Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Digging Up the Marrow

Digging Up the Marrow

Quiero que existan

Digging up the marrow review

Ver ficha completa

  • Título original: Digging Up the Marrow
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2014
  • Director: Adam Green
  • Guión: Adam Green
  • Intérpretes: Ray Wise, Adam Green, Will Barratt
  • Argumento: El director de cine de terror Adam Green es contactado por un hombre que supuestamente puede demostrar la existencia de monstruos. Así que Adam se embarca en la grabación de un documental que cambiará su vida para siempre.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo DUTM_Interior_zps2956bfd8.jpg

Adam Green es un director de cine de terror independiente que ha ganado cierto estatus con el paso de los años y el avanzar de su carrera, pero ahora se enfrentará a su mayor reto: la petición por parte de un extraño hombre, para dar a conocer al mundo la existencia de una realidad completamente distinta a la establecida. Y es que ese “loco” jura tener las claves de la existencia de una civilización de monstruos que viven en paralelo a nosotros, en concreto la puerta a ese mundo aterrador llamado “el Marrow”.

El mundo del terror, da igual que hablemos de cine, comics, literatura o música; el mundo del terror a veces es una particular parada de los monstruos, círculos cerrados de gente que se siente diferente o cuyos gustos no es hasta una época reciente, en que empiezan a entenderse como algo tan normal o más que la tauromaquia. Sin embargo, los que también participamos en los procesos creativos relacionados con el horror, aquellos que estamos metidos hasta las cejas seguimos siendo observados de reojo, mentes bien pensantes y anquilosadas aun nos muestran menos respeto que a una pandilla de hooligans; por aquello de que es más honorable el deporte que ver a Jason matar campistas en una pantalla. Así que aquí estamos, en Almas Oscuras, una especie de submundo donde los monstruos somos nosotros o los de fuera, da igual, se trata de una cuestión de perspectiva, al final todos tenemos unos “ellos”, como bien decía John Trent en “En la Boca del Miedo”, peliculón del que “Digging up the Marrow” nos trae ecos y sensaciones similares. Quede claro entonces que de una forma retorcida los presentes somos monstruos, cada uno distinto en nuestra deformidad, todos hermosos bajo “las pieles de nuestros padres”.

Esta lectura en clave exagerada del concepto “monstruo” (“Producción contra el orden regular de la naturaleza”) marca el arranque inicial del falso documental “Digging up the Marrow”, acompañada por la mirada del aficionado de corazón que desea que los monstruos existan. Deseo bienintencionado que explica mucho de la fascinación del ser humano por lo deforme, pues es aquello distinto, de una forma excesiva, lo que nos recuerda nuestra propia humanidad. Nuestra raza funciona en la comparación, y necesitamos delimitar nuestra esencia mediante las líneas de la monstruosidad. Yendo un poco más allá, entendemos que este deseo se verbalice sin vergüenza por parte de los aficionados románticos al cine de terror, pues la síntesis del miedo subyace en la posible existencia de esos monstruos, o quizás su ausencia dado que ya no somos seres definidos sin su presencia… y entonces somos nosotros, solitarios, las únicas aberraciones. Preguntad a Goya si los sueños de la razón engendran monstruos, el reflejo distorsionado de un aguafuerte… preguntad a Nietzsche qué se esconde tras las sombras del abismo. Estos genios, si hubiesen podido disfrutar del cine de terror de serie b, hubiesen aseverado: “La oscuridad oculta el Meollo (Marrow), una enorme ciudad reflejo de nuestra civilización donde los desposeídos y los deformes se ocultan para vivir una vida que no es más la nuestra propia”. Engendros, deformidades, esperpentos, abortos… seres que, como sus padres, los hay buenos y malos, pero sólo acuden a la llamada de nuestros sueños, el combustible de nuestra razón para seguir adelante durante la vigilia.

Así nos encontramos con Adam Green, director de “Holliston”, “Hatchet” y “Frozen”, interpretándose a sí mismo en el documental que emprende, junto a su cinematógrafo Will, para descubrir la verdad sobre la existencia de los monstruos. Lo que empezaba siendo un análisis amable de la presencia de estos seres a través del arte cinematográfico, adquiere otro rumbo cuando un hombre se pone en contacto con ellos para aportarles pruebas de la existencia de una civilización entera de engendros de la naturaleza. Este hombre entrado en años es ni más ni menos que Ray Wise (actor que parece volver a estar de moda, lo pudimos ver hace poco en “Suburban Gothic”, y, aunque no lo estuviese, sería difícil olvidarle después de su trabajo en “Twin Peaks”); y es el único personaje ficticio, el único actor que no se interpreta a sí mismo. Esa es otra de las facetas interesantes e inteligentes de “Digging up the Marrow”, el uso del metalenguaje para construir una realidad alternativa, cargada de cameos de actores y directores del género (Mick Garris, Tom Holland, Kauffman, Kane Hodder, Don Coscarelli), donde se anima a ciertas reflexiones sobre el género y su capacidad de generar miedo, así como su autenticidad. Gracias a esa mirada interna hacia los entresijos de la producción cinematográfica se establece una corriente de humor que acompaña muy bien al tono de horror ambiental que establece la película en momentos puntuales, y de manera magistral durante su tramo final.

Otro factor positivo sería la honestidad y el sentimentalismo que Green ha inyectado en su, quizás, mejor obra. Vuelvo a esa necesidad de creer que los monstruos existen, un reflejo de nuestra infancia y adolescencia donde se configuran las mayorías de aficiones que mantenemos durante el resto de nuestra vida. Especialmente si se trata del amor al cine, literatura o arte en general. Es imposible, como aficionado, no verse reflejado en la pasión de Green; es imposible no verse implicado en la vía onírica que nace a través de su simpatía y naturalidad. Es precisamente él quien consigue la credibilidad mínima necesaria para que el falso documental funcione como tal, manteniendo un nivel de autenticidad muy alto durante toda su hora y media. Y es Ray Wise quien aporta el contrapunto emanando una locura contenida que recuerda mucho al trabajo Sam Neill en la citada “En la Boca del Miedo”, un contrapunto indispensable para hacer avanzar una trama, por otro lado, limitada aunque maravillosamente original.

Se demuestra con muy pocos recursos, pues la producción se nota limitada en cuanto a presupuesto, que la originalidad del concepto, llevado a la pantalla con fidelidad, y la construcción, a través de diálogos inteligentes, de unos personajes veraces puede convertir una serie b en algo memorable: sin necesitar otros recursos, como sería el gore o la excesiva presencia de efectos especiales. Pues esas limitaciones económicas se sienten de manera palpable en la dosificación de la presencia de monstruos (si acaso lo son) durante toda la película. Lo bueno no sólo es que las apariciones de monstruos sean justificadas en todo momento, lo bueno es que la ausencia de apariciones está igualmente justificada; un servidor quizás esperaba una especie de “Razas de Noche” haciendo más hincapié en los elementos de terror, pero Green demuestra, alejándose de Barker, que lo inquietante nace enseñando lo justo: ni poco ni mucho. Además, cuando “Digging the Marrow” apuesta por mostrar, lo hace con mucha calidad y acierto, ofreciendo tensión y terror a partes iguales. Mostrándose extrañamente cruel en su tramo final, donde se abandona el tono cómico y “geek” en pro de unas sensaciones más oscuras cargadas de interpretaciones distintas. Pues otro éxito de Green radica en dejar al espectador vía libre para interpretar los huecos de la historia a su manera; algo propio de la realidad que así debería ser trasladado a un falso documental. ¿O acaso es banal la mención al hijo de William Dekker, personaje de Wise?

La única pega, pero bastante molesta y que resta muchísimo a la percepción final sobre la cinta, es que la primera hora de metraje puede volverse lenta a ratos, y además muestra que la historia quizás no daba para tanto a pesar de su innovación. Claro, la ambientación se construye de forma pausada, pero esta vez exageradamente calmada pese al buen trabajo del elenco para evitar el aburrimiento. A este defecto se suma un aspecto técnico muy básico, tampoco podemos pedir más dada la naturaleza del proyecto, pero creo que salvo la parte del diseño artístico relativo a los monstruos, la película luce muy simple a otros niveles (música, iluminación, montaje, etc).

En cuanto a los dichosos monstruos, Green se ha basado en el trabajo del ilustrador Alex Pardee, y su particular visión tiene bastante potencia, aportando otro granito de arena a la originalidad de la película; además el espectador gana en los sustos puntuales diseminados por el metraje, pues los monstruos lucen de rechupete (mención especial a los dibujos y esquemas que adornan la habitación del personaje de Ray Wise) y las escenas que protagonizan están planificadas para ponernos el corazón en vilo.

Resumiendo, una pequeña joyita que hay que saber disfrutar con calma, sin esperar un festival de extrañas criaturas a lo Tim Burton. En realidad estamos ante un homenaje al género de terror y a las películas de monstruos. ¿Te gustó “Jeepers Creepers”? “Digging up the Marrow” es la explicación a ese placer culpable, una mirada emocionante al motor de nuestra fascinación por lo extraño y, no menos importante, es una película de terror como dios manda, con un firme pie plantado en lo sobrenatural. De obligado visionado.

Imágenes de la película

 photo DUTM_1_zps16e309af.jpg

 photo DUTM_2_zps36181dc9.jpg

 photo DUTM_3_zpsab76e6ce.jpg

Tráiler

Lo mejor: Ray Wise y la originalidad de la propuesta. A su vez un tramo final acertado y bien cerrado como pocos.

Lo peor: Un parte central lenta y que revela las debilidades de su guión. Se echa en falta algo más de acción, pero estamos ante una cinta de horror atmosférico y reflexivo.

Vuestros comentarios

1. feb 22, 01:08 | I, Monster

Si es de obligado visionado habrá que verla pero yo desconfío de los falsos documentales precisamente por eso, porque son + falsos que los zapatos de un chino.

2. feb 22, 01:14 | Bob Rock

I, Monster.- Hombre, uno que habla de monstruos, trolls u otras lindezas siempre tiene un componente irreal. Honestamente, este no sería de los mejores hechos, tiene buena base pero su discurso es otro (la mandanga de los monstruos y demás)… ¿pero que importa? o bueno, en este caso a mí me ha dado igual…

Espero que te guste, y sino es así no mates al mensajero ;)

3. feb 22, 07:33 | Pto Montt

La acabo de ver y creo que la idea era buena,pero se plasma de un modo no del todo correcto. Como dice la reseña, su punto màs débil es la primera hora de la película, con demasiado dialogo tedioso y en tono jocoso (la voz del director se me hizo insoportable a ratos), ademàs la “ambientación” juega en contra,esperaba mucho màs, pero me quedo con el tramo final de la película.

4. feb 22, 14:02 | Bob Rock

Pto Montt.- Algo que le agradecí a Adam Green es que parece él mismo. Le he visto participar en algún documental y he visto entrevistas y el tío es igual. Bueno, pues el típico tío muy metido en el cine de terror y con ese humor pesado que yo por ejemplo comparto. Hombre, tal vez hable demasiado, porque el tío no calla… la cuestión es que la primera hora debería haber ofrecido algún destello más de terror. Afortunadamente el tramo final salva un poco la papeleta, y que conste que yo la he apreciado tanto por su originalidad y Ray Wise…

5. feb 23, 23:19 | Mountain

Ahora mismo la dos películas que mas NECESIDAD tengo de ver son “IT FOLLOWS” y “DIGGING UP THE MARROW” buuuuuuf que ganaaaaas!!!!!

6. feb 24, 15:10 | Manu

Anotada. Ganazas, demonios!

7. feb 24, 15:28 | Bob Rock

Mountain, Manu.- Espero que no os decepcione. Sobre todo verla hasta el final porque es algo distinto (y entrañable), aunque sus formas no son muy espectaculares…

8. feb 24, 18:37 | Arconte

Buena idea que la empaña una realización un poco deficiente. El mayor problema es que es una película pensada para el desenlace y durante sus buenas 3/4 partes, salvo un susto muy puntual, no sucede nada. Todo investigación y dialogo que en general no consigue crear ninguna tensión.
La concepción general de los monstruos tampoco es muy original, si hiciera una descripción verbal, la mayoría supondría que estoy hablando de los habitantes de la Midian de Nightbreed, incluso los diseños vistos en papel remiten bastante a la estética de Clive Barker.
Y aclaro lo de “vistos en papel” porque en la película, son pura serie Z, maquillajes y prótesis muy deficientemente realizados en un film que, justamente, requería el mayor realismo posible.
Se puede ver, pero mejor moderar expectativas…

9. feb 25, 00:30 | Bob Rock

Arconte.- No te falta razón. Aunque no coincido en la apreciación de Razas de Noche. Los dibujos de Pardee creo que tienen otro sabor, desde luego pueden recordar, pero con su personalidad.

Pasados los días reconozco la primera hora como bastante dura si esperas ver una cinta de horror. Pero también me parece cada día más atractiva la idea general y el esfuerzo por dosificar la información. Vale, no es muy de sustos, ni de gore, y es que la película no es ni gore ni de sustos… quizás haga más hincapié en el homenaje al cine de monstruos que otra cosa… al cine de monstruos y en el mundillo que lo rodeo, y ahí estamos nosotros, los aficionados… que quizás seamos esos “freaks” que viven en el Marrow…

Además lanzo una pregunta, ¿creéis que Marrow refiere a su traducción directa (médula)?

Un saludo

10. feb 28, 16:53 | Lady Necrophage

Me ha llamdo la atención tanto la review como su premisa. Ya la tengo y os contaré XD

Un saludo!!!

11. mar 1, 23:06 | Mountain

Me ha parecido una película original y con una actuación estupenda de Ray Wise, por siempre jamás Leland Palmer y aquí deberíamos todos hacer reverencias, pero se me ha quedado un poco flojita, la historia es maja, pero tarda mucho en pasar algo y cuando pasa tampoco es muy emocionante que digamos. Mención especial para los monstruos que aparecen, cutres pero cutres de verdad, yo creo que aunque tuviesen poquito presupuesto eso se lo podían haber currado un poco más. En fin, una peli simpática que para mí ha supuesto una pequeña decepción. 60/100

12. mar 2, 10:12 | Draghann

Pues no sé muy bien qué decir salvo que es como si hubiesen cogido una buena idea y se la hubieran cargado porque no han sabido sacarle partido ni siquiera en su tramo final. En mi opinión no se salva ni el propio Ray Wise que hace una de las interpretaciones más flojas que le recuerdo. En cuanto a Green, mejor que siga detrás de las cámaras.

En todo caso, y a pesar de todo lo negativo que he escrito arriba, curiosamente la película no se me hizo aburrida ni pesada. Es solo que parece una gran oportunidad perdida de hacer algo que de verdad valiese la pena…

Un saludo!

13. mar 2, 15:08 | Vael

Estoy de acuerdo con la mayoria de comentarios. Quizas se me ha escapado algo, pero creo que podria haber dado mas de si. Desde luego la premisa es original y se le puede sacar mucho mas partido.

14. mar 2, 20:35 | UPIRI

Pues eso, una pelicula simpática que gustará a todos los amantes del cine de terror por el tema que toca pero que no deja de ser una pelicula muy baratita y que con un poco más de esfuerzo y dedicación podría habernos dado un clasico, pero claro Adam Green opta por la ley del mínimo esfuerzo del que hacen gala la mayoria de los mocknumentarys. Eso sí, se exprime el cerebro para vendernos su productora, sus peliculas, su serie, su esposa…

Una gran campaña de marketing orquestada por el señor Green.

Una pena, porque con un poquito más de empeño…

15. mar 2, 23:42 | Bob Rock

Mountain, Vael, Draghann, UPIRI.- Siento la decepción. La entiendo perfectamente pero sigo apostando por la particularidad de su argumento y cierta originalidad. A ver, que el 90% de los mockumentaries están bastante por debajo. Eso sí, yo pensaba que iba a ser una gran estafa, pero al final me convenció…

Por cierto, sí, que cabrón el Green, se ha montado un anuncio de una hora por la patilla ;)

Un saludo

16. mar 6, 15:15 | Alvaro

Anoche la vi y debo decir que me gusto….

es mas que notable (en mi opinion) que un director en estos tiempos, y considerando los bodrios que podemos encontrar hoy en dia…. logre mantener al espectador atento sin mostrar absolutamente nada x-)…. le podemos pedir mas?? claro que si, la premisa daba para haber hecho un clasico instantaneo el cual resulta no ser…

es simpatica y por largo ingeniosa… no es la pelicula de la vida pero esta por sobre la media

saludos

aj

17. mar 13, 17:41 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 10/100

La considero un bodrio infumable. He de reconocerlo, me dormí en la primera tentativa. Lo pienso y lo pienso pero no consigo sacarle nada positivo al metraje. Contestaré a la pregunta, ¿Te gustó “Jeepers Creepers”? SI “Digging up the Marrow” NO. Vaya pérdida de tiempo.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

18. mar 13, 20:04 | Bob Rock

Bafometh729.- Me jugaba un dedo a que le ponías menos de 20… me alegro por una parte, la de conservar mis manos intactas, pero me da pena que no hayas sabido verle el punto original. Jeepers Creepers es una película de “criaturas”, Digging es una reflexión sobre las “criaturas”. Pero vamos, que tampoco voy a justificar que tenga petroleo en su interior, porque no es el caso. Pero en cuanto a originalidad es de valorar, estoy harto de ver las mismas mierdacas una y otra vez.

19. jun 2, 22:54 | RedRum

Vergúenza de película! Santa mierda! no había visto una película tan ególatra y odiosa desde Byzantium y además aburrida, espero que para la próxima Adam Green se limite a escribir un guión y no a robarlo (y a ser posible que no actue). Huid mientras podáis.

Un 2 de 10. Clara nominación directa a lo peor del año junto a He Never Died.

Saludos!

20. jul 17, 01:12 | Lady Necrophage

Hola almas!!!

Una verdadera lástima. me estaba resultando hasta simpática cuando, de repente, da ese giro final que malogra la producción al completo y que consigue que el espectador sienta que le han tomado el pelo. Qué forma de estropear una obrita menor aunque simpática en quince minutos, Muy triste.

Un saludo!!!

21. jul 31, 13:07 | Zalomero

La ví ayer, me gustó el diseño de las criaturas, aunque como muchos aquí, eché en falta un desarrollo diferente y más extenso de la premisa.

Y bueno, ya sé que tenemos el culo pelao y nadie se cree los mockumentaries, pero creo que al menos deberían mantener cierta sensación de ilusión de que lo que vemos es real. Digo esto porque poner como prota un rostro tan conocido dentro del terror (e incluso fuera) como el de Ray Wise, como que no me parece lo más adecuado. Qué se yo, pienso en S&man o La de Porrupurriski Tapes (no voy a mirar en Google cómo se escribe), o la de Behind The Mask y tenían más gracia (quizá no argumentalmente, pero espero que me entendáis) como falsos documentales precisamente por intentar mantener ese juego de que lo que vemos es real.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.