Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Cargo

Cargo

Zombi no hay más que uno

Cargo Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Cargo
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2017
  • Director: Ben Howling, Yolanda Ramke
  • Guión: Yolanda Ramke
  • Intérpretes: Martin Freeman, Anthony Hayes, Susie Porter
  • Argumento: Un padre intenta poner a salvo a su bebé antes de transformarse en un muerto viviente.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Cargo_Interior_zps11lxtcdx.jpg

Andy su mujer recorren junto a su bebé Rosie un río australiano. A bordo de una pequeña embarcación, evitan la tierra firme por miedo a ser atacados por alguno de los grupos dispersos de muertos vivientes que siguen amenazando a la humanidad, al borde de la extinción debido a un peligroso virus. Pero las idílicas jornadas sobre las tranquilas aguas tiene su fin cuando un tonto accidente provoca la infección de la esposa de Andy, ahora con sólo cuarenta y ocho horas por delante antes de transformarse en un ser hambriento de carne humana. La pareja decide buscar uno de los escasos hospitales de campaña todavía activos, pero otro accidente termina con la vida de ella y con Andy también infectado a cargo de su preciosa niña. Es en ese momento cuando de verdad nuestro protagonista empezará a vivir: Dos días de tiempo para poner al bebé a salvo. Quizás, con suerte, una chica aborigen se decida a ayudarle en la búsqueda de un lugar donde la humanidad pueda empezar de nuevo; y él, pobre Andy, dejar su cadáver al cuidado de los buitres.

“Cargo” es un debut muy bien realizado que ha contado con el beneplácito del gigante “NETFLIX” para su distribución por todo el mundo, cosechando cierto éxito dentro del nicho de dramas humanos revestidos como cine de zombis, en la línea más próxima a “The Walking Dead” o similares. La propuesta no es nada innovadora, ofrece como complemento a su falta de originalidad una ubicación tan bonita como la sabana australiana, pero en cuanto al argumento encontraremos pocas sorpresas. Eso sí, a costa de su exceso de previsibilidad, la historia está escrito con bastante cuidado, hilando los momentos dramáticos de una manera muy profesional, aliándose con la presencia de un actor tan destacado en su trabajo como es Martin Freeman, soportando la película sobre sus hombros con un estoicismo y profesionalidad como para quitarse el sombrero.
El actor británico borda su rol como padre abnegado, cuyo único objetivo es hallar un lugar donde su bebé pueda estar a salvo, aportando diferentes capas de simpatía con las que atrapar la identificación por parte del espectador. De esta manera, uno se asocia fácilmente a las emociones del personaje interpretado por Freeman, sentimientos muy humanos, como lo son la necesidad de dar y recibir cariño, que calan a lo largo del metraje, superando así los largos momentos en blanco y bajadas de ritmo que caracterizan a la obra durante su parte central.

No es este el cine de muertos vivientes con el que crecimos, ni mucho menos. La peligrosidad viene dada por cualquier otra cosa que no sean los redivivos arrastrando su hambre eterna por un desierto. Aunque el escenario no podría ser más clásico, y se aprovecha este clasicismo en alguna secuencia aislada donde los zombis sí suponen una amenaza, “Cargo” se cuida muy bien de atacar siempre la conciencia de los padres de familia, no está dirigida al público con ganas de fiesta. Sangre, tripas o truculencia son elementos sustituidos por la vileza de algún personaje execrable, que nos recuerda con su grito de hombre blanco como la sociedad es una fina capa bajo la que bulle con fiereza la barbarie. El mensaje no deja de venir presentado de forma bastante maniquea, tanto como lo hace el discurso ecológico de fondo, expresado con la sutileza y el repugnante buenrollismo de un Pablo Motos puesto de azúcar hasta las orejas. Sin embargo no nos perdamos en el nihilismo barato que a veces un servidor enarbola para salvaguardar sus inseguridades sociales, en “Cargo” prevalece el drama personal por encima de las arengas progresistas. Menos mal, porque ya está bien de tanta dieta blanca cagada e ingerida de caucásico a caucásico y tiro porque me toca.

Probablemente el viaje de Andy viva sus momentos más auténticos durante la traumática pérdida de su mujer, un proceso doloroso tanto física como anímicamente que además tiene la osadía de alargarse en el tiempo cuarenta y ocho horas para prolongar la tortura mental hasta el trauma. Dicen que una espina o un aguijón hay que quitarlos de golpe para minimizar el sufrimiento, a veces lo difícil es saber qué tipo de daño estás dispuesto a aguantar, por qué y hasta cuándo. Andy se niega a perder a su esposa tan rápidamente, y es en ese amor incondicional donde la fastidia más si cabe, poniendo en peligro la vida de su hija y la propia, construyendo una serie de escenas bastante intensas. En el momento que sabemos que la odisea de nuestro protagonista sólo puede tener un fin, cuando por fin es infectado y le quedan 48 de raciocinio, la trama pierde cualquier viso de agilidad y se convierte en un vagar infame donde los hitos apenas justifican el pasar de los minutos: El hombre blanco malvado y avaricioso; los indígenas integrados con la naturaleza; una medico generosa a pesar del cáncer que padece; las familias infectadas que deben realizar el más severo de los sacrificios… y como testigo un Martin Freeman que sobrevive en medio de tanto tópico a base de puro carisma.

Como otro de los puntos fuertes de “Cargo” se erige su fantástica cinematografía. Editada con gusto y poseedora de una fotografía donde el exceso de luz adquiere cierto simbolismo de la esperanza, parece mentira que nos enfrentemos al debut de un par de directores, Ben Howling y Yolanda Ramke, los cuales ganaron precisamente cierto reconocimiento gracias al cortometraje homónimo. Algo que me ha llamado la atención es la intencionalidad con que son rodadas todas las escenas donde un muerto viviente acecha a nuestros protagonistas. Relegados de manera consciente a un segundo plano, nuestros podridos amigos apenas gozan de tiempo ante la cámara o incluso su presencia se intuye más que se ve, fuera de plano. No se trata de un problema de caracterización de actores o presupuesto, aunque “Cargo” no presume de millones, Howling y Ramke quieren dejar claro que la amenaza zombi supone sólo el telón de fondo de su historia, siendo más importante el escenario de supervivencia. Es decir, no importa cuál sea el peligro, importa cómo reaccionan las personas ante él. En este aspecto hay bastante trabajo narrativo, aunque la relación entre Andy y la chica indígena destila un severo exceso de edulcorantes capaz de causar diabetes en el espectador.

Resumiendo, nos encontramos con un drama de mil pares de narices que funciona dentro de lo que quiere narrar, nada más. Recordaremos al respetable el leitmotiv a pesar de estar muy de moda: “la capacidad de superación de los individuos ante unas condiciones apocalípticas”. El mensaje digno de Zapatero, especialmente por dibujar a los villanos de la manera en que lo hace “Cargo”, consigue salir adelante gracias a los destellos de calidad de Martin Freeman, actor que es garantía de un mínimo de calidad en cada proyecto en que participa. Otra cosa es que uno acceda a la película con ganas de ver zombis, porque se va a quedar con las ganas. Aquí se acervan más si cabe los elementos dramáticos de éxitos modernos como “The Walking Dead”, principal referente de una historia que intenta revestirse de realismo pero le queda mucha suciedad para reflejar a la humanidad a pie de calle. El mayor hito zombi aquí es una forma de transporte muy curiosa, al estilo del burro y la zanahoira, algo que ya vimos desarrollado en un libro patrio.

Imágenes de la película

 photo Cargo_1_zpscudldmlu.jpg

 photo Cargo_2_zpsvylcj31c.jpg

 photo Cargo_3_zpshecf0e0s.jpg

Lo mejor: Martin Freeman y los bonitos paisajes australianos.

Lo peor: El drama es tan continúo, no existe escala de grises alguna, que la película carece de sorpresa alguna.

Vuestros comentarios

1. may 27, 16:12 | Draghann

Aburrida hasta decir basta. Si al menos el director hubiera logrado crear algún momento interesante de tensión, todavía podría haber merecido la pena pero no ha conseguido ni acercarse.

Por cierto, que está pasando con los dramas lo mismo que pasó no hace tanto con las comedias. Usar a los zombies/infectados como excusa para contar algo que podrían haber contado de cualquier otra manera pero así se suman a la moda. A ver si paran ya de una vez porque esto empieza a ser muy cansino. Y si siguen, por lo menos que lo hagan mejor…

2. may 27, 21:54 | AZOTE

No van a parar, no lo están haciendo sólo con los zombis. El poco elemento fantástico que se mete en los dramones ahora da a sus directores muchísima más repercusión que la que daría un drama a pelo. Además aunque no hagan una puta mierda de taquilla en cines siempre se llevarán premios y tendrán a la crítica de su lado por el rollo ese de que “hay algo más”.

De ésta ya me lo temía así que pasando hamijos.

3. may 27, 22:04 | Nacho

Película simplemente correcta, que no genera en ningun momento o escena la tensión que buscamos los que acudimos a ver una supuesta buena película de zombis. Es una pena, porque se ve que hay dinero detrás y profesionales del tema, pero que no llegan a transmitir lo que sí se nos transmitió Boyle o Fresnadillo con las pelis de 28 días.

4. may 29, 12:42 | matias

draghann:

un drama nunca genera (ni generara) tension. solo tristeza, que afloren sentimientos, alguna lagrima, te conmuevas, te pongas mal y esas mariconadas.

encima hay una de VIggo Mortensen que se llama “the road” que es igualita a esta y mucho mejor (cambiamos al bebe por un chico y ya esta) y lo mejor es que no chorrea miel por los cuatro costados como esta garcha atomica de “nefli” que desde que vi “aniquilacion” ya les hice la cruz y les baje la persiana para siempre. a mi no me agarran mas.

ademas me sorprende que no te hayas imaginado que era una mierda dramatica (bastaba con buscar el trailer o leer la sinopsis) ¿o pensabas que ibas a ver una de zombis?

¿como te gusta aburrirte, eh?
y haceme caso: dale otra oportunidad a “tu eres el siguiente” (¿te acordas?)

5. may 29, 17:19 | Draghann

Exactamente Matias, por eso digo que es un drama y no una película de terror que es lo que, en principio, esperarías cuando aparecen Zombies (es un decir, porque apenas tienen protagonismo). Una manera de vendernos algo arrimándose al sol que más calienta…

6. may 29, 18:06 | Darksin

La quite por el final de lo aburridisima que era, es que me importaba ya una mierda como acabara , necesitaba quedarme mirando a la pared o a la tv apagada que sin duda me entretendria muchisimo mas que Cargo.
Sus zombis son los peores que he visto en mi vida, parece que tienen la boca cosida, dejan mas rastro de mocos que otra cosa y dan menos miedo que los que no salen de sus tumbas.

7. may 30, 09:32 | n3storm

Nos gustó mucho.
No sé si alguno tiene hijos, quizás desde esa perspectiva cambie la valoración final.

8. may 30, 15:53 | Bob Rock

N3storm.- Ahí le has dado. Cabe decir que yo no tengo hijos reconocidos y me iba alejando de tanta responsabilidad paternal poco a poco!

9. may 31, 02:54 | Alucard

N3storm, ni tengo hijos, ni pienso tenerlos nunca se ponga como se ponga mi pareja, prefiero cortar con ella y con todas las que vengan despues, antes que destrozarme el gozo de vivir bien por aquello que dicen “es lo mas bonito que te puede pasar en la vida”, hablo solo por mi ojo.

Digo esto, pues deduzco de tus palabras, que te gusto porque pudiste ver una pelicula de “terror” junto a tus hijos, es apta para los mas peques, no daria miedo ni a los bebes, no tiene palabras malsonante, gira en torno a los valores paternales y es tan aburrida que lo mismo hasta se quedaron durmiendo como angelitos.
No te lo tomes literalmente, lo que quiero decir es que si te autocensuras por ver cine en familia, es normal que la basura te acabe pareciendo buena, para los que podemos libremente, ver lo que queremos, cuando queremos, pues la basura es basura y Cargo lo es y mucho.
Ahora que si lo dices porque te sientes identificado con el protagonista por el simple hecho de ser padre, pues eso es como si el escritor de un periodico se sintiera identificado con Superman porque trabaja de periodista.

Muchos la comparan con La Carretera que no tiene ni un puto zombi, pues a mi esa pelicula si me gusto bastante, pero Cargo no me ha gustado nada de nada y eso que mi genero favorito es el de infectados, por muy subjetivo que sea, eso es prueba objetiva mas que suficiente de que es malisima, puede que por esa razón sea exclusiva de Netfix, nadie que no lo tenga se va a perder nada.

10. may 31, 08:43 | matias

alucard:

aunque no lo creas existe gente que disfruta de ver dramas profundos de superacion personal donde un tipo o tipa vence todos los obstaculos a pura fuerza de voluntad demostrandonos toda su entereza y buen rollismo hasta los limites mas exagerados del almibar mas concentrado y empalagoso que a mas de uno le haria lanzar por tanta dulzura estomagante.

ese mas de uno va a pensar que esta pelicula es una recagada porque es imposible que te creas que alguien (por mas bueno que sea) supere todo lo que tenga que superar tan forzadamente que te da ganas de gritar “¡dejame de joder!” (por cierto: yo soy ese mas de uno)

al bebé ya sabes que no le va a pasar nada. sabes que va a llegar a su destino sano y salvo (no como en “feast 2” ¡gran pelicula!) y no importa si el padre lo persiguen un monton de cazadores de zombis cuando se enteran que fue mordido y se va a convertir en uno. el tipo va a llegar a donde sea que tenga que llegar (no la vi pero ¿me equivoco?) lo cagaran a tiros, lo violaran, lo torturaran, pero siempre va a lograr salvarse sin importar lo inverosimil que se vea.
ya te imaginas (en el final, cuando llega a donde sea que tenga que llegar) que va a decir algo como “cuida a mi pequeña, blah blah” mientras entrega a su hija y llora como un mariconcito antes de que lo revienten de un tiro ya que eso es mas conmovedor y triste que al tipo lo curen del virus zombie (¿o no?) (todo esto, con la musica mas deprimente que haya sonando de fondo)
segun esta critica, no falta el estupido romance forzado (enfermera con cancer, nada menos) pero seguro que el tipo no acepta porque como se le murio la mujer, seguro dice algo cursi como “debo vivir lo que me queda por ella, eres muy linda, pero yo ya no pertenezco a este mundo y blah blah” ¡que pelotudez!

Cargo: una telenovela de la tarde con zombies para ver en familia y emocionarse como con cualquier dramon de “nefli”

avisenme cuando den alguna donde matan y desmembran gente a lo loco que esa me va a interesar, como el video clip musical de Cattle Decapitation “forced gender reassignment” (busquenlo en google y mueranse del asco)

11. may 31, 14:43 | Chuster

Momentos cumbre que hicieron que escupiera las palomitas:
1. Arre borriquito, arre burro arre…
2. El descubrimiento del zombi-avestruz.
No hase falta dicir nada más…

12. may 31, 23:55 | Jorge Moran from Chile

Creo tanto en mi percepción que de ver este afiche, colores, trailer y trama ya me resulta soporífera.

13. jun 10, 00:07 | Marius

La acabo de ver porque un amigo a compartido su cuenta conmigo que por lo visto se puede y definitivamente es la peor pelicula que he visto en toda mi puńetera vida, lo digo totalmente enserio, al menos yo no recuerdo haberme encontrado nunca con algo tan soporifero y falto de interes por parte del espectador.

Por cierto, despues de haberme dado una vuelta y ver unos cuantos pares de cosas mas, de verdad que no me explico como esta plataforma puede ser tan famosa, la gran mayoria de su contenido es una autentica MIERDA y lo poco, poquisimo bueno que tienen no pertece a Netflix, por lo tanto, en cierto modo esto es muy buena noticia porque asegura que el formato domestico fisico esta absolutamente asegurado, pero es que vamos, sin duda alguna, yo me habia asustado porque leia en muchos foros que esto era el futuro y tal y cual, pero despues de dos semanas consumiendolo puedo concluir que esa gente o estan comprados o son subnormales perdidos con perdon, por dios menuda pedazo de basura, si esta marca es la mejor no quiero ni imaginarme cual sera la peor, no me jodas, no se como mi colega es tan estupido de pagar aunque no hacerlo significa no verlo yo, pero es que no me pierdo nada, su catalogo da verguenza ajena y los titulos que me gustan jamas daran la luz en sitios asi, nunca entendere que la peña paque por aire, pero es que si encima ese aire no vale ni medio centimo pues ustedes diran.

14. jun 12, 16:44 | Yentelman

Entiendo, por la crítica y los comentarios aquí vertidos, que nadie ha visto el corto original en el que se basa la peli. Sólo 7 minutos y es muy, muy superior en todos los sentidos.

https://www.youtube.com/watch?v=gryenlQKTbE

15. nov 10, 03:48 | Martin

La reseña es correcta, es un drama humano, no una película de terror. Me he recordado de Maggie con Arnold, pero esta película me ha gustado algo más. No es una película para quien busca una peli de zombis, ni para quien busca tensión o acción. Es una drama humana…el último sacrificio de un padre para salvar a su hija. Quizás la historia me afecta mas , ya que siendo padre de 2 niñas pequeñas veo el drama y la angustia muy claro. Es una historia triste, aunque el final intenta ser un poco consolador, pensándolo y sintiéndolo sigues con un sabor agrio en cuando termina. No es un peliculón, no es para todo el mundo, pero a gente que puede sentir y no les desagrada un drama ,les puedo recomendar verla. Los que quieren otra peli de zombis… Mejor abstenerse. A mi me gustó bastante, quizás también porque no me había esperado mucho.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.