Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Bad kids go to Hell

Bad kids go to Hell

El club de los cinco para la generación Twitter

Bad kids go to Hell

Seis estudiantes de un instituto privado cumplen su castigo en la sala de detención una oscura y tormentosa tarde del sábado. Durante su encarcelamiento de 8 horas cada uno de ellos será víctima de un terrible “accidente”, hasta que tan solo uno de ellos quede en pie. ¿Es uno de los estudiantes del centro el que ha iniciado un macabro juego social dentro de la escuela? ¿O son los fantasmas de la prestigiosa Academia Crestview los que están castigando a los peores mocosos de la institución? Sea como sea, una cosa es segura… en esta ocasión el dinero de papá no les servirá para salvar el pellejo.

Basada en la - por lo visto – popular novela gráfica homónima, el próximo 7 de diciembre se estrenará en los USA Bad kids go to hell, escrita y dirigida por el debutante Matthew Spradlin. Desde luego la adaptación no podía haber caído en mejores manos. ¿Quién mejor que el propio Matthew Spradlin, guionista del comic original, para llevar a buen puerto la mencionada adaptación? Desde luego nadie pondrá más interés e ilusión en lograr que Bad kids go to hell acabe siendo una película que alcance, como mínimo, los mismos logros obtenidos por el cómic que le precede.

Supongo que a los que ya ostentais una cierta edad (como un servidor) lo de seis chicos confinados en una sala de detención o castigo rapidamente os habrá traído el recuerdo de un título mítico para muchos de los que compartimos generación: El club de los cinco (The Breakfast Club, 1985), dirigida por John Hughes y en cuyo reparto se reunieron caras tan conocidas como las de Emilio Estévez, Anthony Michael Hall, la pelirroja Molly Ringwald (indispensable en cualquier comedia juvenil de la época) y Judd Nelson. Y precisamente este último, que en ningún momento ha rechazado las comparaciones entre Bad kids go to hell y El club de los cinco (más bien todo lo contrario), tiene un papel destacado en la película interpretando al director de la prestigiosa Academia Crestview.

Pero no todas las comparaciones terminan con El Club de los cinco - de ser así difícilmente Bad kids go to hell tendría cabida en Almas Oscuras – . Por lo visto cabe la posibilidad de que el elemento sobrenatural juegue un papel importante en la trama de la película, de manera que nuevos títulos como La Maldición (The Grudge, 2004) o incluso Poltergeist (1982) se han subido al carro de las influencias a la hora intentar etiquetar Bad kids to hell.

Al margen de tanta comparación supérflua que realmente no nos llevan a ningún sitio, Bad kids go to hell se perfila como una prometedora comedia negra repleta de hermosas jovencitas con faldita plisada y jovencitos rebeldes con la corbata mal anudada y poco apego a las americanas de su uniforme oficial. De hecho el grupito de seis estudiantes atrapados en Bad kids go to hell, a tenor de lo mostrado en el trailer, es todo un catálogo de estereotipos juveniles que podemos recitar de memoria: a mí me ha parecido ver al graciosillo, a la rubia cañón, al negro deportista (¿alguien quiere apostar cuál será el primero en caer?), la empollona, el rebelde y el freak… supongo que alguno me dejo. En cualquier caso cuando dichos estereotipos se utilizan con sabiduría dentro de un entorno cómico, los resultados pueden llegar a ser muy satisfactorios. Esperemos que Bad kids go to hell cumpla los mejores pronósticos y nos hallemos ante una comedia negra con tintes terroríficos plenamente disfrutable. Os dejo con el tráiler.

Imágenes de la película

Bad kids go to hell

Bad kids go to Hell

Bad Kids go to Hell

Tráiler

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.