Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Black mirror: Bandersnatch

Black mirror: Bandersnatch

Elige tu propia aventura

bandersnatch

Ver ficha completa

  • Título original: Bandersnatch
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 2018
  • Director: David Slade
  • Guión: Charlie Brooker
  • Intérpretes: Fionn Whitehead, Will Poulter, Asim Chaudhry, Alice Lowe, Craig Parkinson, Catriona Knox
  • Argumento: En 1984 un joven programador intenta adaptar, al formato Spectrum, el libro interactivo “Bandersnatch”. Acude a la firma de videojuegos “Tuckersoft” para conseguir su apoyo.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5


Bandersnatch
Todos aquellos lectores que superen los 40 años de edad, al menos los españoles, recordarán la irrupción en las librerías del fenómeno “Elige tu propia aventura”, se trataba de una colección de libros donde el lector decidía las acciones a realizar por el personaje, cambiando con ello el devenir de la historia. La cosa se fue sofisticando, existiendo algunos donde se podía combatir, a modo de juego de roll, contra personajes mediante el uso de datos y una tabla situada en las últimas hojas, e incluso uno con una especie de “huevo de pascua” o final oculto al que sólo se podía acceder haciendo trampas y leyendo directamente las páginas.

También los más curtidos del lugar pueden recordar los primeros acercamientos a las películas interactivas. En Laser disc montados en recreativas, Don Bluth creo las historias de animación “Dragon´s lair”, “Dragon´s lair II” y la intergaláctica “Space Ace”. Los ordenadores personales se apuntaron rápidamente al carro en esto de hacer algo cercano al cine interactivo con títulos como “7th guest” o “11th hour” que mezclaban secuencias de video con puzles o “The Lawnmower man” (El cortador de césped) que mezclaba metraje de la película original con secuencias en 3d en una mezcla entre el cine sobre raíles del mencionado Bluth y los puzles de las sagas “7th guest”. Llegados a los 90, en pleno auge de las videoaventuras, llega el cine interactivo como tal. En terror, disfrutamos de las aventuras gráficas con rodaje “Phantasmagoria” I y II, o la segunda entrega de “Gabriel Knight”, también de Ripper de Sierra que reunía un reparto de primera en una historia que contaba con varios finales alternativos. En la actualidad y gracias a esos pequeños pasos, el cine interactivo para consola y ordenadores es todo un género que cuenta con propuestas, tan recomendables, como “Life is strange”, “Until dawn”, “Detroit become human” o “Heavy rain”.

En el mundo televisivo la cosa no ha sido tan fluida y, por lo particular del medio, han sido pocas las propuestas que han ofrecido al espectador alguna interacción. No recuerdo el título, pero RTVE emitió al principio de los 90 una película simultánea en la 1 y la 2 que dejaba al espectador cambiar de plano de realización y de personaje que veía la secuencia. El videojuego “Dragons Lair” tuvo también su versión serie de televisión, en la que se ofrecían 2 finales alternativos a sus episodios. También de RTVE, en este caso desde su OTT Playz, con la serie “Si fueras tu” abre una votación a sus espectadores para que decidan los derroteros por los que desean que continúe la historia.

Bandersnatch

Como sabéis, a poco que estéis puestos en noticias televisivas, otra OTT, en este caso Netflix, ha estrenado estos días una cinta interactiva: “Black mirror: Bandersnatch”. El ruido generado no ha sido poco; encumbrada como un paso adelante en la industria televisiva por unos, tildada de estupidez por otros (menos que los anteriores) y calificada como nada nuevo bajo el sol por los gamers de pro, tiene, aunque sólo sea por ciertos momentos de su trama, todas las características para ser un clásico y un gran atractivo para escribir una reseña. El tiempo confirmará, o no, lo primero y a continuación comienzo con lo segundo.

En 1984 un joven programador intenta adaptar, al formato Spectrum, el libro interactivo “Bandersnatch”. Acude a la firma de videojuegos “Tuckersoft” para conseguir su apoyo y poco a poco, comenzará a tener la sensación de no ser del todo partícipe de las decisiones que está tomando, entrando en un espiral de locura.

Haciendo uso de las funciones interactivas de los móviles, tablets y las Smart tvs, “Bandersnatch” plantea cada cierto tiempo al espectador la posibilidad de optar por 2 decisiones. Al comienzo son cosas nimias, como decidir que cereales desayunar o el grupo de música para escuchar camino al trabajo. Una serie de decisiones que si bien, resultan frescas, pasada la sopresa inicial comienzan a antojarse tediosas. Pero conforme nuestro protagonista Stefan comience a perder la cordura, las decisiones serán más extremas hasta aterrizar en uno de esos momentos irrepetibles y fascinantes que tiene, de cuando en cuando el cine y la televisión, y que sólo por eso merece realizar esta experiencia. Y a partir de allí comienza el frenesí, la locura y el viaje a la pesadilla que para resumir sin hacer spoilers diremos que parece una mezcla extraña de “Videodrome”, “Más extraño que la ficción”, “Niebla” (de Unamuno), “99 francs”, “Existenz”, “El efecto mariposa“… vamos, una fumada en toda regla.

Tal vez lo más curioso de la experiencia es que, contrariamente a lo que aparenta, el episodio trata de vender una libertad de decisión que finalmente no es tal; poco a poco y sutilmente todos vamos siendo llevados por las decisiones a las mismas paranoias una y otra vez. Reafirmando así la idea que trata de trasmitir todo el episodio: que el libre albedrío es, en la mayoría de las ocasiones, una ficción y que casi siempre somos esclavos de las circunstancias. Reafirmando este concepto está la dinámica de juego que nos lleva, una vez concluido un camino, a retroceder si queremos a la decisión anterior proponiéndonos una experiencia que puede durar unos 30 minutos o extenderse por encima de las 2 horas. Para ello, el motor de la serie esconde más de 6 horas de material rodado y editado.
Bandersnatch
La factura de producto es sensacional, como acostumbra siempre “Black mirror” y escondidos en sus planos, como huevos de Pascua, hay decenas de referencias a episodios anteriores de la serie como “San Junipero” o “Black Musseum”. Nuevamente la franquicia demuestra soltura y creatividad para recrear la década de los 80 y en esta ocasión, los que jugamos al spectrum vamos a vernos muy bien reflejados. Indicar que en la habitación del compañero Colin hay colgado un cartel del juego “Deux ex machina” que fue otra de esas experiencia en la búsqueda del cine interactivo; en esa ocasión el juego llevaba una banda sonora en casete que había que poner a la vez que iniciábamos la partida (y que de acordarme me hace pensar que soy ya muuuy mayor).

Dirige David Slade, uno de los grandes espadas en cine fantástico que ha logrado manejarse con soltura por un rodaje que sólo en su planificación ha tenido que ser una locura. Aunque se ha criticado mucho la calidad de algunas actuaciones, yo tengo que reconocer que no encontré nada especialmente discordante; es más, me encantó encontrar a la actriz Alice Lowe (si no la habéis visto en “Shightseers” estáis tardando) en el papel de sicóloga.

Tras recorrer esta aventura en un par de ocasiones y compartir impresiones con otros espectadores tengo que decir que, si bien se trata de toda una experiencia, este “Bandersnacht” dista mucho de las historias interactivas del mundo videojuego. Aunque no seré yo quien ponga pegas a este asunto pues creo que videojuegos y cine comparten muchas cosas, pero son y serán, al menos por mucho tiempo, mundos separados.
Bandersnatch

Lo mejor: ¡¡¡ Netflix!!! La filosofía de su historia aumenta la efectividad de la experiencia.

Lo peor: El comienzo se hace aburrido.


Vuestros comentarios

1. ene 11, 00:06 | princesa unikitty

los mejores finales se dan cuando decidis seguir a colin (el rubiecito que se ve en la ultima foto) tanto por la parte en donde se drogan que esta muy “locamente” filmada (ya sea que elijas “si” o “no”, sucede igual, ya que colin termina poniendole la droga en el cafe que se toma el protagonista si elegis “no”) como lo que decidas cuando estan en el balcon (uno te lleva al final-final del capitulo y el otro a otra aventura muy distinta).

y el otro cuando elegis “netflix” ¡ese es desopilante e increblemente gracioso!.

por otro lado, yo tengo algunos de los de “elige tu propia aventura” (no todos, son como mas de 100 libros creo) y ese que mencionas, el del huevo de pascua, que se llama “dentro del ovni 54-40” ¡me volvio loca! ya que debias llegar a un planeta llamado “ultima” ¡pero ninguna opcion te hacia llegar alli! solo pasando paginas hasta llegar al medio del libro podias leer como el personaje llegaba alli y era feliz y esa onda JA JA. con los videojuegos, del “family game” hasta ahi nomas.

nofx / my vagina

2. ene 11, 21:55 | Tito Jesús

Hoy mismo se ha publicado un truco para llegar a un final salvaje (según Netflix) para ello sólo hay que repetir la decisión de ver la foto familiar…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.