Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Arbor Demon

Arbor Demon

Driadas de tercera regional

Arbor Demon Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Arbor Demon
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Patrick Rea
  • Guión: Michelle Davidson, Patrick Rea
  • Intérpretes: Rob Bouton, Jake Busey, Fiona Dourif
  • Argumento: Una pareja va de acampada para reforzar su relación. En lo profundo del bosque se encontrarán con unas terroríficas criaturas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

 photo Arbor_demon_interior_zps0notkjiu.jpg

Un matrimonio aventurero y un cazador herido quedan atrapados, dentro de una tienda de campaña claustrofóbica, debido a una amenaza sobrenatural, la cual los acecha desde la espesura del bosque. Por alguna razón desconocida, la tienda se ha convertido en su único refugio seguro. Pronto la tensión ser hará insoportable y la verdad sobre el atacante se revelará con terribles consecuencias.

“Arbor Demon”, anteriormente titulada “Enclosure”, es una película lamentable que no necesita mayor discernimiento para ser analizada. Verla es sufrirla, para empezar por durar una hora y cuarto de más con respecto a lo que su precaria historia daba de sí. Un cortometraje y gracias. Como si de una sesión en el congreso de los diputados se tratase, la obra del director Patrick Rea, se alarga cual pene mutante. ¿Único objetivo? Penetrarnos hasta las amígdalas con semejante espolón, recubierto de púas venenosas para agudizar el placer. La escasez de recursos también prevalece como un gran hándicap para esta producción casera, demasiado aficionada a sacar de sus agobiantes planos cerrados lo más interesante de la acción. En su lugar, demostrando que necesitaba más relleno que un pavo el día de Navidad, interminables diálogos girando alrededor de lo mismo una y otra vez.

Fiona Dourif interpreta a una mujer aventurera, Dana, que desea embarcar a su marido, un tal Howard interpretado por Rob Bouton, en una acampada que potencie su aburrida vida. Y es que un hijo viene en ciernes, causando natural tensión en la relación de pareja. El espectador ya ha sido avisado por un pequeño prólogo de los peligros que el bosque se reserva paras las embarazadas. Introducción que asienta el tono básico e impersonal del resto del metraje. Una vez llegado el matrimonio a la espesura, pronto descubrirán que son acechados por unas taimadas criaturas arbóreas. En concreto, unos cazadores han sido aniquilados y uno de ellos, interpretado por Jake Busey, se refugia con la pareja en la endeble tienda de campaña sin saber muy bien por qué no son atacados todavía. Momento en el cual, una leyenda propia de niños terminará por redondear el exquisito guión.

Ya está, y así hora y media donde tenemos que esperar al tramo final para resolver las escasas incógnitas planteadas por el guión del propio Rea y Michelle Davidson, su mujer, la cual también es actriz. Lo peor de este suplicio eterno es aguantar las salvas de primeros planos que el director nos tiene preparadas, cortesía de una tienda de campaña tan estrecha como mis gayumbos, demostrando que cualquier trabajo le quedará grande si no es capaz de planificar con imaginación los escasos recursos de los que dispone; como ya demostró con la justita “Nailbitter”. A saber, con un bosque y tres actores se pueden hacer maravillas, siempre que tengas una narrativa dinámica a tu alcance, al menos una historia que sea propicia para ello.

“Arbor Demon” no es el caso, tan tímida a la hora de mostrar algo macabro como de ahondar en las raíces feministas de su agreste terror. Las malditas convenciones del entorno – personajes bloqueados en un pequeño recinto debido a una amenaza sobrenatural externa – se adueñan de todo el metraje. Incluso a pesar del esfuerzo del único actor presente en la película: el secundario Jake Busey (“Starship Troopers”, “Juerga de Solteros”). Y eso que la dirección de actores se reduce obviamente a dejarles improvisar, máximo dos tomas, los anquilosados diálogos de la paranoia gratuita. Gracias a la experiencia de este buen hombre, alguna escena parece incluso digna de ser llamada cine, el resto es carne de comentarios crueles del tipo: “¡Hasta mi sofá tiene más expresividad!”. En este otro sentido, destaca una Fiona Dourif que no ha heredado nada de la magia paterna. Tampoco es que tenga por construir un personaje carismático, pero su tibia expresión facial es demoledora en una película que tiene a su rostro como principal atracción. La simpleza de ensalzar su “valor”, cuando no demuestra ninguno tras ser “elegida” por el bosque, queda resumido en esos sabrosos gritos al cielo que harán las delicias de los seguidores más ciegos del señor Alexandre Aja.

Quitando el poco contenido terrorífico que ofrece su conclusión, casi parodia arbórea de una telenovela, ya hemos terminado con la reseña de hoy; inusualmente breve porque me canso de dar pábulo a películas que no merecen salir de su país natal. Aburrida, intrascendente y poseedora de un acabado visual especialmente chabacano. De hecho no puedo resistirme a parafrasear a Vael en su adecuado comentario sobre este bodrio: “repetir planos, supongo que para abaratar costes, me parece de una cutrez importante”. Únicamente me resta desearle a “Arbor Demon” un fuerte incendio que dejé el terreno abonado para proyectos de verdadero interés. Esto es peor que perderse por el bosque puesto de ácido.

Imágenes de la película

 photo Arbor_demon_1_zps3ews7lxv.jpg

 photo Arbor_demon_2_zps5wtmtcwd.jpg

 photo Arbor_demon_3_zpse5s3rwqb.jpg

Lo mejor: Algunos momentos interpretativos por parte de Jake Busey.

Lo peor: Que un proyecto que debería haber durado veinte minutos a lo sumo se extienda a hora y media. ¡Qué rollo!

Vuestros comentarios

1. feb 13, 14:04 | Vael

Un placer aparecer en tu reseña, Bob! Desde luego es un bodrio absoluto jajaja

2. feb 13, 15:38 | dani3po

Me pareció bastante mala esta “historia de folclore y terror eco-feminista” como dice su director. Pero “Nailbiter”, la de la familia que se refugia del tornado sí que me gustó bastante.

3. feb 13, 17:44 | Xavier Sedano

La peli aguanta el tipo hasta que aparecen las hadas malvadas del bosque.. por dios que desperdicio de metraje …pesima

4. feb 13, 22:30 | Bob Rock

Vael.- Es que hiciste un análisis muy sintético. Esperemos que nuestra experiencia sirva de advertencia a alguien.

Dani3po.- Pues no guardo muy buen recuerdo de Nailbitter… vamos, es que sólo me acuerdo de que me aburrí y poco más. A lo mejor debería revisionarla. ¿Eco feminista? Ja, ja, ja. Sí, claro. Que cara tiene el director. Poner a un cazador muy malo, muy malo… y muy machista… Poco hace esta película por las mujeres, la verdad.

Xavier Sedano.- Las driadas que juegan al “cu cú trás”… un poco triste el asunto, sí.

Un saludete!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.