VOD

Red Victoria

Una musa de piel mortecina y carne putrefacta

Red Victoria

Ver ficha completa

  • Título original: Red Victoria
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Tony Brownrigg
  • Guión: Tony Brownrigg
  • Intérpretes: Arianne Martin, Edward Landers y Tony Brownrigg
  • Argumento: Jim se ve obligado a escribir un guión para una película de terror. El problema es que Jim detesta el género terrorífico. Tan sólo Victoria, su nueva y difunta musa, puede ayudarle a terminar su obra.

69 |100

Estrellas: 4

En esta ocasión me gustaría dedicarle la reseña de Red Victoria a Ed, Davo Valdés, Andrés Pons, Eli Campora, y Alicia Domínguez; para que nunca les abandonen sus musas.

Red Victoria

Victoria es una mujer hermosa, sensual, inteligente y apasionada; cuya única ambición es servir de inspiración a Jim, un guionista venido a menos que se ve obligado, en aras a su propia subsistencia, a escribir una película del género que más detesta: el terror.

Victoria sería la mujer perfecta, la amante más deseada; si no fuera por un par de detalles sin importancia. El primero de ellos es que Victoria está muerta. El segundo es su molesta tendencia a asesinar violentamente a todo aquel que se interponga entre Jim y la elaboración de su nuevo guión.

Este es, a grandes rasgos, el curioso y original argumento de "Red Victoria", una auténtica rareza dentro del panorama del cine independiente.

Dirigida, escrita, producida, y protagonizada por ese hiperactivo hombre orquesta que responde al nombre de Anthony Brownrigg, "Red Victoria" destaca por un par de razones que resultan del todo inusuales en una producción de género de bajo presupuesto: la descripción de sus personajes, y los diálogos.

Evidentemente atrapado en los estrictos límites de la total falta de medios (algo que podemos comprobar desde el primer fotograma de la película, el cual nos transmite esa incómoda sensación de estar ante una película de ámbito casero), Anthony Brownrigg esquiva y supera todas esas carencias y dificultades previas que plantea una producción de este tipo para ofrecernos, finalmente, una original, divertida y deliciosa película independiente de bajísimo presupuesto.

"Red Victoria" es una comedia con zombis, muertos y sangre. Pero no os lleveis a engaño, su fuerza no reside ni en el maquillaje de los muertos vivientes, ni en los efectos especiales (que los hay y no son tan desastrosos como cabría preveer), ni en los momentos de violencia y gore (que también están presentes. Impagable el instante en que Victoria intenta demostrarle a Jim que realmente está muerta).
Su genuino poder reside en sus palabras y en la arrebatadora personalidad de los pesonajes que las pronuncian.

Por un lado tenemos a Jim, desquiciado guionista al borde del colapso a causa de las presiones de su editor, quién le empuja a escribir una película terrorífica, género al que tiene en bajísima consideración y estima.

Su desesperación le llevará a solicitar la colaboración de Carl, un entrañable fanático de las películas de terror al que, muy probablemente, todos nosotros seríamos capaces de poner cara y nombre.

Y finalmente tenemos a Victoria, una musa de piel grisácea y carne putefracta que tiene la rara habilidad de modificar su aspecto a voluntad con la misma facilidad que intercambia su rol a lo largo de la película. Victoria puede ser dulce, sumisa, encantadora, adorable; para instantes después destaparse como una criatura cruel, despiadada, sádica e inhumana. Su relación amor-odio-asesinato con Jim, y todos aquellos que les rodean, constituye la piedra angular de "Red Victoria". Y los certeros y, en ocasiones, divertidísimos diálogos que moldean esas relaciones son la esencia de esta comedia de horror original y sorprendente.

(Agárrense que vienen curvas) Es algo así como si el mismísimo George A. Romero tuviera un breve encuentro con Woody Allen –sic- y le dijera: “¿qué te parece si hacemos una película juntos?”, a lo que Mr. Allen respondería “Perfecto, tú pones el zombi y yo los diálogos”.

Está bien... acabo de pasarme de la ralla. Es probable que mencionando al hombrecillo que acabó casándose con su propia hijastra esté propinándole una patada al culo a esta reseña. A todos los que no soporteis el cine de Woody Allen os imploro que borreis de vuestra mente el anterior párrafo (ya le gustaría a Allen contar con una película tan divertida y original en sus últimos 20 años de carrera). Lo único que he intentado con este despropósito sin pies ni cabeza es haceros partícipes de que "Red Victoria" es una película distinta (pido disculpas, supongo que había maneras mucho menos ridículas de lograr mi objetivo). Una película que rompe estereotipos. Una comedia repleta de humor inteligente y cuyos diálogos respiran sarcasmo, ironía y mordacidad.

Un adorable y del todo inesperado descubrimiento que viene a renovar, con más fuerza que nunca, mi fe por el cine de género de bajísimo presupuesto. Una auténtica delicia. Una delicatessen.

Lo mejor: los personajes y los diálogos.

Lo peor: corre el riesgo de ser una propuesta demasiado minoritaria.

Dark Lurking

Película baratita para el domingo por la tarde

Dark Lurking

Dark Lurking "The Dark Lunking" es el título de esta producción australiana dirigida por Greg Connors y que podríamos incluir en el género scifi-terror.

La estación de investigación 320, situada 800 metros por debajo del suelo antártico, ha dejado de estar operativa. Ahora, centenares de hambrientas criaturas en constante mutación y con un atroz apetito de carne humana, andan sueltas por las instalaciones.
Ocho supervivientes deberán sobrepasar 13 niveles infernales hasta llegar a la superficie.

Es cierto que viendo las imágenes y el trailer "The Dark Lunking"" nos recuerda a una de tantas producciones de bajo presupuesto estrenadas en el canal Sci-Fi. Aún así, sus responables le echan talento al asunto y la definen como un cruce entre "Alien" y "Evil Dead".

A simple vista el proyecto no impresiona -ni mucho menos-, pero supongo que para ese domingo por la tarde en el que no se te ocurre nada mejor que hacer... pues todo vale.

Todavía no hay fecha de estreno para la película. El trailer, por lo visto, se presentará en el cercano mercado de Cannes, supongo que a la búsqueda de algún comprador que asegure su distribución, al menos, en el mercado doméstico USA.

Dark House

Jeffrey Combs nos presenta su Casa de los Horrores

Dark House

Dark House Traumatizada por una horrible masacre ocurrida durante su infancia, Claire Thompson intenta exorcitar sus demonios regresando a la vieja mansión en la que todo ocurrió. Actualmente la mansión está en poder de un empresario llamado Walston Rey, que ha convertido la mansión en una "Casa de los Horrores" dotada de los últimos avances tecnológicos para dar forma a los sustos más realistas.

Claire y un grupo de amigos de la escuela de actores, son reclutados por Walston Rey para trabajar en el show. Desgraciadamente una serie de terribles asesinatos se suceden en el interior de la "Casa de los Horrores". El diabólico espíritu de la difunta Miss Darrode parece estar cerca...

Este es el argumento de "Dark House", película dirigida por Darin Scott, que cuenta con el mítico Jeffrey Combs como maestro de ceremonias.

Quizás hoy tenga un día con exceso de optimismo, pero lo cierto es que el trailer de este "Dark House" me ha parecido un prometedor homenaje a la mejor serie B de los 80, con todo tipo de monstruos, fantasmas, zombies, asesinos com máscara, etc... Creo que la cosa promete diversión sin complejos. No está nada mal para empezar...

Cacheo (Frisk). 1991

de Dennis Cooper

Dennis Cooper Argumento: A los 13 años, Dennis descubre las fotos de un hombre mutilado que llaman poderosamente su atención y se convierten en el centro de su universo. A partir de este momento, Dennis comenzará su viaje iniciático a través del dolor, el placer y la muerte.
Pasados unos años, Dennis (homosexual enfermizo) viajará por Europa (Francia y Holanda, como hiciera el autor en la vida real) para conocer al autor del sádico acto sexual que tanto le ha obsesionado desde la adolescencia.

Llegado a su destino, Dennis comienza a enviar los relatos de los crímenes que comete, junto con otras personas o en solitario, a su amante y cómplice, Julian, que decide ir a su encuentro para descubrir quién es en realidad Dennis...

Comentario: Hablar de Dennis Cooper es hablar del demonio encarnado de la literatura.
Es evidente su habilidad con el lenguaje en cada una de sus obras, al igual que cada una de sus obras evidencian su más que provocadora visión de la vida, la muerte, el deseo, la sexualidad y la ausencia de conciencia.

La primera vez que leí "Cacheo", creí haber encontrado al escritor definitivo del subgénero al que me gusta referirme como "literatura extrema", aunque Cooper da un paso más para llega a la "literatura Snuff epistolar" (vaya lio de géneros...) donde se funden realidad y ficción para que el lector saque sus conclusiones. Lo cierto es que Dennis Cooper no es más que un escritor underground ligado directamente con la cultura Punk, audaz y controvertidamente gay que utiliza el sexo y la violencia como adicción. Le han querido emparentar con la tradición del Marqués de Sade y con Easton Ellis (en Menos que cero-Less Than Zero), pero lo cierto es que la prosa de Dennis Cooper tiene personalidad propia. El mismo William Borroughs después de leer Cacheo dijo "que Dios le ayude..."

En "Cacheo" utiliza su verdadero nombre para bautizar a su protagonista, confundir al lector y que éste confíe en la veracidad de la novela (un juego constante en su literatura) y el uso que hace de la violencia no es otra cosa que la consecuencia del deseo, es decir, que el conocimiento del otro sólo se puede conseguir a través de la violencia o la muerte.

En esta brutalidad literaria, los sentimientos no forman parte de la historia.
Los protagonistas de "Cacheo" (y por extensión de todas sus obras) están demasiado drogados para enterarse de lo mucho que sufren, son personajes que fantasean con penetrar, descuartizar, martirizar, perforar, abrir, descubrir y explorar el cuerpo ajeno para apropiarse de él en su forma más monstruosa.

Realmente "Cacheo" es una lectura dañina que raya lo pornográfico y como dije, el snuff literario, presentando una realidad separada de la ficción por un fino hilo. Cooper te hace creer que los salvajes, terribles y dolorosísimos asesinatos son reales para luego presentarlos como ficción dentro de la ficción y así obligar al lector a tomar una decisión, a elegir qué opción te gusta más (libertad literaria). Personalmente me quedo con que todo es ficcionado (mi salud mental estaba ya en juego).

Leer a Cooper es un acto de masoquismo, recomendarlo es sadismo, pero como soy "mala chica", por supuesto os lo recomiendo. "Cacheo" te deja tan mal cuerpo como el que me dejó "À L´intèrieur" o "Eden Lake" (por mencinar algunas, sin que éstas tengan nada que ver con el libro).

En 1996 Todd Verow hizo una adaptación para el cine de Cacheo:"Frisk", que aún no he visto, pero de la que Dennis Cooper renegó por completo, por lo que no creo que vaya a ser muy recomendable una vez leido el libro.

Fue un amigo mentalista (Mondrake-aka-Duque de Nueva York-aka-Mr.Chariot) el que me recomendó esta lectura, y recuerdo que le dije "¿Pero cómo has sido capaz de dejarme leer ésto?" y me respondió "porque sabía que tú lo apreciarías..." Estas mismas palabras son las que os digo a vosotros.

Pig Hunt

Cerdos salvajes, sexo, drogas y la América profunda... una combinación peligrosa

Pig Hunt

Pig Hunt poster "Pig Hunt" es el título de la nueva película de Jim Isaac, especialista en efectos especiales y director de "Jason X" (2001), y "Skinwalkers" (2006).

Esta es la historia que nos cuenta "Pig Hunt": John y cinco de sus amigos de San Francisco, emprenden un largo viaje hasta la vieja granja de su recién fallecido tio. Armados hasta los dientes, el objetivo del grupo es la caza de cerdos salvajes.

Pero en cuanto se adentren en los profundos bosques y terrenos pantanosos de Big Wallow, descubrirán los variados y terribles peligros que corren: la leyenda del Ripper, los extremadamente violentos hermanos Tibbs, un extraño hippy armado con su enorme machete, un buen número de paletos vengativos, y un culto de seductoras chicas que durante el día cultivan drogas y, al caer la noche, adoran a un cerdo gigante asesino ¿?.

Los responsables de "Pig Hunt" describen la película como una oscura comedia de horror que mezcla lo mejor de "Deliverance", "Tiburón", y "Diner" (el tema de las comparaciones está alcanzando límites surrealistas).

En definitiva una película que promete no tomarse demasiado en serio a sí misma y que puede convertirse en una agradable divertimento de consumo rápido. Todavía no hay fecha de estreno.

Plaga Zombie: Zona Mutante

Lucha a carcajadas contra los zombis multicolor

Plaga Zombie: Zona muntante

Ver ficha completa

  • Título original: Plaga Zombie, Zona Mutante
  • Nacionalidad: Argentina | Año: 2001
  • Director: Pablo Pares y Hernán Saez
  • Guión: Pablo Pares y Hernán Saez
  • Intérpretes: Pablo Pares, Hernán Saez, Paulo Soria, Walter Cornás
  • Argumento: El FBI prueba un virus alienígena en un pequeño pueblo. Pero lo que en un principio parecía un simple experimento termina por convertir a casi todos los habitantes en zombies asesinos. Tres únicos supervivientes intentarán escapar.

60 |100

Estrellas: 3

Plaga Zombie: Zona muntante

Soy el primero en defender la serie Z (películas de explotación de bajísimo presupuesto) como un vehículo totalmente válido, digno y reivindicable de disfrutar, sin complejos, del cine fantástico y de terror.

Películas realizadas con una carencia absoluta de medios pero, a menudo, con unas altísimas prestaciones en ilusión e imaginación por parte de cineastas en ciernes y soñadores que reúnen el valor necesario y deciden dar un paso adelante, abandonando su condición de simples espectadores y aficionados para ofrecernos su particular (y barata) visión del género.

Por supuesto siempre me gusta advertir que la serie Z no es un tipo de cine de fácil consumo. En la mayoría de casos se requiere un esfuerzo suplementario por parte del espectador. Es absolutamente imprescindible que seamos conscientes del tipo de película que estamos dispuestos a ver. Por lo general, argumentos ridículos o simplemente inexistentes, nulas cualidades técnicas, actores aficionados, efectos especiales que son una mezcla de hilaridad y vergüenza ajena... Cómo espectadores, las producciones de serie Z requieren que aceptemos –en la medida de lo posible- la degradación de una serie de aspectos que, en otro tipo de cine, considerariamos fundamentales. La serie Z tiene sus propias reglas, y para poder disfrutarla no nos queda otro remedio que acatarlas.

Sería conveniente valorar la serie Z terrorífica en base a una única razón: su capacidad para divertir (incluso a carcajadas) a un desacomplejado grupo de amigos que no esperan de este tipo de cine más de los que realmente puede ofrecerles (siempre es recomendable disfrutar, si se puede, de una buena serie Z en grata compañía).

Sin embargo, bajo este panorama, es necesario ser realistas, mantener los pies en el suelo, y advertir que el invento no siempre acaba funcionando. Supongo que todos, como buenos aficionados al cine de terror, nos hemos visto en alguna ocasión involucrados en ruinosas sesiones de serie Z que han puesto a prueba nuestra fidelidad y resistencia al género, y que casi dan al traste con alguna que otra amistad. No debemos excusar o encumbrar, sistemáticamente, todo el cine de terror de bajísimo presupuesto. Dentro del subgénero hay películas que cumplen su función a la perfección, pero también hay otras que, por bajas que esten situadas nuestras expectativas, acaban obligándonos a hacer uso del botón fast forward de nuestro mando a distancia (ver Bikini BloodBath).

Hoy tengo el gusto de traeros una serie Z de las aprovechables. De las plenamente disfrutables. Se trata de la producción argentina "Plaga Zombie: Zona Mutante", una producción de 2001 que supuso la continuación de Plaga Zombie (1997), una baratísima producción (300 $ para maquillaje, plastelina y sesos de vaca, y 300 $ más para arreglar los múltiples desperfectos que sufrío la cámara casera con la que se llevó a cabo el rodaje) que, con los años, se ha convertido en una pieza de culto para los muy aficionados a este tipo de cine.

"Plaga Zombie: Zona Mutante" multiplicó por diez el presupuesto de su antecesora, lo que lo dejaba en unos exiguos 3.000 $.
La película parte de la misma premisa que el original. Tras constatar que el gobierno norteamericano pretende desentenderse del brote de infección zombi, los tres supervivientes de Plaga Zombi (Bill Johnson, estudiante de medicina; John West, famoso campeón de lucha libre, y Max Gibbs, un loco de los ordenadores) son abandonados nuevamente en mitad del pueblo afectado, acompañados en esta ocasión de una bolsa en cuyo interior, presumiblemente, viaja otra persona y que los protagonistas no se molestan en abrir hasta bien entrada la mitad de la película (eso sí, antes de abrirla la utilizan en multitud de ocasiones como arma arrojadiza contra los zombis).

"Plaga Zombie: Zona Mutante" no tarda más de cinco minutos en arrancar, de forma que muy pronto tomamos conciencia de la clase de espectáculo al que estamos a punto de asistir: tres tipos muy singulares haciendo frente a una horda de zombies multicolor que les acechan sin descanso.
Así de sencillo y así de jocoso. Las decenas de formas distintas en las que los protagonistas acaban con los zombis son hilarantes. Cualquier utensilio que tienen a su alcance (todos los cuchillos del pueblo han desaparecido de forma misteriosa) se convierte en una efectiva arma que termina introducida en los agujeros más insospechados de algún desdichado zombie.
Las coreografías de las luchas son divertidísimas; una mezcla de kárate trasnochado y de bofetones al estilo de Bud Spencer.
Y, por supuesto, sangre, vómitos, tripas y demás órganos internos acaban siendo los principales alicientes de esta gran celebración del fungore más gamberro y deshinibido.

Los personajes protagonistas son entrañables y sorprende la rapidez con la que se les coge cierto cariño. Sobre todo John West, ese campeón de lucha libre venido a menos que incluso tiene una tronchante canción dedicada a su leyenda (la canción no tiene precio...).

Por supuesto la película tiene defectos. Curiosamente esos defectos no están tanto en el plano técnico (los efectos gore son muy dignos, el maquillaje multicolor de los zombis es destartalado pero divertido, y la planficación de las luchas, deudora de lo que hizo Sam Raimi en Posesión Infernal, resulta muy convincente) como en algunos fallos en el ritmo a consecuencia de la excesiva dilatación de algunas escenas. Está claro que cuando la película no se centra en las inagotables luchas entre los supervivientes y los zombis, el invento decae en interés. Algunas secuencias, como la que tiene lugar en casa de John West, se alargan más de la cuenta. Y en el mismo sentido, la secuencia final también resulta excesiva en cuanto a su duración. En general a la película le sobran, fácilmente, unos quince/veinte minutos de metraje.

Pero son, en todo caso, males menores que, al fin y al cabo, constituyen un tributo lógico (y perfectamente soportable en este caso) que debemos pagar en este tipo de producciones.

No es para todos los gustos. Está claro que a algunos les parecerá un insulto al séptimo arte, un experimento amateur de mal gusto del que huir como si se tratase de la misma peste.

Pero para los amantes de este tipo de cine, el resultado final que nos brinda "Plaga Zombie: Zona Mutante" es una regocijante parodia zombi, repleta de adrenalíticas secuencias de lucha salpicadas de gore rústico y brutal, y que hace gala de un humor negro (y en ocasiones absurdo) que hará las delicias todo aquel que sea capaz de disfrutar de una película perfectamente representativa de lo que debe ser una buena serie Z.

Viernes noche. Un par de amigos de los de toda la vida. Cerveza fría y pizza caliente. Y, finalmente, unas risas liberadoras ante tanto zombi multicolor y gore gamberro y desenfrenado. Misión cumplida.

Lo mejor: Una serie Z que cumple, con creces, su objetivo: pasar un rato divertido en compañía de tus amigos.

Lo peor: ciertos altibajos en el ritmo que son muy evidentes.

Primal

Una vez más Australia se llena de caníbales poco hospitalarios

Primal

Pese a la tremenda decepción que supuso "Dying Breed", sigo pensando que Australia es una magnífico lugar en el que ambientar una nueva muestra de survival repleta de antropófagos con sus niveles protéicos algo bajos (y, por lo tanto, muy, pero que muy hambrientos).

Así que doy la bienvenida a "Primal", película que desde las antípodas nos cuenta la historia de una tribu de aborígenes que, 12.000 años atrás, descubre una presencia demoníaca escondida en sus tierras. Tras la carnicería desatada, un artista de la tribu pinta lo ocurrido en la superficie de una roca.

En la actualidad, Anja y otros cuatro estudiantes, acompañan al profesor de antropología en una expedición en busca de la legendaria piedra, de la que sólo tienen como referencia el diario de un explorador que contempló la piedra hace cien años, y acabó completamente loco y asesinando a toda su familia.

El viaje no tardará en convertirse en una pesadilla cuando Mel, una de las estudiantes, pierda el control y regrese a un estado primario en el que atacará brutalmente a sus compañeros.

Poco más sabemos de este "Primal", cuyo teaser (que será presentado en el próximo Festival de Cannes) promete depararnos un survival violento, salvaje y sangriento...
Lo dicho: bienevenido sea.

Hissss

La Diosa Cobra no tiene un buen día

Hissss Jennifer Lynch (me ahorraré señalar quién es su padre) parece dedicida a remontar su carrera como directora de cine tras prácticamente tirarla por la borda allá por el año 1993, cuando debutó tras las cámaras con la insoportablemente aburrida "Mi obsesión por Helena" (Boxing Helena).

El pasado año logró hacerse con un controvertido primer premio en el Festival de Sitges (¿los miembros del jurado se perdieron el pase de "Déjame Entrar"?) gracias a su inusual, sugestivo y terriblemente previsible thriller "Surveillance".

Por lo visto, la experiencia de "Surveillance" debe haber dejado más que satisfecha a la hija de... (no, dije que no le nombraría), porque ha tardado muy poco en poner en marcha su nuevo proyecto.

Se trata de "Hissss", protagonizada por una star de Bollywood que responde al nombre de Mallika Sherawat (preciosa), y que nos ofrece una puesta al día de la Maldición de la Diosa Cobra. Lo cierto es que, si deseais saber más al respecto, en la página oficial de la película podreis encontrar una extensísima sinopsis de la película (demasiado extensa...): sinopsis oficial de "Hissss".

Por el momento tenemos disponibles las primeras imágenes y el trailer. Debo reconocer que este último me ha sorprendido. Los efectos son de primera categoria... y no podía ser para menos. Detrás del maquillaje y los efectos visuales de "Hissss" encontramos el nombre de Robert Kurtzman, todo un maestro del maquillaje y los efectos que ha intervenido en producciones del calibre de "Pulp Fiction", "Abierto hasta el amanecer", o "Evil Dead 2".

Finalmente añadir que el trailer me ha traido a la mente una vieja película de serie B titulada "Silbido de muerte" (Ssssssss, 1973). Recuerdo que la vi en televisión siendo un crio y tuve pesadillas tres noches seguidas (por cierto, odio las serpientes).