Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Cam

Cam

Devuélveme la vida que me has robado.

CAM

Ver ficha completa

  • Título original: Cam
  • Nacionalidad: Estado Unidos | Año: 2018
  • Director: Daniel Goldhaber
  • Guión: Isa Mazzei, Daniel Goldhaber
  • Intérpretes: Madeline Brewer, Patch Darragh, Melora Walters
  • Argumento: Alice (Madeline Brewer) trata de ascender en el difícil mundo de las camgirls realizando pequeños números eróticos para los visitantes de su cyberchat. Una profesión que guarda en secreto para todos salvo su hermano y con la que mantiene un estricto códig

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5


CAM
Este podría ser un nuevo episodio de la serie “Black Mirror”, pues narra una pesadilla tecnológica muy del gusto de la franquicia de relatos de anticipación. Una historia que le da otra vuelta de tuerca a uno de los temas clásicos de la fantasía: el de la usurpación de la personalidad. Apuesta, para ello, por la construcción de un personaje que también tiene, en su día a día, dos caras: se trata de una camgirl, Alice, que se va a enfrentar con lo inexplicable.

Alice (Madeline Brewer) trata de ascender en el difícil mundo de las camgirls realizando pequeños números eróticos para los visitantes de su cyberchat. Una profesión que guarda en secreto para todos salvo su hermano y con la que mantiene un estricto código de conducta. Un día descubrirá que su cuenta y su mundo erótico han sido invadidos por una doble sorprendentemente parecida a ella. Una joven con menos escrúpulos para ascender en el ranking de las más deseadas.

Nos encontramos ante una cinta con más ingenio que presupuesto, que sabe equilibrar thriller, fantasía y sensualidad a partes iguales y que resulta sumamente interesante en la mayor parte de su recorrido. El mundo de las camgirls es un lugar poco frecuentado en el cine y aunque no soy ningún experto en la materia, creo que el acercamiento que plantea la cinta es, pese a su contención sexual, bastante acertado. Recuerdo que en su presentación en Sitges se nos mencionó que su guionista había trabajado en el mundo del sexo online una temporada, y creo que eso es algo que se nota.

Bajo la aparente normalización de la sexualidad occidental, se esconde un mundo de parafilias y secretos de cama que se materializa y manifiesta en la red. Un reverso, no necesariamente tenebroso, a ratos divertido, a ratos absurdo y a otros quinqui, que “Cam” sabe mostrar sin moralizar en exceso. La forma en que se acerca al personaje de Alice y su familia, sin dramas desmedidos, ayuda a dar una pátina de realismo al proyecto y elimina, en gran medida, el abordaje oscuro y estigmatizante con el que suele escrutar la industria norteamericana a las trabajadoras del sexo.

El gran desasosiego de la película, pues no lo calificaríamos de miedo, vendrá al empatizar, como espectadores, con la aparente sencillez con la que nuestra protagonista es despojada de su yo virtual. Una metáfora de la desprotección en las redes sociales que cada vez cobra más fuerza en la vida real. También de la manipulación a través de una pantalla. De lo fácil que empieza a ser robar una cara y pegarla sobre otra simulando una acción que, ya sea por lo moral, lo arriesgado o lo virtuoso, difícilmente podría realizar la persona. De eso es de lo que nos habla “Cam” con gran acierto. Pero, para su desgracia, al explicar la naturaleza de la amenaza y sobretodo la confrontación final con la misma, los guionistas se pierden en un laberinto de difícil salida que emborrona y pierde foco del conjunto, pudiendo llegar a dejar al espectador entre insatisfecho y profundamente decepcionado… aunque no fue mi caso.

La actriz Madeline Brewer realiza un buen trabajo en su encarnación de Alice. Su forma de moverse entre la inocencia y la sensualidad, tanto en la web como en su vida real, ayudan y mucho a llevar a buen puerto la historia. Ayuda también a alejar a nuestra heroína de las veinteañeras huecas y atontadas que frecuentan las producciones de Blumhouse, construyendo a una mujer decidida, independiente y responsable.

“Cam” es sorprendente si se aborda sin grandes pretensiones. Pese a estar, visualmente, por debajo de la calidad de “Black Mirror”, sabe defender sus premisas con profesionalidad y crear escenas inquietantes… Así que desde aquí os la recomendamos… Eso sí: no hay sangre, ni sustos, ni pretensiones de darlos.
CAM
CAM

Lo mejor: Un mito de doppelganger que transcurre en un lugar narrativo poco explorado.

Lo peor: Borrosa en sus explicaciones.


Vuestros comentarios

1. ene 12, 16:14 | Nahuel

Esta buena, no es de 10, pero la disfrute. Su fallo es precisamente ese que mencionas, cuando tiene que explicar el “porque” de la amenaza se desvia e incluso da un “giro” decepcionate que luego corrijen, ahi el guion se pone difuso pero luego remonta, recomendable.

2. ene 12, 23:22 | Yugihzilla

Pues lo que se le echa en falta mas bien es o terror o suspense de verdad. Tuve la sensacion toda la pelicula de que no va ha suceder nada relevante. El tema no es habitual y se le podria quizas haber dado otro enfoque (el sobrenatural no me hubiera disgustado ) eso si SPOILER cuando la chiquita se empieza a dar de leches contra el escritorio si consiguen sorprender FIN DEL SPOILER. Con todo y con ello para una tarde que no tengais nada que hacer entretiene.

3. ene 13, 10:43 | Oriol Vigil

Yo la vi sin demasiadas expectativas y la verdad es que me sorprendió.

En primer lugar, no había moralina final. Ya sabemos que los americanos suelen ponerla en sus películas, sobre todo si son producidas por Blumhouse y si tratan sobre el mundo digital.

También agradecí la dirección dinámica de la película y su fotografía colorida y saturada, que impidió que me aburriera en ningún momento.

Sobre el guión… Pues sí, algunas cosas chirriaban. Había personajes (el hermano, la amiga que trabaja en el super…) que cumplían su propósito y desaparecían, sin que al final hubieran tenido mucha relevancia. El misterio queda desdibujado, aunque eso a mí no me molestó demasiado. Y los comportamientos inversímiles (la madre cambiando de parecer sin transición ni nada, por ejemplo) lastran al film que pretende ser realista.

Pero, a la postre, película entretenida y ligeramente por encima de la media, que no es poco.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.