Asesinos

Bloody hell

Entre locos y zumbados

Has filtrado por categoría: Asesinos

Bloody hell

Entre locos y zumbados

Bloody hell

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Bloody hell

Desde que Tobe Hooper abrió la veda con “La matanza de Texas”, el cine de terror se ha llenado de familias disfuncionales de psicópatas, que se nutren con generosidad y ganas de campistas, turistas y domingueros incautos. Se trata de un formato generalmente predecible pero no por ello menos disfrutable, donde a la tensión no le sienta nada mal añadir alguna que otra muerte de brutalidad desmedida. “Bloody hell” apunta a este subgénero para, posteriormente, darle la vuelta con mucho humor mientras disfrutamos, como gorrinos en barro, entre carcajadas y salpicones de sangre.

Una de las novedades, en esta ocasión, es que a la víctima protagonista, un hombre, también le falta un tornillo. Acaba de salir de la cárcel tras cumplir su condena por escuchar a su yo interior y liar una escabechina al intentar detener un atraco. Encumbrado como un héroe por unos y como un asesino por otros, la presión está volviendo a despertarle una furia desmedida y ese reverso tenebroso que solo él puede ver. Nada mejor que un descanso lejos de las miradas suspicaces, así que nuestro amigo Rex (Ben O’Toole) decide poner tierra de por medio y viajar a Finlandia. Sin saberlo, una familia que se dedica a desmembrar a turistas se ha quedado prendada de su aspecto y lo tienen como objetivo de su próxima sesión de tortura.

Lo mejor: Muy acertada en dar al espectador lo que busca en estas propuestas.

Lo peor: El tramo central. Su final pedía al menos 30 minutos más.


El monstruo de St. Pauli

Muerte con olor a orina, sudor y alcohol.

El monstruo de St. Pauli

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

El monstruo de St. Pauli

Repugnante, pornográfica, incómoda, brutal, apestosa, descarnada, abyecta, lisérgica, impactante, infecta, ácida, etílica… podríamos pasarnos toda la cuarentena sacando adjetivos que acercasen al lector la experiencia que supone visionar el nuevo trabajo del enfant terrible del cine alemán Fatih Akin.

En su pase en el Festival de cine de Sevilla del pasado año, como también pasó en la Berlinale del 2019, no fueron pocas las personas que se levantaron horrorizadas en mitad de la proyección. Tampoco escasearon los suspiros de desagrado o la gente que volvía la vista en alguna de sus atroces secuencias. Akin ha construido una obra tan fea de contenido como genial y brillante de forma, lo que hace del resultado una experiencia singular para cualquier espectador valiente que quiera pasar un mal rato y asomarse a la parte más deprimente y oscura de la personalidad humana: No sólo la de su protagonista, un asesino disfuncional en todos los posibles aspectos de la psique, sino también la de la mente de sus víctimas femeninas, degradación y humillación hecha carne.

_Corre el año 1974. En los tugurios alemanes se hacinan alcohólicos y gente de mal vivir, sin más ambición que la de disolverse en los vapores etílicos de los licores. “El guante de oro” es una de esas tabernas en las que todos se conocen pero nadie parece echar en falta a nadie. Dentro de este sórdido espacio, donde las cortinas permanecen constantemente cerradas para detener el tiempo, encontramos a Fritz Honka (que será apodado en la realidad como “El monstruo de St. Pauli”), un hombre contrahecho al borde de la deformidad, que vuelca toda su frustración torturando y asesinando a las mujeres que lleva a su casa.

Lo mejor: Hiperrealista fresco de la pobredumbre humana.

Lo peor: La experiencia es nauseabunda


The Bunny Game

Sexo, drogas y misoginia

The Bunny Game

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

The Bunny Game

Bunny es una profesional del sexo, adicta a las drogas. Lo que aparentemente es un servicio rutinario con un camionero se convertirá en la peor de sus pesadillas, en un cruel juego de tortura, humillación y supervivencia.

“The Bunny Game” es la opera prima de Adam Rehmeier (Jonas, Dinner in América). Tanto él como Rodleen Getsic son grandes amantes del metal extremo. Razón, quizás, por la que decidieron embarcarse en este violento proyecto sin sangre pero con grandes dosis de suciedad y misoginia al ritmo de potentes temas de la formación californiana “Harassor”, banda de Black Metal/Hardcorer/Punk que no acaba de gustarme (aunque los temas escogidos para la ocasión no están del todo mal…).

Lo mejor: La escena inicial y las actuaciones.

Lo peor: El blanco y negro, lo monótono de las torturas y los gritos de Bunny.


Los olvidados

La matanza de la matanza de la matanza de Texas.

Los olvidados

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Los olvidados

Los hermanos Onetti (Luciano y Nicolás) son muy populares entre los aficionados al cine fantástico por su revisión de los elementos del giallo italiano en su trilogía de títulos: Sonno profondo, Francesca y Abrakadabra. También lo son porque, en su apoyo al género en lengua castellana, han producido cintas como la española “Compulsión”, la Chilena “Trauma” o la recopilación de cortometrajes “A Night of Horror: Nightmare Radio” (que cuenta con trabajos de dos amigos de nuestra web como son Sergio Morcillo y Pablo Pastor). Aquellos que hayáis visto al menos un par de los títulos mencionados, reconoceréis en esta pareja su gusto por el horror visceral (en los dos sentidos de la palabra), por las experiencias intensas. “Los olvidados” viene a ser una carta de amor a uno de los títulos míticos del terror explícito: “La matanza de Texas”.

Un grupo de cineastas se traslada a un pueblo fantasma para rodar un documental sobre las circunstancias que rodearon la desolación de su paisaje. Desgraciadamente se encuentran menos solos de lo que imaginaban y tendrán que vérselas con una familia de costumbres salvajes.

Lo mejor: Excelente escenario para una película de miedo. la fotografía es interesante.

Lo peor: Opta por hacer un corta-pega de lugares comunes sin garra ni ritmo.


Compulsión

En brazos del enemigo.

Compulsión

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Compulsión

Presentada en Sitges y hoy en nuestra web, reseñamos una cinta de presupuesto minúsculo y escuetas ambiciones que, por otro lado, contiene suficiente nobleza y acierto para quedarse en el aprobado meridiano. Será una reseña breve…

Convencida de que su pareja (Paco Manzanedo) le esconde un secreto, posiblemente una aventura, Fanny (Susana Abaitua) decide seguirle un día hasta un chalet alejado donde se encontrará con la cruda realidad de quién es su chico en la distancia corta.

Lo mejor: es noble y desde ese punto, todo lo que da es bien recibido.

Lo peor: sus carencias hacen que lo salvaje sea sólo violento. Alguna reiteración temporal no funciona todo lo bien que pretende.


The house that Jack built

La didáctica de la maldad

The house that Jack built

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 5/5

The house that Jack built

“Algunas personas afirman que las atrocidades que cometemos en la ficción son esos deseos interiores que somos incapaces de realizar en nuestra civilización: así que los materializamos a través del arte.” (Jack/ Lars Von Trier)

Tengo que admitir que da bastante respeto escribir una reseña de una película tan compleja y que contiene tantas ideas y reflexiones. Principalmente porque sé de antemano que no estoy a la altura para explicar, ni en un 50%, todo lo que quiere contar Lars Von Trier en su última cinta… The house that Jack built supone un bofetón, de celuloide, a todas las personas que lo han tachado de antisemita, machista, provocador, etc. Personas que se han quedado, en muchas ocasiones, en la superficie de sus declaraciones para evitar así las posibles contradicciones en las corrientes que parecen mover nuestras sociedades… Al mismo tiempo, en lo formal, es todo un ejercicio narrativo que utiliza, con elegancia, desde secuencias refinadísimas en planificación y postproducción, al estilo suelto y natural, en apariencia, del Dogma, combinado con grafismos, imagen animada e imagen de archivo.

Lo mejor: Entretiene a la vez que hace pensar. El montaje de la cinta es magistral.

Lo peor: Cuando la agresión es contra un animal o un niño resulta muy difícil no sentir pavor y rechazo.