Estás aquí: Página de inicio » Acción » Todo a la vez en todas partes

Todo a la vez en todas partes

The power of love

Todo a la vez en todas partes

Ver ficha completa

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Parapetados tras el seudónimo Daniels, se esconden los realizadores Dan Kwan y Daniel Scheinert. Curtidos en el mundo del videoclip y la publicidad su trabajo anterior, Swiss army man, dejó estupefactos a los espectadores de festivales fantásticos (ganó Sitges) y de cine en general con su astracanada historia de amistad entre un náufrago y un cadáver, y su divertida y surrealista forma de contarlo. Han pasado unos cuantos años desde entonces. Ahora regresan a la carga con energías renovadas y potenciando todos los aspectos que ya nos sorprendieron con la, sensacional para este que firma y estúpida para otra mucha parte del público, Todo a la vez en todas partes.

Disfrazado de cinta de acción de artes marciales, este título es muchísimo más; se trata de una aventura de dimensiones impensables (nunca mejor dicho) en sus primeros compases, plagada de humor de todos los pelajes y de una interminable sucesión de guiños tanto al cine de entretenimiento como al de autor… todo ello a lo largo de un extenuante metraje de dos horas y veinte de duración. Estos 139 minutos nos recomiendan el ver la cinta a ser posible en cine, ya que las interrupciones de la vida actual pueden terminar por interrumpir una experiencia que se tiene que disfrutar del tirón.

La protagonista de esta historia es una mujer asiática en plena crisis. Su matrimonio, su negocio y su hija son una decepción. Parece que a lo largo de su vida ha tomado todas las decisiones de forma errónea. Ese día, camino de una inspección de hacienda donde posiblemente pierda su negocio de lavandería, desconocedora de que su marido quiere plantearla una separación y tras haber negado a la novia de su hija para no confesar a su propio padre que su nieta es lesbiana, todo en su vida va a cambiar. En el ascensor su marido se comportará como un perfecto desconocido. En unos pocos segundos, le colocará en la oreja un extraño dispositivo que la permitirá moverse entre las infinitas versiones de ella misma que pueblan el multiverso. Súbitamente se verá inmersa en una batalla para salvar su realidad, y el resto de las realidades paralelas, de una misteriosa invasora.

Matrix, Mentiras arriesgadas, Atrapado en el tiempo, Coherence, A Ghost Story, Up o Terminator son, entre otros muchos, aromas que condensa Todo a la vez en todas partes: una fascinante montaña rusa donde la acción, la comedia y la fantasía nos zarandean en una experiencia singular, que nos recuerda a muchas cintas anteriores pero que paradójicamente resulta única.

Que su trama transcurra en una superposición de realidades alternativas, permite a sus creadores añadir capas y capas de narración en paralelo: en una la protagonista será una estrella de cine, en otra una mujer anuncio, o en otra una chef; sumando tal cantidad de ellas que parece que en algún momento no van a poder manejarlas. El tándem de realizadores hace auténticos malabares narrativos para dotar de personalidad cada uno de estos caminos y, al mismo tiempo, guía al espectador por este laberinto con la confianza de que no se pierdan o despisten.

Pero además de las referencias más o menos sutiles, los Daniels nos dejan también sonados homenajes (por lo divertido) a cintas como 2001 una odisea del espacio, In the mood for love o Ratatouille, en un loquísimo totum revolutum, tan creativo como indigesto para los amantes de cine convencional. El juego que proponen estos directores se puede transformar en toda una pesadilla si no entras en él en sus primeros compases.

Igual que en Swiss Army Man, este despliegue argumental corre en paralelo a una diarrea de lenguajes visuales de similar calado; animación, montaje frenético en un determinado momento, planteamiento clásico en otro, minimalismo visual en un plano y horror vacui en el siguiente… la película deja claro la trayectoria en publicidad y videoclip de sus creadores donde el poder del plano y el manejo de diferentes estilos visuales es fundamental.

Con un total protagonismo en la trama, brilla con singular potencia la actriz Michelle Yeoh. No la habíamos visto antes en un papel que precisara tantos registros interpretativos y que la forzara a una vis cómica tan potenciada. Yeoh aprueba con sobresaliente su papel. Junto a ella, también impresionante el actor Jonathan Ke Quan que, para los que no se diesen cuenta, es el crio que de joven nos entretuvo de lo lindo acompañando a Indiana Jones al corazón del templo maldito y el crio asiático que con sus inventos salvó de más de un peligro a los Goonies. Si bien la edad ha cambiado sustancialmente al actor, su comicidad, lejos de envejecer, se muestra más fresca y activa que nunca: Jonathan Ke Quan se come su personaje y marida con Yeoh una pareja brillante. El resto del elenco está estupendo, destacando, no podría ser de otra forma, la presencia de la gran Jamie Lee Curtis cuya ama de casa, frustrada en el comienzo y empoderada en el final, de Mentiras arriesgadas es sin duda parte del ADN de la protagonista de esta trama.

Mucho ruido, muchas tramas, momentos realmente locos, y cuatro capítulos en su recorrido, hacen de Todo a la vez en todas partes una de las pelis más originales de los últimos años, que esconde en sus 40  minutos finales reflexiones mucho  menos ligeras sobre el destino y la necesidad de amor no importa el universo en el que te encuentres. En este aspecto cabe indicar que, conforme la historia se acerque a su conclusión, se acentuarán tonos sensibles y sentimentales próximos a los del cine coreano, para mi gusto nuevamente fabulosos pero que a los poco amantes de los sabores edulcorados les puede tirar para atrás.

Recomiendo muchísimo ver Todo a la vez en todas partes, un film que como Ready player one o La cabaña en el bosque hacen del exceso un algo único, que derrocha amor por el cine y que respira absoluta libertad creativa.

Lo mejor: Su absoluta libertad llena de excesos e incorrecciones.

Lo peor: Su duración y rareza pueden causar mucho rechazo.


Vuestros comentarios

1. 14 jun, 09:59 | Game of trolls

Peli que me hizo reír enormemente no solo por las peleas que ni pensé que habría eso, ya que te toma por sorpresa, como lo que sucede en el ascensor con el marido y también con la cantidad de mundos paralelos (siendo el más divertido uno donde la prota y Jamie lee curtis son una pareja lesbiana pero no por eso sino por otra cosa que no voy a nombrar pa no espoilear ya que está peli se debe ver cómo dice Tito de un tirón, sin interrupción, y sabiendo lo menos posible) además de un humor incorrecto (más que bienvenido) que se pone más y más absurdo y delirante a cada minuto que pasa (hay uno en dónde se involucra cierta parte del cuerpo que me hizo carcajear de lo lindo, no pensé que llegarían a tanto, pero estos hijos de puta lo hicieron ja ja).
Jamie lee curtis dando patadas ninja es impagable (mejor que Keanu Reeves en la última matrix)
La hija se viste mejor y más bizarra que la puta esa de lady Gaga.
La parte final está muy bien llevada (me interesó más que todo lo anterior)
Y a pesar de tanta delirancia, la peli no marea nunca ni cansa, se entiende perfecto todo (si yo la entendí, que soy un imbécil tragabirra que apenas terminó el colegio y no te agarro un libro a menos que tenga fotos de mujeres en bolas, vos también podés entender esto y disfrutarlo)

CONCLUSION veanla sin distraerse y después cuentan su experiencia aquí (no en este cuadrado, sino en el suyo, ya que este es mio y solo mío eh?)

2. 14 jun, 10:54 | wiman

Para mi, junto con EL PESO INSOPORTABLE DE UN TALENTO DESCOMUNAL, de lo más original que he visto en mucho tiempo y tranquilamente, la mejor película del año.

3. 14 jun, 20:32 | ale

Una maravilla. Coincido con la crítica. Me hizo acordar a las primeras de raimi y jacskon. Por la libertad, atrevimiento, delirio. Asi, a toda velocidad, sin miedo al ridículo. Huevos. Hago con mi peli lo que se me canta y si no te gusta mala suerte.
Contras: la duración.
Me hubiera gustado un toque gore, pero ya seria perfecta.Da gusto que se haga cine asi en épocas de productos genéricos sin alma ni talento.

4. 15 jun, 07:06 | Post

Un desconche mental de pelicula, ..muy delirante, pero paralelamente es un reflexivo mensaje cuasi humanista,

Como dice Game of Troll te saca una carcajada cuando no la esperas, la de los luchadores con el culo adornado por ej, .o la escena de las piedras, metaforicamente es excelente.
No la vi de un tiron como aconsejan, porque me es dificil que me quede pegado 2hs a la silla pero asi y todo con sus continuas idas y vueltas no llega a confundir.

La china hija unica, lesbo y victimizada, olor a progresia o parte necesaria del guion ?

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.


Si desea incluir un spoiler indique use las etiquetas [spoiler] y [/spoiler] para enmarmar el texto que se ocultará.