VOD

Pizza Girl Massacre

Pizza de sangre e higadillos

pizza girl massacre

En verano de 2013, un grupo de teatro de Albuquerque, Nuevo México, decidió llevar a cabo una producción de William Shakespeare: “Sueño de una noche de verano”. Dado que la mayor parte de la obra se desarrolla en un bosque encantado, el grupo pensó que sería una buena idea ensayar en un bosque real. Así que alquilaron una cabaña … Abandonada… En mitad del bosque … Por supuesto ninguno de ellos regresó para contarlo.

Hoy vengo a hablaros de Pizza Girl Massacre, una de tantas películas de bajísimo presupuesto que suelen pasear palmito por Almas Oscuras y que probablemente nunca llegaremos a ver… algo que quizás redunde en favor de nuestra, ya de por sí, deteriorada salud mental. Se trata de una comedia gore escrita, dirigida e interpretada por un tal Jason Witter, un tipo que parece obsesionado por el horror de bajo presupuesto y la obra de William Shakespeare a partes iguales ¿?. Y esto último no lo digo únicamente porque los desdichados protagonistas de Pizza Girl Massacre estén inmersos en la producción de Sueño de una noche de verano, si no porque resulta que entre los trabajos anteriores del bueno de Witter encontramos títulos como Romeo & Juliet vs. The Living Dead, en calidad de guionista, o Hamlet the Vampire Slayer, como director y guionista. Seguir leyendo…

Lifeforce, Fuerza Vital

Los vampiros del espacio

lifeforce

Ver ficha completa

  • Título original: Lifeforce
  • Nacionalidad: Usa/Reino Unido | Año: 1986
  • Director: Tobe Hooper
  • Guión: Colin Wilson, Dan O´Bannon
  • Intérpretes: Steve Railsback, Mathilda May, Peter Firth
  • Argumento: Un grupo de astronautas regresa a la Tierra con unas vainas en las que dormitan unos cuerpos de aspecto totalmente humano, encontrados en una nave a la deriva en el espacio.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 lifeforce

Tobe Hooper siempre ha sido un director criticado, que se ha ganado muchos odios entre los fans del terror, y por diversos motivos. Unos critican su irregularidad, que le hacía entregar grandes títulos un año y productos olvidables el siguiente. Otros muchos un palpable deterioro de su inspiración, que le lleva a no conseguir acabar ninguna película digna de recuerdo desde finales de los ochenta. Pero la mayoría no le perdona por haber ridiculizado su primera y definitoria La matanza de Texas con su secuela doce años más tarde, en la que se huye de la seriedad de la seminal primera parte para ridiculizar todo horror presente con humor y música desenfadada.

Tanto si se concuerda como si no con esta visión de Hooper, la película que nos ocupa se rodó precisamente justo antes en ese lejano 1986, y qué sorpresa, también cosechó de todo menos unanimidad. Lifeforce, Fuerza Vital fue producida por el grupo Cannon, los estudios de los judíos Golan y Globus, expertos en entretenimiento rápido, barato y eficiente, que auspiciaron productos tan cutres pero entrañables en los 80 como las sagas de Delta Force y El guerrero americano, aparte de otros sueltos de la solera de Cobra o Contacto Sangriento. En esta ocasión se cuidaron más de lo habitual los valores de producción, y es que los efectos especiales de Lifeforce aguantan increíblemente bien el paso del tiempo, mejor que muchas otras películas de la época con más presupuesto detrás. El punto de partida era una novela de ciencia ficción del reputado escritor y filósofo británico Colin Wilson, novela que se intentó respetar al máximo. Seguir leyendo…

Lo mejor: Efectos especiales e imaginería. Actores solventes en vez de caras bonitas inexpresivas.

Lo peor: Ridiculez por momentos. Diálogo inapropiado para ciertas escenas

The Walking Deceased

¿Queda alguien que se tome en serio a los zombis?

The Walking Deceased

En esta ocasión supongo que me puedo ahorrar la sinopsis de la película. Quién más quién menos por estos lares sospecho que habrá visto unos cuantos episodios de la popular serie de la AMC The Walking Dead. Incluso los habrá que, como un servidor, ya disfrutaron antaño con los violentísimos cómics de Robert Kirkman en los que se basa la serie televisiba. Pues bien… The Walking Deceased no esconde demasiados secretos: se trata de un spoof en toda regla de la serie televisiva The Walking Dead. El género spoof lo componen películas que parodian otras películas (supuestamente “serias”) o géneros; y se trata de un género que nos ha ofrecido grandes títulos a lo largo de su historia como pueden ser Top Secret, Agárralo como puedas, Arma fatal o Repossessed (vaaale… esta última, una parodia de “El Exorcista” protagonizada por la mismísima Linda Blair, reconozco que es una mención muy freak por mi parte).

Pero en los últimos años también ha generado una ingente cantidad de mierda en forma de películas de muy bajo presupuesto que parodiaban títulos recientes de éxito, y en esta ocasión me estoy refiriendo a basura tan prescindible como Híncame el diente (parodia de la saga Crepúsculo), Meet the Spartans, Los muertos del hambre o alguna de las últimas entregas de la saga Scary Movie. Tras ver el tráiler de The Walking Deceased, si me preguntáis en qué saco pondría la película del debutante Scott Dow, si en el de las grandes parodias o en el de los sacos de mierda, a priori, creo que me decantaría por este último. Pero por supuesto no sería más que un prejuicio innecesario, y en cualquier caso deseo que The Walking Deceased acabe demostrándome lo equivocado que estoy. Seguir leyendo…

Mockingbird

Un found footage del director de The Strangers

Mockingbird

Ver ficha completa

  • Título original: Mockingbird
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Bryan Bertino
  • Guión: Bryan Bertino y Sam Esmail
  • Intérpretes: Emily Alyn Lind, Audrey Marie Anderson, Spencer List
  • Argumento: Varias personas reciben una videocámara en sus casas. Y una única instrucción: no dejar de grabar. Pronto descubrirán que son víctimas de un juego macabro.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

mockingbird

Mockingbird es la siguiente película de Bryan Bertino tras The Strangers, en 2008. En Estados Unidos ha ido directa al mercado doméstico, tras pasar por un preestreno en Itunes. Por otro lado, resulta extraño que apenas haya habido noticias sobre su producción o rodaje: The Strangers fue un éxito y, para bien o para mal, armó bastante revuelo. Hubo quienes la adoraron, pero también quienes no le vieron la gracia a hacer Funny Games (Michael Haneke, 1997) en clave de película de terror, cuando una de las virtudes de ésta era, precisamente, el enfrentarse a una historia pura y dura de género pero eliminando sus marcas.

Seis años después, Bryan Bertino entrega Mockingbird. Vaya por delante que a un servidor la película le parece bastante floja, y probablemente éste sea el motivo de su paso de puntillas por cualquier mercado, revista o web especializada. Sin embargo, el concepto me resulta interesante en los siguientes términos. Bertino debe de ser una especie de Kubrick de segunda, por lo atrevido y prepotente de sus ambiciones: en su momento, ya dijo que The Strangers había revolucionado el género. Y, en esta ocasión, parece haber querido coger otro subgénero, el Found Footage, y entregar la obra definitiva sobre el mismo. No le ha salido bien la jugada. Seguir leyendo…

Lo mejor: la propuesta.

Lo peor: los resultados.

The Demolisher

La venganza se sirve lo más bestia posible.

 The Demolisher

Venganza. Todos la llevamos en la sangre, la llevemos a cabo o no. A veces, psicológica. A veces, física. A veces, ambas. En The Demolisher no se andan por las ramas: prefieren la opción de venganza física. Tanto, que tiene una pinta brutal, en todos los sentidos. Y es que este thriller producido en Canadá, coquetea con el terror y promete escenas salvajes en las que un justiciero urbano no preguntará primero. Se trata de un tipo normal, que harto de las injusticias que se producen en la sociedad, decide ponerse una armadura e ir él mismo a por los malos. Claro que, lo que le hace explotar es la agresión que sufre su mujer, policía que termina postrada en una silla de ruedas. Algo así como un cruce entre Un día de furia y Rampage.

No hay fecha de estreno aún. No obstante, está claro que es una película para circuitos limitados y que, salvo sorpresa en algún festival, no la veremos en sala de cine por aquí. Sobre los involucrados, poco conocidos, destacar que el director y guionista responde al nombre de Gabriel Carrer, al que debemos la dura In the House of Flies. Seguir leyendo…

Pod

La vaina loca

 photo Pod_Exterior_zpsshzjzd2o.jpg

Tras recibir un extraño mensaje de su hermano Martin, veterano de guerra, dos hermanos poco unidos entre sí (Ed y Lyla) viajan a su encuentro a una casa familiar aislada junto a un lago helado. Su intención es sacarle de su mundo personal y enfrentarlo a la vida real.
Al llegar verán como la situación se escapa a su control cuando Martin les cuenta una elaborada y horripilante teoría acerca de un ser siniestro que se encuentra atrapado en el sótano.

“Pod” es un nuevo thriller que acaba de dar a luz sus primeras imágenes en el festival SXSW, con el objeto de conseguir un contrato de distribución. A tenor de un interesante y misterioso tráiler, así como de las palabras de sus responsables, parece que dicha misión ha sido un éxito y probablemente este mismo año podremos ver estrenada la cinta, aunque desde luego no en España y tampoco en los cines de su Norteamérica natal. El último trabajo de Mickey Keating, director y guionista independiente, retoma la crudeza visual de “Ritual”, su anterior película para la productora After Dark, y la trama ambigua para narrar un relato donde lo siniestro y lo ambiental parece que van a ser la premisa principal. De hecho, a tenor de la sinopsis y el tráiler, nos quedamos con ganas de saber más, de aclarar algunas dudas sobre el significado de su título (Recordemos que “pod” es “vaina” es inglés): ¿Existirá un componente sobrenatural? ¿Acabará coqueteando con el survival a juzgar de la ubicación de la trama? ¿Optará por la violencia o se dejará llevar por las obvias influencias setenteras que ya sobrevolasen “Ritual? Seguir leyendo…

Clown

El demonio de la sonrisa puntiaguda

 photo Clown_exterior_zpsngzl9kys.jpg

Es el décimo cumpleaños de Jack, pero el payaso contratado para la fiesta no podrá ir. Su padre, Kent, encuentra un viejo traje de payaso en el ático y así salva la fiesta en el último momento. Una vez terminada la fiesta, Kent tiene un problema: el traje y la peluca no quieren salir. Lo que comienza como una broma se convierte rápidamente en una pesadilla infernal. Kent puede sentir el cambio en su interior y la dolorosa transformación de su cuerpo. A medida que una fuerza oscura se va apoderando de sus emociones, un hambre incontrolable crece dentro de su estómago… un hambre insaciable por la carne de los niños.

Sin ser Eli Roth santo de mi devoción, uno de sus últimos trabajos como productor, “Clown”, llama poderosamente la atención gracias a su sangrienta estética. Se trata de una producción de terror sobrenatural con grandes dosis de gore y una puesta en escena macabra, cuya premisa argumental nos recuerda a la del cuento central de la antología “Scary or Die”: un padre que por razones accidentales se ve transformado en un payaso sediento de carne humana. Este arranque, sin ser muy novedoso, me parece una estupenda forma de presentar un cuento de horror completo con su dosis dramática, su línea de gore ascendente y el sempiterno miedo que los payasos provocan. Más de moda que nunca, el concepto de payaso asesino (realmente algo cogido por los pelos) está en auge tanto en el cine como en la vida real; todos hemos oído hablar estos pasados meses del Payaso de Guijón o de las bromas pesadas que en Francia realizaban un grupo de payasos vestidos de payaso. En cuanto al cine se refiere, los “clowns” viven un idilio a través de obras como “Stitches”, el próximo remake de “It”, “All Hallows’s Eve” o la esperadísima “Circus of the Dead”; incluso han encontrado su hueco en la televisión con la cuarta temporada de “American Horror Story”, que incluso desató las protestas oficiales de asociaciones norteamericanas de payasos. Seguir leyendo…

Everly

¿Cuántos cadáveres de putas y mafiosos caben en una habitación?

everly

Ver ficha completa

  • Título original: Everly
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Joe Lynch
  • Guión: Yale Hannon
  • Intérpretes: Salma Hayek, Jennifer Blanc, Uros Certic
  • Argumento: Una confidente descubierta debe enfrentarse a una horda de asesinos y mafiosos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

everly

El director Joe Lynch es un talento a tener en cuenta: amante de la serie “B” como pocos, sus películas son un delirio de clichés del cine de género llevados con buen acierto y con la noble pretensión de entretener al espectador. Sin ser ninguna maravilla su secuela de Worng turn, su revisión del fantástico medieval en Knights of Baddassdom, o su segmento zombi en Chillerama, demuestran sus intenciones de seguir el camino de directores como Robert Rodriguez, Peter Jackson o Sam Raimi. Como ellos, Lynch juega con los encuadres artificiosos, con la profundidad de campo, con el uso de colores saturados y una construcción de las secuencias casi coreográfica… pero no lancemos las campanas al vuelo, al bueno de Joe Lynch le falta un hervor y su cine, pese a ser prometedor, aún carece de ese título que le encumbre como nuevo exponente del fantástico de acción.

Día de navidad (¿un guiño a la jungla de cristal?), tras ser sometida a una terrible violación múltiple, Everly (Salma Hayek), se encierra en el baño con una pistola y trata de contactar con el policía para el que trabaja de informadora: ha sido descubierta y sabe que no logrará salir con vida de la habitación en la que lleva aprisionada más de 3 años. Pero antes de desaparecer quiere dar a su hija todo el dinero que ha logrado quitarle al mafioso responsable de su situación… para ello tiene que encontrar la forma de entregarle la pasta a la niña y sobrevivir a todo el que intente matarla. Seguir leyendo…

Lo mejor: La Hayek está estupenda. Secuencias de acción muy entretenidas y sangrientas. No se toma demasiado en serio en ningún momento.

Lo peor: La originalidad de su propuesta sacrifica la verosimilitud a veces con demasiada osadía.