Estás aquí: Página de inicio » Thriller » The beta test

The beta test

Sexo, ceros y unos

The beta test

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Tras El lobo de Snow Hollow el actor, guionista y director Jim Cummings regresa con otro interesante proyecto que, como el anterior,  mezcla a partes iguales thriller, terror y comedia, en este caso para elaborar una pesadilla digital. La neurosis de su protagonista acerca también esta intriga cosmopolita a productos como El lobo de Wall Street o American psycho. Un film  que sabe agarrar al espectador y mantenerlo entretenido hasta sus planos finales.

El ejecutivo que interpreta Cummings es todo fachada. Tanto él como su empresa se venden como triunfadores en el mundo del cine y la televisión, pero tras todo el brillo que otorgan sus oficinas, el coche de alta gama y los restaurantes caros, se esconde una mentira a la que se le está acabando el tiempo para concretarse en un negocio viable. Tanto se ha preocupado este yuppie en construir esta ficción que, por el camino, ha perdido la conexión con él mismo. Interpreta un papel las 24 horas del día y fantasea con que algo llegue y le saque de su enfermiza dinámica. Un día recibe una carta que le invita a un encuentro sexual anónimo y sin ataduras al que se lanza de cabeza y sin calcular las consecuencias. Desde ese momento, no podrá quitarse de la mente a su entregada compañera de juegos, por lo que poco a poco emprenderá una investigación para dilucidar qué y quién se esconde tras esa trama sexual. En paralelo, seremos testigos de las funestas consecuencias que tendrán, para otros invitados, sus tropelías sensuales.

Con una secuencia de inicio potente y sangrienta los directores y guionistas Jim Cummings y PJ McCabe, ambos también protagonistas de la cinta, se encargan de vendernos el producto a base de golpe de efecto. Estos aderezos de cine de terror apuntalan, en gran medida, el puente argumental para que éste se sujete en todo momento. Son los pilares para una trama sobre la alienación y la ansiedad a las que nos mueve el consumismo moderno y una política capitalista que prima más la apariencia que el espíritu. La superficialidad de los tiempos actuales se traslada a una realización ligera, plagada de comicidad y momentos de desfase, que conllevan un montaje de planos dinámico con encuadres e insertos nerviosos y sorpresivos. Un tono tan moderno que a ratos se antoja (paradójicamente) desfasado.

Como espectadores contemplaremos divertidos la caída libre del protagonista y los intentos de su socio-mejor amigo y su novia, con la que plantea casarse en unas semanas, por rescatar a Jordan Hines (así se llama este ejecutivo). Como comentaba en el párrafo inicial, The beta test es heredero directo del American psycho en los compases más inquietantes y de El lobo de Wall Street en los momentos más desmadrados. Pero, como principal pega, el talento interpretativo que ha de defender a este personaje se encuentra varios puntos por debajo de Dicaprio y de Bale; Cummmings hace lo que puede, pero en varios momentos no será suficiente.

Igual que en sus tres trabajos anteriores como director, Cummings se excede en presencia. Sus capacidades como actor son , pese a su apariencia física realmente atractiva, justitas. La mueca y los gritos de los que sin duda abusa no son convincentes; diría que en varios momentos reman en contra del resultado… más aún, cuando se rodea de un elenco que hace su trabajo con más solvencia, convirtiendo el encuadre en un dedo acusador de sus limitados recursos. No es que esté mal, pero sin duda está peor de lo que él cree y es una pena, porque igual que pasaba en su anterior película, la cinta es original y contiene momentos muy interesantes. deMe gustaría señalar el buen trabajo de Virginia Newcomb, interpretando a esa sufrida novia que es la única toma de tierra del protagonista para evitar que se le fundan los plomos.    

Quiero concluir con la parte más tecnológica de todo el producto. Existe debajo de su crítica un certero análisis respecto a los métodos, cada vez más sofisticados, que utiliza el marketing para captar a sus clientes potenciales y respecto al uso abusivo que tienen las corporaciones para manejar nuestra huella digital, el Mc Guffing de The beta test es alarmantemente real. Dibuja un presente inmediato nada halagüeño para nuestra creciente neurosis social. Menos futurista que los episodios de Blackmirror, pero igual de desalentador, Este film es, pese a sus defectos, un producto acertadamente entretenido que además concluye invitándote a una reflexión... al menos hasta que revises tu muro de twitter.

The beta test se estrena este viernes en la plataforma Filmin.

 

Lo mejor: Potente comienzo y lograr mantener el interés del espectador mediante una solvente mezcla de géneros.

Lo peor: Cummings roza la caricatura a lo Jim Carrey en muchos momentos. Su realización pretendidamente milenial.


Vuestros comentarios

1. 27 feb, 21:52 | game of trolls

ver esta pelicula es como entrar a uno de esos foros de internet donde la gente chatea y toparse con un usuario que escribe una estupidez muy convencido de que es cierta y entonces vos lo corregis y le haces ver lo equivocado que estaba pero este usuario no acusara recibo de esa correccion y seguira tirando datos y argumentos cada vez mas irracionales e ilogicos solo porque el quiere que le den la razon ya que reconocer que se equivoco seria algo asi como muy humilante para él, peeeero... ya es humillante de por si porque nada de lo que escribe tiene ningun sentido ni coherencia.
entonces vos quedas en la disyuntiva de: o seguirle el juego y reirte a costa de este imbecil o irte de ese estupido foro y dejarlo hablando solo.

bueno, aqui tenemos un flaco larguirucho con cara de tarado que parece que tuviera hormigas en el culo porque siempre esta como nervioso o perseguido apareciendo en todas las putas escenas mostrandonos su gran versatilidad a la hora de interpretar partes comicas como dramaticas como de suspenso y asi.
solo que él y solo él es el unico convencido de que lo esta haciendo bien, "que lo esta bordando" como dicen ustedes, que esta mejor que nunca y... no.
este tipo es incapaz de hacer nada bien. nada. es una mierda caminando y todo todo lo que hace y hará en el futuro seguira siendo mierda y nada mas que mierda.
y me quedo corto tildando de "mierda" a sus futuros proyectos...
al final, terminas saturado de verlo en todas las putisimas escenas haciendo quien sabe que , porque actuando, lo que se dice actuando... "no se sabe, no contesta".
¿pero lo reconocerá alguna vez? ¡¡¡JA!!! su inflamado ego, orgullo arrasador y delirio de grandeza no se lo permitirían.

CONCLUSION: "reconocer" es una palabra capicua muy larga ¿lo notaron?

2. 28 feb, 13:45 | tito Jesus

jajaja Game of trolls, no puedo por menos que darte la razón, él solo casi se carga la película. Y ojo, no es mal actor: Yo le he visto en cintas que no dirige y con otro dando órdenes salva la papeleta, pero se cree mucho mejor de lo que es... y la caga.

La peli. con todo y con eso tiene interés.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.