Estás aquí: Página de inicio » Musical » Birdsong

Birdsong

Háblame de ti, de tu ansiedad

Birdsong

Ver ficha completa

  • Título original: Birdsong
  • Nacionalidad: Bélgica |
  • Director: Hendrik Willemyns
  • Guión: Hendrik Willemyns
  • Intérpretes: Kazuhiko Kanayama, Natsuko Kobayashi, Akaji Maro, Shinji Matsubayashi
  • Argumento: Cumplir el sueño de hacerse una estrella de cine será una pesadilla para una señora de la limpieza.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Starry eyes”, “Cisne negro”, “La perfección” o “Bliss”; han sido varios los títulos que en los últimos años han convertido el arduo camino al éxito en pesadilla. La creación es un proceso de desgaste. Si se quiere llegar al público parece que la obra, como una biopsia, ha de rascar tejido del alma del autor. Dice el refrán que “La letra con sangre entra”; las notas de la canción de la protagonista de esta atípica cinta, llegan con el olor al vómito de su sacrificio en el ascenso de la escalera de la fama. “Birdsong” podría haber sido una película erótica, un musical, una cinta de horror o simplemente un drama, pero el audaz director Hendrik Willemyns ha procurado que ninguna y todas las etiquetas se ajusten a esta experiencia.

Asuka trabaja como limpiadora en una discográfica que busca a sus estrellas en un popular talent show. Su sueño es lograr hacerse un nombre en el mundo de la canción, así que ha decidido presentarse a la nueva edición del programa. Durante el casting inicial, el jurado escucha perplejo el tema que ha compuesto. Se trata de un tema, sin difusión para el público, que se encontró en el lugar del crimen del mayor productor musical de la discográfica. Asuka entonces tendrá que contar la historia oculta tras su canción.

Rodada en Japones y ambientada en Tokio, Birdsong es una coproducción Belgo-nipona que habla de un tema tan actual como los abusos sexuales a los que son sometidas muchas estrellas con la fe de lograr brillar en un escenario. Algo de lo que hemos oído hablar, hasta la extenuación, con el movimiento “me too” y el caso Harvey Weinstein, pero que también ha sido habitual en las carreras musicales de varias cantantes del j-pop y k-pop. El Pigmalión de nuestra Asuka la entrena en el arte de transmutar sus sentimientos a melodías musicales. Mientras, la lanza a un mundo secreto de prostitución física y musical, del que licúa posteriormente nuevas notas. Con elegancia, Willemyns viste de fantasía febril la dureza de las jornadas sexuales de la protagonista, y conforme se acerca la sumisión y el abuso, nuestra heroína comienza un trance dominado por los tonos verdosos, plagado de seres monstruosos; saltando, en lo formal, a lenguajes visuales alejados de la narración cinematográfica realista. Escenas de hermosa potencia, como el resumen en un montaje a gran velocidad de dibujos de corte manga del segundo encuentro nocturno de Asuka. Sin duda el manga es la mayor influencia formal de este film.

En lo visual la cinta es deliciosa. Contiene una fotografía de colores vibrantes, que alcanza el delirio orgiástico en un par de insertos en dibujos animados, un trabajo de encuadre también muy bello y una banda sonora plagada de sintetizadores, no podía ser de otra forma, elegante. Destacar la muy buena interpretación de Kazuhiko Kanayama, que toma un tono a caballo entre las maneras de los actores europeos y la gestualidad de los asiáticos, un punto medio muy estimulante que contentará a occidentales y orientales por igual. Detrás de la cámara despunta, por partida cuádruple, Hendrik Willemyns, que no sólo se encarga de dirección y guion, también de la banda sonora y el montaje... Lo debe dar el mundo de la música electrónica, porque este “yo me guiso yo me lo como” recuerda al de Anthony Scott Burns y su Come true.

Utilizando elementos de la fantasía pero sin intención de asustar o causar temor en el espectador, Birdsong es una película interesante para los amantes del género en esas ocasiones que deseen ver algo más experimental y ligero. Una cinta sensorial donde la forma de narrar lo es todo, porque lo que se nos cuenta lo hemos visto ya en otras ocasiones planteado con mayor truculencia y saña. Una experiencia audiovisual, onírica y naif, que se estrena este fin de semana tras su paso por festivales de todo en mundo, como el Rizoma (donde obtuvo la mención de honor). 

 

Lo mejor: Llena de imaginación y muy estilizada en su resultado.

Lo peor: La historia no nos cuenta nada que no conozcamos.


Vuestros comentarios

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.