Estás aquí: Página de inicio » Libros » Donde la noche crece

Donde la noche crece

Letra impresa para impresionar

En esta ocasión nos alejamos momentáneamente del terror cinematográfico para hacernos eco de una obra literaria igual o más escalofriante que las películas que por aquí vagan cual almas en pena. Hablamos de “Donde la noche crece”, una antología de múltiples nacionalidades, de relatos escalofriantes cuya mejor seña de identidad sería su lugar de nacimiento: Escuela de Imaginadores, un taller de autor dirigido por Juan Jacinto Muñoz-Rengel y cuyo objetivo no es otro que afinar la capacidad literaria de los que pasan por sus manos, ayudando no solo en el proceso creativo sino también editando pequeños trabajos como el que nos ocupa, que de pequeño solo tiene el volumen de páginas, pues su calidad es grande, muy grande. 

Los dieciséis relatos incluidos tienen como único nexo en común la calidad literaria así como el deseo de impresionar al lector tanto en lo emocional como en lo plástico. Para un servidor, lo importante a destacar sería su más absoluta libertad creativa. Actualmente se siguen publicando decenas de antologías independientes al año, yo mismo he participado en un buen número. Y, aun disfrutando de  la autonomía que ofrenda la ausencia de una mano dura, siempre echo de menos una buena revisión editorial, palabras de exigencia antes que las consabidas palmaditas en la espalda que tanto se estilan en la nueva realidad. 

Estas antología, al tratarse de obras amateur por decirlo de algún modo en absoluto peyorativo, muchas adolecen de exigencia real, que no de imaginación. Estoy convencido de que “Donde la Noche Crece” sostiene un mayor número de revisiones y análisis que muchas de estas obras publicadas comercialmente, no en vano los talleres literarios, aun bajo la libertad creativa inherente a su espacio, buscan depurar por encima de la media las cualidades de sus participantes. 

Además de un prólogo, escrito por el propio Juan Jacinto, donde se destaca la condición psicológica de los relatos, los cuales curiosamente se alejan de los tropos clásicos del género para ahondar en la levedad humana o la familia como generadores de desasosiego, contamos con casi 150 páginas de material de algo voltaje de la mano de… 

José Luis Pascual, administrador de la imprescindible web Dentro del Monolito, con “Ponte en mi piel”: un relato en primera persona y sin diálogos, como a mí me gustan, el cual exacerba los límites del horror psicológico provocado por paisajes industrializados. Deja mal cuerpo y peor ánimo. 

Miguel Garrido de Vega nos presenta “Los muros están cambiando”, un cuento alucinado sobre el arte, el cual abre con una cita de Poe, lo que supone toda una declaración de estilo. 

Natalia Villanueva Plaza ahonda con “No podrás olvidarme” en la turbulencia de las relaciones familiares y la posesividad que a vece las dicta. 

Miguel Prieto visita el lado oscuro que la niñez nos deja en el “El ogro”, con un ritmo endiabladamente infantil cuya sequedad ayuda a potenciar el impacto de su escena final. 

Clàudia Sánchez Vidal dibuja miedos de madres e hijos en “Historia de una lágrima” con sensibilidad y tristeza; y es que la paternidad puede resultar aterradora. 

Silvia Zuleta Romano escribe “Siempre está”, cuyo eje central es la violencia de género y la fantasmagoría, hasta cristalizar en más de ese deterioro mental que caracteriza a todos los protagonistas de esta antología. 

Jorge Duarte me ha recordado de manera muy vívida el horror que se estilaba allá por los noventa con “Reflejos”, pieza de melancolía familiar. En concreto a la línea que abandonaba el gore en pro de historias más reposadas con un buen poso de misterio. 

Eduardo Sánchez Aznar narra en “El secreto de la ausencia” una historia que podría encajar perfectamente en un serial radiofónico de los años cincuenta, al límite de lo desconocido, si me permiten el guiño. 

Alejandro Mardones de la Fuente busca el truco del final sorpresivo en “Criábamos gallos”. Se ve venir, pero poco importa, porque el cruel final de unos niños cuya familia cría gallos de pelea está soberbiamente escrito. 

Cinta Tabuenca me ha desconcertado con “La Carola”, no sé si se trata realmente de un relato de terror juvenil o de humor macabro, ouija mediante. La cuestión es que el lenguaje descarado de su narradora me ha encantado. 

Andrés Quintero Tocancipá demuestra posos costumbristas para “El hijo de mamá”, una obrita donde sobrevuelan ecos de esa España negra caracterizada por miserias como el machismo y la violencia como único lenguaje. Lo curioso es que la trama transcurre en un Bogotá moderno y muy vivo.  

Matilde Tricarico D’Ambrosio, a vueltas con las relaciones paterno filiales pervertidas y tortuosas, se pone visceral con “Canción de cuna”. 

Óscar Vellosillo González se deja llevar por la vena más carnal del terror en “El despacho de don Pascual”. El clásico Eros y Thanatos que funciona tan bien. 

Cecilia Castelló explora más relaciones familiares enfermizas con “Nostalgia”. Relato que en cierta manera me recuerda a la novela más conocida de Robert Bloch, no así a una de las películas más conocidas de Hitchcok. 

Rosa Navarro esconde en “Polvo al polvo” la herencia espiritual de un clan de mujeres de armas tomar. Una prosa común y nada estridente se adapta como un guante a este relato de aires clásicos. 

Carlos Tolmo demuestra en “El Umbral” que el asesinato nunca es a sangre a fría, es cosa de familia y tiene unos tintes cósmicos que el lector contumaz agradecerá por sentirse en terreno conocido. 

Si estos breves comentarios sobre las historias contenidas en “Donde la noche crece” han estimulado su imaginación más oscura, le recomiendo que no deje pasar la oportunidad de hacerse con su copia por un módico precio justo aquí o aquí. 


Vuestros comentarios

1. 03 oct, 21:28 | Mountain

Pinta muy bien esta antología, pero tengo tal lista de libros pendientes que lo voy a dejar pasar, una pena pero...Saludos Bob, mola leerte por aquí.

2. 03 oct, 22:14 | Skalope

Ya te digo si mola Mountain. Genuflexión más reverencias varias para el Amo del Calabozo.
Un abrazo Bob.

3. 04 oct, 12:20 | Bob Rock

Un abrazo a vosotros, viejos guardianes del tiempo y de las fumadas cósmicas :P

4. 04 oct, 21:54 | Pona

¡Bob-Fucking-Rock! Se te extrañaba por estos lares, bienvenido de vuelta.
Sé que de algún modo lo sufrías, pero qué bueno sería volver a leerte vomitando alguna review de una bazofia de género

5. 05 oct, 11:33 | Bob Rock

¡Hola Pona!

Que los dioses oscuros derramen sus jugos sobre ti.

¿Pero alguna bazofia moderna o vieja? Porque para hablar de bazofias modernas ya se habla bastante en la página actualmente. La verdad que me alegro de no reseñar películas, cuesta encontrar la cordura entre tanta mierda.

Un saludo.

6. 05 oct, 20:49 | Vael

Relatos de terror amateurs! Lo cierto es que pinta bienísimo. Lo mismo me ocurre con la música últimamente. Solo compro underground puro y duro.

Se te echa de menos, Bob!

7. 06 oct, 10:02 | Game of trolls

Bob rock:
Me alegro que no reseñes mas peliculas porque visualizar los bodrios inmundos que suelen aparecer sin solucion de continuidad en los sitios web de peliculas es lisa y llana TORTURA.

Reseña cualquier otra cosa que te va a hacer bien a vos y a tus ojos, neuronas, cordura, cerebro, etc.

Y si queres ver el "horror mas mierdoso del universo conocido" mira "verotika" de glenn danzig (si, el cantante) ¡BASURA CON MAYUSCULAS Y LUCES DE NEON!

8. 07 oct, 17:53 | Bob Rock

@Vael.- Te tengo que ser honesto: hace tiempo que no distingo muy bien el underground del mainstream. Me ocurre que me centro solo en lo que me gusta o creo que me va a gustar por intuición. Y te pongo como ejemplo los mangas de Junji Ito. Me flipa, pero a estas alturas creo que su obra ya está asumida hasta por la pescatera del barrio. Y es que, precisamente, la facilidad del acceso a la información, igual que ha facilitado la distribución de proyectos infames que se deberían quedar en su casa, ha difuminado la línea que separaba lo comercial de lo underground. Aunque, por supuesto, no me verás comprando libros en El Corte Británico. Más que nada porque comprar desde casa es más cómodo.

@GOT.- Conozco a Danzig sí. Aparte de The Misfits, que para mí es personalmente una de las bandas de punk rock más influyentes de mi vida, lo mejor que ha propiciado es la página de facebook que todos los días publicaba la misma cara del muy "comepanes". Como personaje es divertido, como persona ridículo. Y su película es una gran mierda, pero tiene un cartel bonito y una morbosidad cateta, heredada del exceso de testosterona acumulada de su creador, que me es imposible ignorar como simpática. No obstante, te reconozco que si ahora hiciera como en su día, reseñar todo lo que se estrena en VOD los viernes, me habría visto internado en un manicomio esnifando el sudor resecado de las bolas de Danzig como terapia. Por suerte uno cree haber madurado, y no tengo tiempo para perder en mierdas. Aunque sí me gustaría hablar de películas casposas que me he ido encontrando durante estos años, incluso alguna nueva que merece la pena (dentro de ciertos límites, claro) como Slaxx, Game of Death (de la cual tú tienes un divertido comentario como buen enfermo que eres) o Dogface. Por supuesto me gustaría escribir un artículo especial sobre la renovada carrera del puto Nicho Cage: Prisioners of Ghostland me ha cabreado tanto, tanto, que casi echaba espuma por la boca. ¡Qué hijos de puta!

9. 07 oct, 23:24 | Game of trolls

Bob rock
Prisoners of ghostland la vi y tambien me dejo "cabreado" como vos bien decis.

Basicamente es ver a nicholas cage con cara de abducido (o de tarado, lo mismo da) mientras observa a un centenar de japoneses comportandose como si fueran nenes chiquitos con un elevado autismo/retraso mental/estupidez congenita/"¿se puede saber que mierda te pasa, coño?".

De todas las escenas pateticas de esa pelicula me quedo con cage agarrando una bicicleta para niños y cuando le estalla "cierta" parte del cuerpo.

Confirmado: Cage ya esta para cualquier cosa.

(Saludandote con la mano)

10. 09 oct, 10:37 | akira-devilman-fudo

Este tipo de antologías me encantan, son como una sopa primigenia y llena de potencial para todo tipo de terrores.

Aparte, genial volver a leerte Bob Rock, se te extraña.

11. 11 oct, 19:57 | Fherch06

Qué grande Bob, se te extrañaba viejo. Veo que te has alejado un tiempo de todo esto, pero siempre es bueno volver.
Si te soy sincero, te digo que ingresaba a almas oscuras simplemente para leerte, sobre reseñas de películas cutres y bazofias desconocidas.

Un abrazo grande hermano.
Que estés bien. lml

12. 12 oct, 22:31 | Bob Rock

Game Of Trolls.- He pillado un virus gastrointestinal y hasta la fondue de chocolate que ha salpicado mis calzoncillos es más gustosa y nutriente que Ghostland. Entiéndeme, no tengo ningún problema con los sinsentidos nipones y sus idas de pinza, lo que no entiendo es porque resulta tan sosa, como editada a pedos en lugar de una sala de montaje.

Akira-Devilman-Fudo.- Para sopa primigenia lee mi antwrior párrafo. Ja, ja, ja. Joder, ya me conoces. Si no estuviese tan desconectado y jodido con la paternidad igual me animaba con alguna película especial que he ido descubriendo como Unmasked Part 25, Jóvenes Guerrreros o Bloody Pulse. Esta última con un espíritu samurai que es simplemente candela (Peña, ay que rica)

Fherch06.- Muchísimas gracias por tu mensaje. Joder que ilusión. Yo sigo tus andanzas como subtitulador ocasional y solo puedo decirte: GRACIAS!!! A mí esa labor, que ayuda a acercar el cine de terror a todo el mundo, me parece loable de verdad. La pena, porque sé que te gusta, que el cine oriental esté flojillo. Hasta The Medium se queda un poco ahí. Aunque, a mí sí me gustó el segmento de VHS 94 de Timo Tjahjanto. Me parece una película pasable para Halloween, me choca que a esta se le pida tanto y a otras películas como A Classic Horror Story o We Need to Do Something no. Por citar un par y la percepción que arroja la crítica especializada (como el tema Sitges, que cualquier mierdón es recibido con poco menos que masturbación solo por recibir pases de gratis de prensa o porque en los cines de Sitges echan polvo de ángel en el aire).

Leyendo mi capacidad para "hatear" es mejor que definitivamente no reseñe. Así les haré un favor a mis troles favoritos, aunque el más activo haya perdido su usual punch para enervar al personal ;)

13. 12 oct, 23:25 | Game of trolls

Ahora que lo mencionaste al final de tu mensaje, bob, seguramente el susodicho nos honrara con alguno de sus tipicos comentarios jactansiosos lleno de infulas que demuestran que el posee una mente superior y omnimoda sobre absolutamente todo y que el resto solo somos unos simple opinadores del monton.

Hola hamijo!!!!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.