Estás aquí: Página de inicio » Independiente » Swallow

Swallow

Mother faquir

Swallow

Ver ficha completa

  • Título original: Swallow
  • Nacionalidad: EE.UU | Año: 2019
  • Director: Carlo Mirabella-Davis
  • Guión: Carlo Mirabella-Davis
  • Intérpretes: Haley Bennett, Austin Stowell, Denis O'Hare, Elizabeth Marvel, David Rasche, Lauren Vélez
  • Argumento: Hunter sólo se siente realizada cuando traga objetos extraños y los defeca días después.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Comenzamos el año saliéndonos del terror, al menos del de sustos, apariciones y asesinatos. Pero tranquilos, que no estaréis cómodos y en varios momentos os va a costar seguir viendo este dramaSwallow es un tenso relato de autodescubrimiento; de crecimiento en seguridad de un personaje femenino metido en una peligrosa (y desagradable) dinámica. La película es uno de esos filmes que, pese a su carácter más propio de cine indie, triunfan en festivales de fantástico (como Sitges 2019 donde pudimos verla por primera vez), pues la naturaleza de algunas de sus secuencias no es de las que acostumbra el espectador del cine de autor.

Swallow centra su cámara en el personaje de Hunter (Haley Bennett): Un ama de casa que hace poco ha contraído matrimonio y que se ha trasladado, con su marido, a un lujoso chalet regalo de sus suegros. Mientras su esposo trabaja, ella se dedica a decorar las habitaciones y aprender, no con demasiado éxito, a ser una media naranja servicial y a agradar a su nueva familia. Prácticamente ignorada por todos, la vida de Hunter vuelve a brillar cuando se queda embarazada, aunque ella se siente cada vez más insegura. Como vía de escape de su estrés, comienza una extraña dinámica de comportamiento: ingerir objetos cada vez más peligrosos. Un trastorno compulsivo que amenaza no solo a su salud y al futuro bebé, sino también a su estatus social.

Crudo”, donde una universitaria pasaba del veganismo a consumir carne de forma brutal. “Los perros no llevan pantalones”, o cómo la asfixia erótica se transforma en válvula de salida de la tristeza de un atormentado viudo. “We are not cats”, cuyo protagonista desarrollaba el trastorno de comer pelo. “Dans ma peau”, donde una herida en la pierna es hurgada de forma nerviosa por su protagonista hasta hacer un auténtico destrozo en su cuerpo. O “Crash”, en la que David Cronenberg presentaba a una galería de personajes que mezclaban sus orgasmos con accidentes de tráfico, son algunas de las cintas que como “Swallow” muestran a seres exploradores de límites, tanto personales como sociales, en su mayoría autodestructivos y completamente febriles para los espectadores. Son cintas sin duda morbosas, que nos invitan a asomarnos a la parte más contradictoria de nuestra personalidad. Nos retan a entender y que también nos golpean con sus escenas casi de forma física.

Pese a carecer de gore es muy difícil mantener la vista en Hunter cuando esta se acerca a tuercas o imperdibles, la cara de sufrimiento y asfixia de la actriz, Haley Bennett, intentando hacer pasar por su exófago toda una galería de artefactos nos invitará, si somos algo aprensivos, a dejar de mirar. Tampoco será cómodo presenciar el total desprecio del resto de los personajes hacia su persona. Un desprecio que, secuencia a secuencia, se va evidenciando y que a cada destello de esperanza nos devuelve una decepción mayor. La gran magia que tiene esta película es que, pese a ser afilada y cortante, poco a poco nos hace cerrar filas en torno a esta insensata muchacha. Y paso a paso nos va revelando los terribles traumas que se esconden tras su letal comportamiento.

La evolución del personaje, que se va replanteando su condición de sumisa esposa en una cruenta lucha interior; su forma de ir lidiando también con un entorno soterradamente hostil pero de apariencia idílica, hacen de “Swallow” una potente cinta de militancia feminista. Un ejemplo de lo que se viene a mal llamar “Empoderamiento”. Pero que nadie espere un manifiesto de la magia de ser mujer, porque a las feministas más radicales posiblemente tambien se les atragante, como a Hunter la chincheta del cartel, el acercamiento del film hacia un controvertido tema.

El trabajo de cámara es portentoso. La fotografía y el color van en paralelo a la evolución del personaje. Comenzaremos con una puesta en escena equilibrada, con líneas y geometrías claras envueltas en tonalidades cromáticas pastel. Conforme la trama discurra y la protagonista se hunda en sus particulares arenas movedizas, la imagen ira dando paso a tratamientos de color más realistas y planos más casuales. Pero si algo atrapa y seduce nuestros ojos es la incontestable interpretación de la actriz Haley Bennett. El personaje a defender es tan complejo, varias de sus secuencias requieren una sensibilidad y maestría para que alcancen al otro lado de la pantalla, que no es extraño la cantidad de nominaciones, premios y excelentes críticas que han recibido tanto ella como el director Carlo Mirabella-Davis.

Repito lo que indicaba al comienzo de mi reseña: No es terror. Es más, si os pilla con el pie cambiado, puede arrancaros alguna lágrima. Pero su capacidad de crear congoja, de mantenerte atrapado frente a la pantalla ya la quisieran para sí muchos de los espantos que llegarán en los próximos meses.

Lo mejor: La impotencia que producen varias escenas que te deja acongojado.

Lo peor: No deja de ser un drama muy bien contado, asi que si buscas terror no te seducirá.


Vuestros comentarios

1. 02 ene, 21:52 | game of trolls

a esta la vi porque aparecio por las “guebs” de pelis gratis y pense que por su argumento iba a ser una de una mina que se iba destruyendo el cuerpo poco a poco por la ingesta de cosas que no son comestibles pero la esperanza de ver algo escabroso y perturbador no se hizo realidad peeero en cambio visualice un drama que me mantuvo interesado (lo cual significaba que la peli debìa estar buena como para que siguiera enganchado con algo que no contenia cosas, eh, ya saben, enfermizas) mas que nada para ver porque esta chica que parecia tener ya la vida arreglada tenia este extraño “trastorno” y entonces, cuando la explicacion aparece de a poco te vas poniendo de parte de la mina aunque seas un machista irredento (o machista a secas como yo) ya que ese marido ¡que hijo de mil putas! como se hace odiar el muy forro puto de mierda y la recalcada concha de su putisima madre por todo lo que le hace a esa pobre mina logrando que un personaje que aparece al final con el que la chica tiene una peculiar confrontacion no me parezca tan malo (ese tambien se las trae).

CONCLUSION: hagan lo que este señor dice (y si no les quedo claro lo repetirà una y otra vez):
www.youtube.com/watch?v=XL0A4uY60Bk

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.