Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Banjo

Banjo

Psicópatas imaginarios

 photo banjo_Interior_zpspa9eei7c.jpg

Conoce a Peltzer Arbuckle, un empleado de oficina manso, acosado y humillado por su jefe megalómano, las burlas de sus colegas y los engaños de su socio. Peltzer pasa sus días en la miseria, atrapado en su propia pesadilla cotidiana.

Una vez que las noticias acerca de un incidente sexual embarazoso se difunden por la oficina, avergonzándolo más si cabe, Peltzer decide poner fin a su humillación e invoca a su amigo imaginario de la infancia: Ronnie. El mundo de Peltzer sufre un tremendo giro cuando Ronnie intenta manipularlo para vengarse de sus atormentadores de la forma más sangrienta a su alcance.

A medida que el número de muertos aumenta, Peltzer debe en última instancia decidir si huye de su pasado o toma el control de su futuro, mientras lucha entre la cordura y la locura en esta retorcida historia de infidelidad, venganza, y rasgueo de cuerdas de banjo.

Fuertemente influenciado por la mejor Troma, aquella que nos regaló obras de culto como “El Vengador Tóxico” o “Mutantes en la Universidad”, el debutante Liam Regan traslada a largometraje el corto con el que llamó la atención, precisamente, de la productora/distribuidora del infame Lloyd Kaufman, que se marca un cameo en esta cinta junto al no menos infame Laurence R. Harvey (“Human Centipede II y III”). “Banjo” es un proyecto británico que rezuma humor negro por los cuatro costados, más acertado o no, Regan escribe, produce y dirige con sólo treinta años una película que ya ha llamado fuertemente la atención en la presente edición de Cannes y que será vista por primera vez el 31 de Agosto en el FrightFest británico. Realizada con muy poca pasta y mucha cara dura, “Banjo” nos presenta los devaneos mentales de un típico perdedor que da rienda suelta a sus fantasías de venganza a través de un macabro amigo imaginario, interpretado por Damian Morter, reconocido promotor británico en todo lo que refiere al mundillo del terror. Si me apuráis diría que con fuertes ecos de “Funny Man”, “Banjo” parece cargada de chistes sexuales, escenas obscenas y gore barato preparado por y para desequilibrados. Desde luego que se deja nota el escaso presupuesto, pero no creo que sea un impedimento para disfrutar del lado más gamberro del cine de género. Mucho más interesante que la media, “Banjo” sería una apuesta cojonuda para la programación alternativa del próximo Sitges.

Imágenes de la película

 photo banjo_Poster1_zpsfq8gyk8a.jpg

 photo banjo_Poster2_zpsat7emvxp.jpg

Tráiler

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.