Noticias

Los últimos días del Terror en el Videoclub

Papel, caratulas y nostalgia.

Has filtrado por categoría: Noticias

Honeydew

No te fíes de los ancianos

Honeydew

Una pareja quiere pasar el fin de semana en el campo y al principio todo va bien, en medio de la noche un granjero de la zona les echa por estar en sus tierras y tienen que marcharse al momento. Al poco encontrarán una casa en la que vive una dulce señora mayor que los acogerá y dará de comer.

De esa línea de terror independiente (o no) con ancianos inquietantes y/o perversos como villanos, nos llega Honeydew. Y es que, efectivamente, los ancianos no tienen porqué ser personas entrañables con los que mantener una conversación sobre los tiempos pasados en su casita de campo, sino que pueden albergar perversos planes que pongan en peligro tu vida. Lo hemos visto recientemente en películas como The Taking of Deborah Logan (2014), La visita (2015) o Relic (2020). Y oye, funciona bastante bien… ¿Será el caso de Honeydew? A juzgar por su paso por distintos festivales durante 2020, como Tribeca o Sitges, hay disparidad de opiniones. Los hay que alaban su buena atmosfera para generar terror sin necesidad de sustos fáciles ni soltar tripas por los aires, pero también los que que consideran que es aburrida y vacía.

Wrong Turn (2021)

La secta toma el relevo

Wrong Turn (2021)

Una expedición de senderismo campo a través que se adentra en la tierra de una sociedad salvaje llamada The Foundation, compuesta por personas que han vivido en las montañas desde antes de la Guerra Civil y que no se llevan bien con los extraños como ellos.

En 2003 llegó a los cines un pequeño sleeper dentro del género de terror que, derivando posteriormente en saga de videoclub, hemos conocido con diversos títulos: Wrong Turn, Km 666, Camino sangriento… Sea como fuere, llegó en un momento en el que el survival rural con mutantes/caníbales/locos acosando y asesinando a incautos viajeros de ciudad estaba, una vez más, de moda. De hecho, junto a la enorme Las colinas tienen ojos de Alexandre Aja, quedó como una de las más recordadas de la tendencia. Así, 18 años después y con la franquicia totalmente desgastada a base de productos cada vez más rácanos de presupuesto e interés, ha optado por renovarse. El nuevo Wrong Turn no es una secuela, ni una precuela, sino un reboot. Tanto, que ya no tendremos a los habituales caníbales mutantes, sino a una especie de secta.

Cube (2021)

Regresamos al cubo, pero hablando en japo.

Cube (2021)

Un grupo de personas que no se conocen entre sí se encuentran encerradas en el interior de una estructura cúbica sin saber cómo han llegado allí. Pronto descubren que, a través de las caras de ese cubo, pueden acceder a otros cubos similares y deciden intentar escapar, aunque la compleja estructura no se lo va a poner fácil, y muchos de estos habitáculos rebosan trampas mortíferas.

Han pasado 23 años del estreno de Cube. Hace 23 años, centenares de espectadores quedaron sorprendidos en el Festival de Sitges con la opera prima del muy prometedor director italiano Vincenzo Natali, que al menos, para el que esto firma, no ha vuelto a alcanzar este nivel. De hecho, se coronó como la mejor película en la 31ª edición de certamen. Mucho se ha tardado, después del éxito y culto creado, en llevar la obra al tan explotado territorio del remake del siglo XXI. Y no, no han sido los de Hollywood, al menos por ahora, sino los japoneses. Y es que Cube vuelve a saltar a la palestra con un inesperado teaser surgido en las red los últimos días. El director de esta nueva versión es Yasuhiko Shimizu, cuya única otra película es una curiosa incursión en el terror, con toques bastante sádicos, titulada Vise. La película se estrenará en Japón el próximo 22 de octubre.

Lo que vimos en 2020

De lo bueno lo mejor.

Lo que vimos en 2020

Pues ya tenemos ganadores y un video donde os los enseñamos. Diez títulos que son, a vuestro juicio, los mejores del 2020. No han sido demasiados votos y he tirado de amistades y compañeros de Sitges, para tener un número lo suficientemente generoso de participantes para que el resultado tuviera algo de peso. En total hemos contado con unos 30 consultados entre correos, mensajes en web y colegas.

Se queda fuera Saint Maud por un par de puntos, aunque entiendo que el próximo año seguramente contemos con ella junto con Post morten y algunas de las cintas que vimos en Sitges y que están por llegar.

Al filo también quedaron The Devil All The Time, Vivarium, Tenet, El faro, Run, Color out of space, No matarás y Spiral

FESTIVAL DE SITGES 2020 IV

(días 7 y 8)

FESTIVAL DE SITGES 2020 IV

Miércoles 14

LA NUÉE (LA NUBE)

Vista y avalada por el público de la semana de la crítica de Cannes, llegaba el enjambre de langostas vampiro directas desde Francia. Una madre que intentará sacar adelante el negocio de la cría de estos insectos para sustentar a sus dos hijos.

El público de Sitges suele tomarse las recomendaciones del festival francés con pinzas, ya que el temor a que el género quede en un plano demasiado secundario forma parte de los terrores más primarios del aficionado base. En este caso, la película no reniega en ningún momento de su componente fantástico, pero su núcleo y poder está en un drama familiar de madre coraje que pesa sobre el pecho cual hormigón armado. Y esto no debería preocupar a los más puritanos, porque a medida que la trama avanza, el eco-terror va tomando protagonismo pese a que sus orejas están siempre visibles tras la valla. Al final el horror nace de la angustia creada no solo por la relación de tres personajes magníficos, sino también por la interpretación de una Suliane Brahim que le mereció el premio a la mejor interpretación femenina.

FESTIVAL DE SITGES 2020 III

días 5 y 6

FESTIVAL DE SITGES 2020 III

La resaca de un primer fin de semana, que supuso más que nunca un incremento de público, pero no de aglomeraciones no nos permitió siquiera coger aire para afrontar la semana completa que nos quedaba todavía por delante.

LUNES 12

FRIED BARRY

Así que ni cortos ni perezosos (bueno, algo perezosos si, para que engañarnos) decidimos estrenar el lunes como es debido, y empezar con Fried Barry a las 8:15 de la mañana en tramuntana. La que estaba llamada a ser la gran provocación del festival dividió a la audiencia en prácticamente un cincuenta por ciento. Y es extraño, pues una premisa como esta debería haber sido capaz de ir a por todas. Un yonki de inenarrable aspecto es abducido por los alienígenas para convertirlo en su vehículo para adentrarse en una espiral de sexo, drogas y violencia menos salvaje de lo que debería. Los hay que la disfrutaron y vieron satisfechas sus necesidades de extrañeza escatológica. Otros nos quedamos con la sensación del mero artificio. Y es que cuando la película quiere venirse arriba, siempre parece llevar puesto el freno de mano. Pese a que en pantalla se sucedan los momentos desagradables y aberrantes. Por otro lado, se intuye un intento de resultar trascendente que, en parte debido a lo fraccionado de su narrativa, no llega a calar en ningún momento. Salimos apáticos, y con la incapacidad, siquiera, de que la película nos hubiese parecido mal.