Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Anguish

Anguish

Películas para dormir

Anguish Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Anguish
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Sonny Mallhi
  • Guión: Sonny Mallhi
  • Intérpretes: Ryan Simpkins, Annika Marks, Karina Logue
  • Argumento: A una joven diagnosticada con un trastorno mental le empiezan a suceder fenómenos paranormales relacionados con una chica que murió recientemente.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo Anguish_Interior_zpskgrme4p1.jpg

Los muertos se pueden manifestar en el mundo de los vivos a través de algunas personas. Tess es una de ellas, pero no consigue entender su don, calificado como esquizofrenia por sus padres. Cuando una vecina muerta, de la misma edad que nuestra joven Tess, se apodera de su cuerpo, da comienzo el soporífero drama de una médium adolescente.

Chicho Ibáñez Serrador presentaba en su día una serie de producciones de terror que agrupó bajo el nombre de “Películas para no dormir”. Ingenioso, uno puede estar tan asustado que las sombras de la habitación le impidan conciliar el sueño. En el lado opuesto tenemos “Anguish”, una producción estadunidense que se han atrevido a comparar con “It Follows” cuando, nada más lejos de la realidad, se trata de la película perfecta para echarte una larga siesta. Además, tanto su título como portada y tráiler hacen hincapié en una faceta de la que el debut de Sonny Mallhi carece: el terror. Estamos ante un drama apenas camuflado, lo que de por sí no sería malo, en el mismo sentido que “Liza the Fox-Fairy” es una comedia romántica que coquetea con el fantástico pero en ningún momento intenta aparentar lo contrario, aquí este engaño resulta odioso por aquello de pertenecer a una obvia estrategia de marketing, sin la cual, esta película estaría inmediatamente condenada a la sobremesa de una cadena pública.

La principal característica de “Anguish” es su exasperante lentitud. Por si fuera poco, revestida de arte y ensayo, con planos lánguidos a los que seguro su director justificaría como la forma visual idónea para retratar el conflicto interior de su protagonista: una chica a la que sus padres no entienden. Como reinterpretación de la alienación adolescente, y basada en hechos reales, tenemos a una jovencita que puede contactar con el mundo de los muertos, aunque su don sólo sirve para causarle dolor, pues la gente a su alrededor la considera una esquizofrénica. Y eso es todo, amigos, la experiencia de verse poseída por otra joven de su edad que murió recientemente en un accidente es todo el horror que presenciaremos, y esta adolescente muerta, lejos de “Insidious” y otras malas influencias, no quiere nada más que despedirse de su madre, aterrador.

Llena de silencios innecesarios, por aquello de alargar el metraje de forma agónica, y con decenas de planos intrascendentes, Sonny Mallhi quiere darle a las imágenes una fuerza que no merecen debido a la abúlica historia que dibujan. Los entornos suburbanos de la costa este quedan muy bonitos en pantalla, pero adormecen hasta al espectador más estoico; da igual que la fotografía supere con creces las limitaciones presupuestarias; da igual que las actuaciones sean lo mejor de la cinta, a destacar a Ryan Simpkins; la historia tiene menos emoción que el palo de un helado. Incluso la pequeña ración de sustos ofertada aquí y allá me parece ofensiva en parte. Es decir, ¿casan cuatro sustos infantiles con el tono reflexivo que nos quieren vender como profundidad psicológica y que, realmente, es sólo un peñazo superficial? Bobadas sobrenaturales harto predecibles que no eran necesarias si se quería vender la propuesta como seria.

Poco más que añadir, lo que supuso un verdadero horror fue mantenerme despierto en todo momento. Ni como drama merece la pena salvarla de la quema, el típico error de intentar acceder a la industria por el camino fácil, creer que todo el monte es orégano y copiar, efectivamente, de la forma menos adecuada la capa superficial de otra película que sí ha sido un éxito: en este caso trasladar la languidez de “It Follows” a una historia con mucho menos interés y sin ritmo alguno. ¡Evitadla!

Imágenes de la película

 photo Anguish_1_zpsdvexa5ew.jpg

 photo Anguish_2_zpsq91hyem4.jpg

 photo Anguish_3_zpsxdnqcdeb.jpg

Lo mejor: Las interpretaciones

Lo peor: Tan lenta que parece durar siete dolorosas horas.

Vuestros comentarios

1. oct 12, 11:08 | themayanfactor

Siempre estoy muy en sintonía con muchas de tus criticas pero con esta película no puedo estarlo. Más que lenta es una pelicula pausada. A mi me ha gustado. Tiene dos partes claramente diferenciadas. La primera es la mejor y más terrorifica pierde un poco en su resolución con el tema de la posesión.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.