Posesiones

13 exorcismos

Sacristán exorcista

Has filtrado por categoría: Posesiones

REC 4: Apocalipsis

En el mar nadie escuchará tus gritos

REC 4: Apocalipsis

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

REC 4: Apocalipsis

La saga creada al alimón por Paco Plaza y Jaume Balagueró, es sin duda, uno de los referentes del buen hacer del fantástico nacional. Una colección de cuatro títulos que ha sabido jugar sus cartas y retorcerse, argumentalmente, para ofrecer al espectador algo distinto en cada una de sus entregas: si la primera nos narraba las desventuras de una joven reportera, Ángela, encerrada en un edificio plagado de vecinos infectados por un extraño virus (todo en formato found fotage), la segunda parecía un más de lo mismo hasta que descubríamos SPOILER que los infectados eran en realidad seres poseídos por una fuerza demoníaca FIN DEL SPOILER. Tal vez conscientes tanto de la saturación de zombis en la industria y del material encontrado como recurso narrativo, REC 3 abandonaba su look doméstico y apostaba por la narración convencional y por no tomarse en serio, creando una comedia que sorprendió a muchos y disgustó a los seguidores más puristas.

Balagueró, en esta última entrega, retoma a la protagonista de los dos primeros filmes: Ángela (Manuela Velasco) y comienza la acción en el punto donde finalizaba REC 2; creyéndose finalmente a salvo, la reportera despierta en una instalación científica en medio del océano. Ella, junto a otros supervivientes de las tres cintas anteriores, serán conejillos de indias para una serie de experimentos que tratan de indagar sobre la naturaleza de esta amenaza. Un accidente y una comida pesada servirán de desencadenante de un nuevo brote al que tendrán que hacer frente, con uñas, dientes y objetos afilados, los pocos no infectados que, para colmo ,están encerrados en medio de ninguna parte.

Estamos ante la entrega más comercial y más dinámica de esta tetralogía y desgraciadamente también ante la menos terrorífica; la buena noticia es que es la que mejor equilibra acción, humor, sangre y supervivencia. El salto del guión a una instalación en mitad de mar elimina ese aroma de terror doméstico, en espacios conocidos en el día a día, que tan bien funcionaba en sus dos primeras entregas. En su lugar la película nos emplaza en un escenario más propio de títulos norteamericanos y termina por crear en este REC 4 un Resident evil a la española… Los pasillos y recovecos son un lugar perfecto para que este director se luzca con lo que mejor sabe hacer: usar la profundidad y los espacios fuera de campo para crear tensión y logra una película casi igual de claustrofóbica que en su primera entrega.

Lo mejor: El nuevo giro respecto a la naturaleza del brote y Manuela Velasco repartiendo caña.

Lo peor: Aún cuesta trabajo ver ciertos códigos del cine comercial norteamericano en cintas nacionales... Pese al esfuerzo se nota cierto desgaste en la fórmula.


El último exorcismo Parte II

¿Pero no había sido el último?

El último exorcismo Parte II

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

El último exorcismo Parte II

Venga, no podía obviar el chiste fácil. No obstante, si lo buscas tiene su explicación. Se supone que era el último exorcismo del protagonista de la primera parte, el padre Cotton. La historia de la secuela, pese a conservar a su otro personaje importante, la joven poseída Nell, cambia totalmente de escenario, personajes e incluso pretensiones. Eso sí, un titulo más original no hubiera hecho daño. Al grano.

Esta Parte II es una basura.

El último exorcismo (2010), pese a un decepcionante desenlace que es imposible no agriete parte de lo visto anteriormente, fue un digno found footage. De los más dignos dentro de la avalancha que nos ha llegado en los últimos años. Y lo era, sobre todo, porque durante el comienzo y el desarrollo se molestó en ir más allá. Entraba en la línea, bastante extinta, del terror con crítica a la religión extrema y sus desaforadas creencias. Cotton, un vendehúmos que se topa con un caso presuntamente verídico. Pero que, como nosotros, intenta entenderlo más como enfermedad de la joven que como acontecimiento paranormal. Se crean dudas durante la película, aunque, al final, prefiere tirar por los derroteros pisados una y otra vez. Vaya, que sin ser una gran obra, sí hubiese sido más interesante con una vertiente diferenciadora. Y si no, haber puesto los papeles sobre la mesa desde el principio como la muy infravalorada The Devil Inside (2012) .

Con todo, se convirtió en todo un éxito de rentabilidad: con un exiguo presupuesto de 2 millones de dólares se hizo en todo el mundo con una recaudación de 67 millones. De nuevo acertaba su productor, el tan amado como odiado Eli Roth, sabiendo cómo vender un producto pequeño a nivel mainstream y, para colmo, generar escuela. ¿Cuántos found footage de posesiones se han estrenado, en cine o video, desde entonces? Pues eso.

Lo mejor: Ashley Bell

Lo peor: Prácticamente todo lo demás.


Posesión Infernal (1981)

Cómo hacer un film de culto con el “monedero del abuelo”

Posesión Infernal (1981)

Ver ficha completa

  • Título original: The Evil Dead
  • Nacionalidad: USA | Año: 1981
  • Director: Sam Raimi
  • Guión: Sam Raimi
  • Intérpretes: Bruce Campbell, Ellen Sandweiss, Betsy Baker
  • Argumento: Cinco chicos van a pasar el fin de semana a una cabaña perdida en un espeso bosque . Una vez instalados, y mientras están cenando, la trampilla del sótano se abre de golpe.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Posesión Infernal (1981)

Muchas gracias a nuestro amigo Nicolás Vera, de Colombia, por enviarnos unas fotografías de Evil Dead en alta resolución.

Aprovechando el remake que se estrenó hace unos meses en nuestro país, vamos a revisionar el original Evil Dead (Posesión Infernal) de Sam Raimi.

Evil Dead llegó en los prolíficos años 80 a los cines de todo el mundo. Era una época en que las películas de terror se hacían como salchichas. Estaba de moda el gore violento, las películas de zombis italianas, los slashers americanos y las incursiones patrias hacia el género. Entre tantas películas de terror que se producían al año era normal tragarnos bazofia tras bazofia y, de vez en cuando, encontrar alguna joya de la corona. Los videoclubs se frotaban las manos con las películas de terror, que eran de las más solicitadas entre su oferta e incluso tenían su propio apartado en las estanterías. En los cines había mucha libertad desde el punto de vista de la distribución y la gente acudía con entusiasmo a las maratones de cine de terror de los viernes noche, donde te ponían tres o cuatro películas sin interrupción. Algo así como un mini-festival de Sitges. Eran otros tiempos, y en ellos el cine de terror tenía una audiencia muy definida. Era normal ver una cola de media hora o más para ver la última entrega de Viernes 13 o incluso una serie B italiana.

Hace apenas unas semanas que fui a ver el remake de Evil Dead y en la sala éramos seis personas. Los tiempos han cambiado mucho y el cine de terror en las salas cinematográficas está prácticamente muerto. Los videoclubs están en desuso y las películas de terror llegan en cuentagotas… las que llegan, que muchas ni siquiera lo hacen. Internet se ha apoderado de la parcela dejada por cines y videoclubs que, a medida que los tiempos fructíferos han cambiado a peor, han abandonado aquel que en su día fue un género en auge. Ahora se acude a la importación, a la compra internauta para buscar esos títulos que no nos llegan, y a esas otras prácticas de las que no es menester hablar ni aquí, ni ahora.

Lo mejor: Que exista.

Lo peor: No haberla visto nunca.


The Devil Inside

¡Exagerados!

The Devil Inside

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:

The Devil Inside

The Devil Inside se estrenó en los Estados Unidos recaudando unos sorprendentes 33 millones de dólares en el primer fin de semana. Sin embargo, los posteriores descensos fueron tan agudos que el total se plantó en unos, aún así excelentes, 54 millones. Hablamos de una producción de 1 mísero millón de dólares, lo que viene a ser la mitad de la media presupuestaria de, por ejemplo, nuestro cine español. En todo el mundo su total asciende a 101 millones ¿Un exitazo, verdad? Si nos ceñimos a lo económico, no cabe duda. Pero, ¿qué se ha dicho sobre ella? Aquí la suerte da un giro radical. Y es que, no pocos la han escupido, odiado e insultado. Muchos aseguraron que se trataba de la peor película de los últimos años, y muchos otros se sintieron estafados. En IMDB tiene una media de 3,9 mientras que en Filmaffinity no llega a 3,5. En Rottentomatoes únicamente se encontraron un 7% de valoraciones positivas de los críticos, mientras que en Metacritic un 18% dijeron algo bueno. Por todo esto, el aquí firmante comenzó el visionado con las peores expectativas, dispuesto a verla y, justo después, ponerla verde en la reseña que tenéis ante vuestros ojos. La cosa es que…

¿Realmente es tan mala?

Sinceramente, no. Lo que le ha ocurrido a The Devil Inside es el efecto “bola de nieve”. A veces ocurre para bien, y otras veces para mal. Aquí se da el segundo caso. Os pondré un ejemplo: cuando se estrenó El bosque (2004), muchos, entre la crítica y también entre algunos sectores del público, le tenían ganas a su director, M. Night Shyamalan. Estaban esperando que con la siguiente película la cagase y saliera derrotado de una vez por todas. El ser humano es así. Pues bien, la crítica, efectivamente, se cebó con ella. Incomprensiblemente (pues es una producción con factura impecable, buenas interpretaciones, dirección llena de detalles de calidad, banda sonora que pone los pelos como escarpias y guión, no sobresaliente, pero sí interesante) muchos afirmaron sin rubor que se trataba de la peor película del año. El público siguió la bola de nieve. Las opiniones negativas, cercanas al odio, crecían a ritmo vertiginoso. Parecía que la gente iba a verla para criticar, y si no seguías el rollo eras raro o no entendías. ¿No había ese año doscientas películas objetivamente peores que El bosque a las que nadie odiaba? Desde luego, pero eso es lo que pasó.

Lo mejor: Los exorcismos.

Lo peor: El desenlace.


The Possession (El Origen del Mal)

Más espíritus basados en hechos reales

The Possession (El Origen del Mal)

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

The Possession (El Origen del Mal)

Damos un paso atrás. Regresamos a la valoración genérica de la película que reseñamos. En realidad planteamos un híbrido que incluye cuatro termómetros que serán siempre fijos (terror, diversión, originalidad y gore) y una puntuación final sobre una escala de 5. Espero que os guste.

Clyde (Jeffrey Dean Morgan) compra a su hija Em (Natasha Calis) una caja de madera en el mercadillo de un vecino que dice estar a punto de mudarse. Ignora que,en realidad, ese hombre quiere librarse cuanto antes de la caja porque, quien la abre, libera a un peligroso espíritu…

“El Origen del Mal” es otra película más de posesiones que asegura estar basada en hechos reales. También, es otra película más de posesiones, con todos los tópicos sobre el tema y pocas, o ninguna, sorpresa. Realmente, da hasta rabia que, bajo la fachada de una obra seria y con cierta dignidad, siga estrenándose, año tras año, la misma película de siempre. Apoyándose en la solvencia, y esto sí es innegable, de un elenco encabezado por el gran Jeffrey Dean Morgan y Kira Sedgwick, nos adentramos en la historia de una familia disfuncional en la que los padres, los dos actores mencionados, se alternan a sus hijas durante la semana. Ella, la madre, es estricta y obsesiva; él es un poco más dejado. La situación acaba repercutiendo en las hijas, de manera que, cuando el espíritu empieza a actuar sobre la pequeña Em, nadie le da más importancia más allá de un cambio de comportamiento motivado por su situación familiar.

Lo mejor: Jeffrey Dean Morgan.

Lo peor: Es tópica y los sustos son de audio.


Devil Seed

Posesión de sobremesa

Devil Seed

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Devil Seed

Alexandra es una estudiante universitaria que inicia el semestre en una casa alquilada con otras dos compañeras. Una noche de copas, se mete por casualidad en la consulta de un médium, sin saber que la persigue un espíritu demoniaco con aviesas intenciones. El contacto con el mundo sobrenatural abre un canal para que el demonio la posea comenzando una historia de horror que llevará a Alex a luchar por su alma contras las fuerzas del más allá.

Una cinta que ha ido cambiando ostensiblemente de nombre a lo largo de su recorrido por diferentes de países ya debería escamarnos. En este caso tenemos una Devil Seed que originalmente se llamó The Darkness cuando se terminó su producción en su Canadá natal, para acabar siendo conocida en Inglaterra como The Devil in Me, donde se estrenó en DVD en primer término intentado provocar cierta confusión premeditada (¿The Devil Inside?). Precisamente esta es la versión que reseñamos, un parco DVD de bonito diseño que no viene acompañado por ningún extra, siquiera subtítulos en inglés. Ahora, el 7 de agosto, ya ha salido a la luz en Estados Unidos y, más vergonzante, en Canadá, país del que proviene esta producción. Si la edición americana lleva contenidos adicionales de interés lo desconozco.

Lo mejor: Seguidores hasta el cuello de las películas de posesiones y exorcismos.

Lo peor: Nada.