VOD

The Signal

Radiografía humana del apocalipsis

The Signal

Ver ficha completa

  • Título original: The Signal
  • Nacionalidad: USA | Año: 2007
  • Director: David Bruckner, Dan Bush, Jacob Gentry
  • Guión: David Bruckner, Dan Bush, Jacob Gentry
  • Intérpretes: Anessa Ramsey, Sahr Ngaujah, AJ Bowen, Justin Welborn, Scott Poythress, Cheri Christan
  • Argumento: Una señal electromagnética, de orígen desconocido, y que se propaga a través de la televisión y el teléfono, está causando una oleada de violencia desatada y sin justificación.

75 |100

Estrellas: 4

Tras una premisa tan sencilla y bajo la labor de tres directores que se hacen cargo de las tres partes distintas que conforman la película, se esconde una extraordinaria joya que conserva intacta la capacidad de sorprender desde su primer fotograma.

The Signal

Fotografiada con un estilo sucio, enfermizo e hiperrealista en todos sus tramos, la historia de The Signal nos sumerge en un universo de violencia de masas y de terror apocalíptico, aderezado con impactantes estallidos de violencia que nos golpean con una fuerza casi olvidada y que nos transporta a los magistrales años 70 ("Perros de paja" -"Straw Dogs", 1971,- "Zombie", -"Dawn of the dead", 1978- ).

Como ya he apuntado anteriormente, The signal consta de tres partes, dirigida cada una de ellas por uno de los tres directores que figuran en los títulos de crédito.
Las tres partes tienen como nexo común tanto a los distintos personajes protagonistas que se van adueñando de la trama, como a la historia en si misma. Por lo tanto, no estamos ante una película de episodios, en la que cada parte sea independiente del resto.

Sin embargo, las tres partes sí presentan unos rasgos de identidad propios y muy distintos entre si. Y es aquí donde la película, sobre todo en su segundo tramo, sufre un ligero desequilibrio, provocando que el resultado final acabe resintiéndose.

Pero vamos por partes (y nunca mejor dicho…).
El arranque de la película es espectacular. Magistral. La protagonista femenina de la historia abandona el lecho de su amante y se dirige en busca de su marido. Rápidamente nos damos cuenta de que la civilización, tal y como la conocemos, se está desmoronando tras cada uno de sus pasos. La violencia injustificada asola calles y edificios. Las señales procedentes de televisores y teléfonos sumergen al hombre en un estado de irracionalidad absoluta, siendo la agresión, el ensañamiento y el asesinato, las únicas salidas que les quedan a los afectados.

El deambular de la protagonista a lo largo de los corredores del edificio en el que reside, con las víctimas de la violencia desatada agolpándose a un lado y a otro resulta, sencillamente, aterrador. Y lo mismo sucede con la brutal y feroz reacción de su marido ante un anecdótico desacuerdo con uno de sus mejores amigos.
En definitiva, uno de los mejores inicios de una película de terror que he visto en muchísimo tiempo.

El segundo tramo de la película (el más largo), introduce varios elementos novedosos.
Por un lado, un demencial humor negrísimo tiñe toda la trama, atenuando, en cierta forma, la sensación de terror real que nos había dejado la primera parte.
Por otro lado (y el más problemático), el director intenta hacernos partícipes, en primera persona de la locura y la irracionalidad en la que se ven inmersos los principales pesonajes de la película. ¿De qué forma? A través de una serie de imágenes que difícilmente podremos distinguir si se tratan de la cruda realidad o si, por el contrario, son fruto de esa enajenación mental sufrida por cada uno de los protagonistas de la historia. Por ejemplo el momento en que uno de los personajes charla tranquilamente con una cabeza que ha sido seccionada del cuerpo de su propietario momentos antes, argumentando que la cabeza tiene la capacidad de seguir viviendo durante unos minutos después de ser apartada del cuerpo. Por supuesto esa supuesta charla no pertence al plano de la realidad, sino al de la locura del personaje.

Lo que podía haber sido un recurso original y extraordinario, acaba relegando la trama a una cierta confusión de la que no resulta sencillo salir indemne.

En el tercer y último tramo se procede a una resolución esperada de la historia, consecuente con todo lo que hemos visto hasta entonces.

En definitiva una película totalmente recomendada pese a un ligero desequilibrio argumental en su segunda parte.

Lo mejor: Una propuesta arriesgada que, por momentos, resulta fascinante.

Lo peor: Un irregular segundo acto.

The Cottage

El difícil arte de mezclar humor y slasher.

The Cottage

Ver ficha completa

  • Título original: The Cottage
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 2008
  • Director: Paul Andrew Williams
  • Guión: Paul Andrew Williams
  • Intérpretes: Andy Serkis, Reece Shearsmith, Jennifer Ellison
  • Argumento: Tres perdedores deciden solucionar sus problemas financieros secuestrando a la hija del jefe. Por desgracia, los alrededores de la cabaña en la que esconden a la víctima, no parecen ser un lugar demasiado seguro...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5
the cottage

Mezclar humor y terror no es algo novedoso. La fórmula nos ha deparado algunas obras maestras, tales como "Terrorificamente Muertos" (Evil Dead 2, 1987), de Sam Raimi, una horror movie plagada de situaciones cercanas al slapstick; "Tu madre se ha comido a mi perror" (Braindead, 1992), de Peter Jackson, cuya comicidad derivaba de su exceso ultra-gore; o incluso la más cercana "Zombies Party" (Shawn of the Dead, 2004), de Edgar Wright, una comedia pura –y desternillante- que recorre sin prejuicios todos los elementos comunes al subgénero zombi.

The Cottage, dirigida por el británico Paul Andrew Williams, no alcanza las cotas de calidad de las anteriores, pero sí supone un vigorizante soplo de aire fresco dentro del actual panorama del cine de género.

La película consta de dos partes muy bien diferenciadas argumentalmente. En la primera se nos muestran las desventuras de tres absolutos perdedores, torpes e incompetentes hasta gritar basta, que deciden solucionar sus problemas económicos secuestrando a la hija del jefe y ocultándola en la pequeña cabaña a la que hace referencia el título de la película. Ni que decir tiene que su estrategia para sobrellevar su particular crisis económica resulta, desde el principio, condenada al desastre. A la decrepitud mental de los presuntos delincuentes, se une una durísima víctima del secuestro que opone más resistencia de la deseada.

Seguir leyendo...

Lo mejor: Su estimulante mezcla de géneros.

Lo peor: Que los aficionados al terror puro no sepan aceptarla.

Drag Me to Hell

Sam Raimi vuelve a los orígenes

Ya iba siendo hora que el bueno de Spiderman liberase de sus redes -y nunca mejor dicho- a uno de los directores con más talento de Hollywood. Me estoy refiriendo a Sam Raimi, cuyo próximo proyecto "Drag me to Hell", con estreno previsto en EE.UU para mayo del 2009, devuelve al cineasta de Michigan al género que le vió nacer como tal.

Sam Raimi estrenó en 1981 la fundacional "Posesión Infernal" (Evil Dead, 1981), a la que siguieron su demencial y salvaje lavado de cara "Terroríficamente Muertos" (Evil Dead 2, 1987), y la más aventurera y humorística "El ejército de las tinieblas" (Evil Dead 3: Army of Darkness, 1992), conformando una de las más inolvidables y extraordinarias sagas de terror-gore de la historia del cine.

Drag me to Hell, de Sam Raimi

Tras su largo y exitoso peregrinaje por las superproducciones hollywoodienses -trilogía Spiderman-, todo apunta a que Rami volverá al redil con un proyecto que aúna maldiciones, espíritus malignos, y un presumible humor negro marca de la casa.

Se espera mucho "Drag me to Hell". Pero también surgen muchas dudas. ¿Será capaz de retornar Sam Raimi a un tipo de películas tan alejadas de las reglas que rigen las grandes superproducciones de Hollywood? ¿Habrá domesticado el mainstrem hollywoodiense al 'enfant terrible' que sorprendió a medio mundo con su terrorífica "Posesión infernal"? ¿Estaremos ante una nueva y magistral muestra de terror sobrenatural, humor negro y brutal gore; o quizás nos deparará un descafeinado remedo de las locuras juveniles de su director, al estilo de la olvidable "Premonición" (Premonition, 2000)?

Veremos... Desgraciadamente, las palabras de Rob Tapert, uno de los productores de la película, no me ayudan a ser demasiado optimista: "Sam la llama un exitazo de sustos, un viaje salvaje con todas las emociones y escalofríos que proporcionaba Posesión infernal, pero sin confiar en la excesiva violencia de aquella película".

Feast 2: Sloopy Seconds

Más sangre, más vísceras, más muertes, más humor negro...

Feast 2. Sloopy Seconds

Ver ficha completa

  • Título original: Feast 2. Sloopy Seconds
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: John Gulager
  • Guión: Marcus Dunstan y Patrick Melton
  • Intérpretes: Clu Gulager, Diane Goldner, Josh Zuckerman y Krista Allen.
  • Argumento: La amenaza de los monstruos se cierne ahora sobre una pequeña población cercana al "The Beer Trap Tavern".

59 |100

Estrellas: 3

Poco ha tardado el bueno de John Gulager en ofrecernos la continuación de su estupenda “Feast (Atrapados)”.
Bajo una misma base argumental (la de los monstruos salidos de no se sabe bien dónde, y dedicados a destrozar, fornicar y devorar a cualquier ser vivo –hombre o animal- que se les ponga por delante), Gulager tiene el talento y el acierto de construir una película de un tono radicalmente opuesto a su antecesora.

Feast 2. Sloopy Seconds

“Feast 2: Sloopy Seconds” esconde un inmisericorde monumento a la miseria y repulsa de la condición humana, forjado a través de una concatenación de escenas destinadas a reventar los límites de lo moral y lo políticamente correcto. Así, escenas como la del bebé o la catapulta humana, nos hacen aborrecer la estupidez y la maldad innata del hombre ante situaciones que superan su acomodado estatus en el mundo actual.
Los supervivientes de “Feast 2: Sloopy Seconds” se sienten presas, víctimas de una situación límite; y su respuesta natural es la de velar por su seguridad individual, sin que exista conciencia alguna de grupo, y dispuestos a sacrificar al prójimo para lograr su propia subsistencia.

En este sentido, Gulager baraja las cartas del exceso y la radicalidad más absoluta (más sangre, más vísceras, más muertes, más humor negro…), hasta el punto de que, en ocasiones, lo grotesco y reprobable de determinadas situaciones originan una cierta desconexión con la trama principal de la película. El devenir lógico de la historia se tambalea ante la aparición de determinados tour de force que parecen destinados únicamente a superar, con creces, el impacto del film original.

Las comparaciones entre ambas películas son inevitables, y “Feast 2: Sloopy Seconds” sale claramente perjudicada. Sin embargo, el esfuerzo del director por servirnos un producto tan distinto al original, nos empuja a considerar cualquier comparación como injusta, y a disfrutar de los excesos de “Feast 2: Sloopy Seconds” sin pensar demasiado en lo que pudo ser y finalmente no fue.

Lo mejor: Una propuesta radical y divertida repleta de crueldad y sadismo.

Lo peor: Que la historia no enganche tanto como la primera parte. Y una abusiva escena de disección salpicada de eflubios varios.

Zombie Strippers

Strippers, zombies y gore... ¿Una fórmula ganadora?

Zombie Strippers

Ver ficha completa

  • Título original: Zombie Strippers
  • Nacionalidad: USA | Año: 2008
  • Director: Jay Lee
  • Guión: Jay Lee
  • Intérpretes: Jenna Jameson, Robert Englund, Roxy Saint y Shamron Moore
  • Argumento: Un virus fabricado por el gobierno de los EE.UU con el objetivo de crear una nueva estirpe de supersoldados queda libre en un mugriento local de striptease, convirtiendo a las bailarinas infectadas en auténticas strippers-zombies con un hambre insaciable.

25 |100

Estrellas: 2

Hagamos un breve recuento: un estúpido plan del gobierno norteamericano, un virus letal protegido por unas ridículas medidas de seguridad, unas strippers contorsionistas con cuerpos de infarto, zombies apareciendo por todos los rincones, y una generosa ración de gore -bastante digno, por cierto-.

Realmente, visto así, la cosa promete… y mucho. Pero (y siempre hay un pero en este tipo de producciones) el problema lo tenemos con aquellos ingredientes que no resultan tan evidentes en un primer momento. A saber: unas pésimas actuaciones (donde destaca el triste trabajo de un Robert Englund abonado a la nostalgia), unas situaciones absurdas y pretendidamente cómicas (la batalla entre dos zombies-strippers lanzándose proyectiles con la ayuda de determinada parte de su anatomía, o la stripper leyendo constantemente a nietzsche en su camerino – aunque reconozco que aquí sí me reí-), unos diálogos que provocan vergüenza ajena y, sobre todo, algo imperdonable en una producción de serie B que se enorgullece de serlo: durante una gran parte de su metraje resulta aburrida.
Zombie Strippers debería ser una constante fuente de diversión, desmadre, e incluso carcajadas, pero, desgraciadamente, no lo es.

Zombie Strippers

Pese a todo ello, quisiera recomendarosla… no, no me he vuelto loco, ni estúpido. Os explicaré el porqué de mi recomendación bajo determinadas circunstancias.

Zombie Strippers es, como ya he apuntado antes, una serie B que asume desde el primer momento su condición de puro entretenimiento, sin más… Al margen de todos sus defectos –que no son pocos-, es una decisión final del espectador el entrar o no en el disparatado juego que nos propone. Verla solo, en casa, y sin otro ánimo que el de, sencillamente, verla –aunque sea por curiosidad-, significa concederle escasas posibilidades de éxito a una película como Zombies Strippers.
Pero si tu intención es disfrutar de ella en compañía de tus mejores amigos, con una abundante provisión de cerveza, sabiendo lo que vas a ver y predispuesto a pasar un buen rato, es posible que Zombie Strippers acabe colmando tus expectativas.

Por cierto, en la película actúa Jenna Jameson, por lo visto una leyenda viva del cine porno. Siento no poder deciros gran cosa sobre Jenna. Desconozco su carrera como actriz porno. En “Zombie Strippers” me pareció la mejor zombi-stripper del local –lo cual, no nos engañemos, tampoco tiene un mérito extraordinario-.

Lo mejor: El baile post-mortem de la primera zombi-stripper.

Lo peor: Que, por momentos, resulte aburrida.

Camino Sangriento

Hagamos una secuela más salvaje y más gore.

Camino Sangriento

Ver ficha completa

  • Título original: Wrong Turn 2 (Dead End)
  • Nacionalidad: Canadá/USA | Año: 2007
  • Director: Joe Lynch
  • Guión: Turi Meyer y Al Septien
  • Intérpretes: Crystal Lowe, Erica Leerhsen, Henry Rollins y Texas Battle
  • Argumento: Los protagonistas del reality show "The Ultimate Survivalist” son abandonados a su suerte en un tenebroso bosque en el que descubriran que el juego de supervivencia al que se enfrentan es más real de lo que en un principio imaginaban.

60 |100

Estrellas: 3

Ésta es otra de esas prácticas a las que nuestros amigos norteamericanos nos tienen ya acostumbrados: realizar secuelas, directas al mercado DVD, de películas de terror que tuvieron una digna recepción en las salas de cine.

No tengo nada en contra de ello. Todo lo contrario. Hace tiempo que he aceptado el hecho –o mejor sería hablar de resignación- de que el mercado casero es la única opción para disfrutar del mejor cine de género.

"Camino Sangriento" es la continuación de "Km 666. Desvío al infierno" (Wrong Turn, 2003). Pero si no lo fuera, tampoco pasaría nada. Poco tienen que ver las dos producciones, excepto una mínima excusa argumental –la del grupo de personas acechadas por una familia de caníbales- que bien podría valer para otras cien películas similares a éstas.

"Camino Sangriento" es una película de serie B en toda regla. Quizás su predecesora también lo fuera, pero lo disimulaba mejor.

Camino Sangriento

Como claro exponente de la serie B norteamericana, "Camino Sangriento" disfruta de todas las virtudes de este tipo de películas: una ambientación aceptable, unas muertes imaginativas y muy bien resueltas (en este punto, Camino Sangriento cumple a la perfección, con una de las mejores muertes –justo al principio de la película- que he visto en los último tiempos), una generosa ración de gore salvaje repartida por todo el metraje, y una capacidad rocosa de ofrecer entretenimiento y diversión desde el primer minuto de metraje.

Por supuesto también adolece de los defectos comunes a este tipo de producciones. Me estoy refiriendo a los personajes arquetípicos y terriblemente estúpidos cuya única razón de existir es convertirse en potenciales víctimas, las pésimas actuaciones de todos y cada uno de los actores, la limitada calidad visual de sus imágenes (se hecha en falta un director de fotografía con aptitudes y que supiera dotar a todo el conjunto de una atmósfera más perturbadora), los ridículos diálogos o que sea tan y tan predecible.

En cualquier caso, si buscas un survival con una buena dosis de sangre y gore, con notables muertes –por encima de la media-, unos asesinos realmente salvajes y brutales, y todo ello servido con un enorme potencial de entretenimiento y disfrute; no lo dudes, Camino Sangriento puede ser tu película.

Lo mejor: La salvaje secuencia inicial, en la que una concursante se encuentra con uno de los <em>"hospitalarios"</em> habitantes del bosque.

Lo peor: No aporta nada nuevo.

Mi particular trilogia Zombie

Libros para una trilogía zombie. El subgénero zombie es uno de mis favoritos dentro del amplio territorio del terror, en cualquiera de sus manifestaciones.

En 1968 George A. Romero firmó la fundacional "La noche de los muertos vivientes" ("Night of the living dead"), una película en blanco y negro de bajo presupuesto en la que una inexplicable plaga de muertos vivientes, con un hambre voraz de carne humana, acechan a un grupo de personas atrapados en una casa abandonada.

Con una trama tan terriblemente sencilla, el maestro Romero fundó una nueva y moderna mitología zombie, alejada de los ritos vudús y la brujería negra, marco tradicional de lo que hasta entonces se conoció como zombie o muerto en vida (p.ej. "La legión de los muertos sin alma", "White Zombie", 1932).

El cine ha sido el principal vehículo de propagación de la nueva epidemia zombie ideada por Romero, pero otras manifestaciones culturales no han dudado en apropiarse de este fetiche contracultural, ligado ya para siempre a las más crudas manifestaciones del horror y el gore.
Y la literatura no ha sido una excepción. En este artículo os hablo de tres novelas que se aproximan, desde perspectivas muy distintas, al fenómeno zombie; pero siempre con la mitología creada por George A. Romero en el horizonte: "Cell", de Stephen King, "Apocalipsis Z", de Manuel Loureiro, y "Guerra Mundial Z", de Max Brooks.

La Sustituta

Mi profesora es un alien con muy mal carácter

La substituta

Ver ficha completa

  • Título original: Vikaren
  • Nacionalidad: Dinamarca | Año: 2007
  • Director: Ole Bornedal
  • Guión: Ole Bornedal y Henrik Prip
  • Intérpretes: Paprika Oteen, Ulrich Thomsen, Jonas Wandschneider
  • Argumento: Ulla, la recien llegada profesora suplente de la clase de 6º, esconde un oscuro y terrible secreto...

70 |100

Estrellas: 4

¡Atención, aviso para navegantes! “La sustituta” no es una película de terror. Ni siquiera una película de terror con elementos de comedia. “La sustituta” es una película perteneciente al género fantástico, con unas estimulantes dosis de humor negro (las particulares lecciones impartidas por la nueva profesora, en las que no duda en humillar y vejar a sus atónitos alumnos, son de lo mejor de la película) , y unas gotitas de reconfortante intriga.

La Substituta

Una película recomendada para todos los públicos, y en especial para un público juvenil harto de vacías y repetitivas superproducciones norteamericanas al estilo de “Los seis signos de la luz” (The Seeker: The dark is rising, 2007), “La brújula dorada” (The golden compass, 2007) o “El príncipe Caspian” (The Chronicles of Narnia: Prince Caspian, 2008).

El hecho de recomendarla a un público juvenil no significa que los adultos no podamos disfrutar con las inquietantes aventuras de esta clase de 6º de primaria, que deberá unir sus fuerzas para luchar contra la temible amenaza de Ulla, su nueva profesora suplente, llegada del espacio exterior con un malvado plan que incluye el rapto de todos sus alumnos.

Con un punto de partida similar al de “The Faculty” (1999), de Robert Rodríguez (profesores que son una amenaza para sus alumnos), la película del danés Ole Bordenal, se aleja de los canónes de la serie B con monstruo a la que, con tan buenos resultados, homenajeaba el film del director estadounidense. En su lugar nos damos de bruces con una historia y unos personajes sorprendentes que nos remiten, irremediablemente, a grandes títulos del género de aventuras juveniles: “Cuenta conmigo” (Stand by me, 1986) o “Los Goonies” (The Goonies, 1985) -la escena en la que los niños se adentran en la casa de la profesora para descubrir su temible secreto, me recordó mucho a aquella en que los protagonistas de los Goonies entran en la cabaña de los Fratelli. Puro cine de aventuras juveniles y misterio. Una delicia-.

Con una puesta en escena que acentúa los recovecos más oscuros de la trama –extravagante trama, todo hay que decirlo…-, y unos actores en estado de gracia (tanto todos los muchachos de la clase, que estan extrañamente comedidos en sus papeles, como, sobre todo, Páprika Oteen, en una portentosa recreación de la profesora alienígena.), “La Sustituta” deviene un festín de referencias y géneros a disfrutar sin complejos y en familia.

Lo mejor: Una historia distinta y perfectamente servida e interpretada.

Lo peor: Amantes del terror y el gore, abstenerse.