Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Outpost Black Sun

Outpost Black Sun

Plegarias Atendidas

Outpost 2 Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Outpost Black Sun
  • Nacionalidad: UK | Año: 2012
  • Director: Steven Barker
  • Guión: Steven Barker, Rae Brunton
  • Intérpretes: Catherine Steadman, David Gant, Richard Coyle
  • Argumento: Lena y Wallace llegan al búnker de la primera parte en busca de Klausener, su creador.

50 |100

Estrellas: 2

Outpost 2 Grande

Si, desde mi punto de vista, la mayor pega que se le podía poner a “Outpost” era la falta de visibilidad del enemigo sobrenatural, en “Outpost: Black Sun” el problema queda resuelto. La secuela ofrece muchas más muertes, más sustos, más sangre y, sí, también es una película mucho más alocada y descabellada que su predecesora. Es bastante difícil hablar de ella sin “spoilear” la anterior, así que si alguien tiene interés en adentrarse en la saga, es recomendable no leer esta reseña y quedarse sólo en la valoración numérica y “lo mejor” y “lo peor”.

Lena (Catherine Steadman) es una descendiente de judíos asesinados por nazis en busca de venganza. Su principal objetivo es Klausener (David Gant), creador de la máquina de la discordia de la primera parte. Lena consigue unos mapas que cree que indican dónde está el cuartel de éste, pero en realidad son del búnker y de sus alrededores. Ayudada por un científico, Wallace (Richard Coyle) se desplaza hasta la zona… que ahora está completamente devastada. Las hordas de enemigos la han asolado y, de hecho, el campo electromagnético se va expandiendo, poco a poco, por lo que el ejército nazi tiene mayor área de actuación.

Las secuelas son siempre peliagudas. Se corre el riesgo de repetir la original y, si uno se aparta de la primera demasiado, parecer que se está viendo otra película. En el caso de “Outpost: Black Sun”, durante la mitad del trayecto, más o menos, se consigue un equilibrio complicado y difícil: se conservan algunos rasgos distintivos de su predecesora, pero se abre nuevo campo. Funcionan especialmente bien los momentos en los que los personajes atraviesan campo y pueblos arrasados, y hay algunos momentos de tensión bien conseguidos (véase, por ejemplo, la grabación que Wallace pone a Lena de un asalto a una casa, o el episodio de ambos personajes en una vivienda abandonada). Sin embargo, algo se ha perdido… y es que, aquí, estamos en el territorio “zombie” puro y duro. La película se salta una de sus propias reglas, que el ejército pueda aparecer y desaparecer a su voluntad, y ahora resulta, por ejemplo, que si alguien cierra una puerta, los soldados zombies no pueden pasar. De manera que, si algo distinguía al universo Outpost, el centrarse en zombies-espíritus, ahora se lanzan al barro directo de la peli de muertos vivientes. Y no lo hacen mal, la verdad, pero es una pena perder esa identidad, porque películas de zombis ya hay demasiadas.

La historia respeta el esquema de la original, un par de buscadores del búnker acompañados por un grupo de soldados, pero se adorna con nuevos elementos. Ahora, hay una suerte de corporación filonazi intentando también localizar la máquina de marras. En este punto, me meto en una valoración absolutamente personal, en una cuestión de gustos. Me acuerdo de lo que me fascinó en su momento “Laid to Rest” y de lo poco interesante que me parecen algunos elementos de la secuela, en la que una organización super secreta protegía a Chromeskull. Pues bien, aquí me sucede algo similar. En la primera, me creo que haya una máquina abandonada funcionando desde la segunda guerra mundial que mantiene con vida a un ejército de fantasmas zombis. Pero que, en la actualidad, un nazi octogenario esté dispuesto a lo que sea para hacerse con ella y restaurar el Reich… no sé… es como que un terror primitivo e irracional, algo que alguien hizo funcionar y se quedó ahí, abandonado en el sótano de un búnker, de repente, tiene un objetivo claro y concreto y… sí, empobrecido.

Y, llegando al tramo final, la cosa se sale de madre. Bastante, además. Quizás en otro tipo de película, el clímax orquestado funcionaría bien; por ejemplo, en una película de la saga de Indiana Jones, o de los Cazafantasmas. Pero aquí es bastante… desconcertante. Realmente, en la resolución de todo es cuando uno tiene de verdad la sensación de que la película no tiene nada que ver con la anterior y lo peor: que el terror se ha infantilizado. Insisto: hay momentos del clímax en que parece que sin darnos cuenta hemos pasado de ver “Outpost: Black Sun” a “En Busca del Arca Perdida”. Sin embargo, también es cierto que, de pura locura, es bastante divertido: muertos, rayos, reliquias del pasado… y la inclusión de una especie de nuevo malvado que provoca, a partes iguales, escalofríos y risas.

A modo de coda, señalar que está en fase de posproducción “Outpost: Rise of the Spetsnaz”, que se estrenará previsiblemente en 2013. Aquí, ya no está al mando Steve Barker, aunque la cosa se queda en casa porque dirige uno de los guionistas de la anterior, Kieran Parker, y escribe en solitario el de ésta, Rae Brunton. A ver por qué modelo de película se decanta…

Tráiler

Lo mejor: Más sangre, más muertes, más sustos.

Lo peor: A pesar de que hay más sangre, más muertes y más sustos, el terror es más infantil.

Vuestros comentarios

1. jul 12, 14:32 | dreamfear

Habra que verla!! que acabo de ver la primera.

2. jul 13, 09:54 | korvec

La verdad es que prefiero los zombis.
Los “fantasmas ahora estoy ahora no estoy” de la primera parte fueron uno de los elementos que menos me gustaron de la primera parte, me dieron la sensación de ser un “monstruo” que no terminaba de definirse y que en algunos casos incluso me parecía contradictorio.

Ya las “idas de olla a lo Indiana Jones” no me van mucho, pero tiene todos los números para gustarme más que la primera parte, así que haré por verla… un día de estos.

3. jul 13, 16:20 | Lady Necrophage

seré muy pero que muy breve…pura y dura basura, sin mas…
Salu2.

4. ago 19, 21:49 | dreamfear

De primeras, de la primera tiene ciertos elementos. Pero esta claro que han pasado del terror al suspense, de la intriga a la aventura, y lo peor de todo: han adaptado la pelicula totalmente a un publico general para poder ser estrenada en todos los cines y que a todo el mundo llegue. EL GORE Y ESCENAS realmente fuertes de la primera, han desaparecido.
Una vez hemos pasado estre tramite, la eleccion de protragonistas, la accion y la pseudo La Busqueda de Nicolas Cage…HACE de Outpost 2 una pelicula muy entretenida, y bastante agradabable, mucho mas revisitable que la primera, mucho mas oscura.
Si te gustan las pelis de accion, aventura y de protagonista con bastante personalidad (Lena (Catherine Steadman) que parece dara mucho guerra, esta peli cumple y supera con creces a muchas producciones americanas.

Conclusion: entretenida, que ya es bastante hoy en dia.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.