente querubín que nunca se quita su sombrerito de vaquero. Una serie de inquietantes llamadas telefónicas, y la posterior aparición de un extraño personaje a las puertas de casa, harán comprender a Angie que su vida, y la del niño, corren peligro.

Esta es la sinopsis oficial de "Babysitter Wanted". Y ésta intentaré que sea toda la información que obtengais sobre su argumento en este comentario.

Lo sé. Sé que contando únicamente con la sinopsis oficial es complicado convencer a nadie de que "Babysitter Wanted" sea una película que, realmente, merezca una oportunidad.
Su argumento nos trae ecos de "La Noche de Halloween" (Halloween, 1978), los primeros quince minutos de "Scream" (Scream, 1996) y, sobre todo, de "Cuando Llama un Extraño" (When a Stranger Calls, 2006), el remake que firmó Simon West en 2006.

Por lo tanto, lo más lógico es que nuestra primera impresión, al conocer de su existencia, no sea demasiado efusiva. Yo mismo, hace un par de semanas, redacté una breve reseña de "Babysitter Wanted", a raiz de su estreno en el mercado DVD USA, en el que calificaba la película como "prescindible" y "falta de originalidad" (y todo ello, por supuesto, sin haberla visto –sic-).

Pues bien, ahora ya he visto "Babysitter Wanted", y estoy en posición de afirmar que me equivocaba.

Los directores Jonas Barnes y Michael Manasseri nos han regalado una inteligente y entretenidísima película de terror que pasa por ser la mayor sorpresa, dentro del panorama de la serie B, en lo que llevamos de año.
Las claves del éxito son relativamente sencillas: un guión bien construido, un excelente ritmo que no deja lugar al aburrimiento (los minutos en Babysitter Wanted fluyen con pasmosa sencillez, de forma que la experiencia en ningún momento se hace pesada o cansina), unos actores que cumplen su labor con solvencia y profesionalidad (a destacar Bruce Thomas en el papel de padre), y una extraordinaria banda sonora, muy superior a lo habitual en este tipo de producciones (y os lo dice alguien que carece por completo de oído musical).

Tampoco quiero que nadie se lleve a engaño. Siendo una producción destacable y merecedora, sin duda, de una oportunidad, "Babysitter Wanted" no es ninguna obra maestra.
Contiene errores. Alguno de ellos de bulto: un absurdo flirteo amoroso, un Bill Moseley poco aprovechado en el papel de sheriff local, (Editado) y una escena final que pretende únicamente justificar una innecesaria secuela (Fin Editado), y que roza el ridículo más espantoso.

Tampoco es la quintaesencia del terror, ni un derroche de originalidad. Su capacidad para horrorizar o perturbar está bastante limitada y raramente logra meternos el miedo en el cuerpo. Las escenas que contienen un mayor nivel de suspense y terror son aquellas que, precisamente, coinciden argumentalmente con "Cuando Llama un Extraño", superando netamente en este aspecto al remake de Simon West.

Soy consciente de que todavía me quedo muy corto a la hora de ofreceros elementos de juicio que os empujen a decantaros por "Babysitter Wanted". Así que apelaré a la poca confianza o credibilidad que haya podido labrarme durante el tiempo que llevo al frente de Almas Oscuras para recomendaros "Babysitter Wanted", una pequeña película de terror cuyo mérito más significativo es el de saber entretener y divertir (lo cual no es poco).

Os gustará más o menos, pero creo, sinceramente, que vale la pena descubrirla. "Babysitter Wanted" es una película que corre un alto riesgo de pasar desapercibida. Sería una lástima...

Lo mejor: su capacidad para entretener.

Lo peor: (Editado) un final cuyo único objetivo es justificar una secuela innecesaria.

Lesbian Vampire Killers (6)

Presentación oficial de las Vampiras Lesbianas Asesinas

Lesbian Vampire Killers chicas

Son tres de las Vampiras Lesbianas y Asesinas más destacadas hasta el momento: Silvia Colloca como "Carmilla", Lucy Gaskell como "Judy", y Ashley Mulheron (mi favorita) como "Trudi".

Tan solo recordaros que el estreno de "Lesbian Vampire Killers" está previsto en los cine de Gran Bretaña para el próximo 20 de Marzo.
Si queréis más información sobre la película (argumento, trailer oficial, fechas de estreno, etc...) podéis consultar la información aparecida hasta el momento en Almas Oscuras.

Amores que matan (2002)

Por María Zaragoza

Comentario: Hoy lo vamos a hacer al revés, comenzaremos por el comentario para terminar por la sinopsis, y tiene su razón: Tenía que desgranar "Amores que matan" (el libro que hoy nos ocupa) paso a paso, aún a riesgo de “destrozar” la trama, para que entendierais el objetivo del libro, que no es otro que hacernos pasar un rato agradable, por lo que he preferido advertirlo antes.
"Amores que matan", escrito por la jovencísima manchega María Zaragoza, es un interesante, entretenido y cómico viaje a través de las partes más “ocultas” de nuestros héroes del terror. En ésta experiencia María Zaragoza, se revela contra los monstruos que tanto miedo le dieron siempre, aplicándoles su particular venganza.

Leer "Amores que matan" es un ejercicio de buen humor, en que se desmitifica a conocidos asesinos de las películas de terror y en el que la humillación sufrida por Michael Myers, Jason, Freddy y Leatherface (entre otros) es notoria y ha de tomarse como lo que es: un chiste en sí mismo.

El libro es una lectura ligera, ingeniosa y bien presentada, donde cada capítulo pretende arrancarnos, si no una carcajada, al menos sí una sonrisa.
Recomendar una lectura así es un acto obligatorio para todo amante del género de terror. Leer "Amores que matan" es una anécdota, un guiño al optimismo, un momento para salir de la caverna del horror y la violencia y dar un paseo al sol.

Amores que matan

Sinopsis: María Zaragoza (la propia autora) viaja de ciudad en ciudad por diferentes países para encontrarse con los asesinos de la películas que tanto la han aterrorizado. Así en su particular excursión conoce a Patrick Bateman, que se cree Superman y piensa que puede volar y que confiesa que en la película American Psycho mató de verdad a los actores y actrices que morían en la ficción.
Bateman desvela el oscuro mundo de las productoras de cine de terror, que contratan a asesinos reales para todas las sagas que tienen éxito: Viernes 13, Halloween... Patrick le confiesa a María que la primera vez que mató a una mujer, lo hizo porque estaba enamorado de su hijo y que esto ocurrió en Cristal Lake. Más tarde se lió con Tuno Negro, y en la actualidad sale con Puri de Alcobendas.

María necesita saber más, por eso va en busca de Norman Bates, ingresado con su “madre” en un sanatorio mental. Norman es muy introvertido y descubre que su vieja ha matado a Teddy (su osito de peluche) tirándolo a la basura y decide comenzar su venganza: se estrangula hasta casi morir, pero María le pone videos de Heidi para apaciguarle...y lo logra. El Motel Bates termina convertido en un club de carretera llamado “la ducha caliente”.

Es la hora de emprender un nuevo viaje, y esta vez la señorita Zaragoza va al encuentro de Leatherface, un artista visceral (compañero de clase de Taxidermia de Norman Bates) y se entera que su verdadero nombre es Alan. Alan o Leatherface es sumamente educado y condescendiente y admite que su sueño es ser actor de The Rocky horror Picture Show interpretando a Frank´n Further para poder trasvestirse. Las obras de arte de leatherface gozan de gran prestigio en el mundo underground, pero Alan no está completo, quiere adelgazar 20 kilos y como buenos propósitos se ha marcado: limpiar la sierra todos los dias, escribir a menudo a Myers y llamar a Jasón por su cumpleaños. Cara De Cuero termina triunfando en el mundo de la moda como diseñador.

Después de semejantes descubrimientos, María está un poco aturdida, pero contenta con los amigos que va dejando en el camino, así descubre a los 5 Ghostface, que son fans de Gran hermano, veían los reportajes de la 2 y se perdían en los supermercados y que la comentan que Sydney es una completa ninfómana.

Pasan los días y pronto da con el paradero de Freddy Krueger, que mantiene un relación clandestina con Jason Vorhees (al que admira en “profundidad”). Freddy entra en Gran Hermano (con una nueva cara que le ha hecho Leatherface) y termina ganando el concurso (el dinero lo dona a Greenpeace) y abre un restaurante de tortilla de patata en Madrid asociado con Hannibal Lecter.

Y hablando de Hannibal Lecter, María le descubre en un casting para Operación Triunfo y se hacen amigos. Hannibal en la actualidad está liado con Sophia Loren, ya que su anterior relación, con Clarice por supuesto, fracasó cuando ella se hizo antropófaga y sus desavenecias culinarias fueron insoportables. En la actualidad es record de ventas con su CD de estilo tecno-funky-rap.

Los días pasan y el dinero escasea, así que María consigue el dinero de las maneras más insospechadas para proseguir con su aventura. Así se presenta en la casa de Michael Myers, que resulta ser un amante esposo y un padre ejemplar, pero que guarda un terrible secreto: su mujer lo maltrata. María le da su apoyo y Michael logra dejar a su maltratadora.En la actualidad es médico de urgencias y mantiene contacto telefónico habitual con su hermana pequeña (excepto en Halloween).

Ya en españa, María descubre que Pedro, un jugador del Valencia, es en realidad Pennywise the clown y le presiona para conseguir una entrevista o desvelará su secreto y allí descubre su desenfrenada vida. Se pasó al Atleti y fue elegido mejor futbolista del mundo.

Finalmente,María se encuentra con Jason Vorhees que termina abandonando el cine y viviendo su desenfrenado romance con Freddy. Jason se ha comprometido a matar sólo en su cumleaños y si cae en Viernes 13, con la condición de que respeten su privacidad.
Así es cómo María es querida por todos los villanos que un día la asustaron. Todos ellos continúan vivos y mantiene una excelente relación con ella, por lo que visitan España de vez en cuando...

Figuras: http://www.mezco.net/

Mum & Dad

Un nuevo concepto de disciplina familiar

Mum & Dad

Ver ficha completa

  • Título original: Un nuevo concepto de disciplina familiar
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2009
  • Director: Steven Sheil
  • Guión: Steven Sheil
  • Intérpretes: Perry Benson, Dido Miles, Olga Fedori
  • Argumento: Lena trabaja en el aeropuerto. Cuando pierte el último autobús que le llavaría a casa, Birdie, su nueva amiga, le invita a pasar la noche en casa de sus padres. Cuando las puertas de la casa se cierran, la pesadilla da comienzo.

65 |100

Estrellas: 4

Mum & Dad

¿Fundar todo un subgénero basándose únicamente en determinadas escenas de violencia y tortura indiscriminada practicadas sobre víctimas indefensas? Eso es lo que ha conseguido, a grandes rasgos, el torture-porn.
Cómo nuevo género de terror siempre me pareció que estaría muerto apenas iniciara su andadura. Con el díptico "Hostel" (me divertí muchísimo con la primera entrega, y me aburrí terriblemente con la segunda) de Eli Roth y la retahíla de absurdas secuelas de "Saw", el cupo empezaba a estar cubierto. Los productos con la etiqueta colgada de torture-porn que nos llegaban desde el ámbito de la serie B o independiente tampoco ayudaban a ser optimistas (Live Feed, See Jane Run). Y todo esto sin mencionar que el género de torturas no es un fenómeno que se haya inventado o que haya aparecido de la nada durante la última década. La tortura siempre ha existido –y existirá- como una manifestación más de lo que, genéricamente, conocemos como cine gore.

Por lo tanto, presentar "Mum & Dad" simplemente como una nueva muestra del torture-porn me parecería absurdo e injusto con todo lo que tiene por ofrecernos esta impresionante y sorprendente muestra de cine de terror independiente, escrita y dirigida por el debutante Steven Sheil.

Lena, una joven emigrante polaca que trabaja en el servicio de limpieza del aeropuerto londinense de Heathrow, entabla amistad con su compañera de trabajo Birdie y el hermano de esta última. Al perder el último autobús de la noche que le llevaría a casa, Lena acepta la invitación de Birdie de pasar la noche en casa de sus padres, situada muy cerca del mismo aeropuerto. Cuando las puertas de casa de mamá y papá se cierran, Lena empezará a descubrir un nuevo concepto de educación familiar.

Es complicado saber con certeza si la intención de Steven Sheil era ofrecernos una oscura, pero a la vez paródica –y hasta cierto punto divertida-, reflexión sobre el estilo de vida de una desestructurada familia de nivel medio-bajo, o si la pesadilla obscena, sucia, enfermiza, demente y pasada de vueltas que nos ofrecen las imágenes y diálogos de este "Mum & Dad", alcanza un nivel de surrealismo tal, que acaba siendo la única culpable de que una leve sonrisa helada, histérica y culpable se dibuje en nuestro rostro durante la mayor parte de su metraje.

Mantener a la familia unida es lo más importante, y mamá y papá lo saben. Para alcanzar dicha unidad no dudarán en aplicar los más estrictos, crueles, vejatorios y retorcidos métodos de férrea disciplina.

La pesadilla es mayúscula. Violencia, tortura, mutilación, abusos sexuales,… todo vale para hacerle entender a Lena que debe respetar los estrictos códigos de comportamiento (absolutamente inmorales y que incluyen, entre otras lindezas, la permisibilidad de relaciones incestuosas) marcados por su nueva família.

Lena está atrapada. Las constantes idas y venidas de aviones sobrevolando el hogar de mamá y papá son, a la vez, una cruel metáfora de libertad y salvación; y un clarísimo indicador de lo profunda y arraigada que está la pesadilla y lo lejos que se encuentra dicha libertad.
Su única oportunidad para escapar –y sobrevivir- pasa por adaptarse, por integrarse en el núcleo familiar, por ser una más. Y es en esos precisos momentos cuando Steven Sheil aprovecha la oportunidad de teñir el horror y la locura con un soterrado humor negro -negrísimo- que nos hace más soportable el incomodísimo nivel de perversidad.

La aparente normalidad y cotidianidad de un tranquilo desayuno familiar con papá leyendo el periódico y mamá preparando las tostadas, se rompe, súbitamente, con determinados detalles de exagerada y surrealista escabrosidad (uno de los comensales atado a la silla y amordazado, otro trasportando sospechosos paquetes hasta el patio…), logrando la película, en esos instantes, sus mejores registros.

La extraordinaria combinación de normalidad/horror arroja unos resultados excepcionales y tremendamente divertidos. Y en este mismo camino también cabe destacar la acertadísima lucha fraternal que se establece entre Birdie y la recién llegada Lena (ahora hermanastras), ambas dispuestas a cualquier cosa por alcanzar el afecto de mamá, lo cual se traduce, automáticamente, en el visto bueno de papá –toda una garantía de supervivencia-.

Desde el punto de vista técnico hay muy poco que reprocharle a "Mum & Dad". Siendo como es una película de bajo presupuesto, sabe resolver perfectamente todas sus limitaciones presupuestarias con una puesta en escena y fotografía más que aceptables y que logran transmitir esa sensación de pesadilla enfermiza, claustrofóbica y putrefacta que requiere la historia.

Mención especial para todos y cada uno de los actores.
Perry Benson, en el papel de papá, alcanza, gracias a su excelente labor interpretativa, unos níveles increíbles de perversión y locura. Su rol de típico y aburrido padre preocupado únicamente por traer un sueldo a casa y mantener a raya a sus hijos, contrasta perfectamente –y en ocasiones, de forma realmente cómica- con sus repentinos estallidos de violencia, sadismo y depravación sexual (no hay que perderse detalle de su presentación -¿un homenaje encubierto a “American Pie”? No, no lo creo-).

En definitiva, "Mum & Dad" vuelve a demostrarnos por enésima vez que debemos rebuscar en el panorama de la serie B y el cine de horror independiente para encontrar nuevas y originales propuestas.
"Mum & Dad" es una película incómoda, salvaje y enfermiza, con un contínuo caudal de violencia que desemboca en una bizarra y desatada celebración de la navidad, y cuyo final, sin asumir demasiados riesgos, resulta visualmente espectacular.

Lo mejor: que abra nuevos caminos inhóspitos al llamado torture porn.

Lo peor: los que esperen una orgía de vísceras y sangre (ultragore) quedarán decepcionados.