Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Beyond the Woods

Beyond the Woods

Irlanda, tierra de sulfuro y memez

Beyond the Woods Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Beyond the Woods
  • Nacionalidad: Irlanda | Año: 2018
  • Director: Sean Breathnach
  • Guión: Sean Breathnach
  • Intérpretes: John Ryan Howard, Mark Lawrence, Ross Mac Mahon
  • Argumento: Unos amigos se reúnen en una finca aislada mientras una falla de sulfuro arde de cerca de allí.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

 photo BTW_Interior_zpsp4lhsagy.jpg

Una parejita acoge en su casita de la montaña una reunión de amigos que durará todo el fin de semana. Pero estos pícaros irlandeses no contaban con una falla que se abierto en las cercanías, emanando malolientes vapores de azufre y miasma. Canceladas las excursiones, todo el grupo decide pasar el tiempo bebiendo y mirándose las caras, sin saber que en el exterior algo o alguien les acecha… ¿o será consecuencia de los peligrosos vapores que sobrevuelan los montes.

Dudo mucho que llegue a verlo, cada día más convencido de que mi labor aquí ha tocado a su fin, pero aun así tengo muchas ganas de escuchar al concluir el año a un tipo vestido de etiqueta enunciando sobre un estrado: “Y el premio a peor película de 2018 va para…”. Seguro que la gran mayoría de los directores que pasan por mis manos a través de sus impresionante obras, al escuchar la llamada de la gloria, sentirán un escalofrío premonitorio ante el inminente galardón. No os apelotonéis amigos sin talento, postularse para ganar tan codiciada estatuilla ya es todo un reto en sí mismo, como demuestra semana tras semana el deprimente muestrario de estrenos digitales que vamos desgranando en esta vuestra página. Lo triste es que en cierta época de mi vida perseguía con genuina curiosidad estos largometrajes que sólo podían ser medidos en la escala “Ed Wood”, hoy por hoy es tan complicado ver una buena cinta de terror como una que de tan mala resulte divertida. Nos movemos en el gris más absoluto y carente de cualquier gracia.

Hoy le toca el turno a “Beyond the Woods”, obra irlandesa que dada su ambigua sinopsis podía haber sido cualquier cosa, desde un thriller sobrenatural con reminiscencias de “Posesión Infernal” hasta un slasher que justificase la presencia en portada de un encapuchado con el rostro deforme sosteniendo un hacha. Sin embargo, espejismos aparte, no prometía nada en absoluto en cuanto a calidad cuando conocimos su tráiler, demostración práctica de que su autor debutaba con más empeño que conocimiento. Una vez sometidos a la tortura de su existencia puedo aseguraros que cualquier actividad, incluso el bricolaje, animará más vuestra tarde de domingo. En cuanto al subgénero al que deberíamos afiliarla no sabría deciros, no creo que su creador tuviese muchas ganas de decantarse.

La verdad que en “Beyond the Woods” no pasa absolutamente nada relativo al terror que tenga un mínimo de sustancia o lógica interna. Efectivamente contamos ese tío deforme portando un hacha, la cual parece de adorno, merodeando con desgano una granja y un grupo de treintañeros bastante deprimentes cuyo mayor entretenimiento es beber y hablar de chorradas. Hay muertes, desapariciones y, sobre todo, amigables tensiones que no llegan a detonar en nada. Todo servido con la mínima truculencia y la carencia de una atmósfera definida, siendo un aburrido drama de sobremesa durante más de dos tercios de su duración. Vamos, qué no tengo ni puñetera idea de si un asesino sobrenatural, surgido de una falla en medio de la montaña, estaba asesinando a los habitantes de la casa o si los aromas de azufre les habían robado la razón hasta llegar a matarse unos a otros, fuera de plano, por supuesto. La cuestión es que me he aburrido como una ostra, incapaz de sacar la más mínima conclusión positiva o siquiera de reírme ante el patetismo servido en pantalla. Supongo que esto último sería lo verdaderamente preocupante de la situación.

Oscura y dotada de una fotografía desagradable, a la que en absoluto favorecen los encuadres improvisados por los que se decanta el autor del invento, un tal Sean Breathnach, “Beyond the Woods” es incapaz de ofrecer un discurso sólido sobre lo que sea que quería hablar. ¿La afición al alcohol de la juventud irlandesa? Eso es un hecho, que además he podido sufrir en mi propio hígado durante diversas peregrinaciones a la estatua de Molly Malone, y además ya ha sido divertidamente expuesto en nuestro cine. Me refiero a “Grabbers”, otra serie B de poca monta que frente a esta compatriota puede presumir de ser una obra maestra del buen gusto narrativo.

No sólo los personajes de “Beyond the Woods” son intrascendentes, es que también son molestos como pocos. No se enteran de nada, más allá de quejarse del constante olor a azufre que impregna la zona, quizás algún Bush estuviese de visita oficial, el miedo y la angustia poco tienen que ver en la estúpida situación de nuestros protagonistas. De hecho, lo único que me hizo gracia fue lo a pecho que se toman un ménage à trois varios de estos sujetos. Algo del clásico puritanismo católico se respira en varios tramos de la cinta, y quizás por eso los protagonistas hayan sido condenados a un final confuso donde ni ellos mismos saben hacia que parte del bosque correr. Porque sí, amigas y amigos, con un título como el que ostenta este bodrio imposible librarse de las típicas carreras entre árboles, mal filmadas y nerviosas como si el caos fuese una herramienta básica dentro de las maneras del cine de terror.

Llegados a este punto ni siquiera me apetece ser hiriente o insultante. La película es una de las mayores mierdas que he podido ver este año, el cual se caracteriza por prolongar agónicamente la tónica de productos infumables si nos referimos al género de pura raza. Dudo que los implicados en proyectos de esta guisa puedan continuar su carrera dentro de la industria con un mínimo de dignidad, mera carnaza de relleno para la programación de madrugada.

Imágenes de la película

 photo BTW_1_zpssf8x2eiu.jpg

 photo BTW_2_zps8tlucfb8.jpg

 photo BTW_3_zpsezerflqu.jpg

Lo mejor: No hay nada rescatable.

Lo peor: Amateur hasta decir "borradme".

Vuestros comentarios

1. abr 17, 08:06 | Juan Eduardo Bendeck Cordero

Pues no entendí eso de que su labor ha llegado a su fin. Nada. Mire usted que hay mucho que contar y platicar.
Como todo en la vida, habrá días buenos y días malos. Películas malas, otras buenas y otras mucho más, peores como la que usted ha comentado.
Anoche vi la película 400 días, una especie de terror de ciencia ficción y mire que tenía años que una historia no me atrapaba tanto. El final me dejó pensando mucho. No tanto insatisfecho, como me dejó el elenco sacado de las series de TV del Warner Channel Arrow y The Flash. Ya hasta pienso en temas de manipulación e ingeniería social dentro del cine y televisión y las teorías de la Sociología de Individuo y Sociedad, no me haga mucho caso con mis divagaciones filosóficas.
Estamos aquí, ante otra historia que no termina de explotar la Hilofobia, o la Nictohilofobia. ¿Será que nos dicen subliminalmente que los bosques son malos y la jungla urbana de concreto es la opción del futuro?

Lo siento mucho, pero es que de repente tengo las ideas a flor de piel. Lo mejor será ver más historias de Sergio Blasco, para no pensar tanto ni buscar significados en todo lo que veo.
Un saludo y ánimo, ánimo, ánimo siempre, Maestro Bob Rock.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.