Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Billy Club

Billy Club

El slasher nunca pierde tirón

billy club

Ver ficha completa

  • Título original: Billy Club
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Drew Rosas, Nick Sommer
  • Guión: Drew Rosas, Nick Sommer
  • Intérpretes: Marshall Caswell, Erin Hammond, Nick Sommer
  • Argumento: Quince años después de un brutal triple asesinato, cuatro amigos del equipo infantil de baseball se reúnen para honrar sus memorias, aunque descubrirán algo aterrador
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

billy club

Como anuncia el subtítulo de esta reseña, siempre ha habido y habrá directores que decidan darle una oportunidad a un género como es el slasher. El tiro puede salir por la culata, y no sólo porque en él está todo inventado, sino porque siempre ha trabajado con unos esquemas muy limitados, en los que innovar se ve desde forzado a irreverente, o peor, traidor. Con todo, es posible facturar un buen título, y todos sabemos que no hace falta ser original para hacer una buena película, siguiendo tan recurrente adagio en el mundo del celuloide.

Me hubiera gustado ensalzar Billy Club, ponderando su cinematografía, originalidad y estilo, pero me temo que serán pocas las cosas de las que podré hablar bien. Además, aunque me cueste, intentaré no ser injusto y cebarme con factores claramente ligados a lo limitado del presupuesto, como el elenco actoral o la fotografía. Es obvio que los fondos no daban para fichar a Anthony Hopkins o para agenciarse un equipo luminotécnico espectacular, pero sí hay aspectos que se podrían haber mejorado para redondear un producto más presentable.

Lo cierto es que Billy Club comienza bien y va desinflándose irremediablemente, aunque en la parte final remonta levemente el vuelo. En sus primeros quince minutos se pone toda la carne en el asador, y se inquieta al espectador – en el buen sentido – con planos muy cercanos de maquinaria y objetos, explicitando la metódica labor de un asesino muy concienzudo, en la línea de Maniac o El asesino de la caja de herramientas. La narrativa también es heterodoxa pero acertada, con flashbacks bien insertados, que desmenuzan todo para que quede claro desde el principio qué clase de película se va a ver. Los crímenes, bastante gráficos, no tardan en aparecer, y el asesino posee cierto carisma, vestido de cátcher de baseball y pertrechado con los habituales útiles, en su versión más descerebrada.

Y ahí se acaban los aspectos positivos, a mi juicio, después de ese cuarto de hora inicial. Es ahí cuando asistimos a la presentación de los personajes menos inspirados que recuerdo en un tiempo. No es sólo lo estereotipado y manido; es en este caso lo antinatural de su conducta, que te hace rebobinar para ver si en serio están diciendo lo que has oído de sus bocas. Se entiende que el director y guionista – que por cierto, es uno de los actores principales también – haya querido mofarse de una juventud desganada y superficial, pero en ocasiones se comportan como críos de parvulario, pese al hirsuto vello en sus rostros. Para más inri, aparecen y desaparecen sin sentido de ritmo alguno, hasta que encuentran su esperable cruel final. Sus conatos de humor también son un descalabro, y producen de todo menos carcajadas, quedándose en lo grotesco.

Como ya comenté antes, el final endereza un poco todo, incluso nuestras cabezas, que probablemente ya estén hundidas en el pecho por la somnolencia de la parte central. Hay una escena en un pantano que me agradó mucho, muy tétrica y excelentemente fotografiada, y un sutil giro en la historia que la hace menos predecible de lo anticipado. Pero por desgracia esto no basta para que quiera recomendar Billy Club, un filme que, como tantos otros, se queda en tierra de nadie. No es lo bastante buena para ser vista seriamente, ni “tan mala que es buena”, en el sentido de humor no pretendido que la hace gloriosa. Una pena porque la labor de marketing había sido inteligente, y muchos llegamos a ella con altas expectativas. Sólo para coleccionistas de slashers realmente tenaces.

Imágenes de la película

billy club

billy club

billy club

Tráiler

Lo mejor: El tramo inical, con su estiloso modo de presentar los hechos

Lo peor: Ritmo tedioso y deslabazado. Intentos de humor fallidos

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.