Estás aquí: Página de inicio » Survival » Tiburón Blanco

Tiburón Blanco

Nos hundimos

Tiburón Blanco

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Imagino que el recorrido de esta cinta en cine será bastante similar al que tendrá en nuestra memoria que os aseguro que será poco. “Tiburón Blanco” es tan sencilla y tan carente de brillo en cualquier aspecto técnico o interpretativo. que podría haber pasado a plataformas sin pisar un cine. Nada de lo que veamos nos resultará novedoso ni, a poco que hayamos visto cintas de este género de escualos, estará rodado de forma original. Nos encontramos pues ante un guion de precisión mecánica, que tal vez hubiera funcionado mejor con el presupuesto necesario para mostrar a la criatura de forma más clara e integrada con los actores.

Un hidroavión turístico parte con una pareja asiática al Arrecife del diablo para cumplir así un enigmático objetivo. Una vez llegados, descubrirán los restos de un cuerpo aparentemente semi devorado por un tiburón blanco y deciden junto al piloto, a su novia y a un musculado ayudante peinar la costa en busca del barco con el que debió llegar el difunto a esta playa. Desconocen que el animal responsable de este ataque tiene un violento instinto. Cuando el avión aterrice en mitad de ninguna parte, el bicho se las ingeniará para provocar un naufragio y así tener cinco aperitivos con los que alimentarse.

Unas localizaciones preciosas son el mayor aval de esta cinta australiana. La costa, los planos aéreos y la fotografía en general muestran la calidad que a otros aspectos de la producción le faltan. Su reparto es joven, guapo y está en forma. destaca la presencia de la actriz Katrina Bowden, todo un bellezón que hace unos años nos encantó en Tucker and Dale vs Evil, y del actor aborigen Te Kohe Tuhaka que hace poco vimos en un pequeño papel en Love and monsters... pero podrían haber sido cualquier otro grupo de cinco actores jóvenes y guapos que uno quisiera elegir, porque el guion les ofrece poco juego para lucirse. Los personajes están cortados a patrón y, una vez presentados todos, nadie fallará la quiniela de quien vive y quien se salva en esta expedición.

Pasado el incontestable ejercicio de suspense de Spielberg en “Tiburón”, lo que uno quiere cuando acude a este tipo de productos, es ver al monstruo, sus ataques y que se masque una tensión grande. Nada de esto lo encontraremos en buena dosis en “Tiburón blanco”. Pocas veces el escualo y el personaje compartirán plano, el ordenador se integrará de forma algo torpe con la imagen sin lograr entrar en el umbral de la realidad que reclama la emoción para funcionar.
Por ejemplo: en varias tomas de dron meterán un burruño negro con forma de tiburón semitransparente para hacernos creer, con nada de pericia, que el animal se mueve bajo la superficie.  Todo canta demasiado a falso. Hasta el hidroavión es un modelo 3d colocado sobre un plano aéreo con luz y colores demasiado diferentes al fondo para convencernos de que sea real.
Otro elemento para crear tensión son los ataques: aquí lo de menos es más no nos vale. Queremos mordiscos, piernas o brazos amputados, y sangre, mucha sangre, que el animal sea letal a nuestras retinas... nuevamente, la cinta pincha en hueso. Salvo una de las muertes, el resto se valdrá de que el ataque sucede bajo el agua para mostrar apenas nada.

Los personajes son guapos, sí, pero tienen un equilibrio realmente malo. Se pasan media película cayéndose al agua. No creas que se resbalan y se caen sin más; de alguna manera al caer aparecen a varios metros de la balsa o la plataforma para crear otro de los tópicos del género: El plano de los pies del bañista contrapuesto al de la amenazante aleta. Pero, a parte de su equilibrio, encontramos unas líneas de diálogo igualmente torpes donde los personajes reaccionan de forma realmente extraña a acontecimientos que merecen respuestas mucho más enérgicas.

Como veis “Tiburón blanco” hace más aguas que la barca salvavidas en la que se refugia esta particular carnaza. Hay que decir que el resultado está muy por encima de todos esos telefilmes de peces asesinos con los que nos adornan las sobremesas de domingo en la tele y que se ve con entretenimiento. Pero, también hay que decir que como película se encuentra por debajo de las dos entregas de a 47 metros o de la tensa “Infierno azul” de Collet-Serra. Como hay poco más en los cines en estos días, si os van estas historias podéis darle una oportunidad, pero os recomiendo que la asaltéis con las expectativas bajas.

Lo mejor: No te dormirás. Los paisajes son muy chulos.

Lo peor: Es lo de siempre contado con poca gracia y medios. La forma en la que el avión se hunde es absurda


Vuestros comentarios

1. 16 may, 04:07 | game of trolls

aburrida pelicula de pescados mata humanos que no se caracteriza por la "atropeyasion" de imagenes ni de tener una tension que te haga comer las uñas sino de mostrarte a 5 personas sobre una balsa durante ¡una hora! creyendo que en cualquier momento aparecera el tiburon pero... no. como dije, hay que esperar una hora para que se almuerce a alguien. y no es ni divertido ni espectacular ni asombroso ni un carajo.

le preste tan poca atencion que ni me entere del momento que desaparece uno de los protagonistas ni tampoco me intereso demasiado rebobinar para ver que le habia pasado.

y lo peor es el final, donde alli, directamente, me empece a cagar de risa.

una de las chicas que sobrevive a la comilona del tiburon atrae a este mismo hasta un barco hundido (creo que era eso, porque, ya saben, no prestaba mucha atencion) este "barco" esta todo oxidado y lleno de fierros por todos lados y la mina cuenta con la esperanza de que se quede encajado y un fierro lo atraviese y lo mate. efectivamente, el tiburon se queda encajado entre una pequeña puertita y empieza a forcejear para zafarse. los fierros colgantes se tambalean... Peeeero el proceso lleva demasiado tiempo y la chica, naturalmente se termina ahogando por estar bajo el agua, obviamente. mientras, el tiburon, sigue tratando de librarse.
bueno, de un costado de la pantalla y no me pregunten como hizo para entrar alli, aparece "mira vos que casualidad no me lo esperaba" la otra chica sobreviviente y le da respiracion boca a boca y la revive ¡al instante! y con suficiente fuerza y vigor como para que la " magicamente resucitada" agarre un tubo que habia por alli para pegarle al tiburon un rato largo hasta que ¡por fin! se le cae el bendito fierro en la cabeza que lo traspasa en el acto (era pesado el fierro, parece) la mina lo contempla un rato y por fin decide irse de alli luego de haber desafiado todas las leyes respiratorias del cuerpo humano.
¿si se podia haber ido, por que carajo no lo hizo? ah, claro, porque habia que mostrar la muerte del tiburon.. si no, no tiene gracia... pero, como ya dije ¡ni siquiera ver como lo matan al tiburon es interesante!



CONCLUSION la rubia protagonista del cuello para abajo esta provista de todo lo que una mujer debe tener, en proporciones que a esta altura de la investigacion genetica ya tendrian que haberse transformado en el estandar del genero femenino para que todo hombre tenga su oportunidad de ser feliz.
la pelicula, en cambio, no. es aburrida y generica.

2. 03 jul, 02:03 | natxo

Una putísima mierda, pérdida de tiempo total. Los FX malos, malos.

3. 03 jul, 23:40 | Arturo

Impresionante por clara conclusión, GOTrolls: lo explica todo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.