Estás aquí: Página de inicio » Vampiros » Todas las lunas

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Todas las lunas

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Rodada íntegramente en euskera, la película “Todas las lunas” se vale de un monstruo ancestral, como es el vampiro, para construir con él un cuento oscuro (pero no mucho), adulto y despojado por completo de los ingredientes del terror. Algo poco frecuente en cine, más común en literatura, que sitúa la película en un territorio un tanto ambiguo y templado. Pero pese a sus imperfecciones, el film contiene también muchos elementos meritorios que esperemos que, al que lea esta reseña, le seduzcan lo suficiente para dar una oportunidad a esta experiencia.

La cuarta guerra carlista está terminando, pero sus estragos han incidido de lleno en un orfanato. Entre humo y escombros una niña está herida de muerte. En sus últimos estertores pide a una mujer que la contempla que le salve. Despertará convertida en un vampiro. Condenada a contemplar eternamente todas las lunas y a aprender a ser como el resto de su manada. Pero antes de que la enseñen las normas básicas de esa nueva vida, su clan sufre una emboscada y sola tendrá que aprender a controlar su nueva naturaleza. El encuentro con un aldeano que la acoge como a su hija lo cambiará todo.

Como decía al comienzo, la película recuerda por momentos a las versiones en papel de “Frankenstein”, “Drácula”, las novelas de Anne Rice o la fantasía de Sánchez Piñol. Coloca los dos puntos de un compás sobre dos acontecimientos históricos para dibujar el arco de su protagonista: una niña, eternamente joven, para la que no morir se ha transformado en una travesía de autodescubrimiento demasiado pesada para cualquier alma. Junto a ella dos personajes. Por un lado, la vampira que interpreta Itziar Ituño (la casa de papel), que busca desesperada saciar el instinto maternal que no pudo cumplir en su etapa humana, y el de Josean Bengoetxea, desolado porque la vida le quitó a los dos seres que más quería. Siguiendo con la geometría, estos personajes forman un triángulo en cuyos vértices se alojan distintas formas de ver el cariño, la maternidad y la muerte.

La imaginería con la que el film recrea a los vampiros es muy pobre pero inusitadamente resultona. No hay colmillos, sólo una raída manta que usan a modo de capa para cubrirse si van a enfrentarse al sol. Tampoco dan mordiscos; estos seres se valen de nuestra naturaleza destructiva y son como parásitos que se pegan a las guerras para, por las noches, alimentarse de los cadáveres que estas dejan. Contiene unos pocos pero resultones efectos especiales, que ayudan a apuntar el carácter sobrenatural de estos entes.

Sorprende la belleza y el talento interpretativo de la niña Haizea Carneros, todo un descubrimiento que esperemos tenga continuidad en otras películas. También la solvencia del resto del reparto, donde destacamos el papel de Zorion Eguileor (el caníbal de “El hoyo”) bajo la sotana de un cura de los de antes. Pero si hay un aspecto que merece la pena reseñar, es su potente puesta en escena. “Todas las lunas” es una de esas películas “bonitas”, llena de planos disfrutones, coloridos y cargados de fantasía. Como las películas no se ruedan de una forma lineal, es decir el rodaje no sigue el orden de planos y secuencias del montaje final, entendemos que la oscuridad y falta de brillo de los primeros 30 minutos de la película responden a una decisión formal; es contradictorio que el film tenga esa factura tan deslumbrante al final y tan poco atractiva a su comienzo.

Recordad que los cuentos se los decimos a los niños para dormir. Quien espere una acción desenfrenada, una intriga que te deje sin uñas y padrastros las manos, o una experiencia que te provoque pesadillas, esto es otra cosa.

Lo mejor: Apuesta por ser algo diferente. Su factura en la segunda mitad de la historia.

Lo peor: Su factura en la primera mitad es confusa. Sus intenciones son tan suaves que al final no deja una gran impronta.


Vuestros comentarios

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.