Has filtrado por categoría: Found Footage

Godforsaken

Milagro con letra pequeña

Godforsaken

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Godforsaken

¿Que le pido yo a un found footage de terror? Pues que me transmita una sensación de congoja inmediata, acompañada del intenso sabor de algo real. Pido que no se pierda en interminables carreras de un lado a otro para estirar su duración. Y, por último, me gusta encontrar cierta ambición narrativa que mueva la historia en crescendo, terminándola en lugares insospechados al comienzo de la misma. Aún con varias pegas, tengo que decir que la cinta “Godforsaken” que en estos días nos deja ver el Festival de Terror Molins, en su interesante edición online de Filmin, cumple con estas premisas, logrando una recomendable experiencia para los amantes de estos formatos.

Esta película canadiense, nos muestra a un inquieto aspirante a director de documentales que viaja a su pueblo natal, al funeral de una antigua amiga de la infancia. En plena ceremonia, el cuerpo sale del ataúd y comienza a comportarse de forma amenazantemente compulsiva, para terminar, saliendo corriendo y desaparecer. Nuestro protagonista y su cámara, que ha registrado este inquietante suceso, ve en él el comienzo de una gran historia y llama a su equipo para grabar todo lo que pueda dar de sí esta misteriosa resurrección.

Lo mejor: Dosifica sus sorpresas siempre ascendiendo en intensidad

Lo peor: Estira demasado su último tramo


Hell House LLC

Sustos domésticos

Hell House LLC

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Hell House LLC

El formato found fotage tiene, entre sus mayores defectos, el ser una copia reiterativa de todos sus elementos formales. Una vez ves el primero es difícil que otro nuevo llegue a sorprenderte o incluso a transmitirte la congoja de la experiencia original. Es cierto que, de cuando en cuando, se erigen destellos novedosos por aquí o por allá pero, no nos engañemos, el aficionado de este estilo de rodar recorre un auténtico desierto de mediocridad saciando su sed únicamente con minúsculos sorbos de calidad en charcas aisladas. La que nos ocupa es una fangosa charca que pese a su parecido con la saga “Paranormal Activity” o con “Grave encounters” sale bien parada gracias a un par de secuencias que logran quitarte por unos segundos el aliento.

Años después de un trágico e inexplicable suceso en una atracción, un grupo de documentalistas trata de desenterrar las claves que llevaron a la muerte de varias personas en esta casa del terror. La aparición de una serie de videos tomados por el equipo original que ideó la atracción y los testimonios de varios especialistas y testigos darán una nueva y aterradora luz a todo lo sucedido.

Lo mejor: Un par de secuencias logran dar mal rollo e incluso un buen sobresalto

Lo peor: cae en todos los absurdos de su narrativa


Creep

¿Un trabajo bien pagado? Sospecha

Creep

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Creep

Cada vez que preparo mi visita al Festival de Sitges sigo un concienzudo estudio de cada una de las películas que quiero ver; empiezo por su director y sus trabajos anteriores, guionistas y, por último, actores. Aún así, siempre dejo unas diez películas al azar, de las que poco o nada sé, y aunque la mayoría de las veces me encuentro con que no he hecho más que perder una hora y media de mi vida (eso con suerte) de vez en cuando surge una pequeña joyita que no sólo me sorprende gratamente sino que me puede llegar a salvar un día de Festival por la alegría que supone haberla descubierto. Por suerte Creep fue una de esas alegrías.

Me acomodé en mi asiento dispuesto a disfrutar de mi ignorancia cuando apareció Patrick Brice, director de la cinta, para hacer una pequeña presentación de la misma. Aparte de los tópicos propios de este tipo de presentaciones en los que venía a decir que era un honor estar por primera vez en este Festival (por otra parte algo normal siendo este su primer trabajo) me enteré de que la película resultaba ser un Found-Footage lo que ya me hizo salivar un poco. Entre unas cosas y otras averigüé que era director, guionista y actor, y esto ya empezaba a despertar mi libido. Siempre he sido un gran admirador de los hombres del Renacimiento, de aquellos hombres que conocían y dominaban diferentes disciplinas, y si bien Patrick Brice conocía las distintas disciplinas aún tenía 80 minutos por delante para demostrarme que además las dominaba.

Lo mejor: Un inconmensurable Mark Duplass y el personaje “Melocotones” (Peachfuzz).

Lo peor: Pierde frescura cuando se ensombrece el conjunto.


Nightlight

La linterna verde era mala... ¡la blanca es peor!

Nightlight

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

Nightlight

Nightlight es otra muestra de serie B rodada en mitad de un lúgubre bosque con el método de la cámara en mano (y ya van…); una cámara que, en esta ocasión, van portando los protagonistas en diferentes tramos de la película. Historia de un lugar maldito, donde se suceden los fenómenos paranormales y en el que los espíritus, en lugar de habitar una casa, lo hacen en un bosque frondoso que por la noche se convierte en un laberinto de árboles y arbustos en el que resulta muy fácil perderse.

La historia, como podéis ver, es muy básica. Unos jovencitos deambulan con sus linternas dispuestos a iniciar un juego del escondite en mitad del bosque. Al que le toque “parar” buscará al resto de compañeros acompañado de una linterna que usará para verse y para proyectar su luz sobre la persona a la que localice. Pero el dichoso bosque - como no podía ser de otra manera… – está maldito y durante la noche pululan cosas chungas por su interior. De manera que los chicos se meterán en un buen lio y por supuesto palmarán, uno tras otro, como corresponde toda película de terror y suspense que se precie.

Lo mejor: El ambiente nocturno del bosque y poco más.

Lo peor: Aburrida, sosa y sin identidad alguna.


Wax

Sangre en el museo de cera

Wax

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Wax

Mike es un periodista invitado, por una productora, a pasar una noche en el Museo de Cera de Barcelona, que se supone encantado (de conocerle). Presto se decide a participar en la especie de documental que le tendrá a él como protagonista mientras graba con varias cámaras su estancia. Allí descubre que la estrella de la función es la estatua del Dr. Knox, un asesino en serio, encerrado actualmente en prisión, cuyos crímenes caníbales escandalizaron a la opinión pública. Al tiempo de aburrirse viendo cintas de los asesinatos del doctor (pues este gustaba de grabarse para la posteridad), descubre que el asesino ha escapado de prisión. ¿Habrá acudido a visitar al pobre Mike? Pronto se iniciará un juego del gato y el ratón que nos sacará de dudas…

Durante las décadas de los sesenta y setenta proliferó en España la producción de terror fantástico, liderada por tipos la mar de simpáticos como Jess Franco o Amando de Ossorio, que acabó siendo denominada como “Fantaterror” (no confundir con un refresco aterrador), una época que un servidor no mitifica pero respeta tanto por algunos de sus títulos como por su importancia dentro del marco social que vivía la piel de toro. Sin embargo, amarga decepción la que representa “Wax”: donde algunos quisimos ver una reinvención de la citada época haciendo uso de nuevas narrativas, ahí queda como found footage más falso que la sonrisa de tu jefe, lo que tenemos es otro truño más que apostilla, tristemente, el mal estado del terror patrio, muy en línea de las trágicas sensaciones que dejaba “La Herencia Valdemar”. Un escalón por encima de ésta, el debut en el largometraje de Víctor Matellano (al cual todos los aficionados valoramos muy positivamente su “¡Zarpazos!”, tanto en versión escrita como documental) termina por ser una magnífica oportunidad perdida, ocasión para reivindicar una forma de realizar cine, barata pero elegante y llena de lo que gusta al aficionado base (atmósfera, sexo y gore), que se pierde entre los vericuetos de un guion insostenible y falto de gracia, al que se unen de forma negativa un buen número de elementos de la producción. Por otra parte, hecho que la emparenta con el cine del que intenta robar ideas, pues a excepción de cintas muy determinadas, el “Fantaterror” tampoco se caracterizó por su calidad intrínseca, si comparamos dicha producción con la de países como Inglaterra o Estados Unidos. Lo que no quita para se trate de un tipo de cine con sabor propio, sin ir más lejos ahí tenemos las gloriosas incursiones en el género que realizó el bueno de *Narciso Ibáñez Serrador.

Lo mejor: Volver a ver a Jack Taylor, entre otros clásicos del fantaterror.

Lo peor: Una historia desafortunada, rematada por un doblaje infecto.


Mockingbird

Un found footage del director de The Strangers

Mockingbird

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Mockingbird

Mockingbird es la siguiente película de Bryan Bertino tras The Strangers, en 2008. En Estados Unidos ha ido directa al mercado doméstico, tras pasar por un preestreno en Itunes. Por otro lado, resulta extraño que apenas haya habido noticias sobre su producción o rodaje: The Strangers fue un éxito y, para bien o para mal, armó bastante revuelo. Hubo quienes la adoraron, pero también quienes no le vieron la gracia a hacer Funny Games (Michael Haneke, 1997) en clave de película de terror, cuando una de las virtudes de ésta era, precisamente, el enfrentarse a una historia pura y dura de género pero eliminando sus marcas.

Seis años después, Bryan Bertino entrega Mockingbird. Vaya por delante que a un servidor la película le parece bastante floja, y probablemente éste sea el motivo de su paso de puntillas por cualquier mercado, revista o web especializada. Sin embargo, el concepto me resulta interesante en los siguientes términos. Bertino debe de ser una especie de Kubrick de segunda, por lo atrevido y prepotente de sus ambiciones: en su momento, ya dijo que The Strangers había revolucionado el género. Y, en esta ocasión, parece haber querido coger otro subgénero, el Found Footage, y entregar la obra definitiva sobre el mismo. No le ha salido bien la jugada.

Lo mejor: la propuesta.

Lo peor: los resultados.