VOD

Sea of Dust

Homenaje al cine de la Hammer y Mario Bava

Sea of dust

Scott Bunt escribe y dirige la producción independiente Sea of Dust, a simple vista una auténtica rareza en el actual panorama del cine de terror.
Sea of Dust se presenta como un homenaje al cine de terror de los años 60, heredando el estilo visual de las producciones de la Hammer británica y del gran maestro italiano Mario Bava.

Sea of Dust cuenta la historia del maníaco Prester John, quién pretende recuperar su viejo reino de terror sacrificando, con ayuda de su fiel discípula, a un buen número de hermosas mujeres. En un pequeño pueblo asediado por el mal, tan sólo unos pocos reunirán la fuerza suficiente para enfrentarse a Prester John.

Otro de los grandes alicientes con los que cuenta Sea of Dust es su elenco de actores, entre los cuáles destacan los nombres de Tom Savini, un mago de los efectos visuales recordado por sus trabajos en Viernes 13, Maniac, Zombi o La Matanza de Texas 2; y la célebre y veterana actriz Ingrid Pitt (The Vampire Lovers), habitual en las producciones de la Hammer.

Una extravagancia, para los tiempos que corren, que se me antoja de lo más apetecible.

The Last Resort

Una fiesta de chicas de lo más aburrida

The Last Resort

Ver ficha completa

  • Título original: The Last Resort
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Brandon Nutt
  • Guión: Nathaniel Bozen
  • Intérpretes: America Olivo, Paulie Rojas, Marissa Tait
  • Argumento: Cuatro chicas norteamericanas acuden a un complejo turístico en México para celebrar la despedida de solteros de una de ellas. Durante una excursión son abandonadas en pleno desierto.

19 |100

Estrellas: 1

The Last Resort

A medida que se consumían los minutos de The Last Resort empecé a tener la sensación de encontrarme ante un auténtico manual sobre cómo hacer las cosas de la peor forma posible.

Cuatro hermosas chicas acuden a un complejo hotelero en México para celebrar la despedida de soltero de una de ellas. La noche transcurre entre cantidades importantes de alcohol y flirteos inocentes con el personal masculino hospedado en el hotel.

Una de las chicas (America Olivo) conoce a un turista norteamericano y se encierran en la habitación del hotel para pasar una noche de sexo salvaje y lujurioso (pero que nadie se anime más de la cuenta… lo de “sexo salvaje y lujurioso” es producto, únicamente, de mi imaginación y mi “admiración” por America Olivo. The Last Resort no muestra nada en este sentido –ni en muchos otros-).

A la mañana siguiente, las tres amigas restantes son asaltadas por unos falsos guías turísticos y abandonadas a su suerte en mitad del desierto. El destino las llevará a un nuevo complejo turístico, anteriormente habitado por una secta que abogaba por la libertad extrema de las pasiones humanas, y que en la actualidad –por desgracia- se encuentra maldito.

¿Qué queréis que os diga? De nuevo supongo que mucho me tacharéis de inocente, de crédulo, o directamente de estúpido por dejarme llevar por el póster de una película que muestra a una atractiva rubia en bikini sujetando un enorme cuchillo (demasiado viejo para caer en la trampa). Quizás de ser demasiado impulsivo a la hora de depositar mis esperanzas en un proyecto que ofrecía, potencialmente, una serie de alicientes y expectativas que, en efecto, nunca se ven cumplidas. O dicho con otras palabras ¿quién no se apuntaba de antemano a una película que, aparentemente (y sólo aparentemente), ofrecía chicas guapas, sexo, escenarios exóticos e importantes dosis de sangre y violencia? Yo he sido fiel a este tipo de premisas durante toda mi vida… y seguiré siéndolo, por más que tropiece, una y otra vez, con películas del calibre de The Last Resort.

Efectivamente The Last Resort tiene chicas guapas (una de ellas, la espectacular America Olivo, a la que pronto veremos en Bitch Slip), tiene sexo (ejem...), la imponente presencia del desierto, y también sangre y violencia. Lamentablemente todo está planteado de una forma tan blanda, tan aséptica, tan desfallecida; que The Last Resort queda condenada, irremediablemente, al fracaso.

Sobre el trabajo de las chicas protagonistas no pienso abrir la boca. Hacen lo que pueden con lo que tienen (que no es mucho) y, al fin y al cabo, su sola presencia fue lo único que me mantuvo despierto a altas horas de la madrugada (maldito calor y maldito insomnio).
En cuanto a los dos jóvenes turistas masculinos que acompañan a America Olivo en su aventura, la cosa es distinta. Sé que estamos ante una película de terror de bajo presupuesto, pero… ¿tan complicado resulta encontrar a un par de actores jóvenes cuya aparición en escena no te haga pensar en improperios, insultos y blasfemias que atenten contra su propia dignidad como personas? Son malos, realmente malos. Aunque tampoco son, ni de lejos, el peor de los problemas de The Last Resort.

The Last Resort es una pésima película. Un guión de pena, diálogos desastrosos (atención a la vieja vidente que habla en castellano –en el original- y a la intervención de uno de los chicos turistas, que traduce sus palabras cómo le da la real gana…), una puesta en escena torpe y sin garra, un nulo contenido sexual (el personaje de America Olivo, tras lo que se adivina una noche entregada al sexo sudoroso y sin pudor, se levanta de la cama de su amante tapada hasta las cejas con una sábana… muy natural), y un tercio final de película, supuestamente el más sangriento, violento y terrorífico, que tan sólo logró arrancarme algún que otro bostezo y el deseo de que la cosa acabara cuanto antes.
Decepción… una más.

Lo mejor: la presencia de America Olivo.

Lo peor: que lo más destacado sea la presencia de America Olivo

Lake Mungo

Terror sobrenatural a orillas del lago Mungo

Lake Mungo

Lake Mungo El australiano Joel Anderson escribe y dirige Lake Mungo, película adscrita al género de terror sobrenatural que cuenta la historia de Alice, una jovencita de 16 años que desapareció mientras nadaba en un lago. Tras rescatar su cuerpo sin vida, las autoridades competentes emiten el veredicto de muerte accidental. A partir de entonces su familia empieza a experimentar una serie de hechos extraños e inexplicables centrados en el interior de su casa y los alrededores. Presos por la inquietud acuden a solicitar la ayuda de un par de parapsicólogos, quiénes descubrirán que Alice llevaba una doble vida. Una serie de pistas llevarán a la familia de alice hasta Lake Mungo, lugar en el que el pasado de Alice emerge a la luz.

Rodada en un estilo semi-documental, Lake Mungo es un proyecto del que llevo bastante tiempo oyendo hablar (la película es de 2008). Recientemente ha sido escogida para formar parte del próximo After Dark HorrorFestival, con lo cual es posible que pronto tengamos la oportunidad de verla.

Amusement

Una antología de terror... poco terrorífica

Amusement

Ver ficha completa

  • Título original: Amusement
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: John Simpson
  • Guión: Jake Wade Wall
  • Intérpretes: Keir O'Donnell, Katheryn Winnick, Laura Breckenridge
  • Argumento: Tres terroríficas historias aparentemente independientes unirán a sus víctimas en la lucha por la supervivencia, al enfrentarse a un psicópata que pertenece a un pasado común.

40 |100

Estrellas: 2

Amusement

Amusement, película norteamericana dirigida por John Simpson, es una antología de historias terroríficas (tres en total), aparentemente independientes entre sí (al estilo del "Creepshow" de George A. Romero), cuyo tramo final se esfuerza en establecer un nexo común entre todas ellas.

El hecho de que tres historias sin aparente relación confluyan en un único desenlace es, quizás, el punto más destacable –por su originalidad- de Amusement; una película, que por otro lado, dejará bastante insatisfechos a los aficionados más experimentados al cine de terror.

En la primera de las historias, una joven pareja viaja en coche, de noche, por carreteras secundarias, y flanqueados por un par de tipos con los que forman “la caravana perfecta” ¿? Uno de esos tipos es un sospechoso camionero, con una misteriosa carga en su trailer. El otro, un tranquilo y simpático padre de familia conduciendo un utilitario.

Los agujeros en el guión de esta primera historia, la peor parada en el cómputo final de la película, son del tamaño del camión que conduce uno de sus protagonistas.
Una historia que tiene su razón de ser en un presunto conflicto de identidades que finalmente no es tal, ya que cualquier espectador un poquito avezado en el género descubrirá, con un mínimo esfuerzo y a la primera de cambio, quién es el verdadero criminal en todo este embrollo. Fallida. La primera en la frente.

Parece una obviedad afirmar que la máscara decrépita y deforme de un payaso tiene el potencial suficiente para provocar miedo, o al menos inquietud (un servidor odia a los payasos). Pero dedicarle 20 minutos al plano fijo de un payaso amenazante sin tener nada más a lo que agarrarnos, me parece excesivo. Aún así, tampoco se trata de ser injustos. La segunda historia de Amusement, protagonizada por una improvisada babysitter (tras la misteriosa desaparición de la babysitter oficial) que debe pasar la noche cuidando de sus dos sobrinos y se ve asediada por un muñeco ataviado con las ropas y la máscara de un payaso, es la que mantiene un nivel más óptimo de suspense y horror. La fuerte presencia intimidatorio del payaso, el buen trabajo de la joven actriz protagonista(que también desempeñará un papel vital en el desenlace de la película), y un ritmo acertado en cuanto al desarrollo de la trama; convierten esta segunda historia en la más interesante –y rescatable- de Amusement.

Para finalizar, una previsible y por momentos ridícula historia sobre un hostal cuyo propietario, dueño de una histérica y cargante risa, esconde un terrible secreto. Aburrida.

Una vez finiquitadas las tres historias de rigor, John Simpson ejerce una pirueta mortal sobre el guión escrito por su colega Jake Wade Wall, para intentar que lo visto hasta el momento no caiga en saco roto. Recoge a las tres sufridas protagonistas, se saca de la chistera un villano común con ansias de venganza (aunque no se sabe muy bien de dónde le vienen esas ansías de venganza), e intenta redondear su propuesta con un desenlace tan rocambolesco como repleto de errores e incongruencias (el personaje de la despistada terapeuta es de los que son capaces, por sí solos, de echar por tierra cualquier guión).

Se acabó. Me voy a dormir pensando que es importante redactar la reseña lo antes posible, en previsión de que Amusement desaparezca definitivamente de mi mente.

Amusement tiene algún punto a su favor. El hecho de estructurarse en cuatro historias distintas, y que éstas tengan una duración muy ajustada, provoca que sea una película ágil, fácil de ver y de digerir. De consumo rápido y sencillo. A ello contribuye también un excelente acabado formal y la esforzada labor de sus protagonistas.

El gran inconveniente que se le puede atribuir a una película como Amusement es que no arriesga en absoluto. Todo resulta demasiado pulcro, demasiado correcto; y lo peor de todo, demasiado previsible. Casi infantil. La capacidad que tiene Amusement para asustar o sobrecoger al espectador se identifica con una reunión de jovencitas exploradoras sentadas alrededor de un fuego durante la noche y explicando historias de terror que todas se conocen de memoria. Un bagaje insuficiente para todo aquel aficionado curtido al género de terror.
Al espectador ocasional de cine de terror es posible que acabe gustándole (o al menos es posible que no le disguste del todo).

Lo mejor: el fragmento del payaso.

Lo peor: es una película intrascendente. Una vez finalizada, se olvida.

The Shortcut

Caperucita, no abandones el camino principal del bosque...

The Shortcut

The Shortcut Producida por el popular cómico Adam Sandler (es un dato que he leído en todas las reseñas de la película y que, personalmente, me importa un pimiento) y dirigida por Nicholaus Goossen, The Shortcut cuenta la historia de un atajo, a través de los bosques, que ahorraba mucho tiempo a los estudiantes a la hora de ir a la escuela, pero que ningún niño se atrevió jamás a tomarlo. El sendero pasaba muy cerca de una terrorífica casa en la que habitaba un hombre que solía asustar a todo aquel que se acercara a sus posesiones.

Según la leyenda local el hombre estuvo involucrado en la desaparición de algunos niños. En la actualidad, dos jóvenes amigos deciden investigar qué hay de cierto en toda aquella historia que les tuvo aterrorizados durante su infancia.

Terror adolescente para todos los públicos que tendrá su estreno en los USA el próximo 29 de septiembre (por cierto, el secreto de que Adam Sandler haya puesto la pasta en una película de terror debemos buscarlo en el nombre del guionista de la misma: Scott Sandler, hermano de Adam... otro dato que os dejo y que también me importa un...).

Pandorum (2)

Fecha de estreno en Españza para el Pandorum de Dennis Quaid

pandorum

pandorum Hace ya bastante tiempo que os hable de Pandorum, un thriller de ciencia-ficción producido a medio camino entre Alemania y EE.UU., dirigido por Christian Alvart, y protagonizado, entre otros, por el solvente Dennis Quaid.

Para quiénes no recordeis su argumento, Pandorum cuenta la historia de dos hombres que se despiertan en el interior de una nave espacial sin saber su identidad. A medida que se vayan adentrando en las zonas más profundas de la nave, descubrirán que no están solos y desvelarán el terrible misterio que rodea la desaparición del resto de la tripulación y de los pasajeros.

Pues bien, el estreno norteamericano de Pandorum está previsto para el próximo 18 de septiembre, mientras que la fecha confirmada para el estreno es España de la película es el 14 de noviembre.

Mientras esperamos que llegue la fecha señalada, os dejo con el trailer oficial y con nuevas imágenes de la película.

Leslie, My name is Evil

Litros de sangre en el Summer of Love

Leslie my name is evil

leslie poster Los seguidores de historias sobre asesinos en serie reales están de enhorabuena. Leslie, My name is Evil, escrita y dirigida por Reginald Harkema, toma prestadas localizaciones, contexto histórico, personajes y situaciones, muy afines a la cruenta historia de Charles Manson y su "Família", quiénes saltaron a la fama -entre otras muchas brutalidades- por el asesinato, en los años 60, de la joven actriz Sharon Tate, por aquel entonces embarazada de un joven cineasta llamado Roman Polanski.

Leslie, My name is Evil cuenta la historia de Perry, un ingeniero químico refugiado que se enamora perdidamente de Leslie, una antigua reina del baile de graduación, cuando es seleccionado como miembro del jurado en su prueba de acceso a un culto hippie. La prueba consiste en llevar a cabo un asesinato.

Leslie, My name is Evil se estrenará próximamente en el Festival Internacional de Toronto. Un proyecto apetecible del que espero que tengamos más noticias en breve.

The Machine Girl

Gore descerebrado made in Japan

The Machine Girl

Ver ficha completa

  • Título original: Kataude Mashin Gâru
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2008
  • Director: Noboru Iguchi
  • Guión: Noboru Iguchi
  • Intérpretes: Asami Honoka, Ryôsuke Kawamura
  • Argumento: Ami está decida a vengar la muerte de su hermano a manos de una pandilla de mafiosos cuyo líder Shu es hijo de un famoso Yakuza.

69 |100

Estrellas: 4

The Machine Girl

Lo primero que hay que decir sobre The Machine Girl, splatter escrito y dirigido por el japonés Noboru Iguchi, es que la película no engaña absolutamente a nadie.

Todo lo que está dispuesta a ofrecernos una película cómo The Machine Girl queda expuesto, sin asomo de dudas, en la secuencia inicial que acompaña a los títulos de crédito: innumerables geisers de sangre, decapitaciones, desmembraciones, efectos digitales a mansalva, paupérrimas coreografías de lucha y, por supuesto, gore facilón, festivo, descerebrado y surrealista. Elementos todos ellos que para una buena parte de aficionados al género (aquellos que, precisamente, sienten debilidad por la sangre y las vísceras sin necesitar de demasiadas coartadas argumentales que las justifiquen) serán motivo más que suficiente de júbilo y celebración. Para muchos otros, estoy convencido de que The Machine Girl no será más que una salvajada sin sentido, bañada en hemoglobina, a la que no merece la pena prestar demasiada atención.

Ami es una joven y aplicada estudiante que, tras el suicidio de sus padres, causado por una injusta acusación de asesinato, queda al cuidado de Yu, su hermano menor.
Yu, y su mejor amigo Takeshi, son asesinados a manos de una pandilla de aprendices de mafiosos capitaneados por Shu, hijo de un temido Yakuza. La venganza, a manos de Ami y de la madre de Takeshi, será inminente.

Argumentalmente The Machine Girl es pobre, muy pobre. Una típica historia de venganzas que choca con la torpeza general de las interpretaciones de todos sus protagonistas, los numerosos agujeros en el guión y la ineptitud en su exposición.
Una historia, escondida bajo litros y litros de sangre, que no interesa. No atrae. ¿Se traduce esto, en el caso de The Machine Girl, en un defecto de fabricación? Ni hablar. En absoluto. Estoy convencido de que Noboru Iguchi es un tipo hábil, inteligente y perfectamente consciente de que los posibles fans entusiastas de The Machine Girl (que seguro los hay repartidos a lo ancho y alto del planeta), no llegarían a alcanzar dicho estatus gracias a la densidad argumental de su película.

La verdadera energía de The Machine Girl no hay que buscarla en una trama coherente y atractiva, o en unos personajes mínimamente trabajados, o en unos diálogos a los que tan siquiera valga la pena prestar atención. Quién desee afrontar una película cómo The Machine Girl deberá hacerlo con la mirada precisa: disfrutar de una concatenación de momentos gore que incluyen (cómo ya he señalado al inicio de la reseña) un amplísimo catálogo de decapitaciones, desmembraciones, empalamientos, cuchilladas, torturas, cuerpos desintegrados a balazos… y más, mucho más… hay momentos en los que el objetivo de la cámara queda, literalmente, empapado de sangre.

Por supuesto no todos los momentos splatter alcanzan un mismo nivel de disfrute.
Junto a secuencias deliciosamente delirantes, imaginativas y, sencillamente, divertidísimas (prácticamente todas aquellas en las que Ami hace uso de su nueva y metálica extremidad implantada – y que da título a la película), conviven otras que no acaban de funcionar, ya sea por lo descacharrante de los efectos digitales o por pura reiteración (el enésimo geiser de sangre).

Y cómo único aderezo a tamaño chapuzón gore, tan sólo destacar un humor cafre, macabro y, en ocasiones tremendamente infantil, que logrará desestresarnos en más de una ocasión y dibujarnos una sonrisa cómplice (genial la “Superpandilla de los lamentos” posando al estilo Power Rangers o la tronchante arma taladradora que luce la principal villana de la función).

En definitiva, The Machine Girl es un festival splatter únicamente apto para los amantes del gore más sinvergüenza y socarrón, al que no le importe en absoluto que todo aquello que no esté teñido de sangre resulte absolutamente intrascendente y carente de interés. Por suerte, el ritmo frenético que Noboru Iguchi imprime a su película es el responsable último de que no nos invada definitivamente el aburrimiento en todas aquellas secuencias que no son de explícito gore. No hay tiempo para que nos sintamos cansados o hastiados de la propuesta. El tiempo transcurrido entre cada nuevo tour de force es mínimo, de manera que estamos siempre pendientes de ver cómo demonios se supera The Machine Girl a sí misma en cada nueva secuencia gore.

Absolutamente aconsejable para todos aquellos que crean que una propuesta de este tipo pueda llegar a interesarles. Por mi parte, tras ver The Machine Girl, me apunto en la agenda títulos como Tokio Gore Police, Vampire Girl vs. Frankenstein Girl y, por supuesto, la anunciada The Machine Girl 2. He disfrutado de lo lindo con The Machine Girl...

Lo mejor: La icónica imagen de la colegiala nipona con un ruidoso y mortal apéndice metálico sustituyendo a su brazo y, por supuesto, el divertidísimo festival gore.

Lo peor: todo lo que hay antes y después de cada unas de las secuencias gore es totalmente prescindible.