Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Boxhead

Boxhead

Pesadillas kafkianas

 photo boxhead_interior_zpsv01bwkqn.jpg

Al es un vejestorio alcohólico que ha decido recluirse por decisión propia. Hubo un tiempo en el que aspiraba a ser alguien; un escritor, con una vida y carrera prósperas. Ese tiempo, junto con todos sus sueños, hace años que pasó y ahora vive solo, con su vida reducida a una existencia vacía y solitaria envuelta en alcohol. Pero junto al tiempo huido, una extraña criatura le observa, esperando en la oscuridad… Una noche, Al descubre algo absolutamente horrible que podría salvar su alma. Adoptando el rol de un detective, investiga una historia que nunca terminó y que le llevará a sus propias pesadillas. Al mismo tiempo, la criatura acechante entra en la vida de diferentes personas, revelando sus miedos y pesares más profundos; y así, mediante sus lágrimas, se alimenta de ellos. Al busca alimentarse de otra forma: derribando un laberinto de fantasías y pesadillas, pertenecientes al pasado y al presente, que en última instancia representa su propia mente.

La artesanía se valora más actualmente, tan sencillo como que la carencia de profesionales que, por ejemplo, encuadernan a mano, encarece los servicios de aquellos poco que siguen desarrollando sus prácticas con métodos de toda la vida. En el cine podríamos decir lo mismo, pero no nos fijemos en las películas de acción real, hoy quería fijar la vista en el cine de animación. El cual ha sufrido un cambio radical desde el momento que los ordenadores se adueñaban, con merecido éxito, de la producción animada. Si ya resulta difícil, obviando la producción nipona, disfrutar de un largometraje para adultos dibujado en dos dimensiones, casi se plantea imposible cuando hablamos de terror. Así, a bote pronto, no se me ocurre un largometraje animado cuyo argumento se centre alrededor del terror, creo que los últimos que vi fueron “The Haunted World of El Superbeasto” de Rob Zombie, incluso dudo en considerarlo terror al uso, y las dos películas sobre el vídeo juego “Dead Space”. Insuficiente es decir poco, además cuando en lo que respecta a la animación en tres dimensiones, lo que más me ha impactado recientemente dentro del género han sido los trabajos de Robert Morgan y Lee Hardcastle, precisamente artesanos con preferencia por los “excesos tangibles”.

Y a este reducido grupo de artistas plásticos “old school” se une Randall Kaplan que tras editar de forma reducida “Beneath the Flesh”, una antología de cortometrajes donde incluía el germen para el largometraje que hoy os anunciamos, se ha decidido por el crowdfunding como vía de financiación para “Boxhead”, una obra que devuelve los terrores de Kafka y las pesadillas recurrentes del señor Keplans a la pantalla de nuestras casas.
Sin fecha de estreno, aun habiendo superado con éxito el proceso de financiación pública, os dejamos con la introducción de lo que sería este cuento macabro sobre pobreza, miseria y la búsqueda de la identidad en un mundo para el que no somos nada. ¿No os dan ganas de ver más películas animadas en 2D?

Imágenes de la película

 photo boxhead_1_zpszvxkj7ho.jpg

 photo boxhead_2_zpsjnx0lnip.jpg

Vuestros comentarios

1. sep 27, 22:44 | Elchinodepelocrespo

Largos animados para adultos fuera de Japón los hay y no precisamente pocos. De terror en sí, diría que también, aunque ahora me cueste citarte uno porque hace mucho que no veo animación, tendría que hacer un repaso exhaustivo y consultar, pero ya digo que los hay (hay por ahí un par de largos alemanes cutre-animados de zombis que tienen lo suyo; o la versión animada de “La noche de los muertos vivientes”…). Está también “Midori-ko”, de Keita Kurosawa, que aún siendo japonés no tiene nada que ver con el anime a la usanza. Aquí un trailer:

https://www.youtube.com/watch?v=NtwCd7SJaa8

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.