Sobrenatural

Maligno

...pero simpático.

Has filtrado por categoría: Sobrenatural

Son

El niño, la madre y la secta satánica

Son

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Son

La referencia más cercana a la película que reseñamos en estos párrafos me viene de la literatura. Concretamente de los best-seller de Dean R, Koontz. No es que todos los libros de este autor sean iguales ni mucho menos; pero sí que existe toda una colección de títulos cortados a patrón, que marcan un camino del que “Son” sigue la estela. Son esas novelas de persecución a un individuo al que nadie cree y que de pronto cuenta con un aliado para enfrentarse a una fuerza, en una batalla tan desigual que se antoja imposible de ganar. Para aquellos que quieran aventurarse a estas historias, hablamos de novelas como “Los servidores del crepúsculo”, “Los ojos de la oscuridad”, “Víctimas”, “Extraños” o “Mirada ciega”. “Son” es una película de huida construida en torno a una letal relación Madre-hijo.

Laura (Andi Matichak) trata de sacar adelante su casa y a su pequeño David (Luke David Blumm) ella sola. Como toda madre soltera de cine, se sacrifica para que no falte de nada y pone por delante de cualquier otra consideración el bienestar de su pequeño. Una noche, al entrar en la habitación del crio, se la encuentra llena de desconocidos. Incapaz de resistirse al espanto que siente, huye despavorida. Al regresar todo parece haber sido una pesadilla, pero este acontecimiento coincide con una extraña enfermedad en el menor. Laura se agarra entonces a la incipiente amistad con un policía (Emile Hirsch) en busca de un aliado. Mientras, los síntomas de David toman un giro inesperado que obliga a madre e hijo a una incierta huida.

Lo mejor: Buena interpretación de su protagonista y un tono de terror serio.

Lo peor: Se ve venir todo desde lejos y no aporta grandes novedades.


The toll

El bosque Moebius

The toll

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The toll

The toll se ajusta a lo que busca un espectador cuando se anima a ver una cinta de miedo: que te metan un par de sustos potentes, que se cree una atmósfera malsana y que te mantengan intrigado, a ser posible todo el metraje. Lo hace con una pareja en un coche perdida en un bosque eterno que, como una cinta de Moebius, gira sobre sí mismo sin tener fin. La película gozó de muy buena acogida en el Festival de Sitges, principalmente porque sin demasiados trucos contiene una primera parte muy inquietante... después pierde enteros, aunque os lo cuento en otro párrafo.

Cami (Jordan Hayes) acaba de aterrizar en Minesota para visitar a su padre que vive en una granja en medio de ninguna parte. Es medianoche y para llegar hasta su destino decide tomar un Uber. La recoge Spencer (Max Topplin) un conductor con muy pocas dotes sociales, que cuanto más habla con ella peor impresión le causa. Cuando la cosa no podía empeorar, el coche se estropea en el corazón de un frondoso bosque del que aparentemente no pueden salir.

Lo mejor: Puro cine de género con momentos inquietantes. La idea de "The toll man" es potente y merece una secuela.

Lo peor: Engaña al espectador de forma algo farrullera y pese a su corta duración roza lo reiterativo.


Retorno desde la quinta dimensión

La tontuna hecha cine

Retorno desde la quinta dimensión

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Retorno desde la quinta dimensión

Ver al amigo Bob Rock por estos lares me hizo recordar sus interminables y muy divertidas reseñas de cine malo, con títulos que no sé ni cómo osaba darles al play. Yo no tengo su gracia, pero películas malas, para mi pesar, me trago un rato. Saber que es padre y que a todo ese cine tendrá que sumar en nada toneladas de episodios de Pocoyo y Bob esponja, me ha animado a escribir sobre esta divertida caspa movie con un embarazo (ectópico) bien curioso. Va por usted maestro.

Karen (Susan Strasberg) se ha notado un incómodo bulto en la espalda que no para de crecer. Cuando acude al médico, este se queda sorprendido de las extrañas similitudes del grano con lo que sería un feto. Preocupada, la protagonista recurre a su antiguo novio (Tony Curtis) en busca de apoyo. Éste es un ocultista, con mucho de timador, que empieza a notar algo sobrenatural en todo este asunto. Mientras la ciencia trata, con poco éxito, de extirpar lo que sea que está creciendo en su amiga, Este Rappel empieza a buscar respuestas en el más allá, descubriendo que en la espada de su ex está creciendo un poderoso hechicero llamado Misquamacus. Ni la doctora Pimple popper podrá extirpar semejante punto negro.

Lo mejor: La escena de la sesión de espiritismo, ver a buenos actores en papeles dignos de serie B y la presencia de Burguess Meredith.

Lo peor: En un determinado momento el guion pierde los papeles.


The dark and the wicked

La maldad no tiene forma.

The dark and the wicked

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

The dark and the wicked

Considerada por los lectores de esta web la mejor película de terror del pasado año. Proyectada en Sitges. Donde se llevó, además de una mención especial para su actriz protagonista (Marin Ireland) y un premio a la fotografía, la mayor ovación que las mascarillas y el aforo reducido podían proporcionar. Llega el momento de reseñar esta magnífica película de terror cien por cien escalofriante. Mucha gente critica que el cine de género se está mestizando. Que, al mezclarse con dramas, tener moralejas en sus historias y tratar de contentar al público más amplio, ha perdido esa pretensión de conectarnos con el placer atávico que se esconde tras el escalofrío; con la recompensa a modo de endorfinas, que sentimos al calmarnos tras un susto o al terminar una cinta que nos aterra y haber sobrevivido a ella. Pues bien, para todos los que añoran ese terror que, como el chocolate y los besos, cuanto más negro más delicioso, The dark and the wicked es el producto que buscaban.

Al igual que otra de las aclamadas el pasado año: Relic, la película nos presenta a una familia: en esta ocasión dos hijos y sus padres, en el terrible proceso de la despedida, ante la inminente llegada de la muerte del más anciano de ellos. El regreso al hogar de los hijos no puede empezar de peor manera: su madre les avisa del error que cometen quedándose. Pronto una presencia demoníaca irá tornándose cada vez más letal en torno a los que osen acercarse a la propiedad.

Lo mejor: Terror serio que nos encanta. Su gran atmósfera y sus buenas interpretaciones.

Lo peor: Algunos sustos gratuitos metidos en secuencias de sueños recurrentes.


Post Mortem

Cadáveres movidos

Post Mortem

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Post Mortem

Pocas películas de Sitges me sorprendieron tanto y me causaron tanta tensión y escalofríos como la polaca “Post Mortem”. Por eso me sorprendió mucho que se polarizasen tanto las opiniones a su salida del cine. La mitad, entre los que me incluyo, opinábamos que era todo un espectáculo de truculencia y sobresaltos, desatado y sumamente simpático. La otra mitad, que era un experimento fallido que trataba de crear la típica montaña rusa de sustos del cine norteamericano en una trama que dejaba de funcionar en su tercio final; vamos lo que se dice un ladrillo. Como suele pasar en estos casos, una parte es incapaz de ver las virtudes o los defectos que aprecia la otra. Pero en lo que casi todos coincidimos, era en que osada lo era un rato. A mí me fascinó pues, si hay algo que me produce malestar y mal rollo son los muertos. No los zombis, ni los vampiros, sino los cadáveres cuando están pálidos y quietos. Es esa inquietud, que produce lo que antes estaba lleno de vida y ahora permanece inerte y frío pero en apariencia podría despertar, de donde tira esta cinta para ponerte hasta el último pelo del cogote de punta.

La película nos sitúa en Europa recién acaba de finalizar la primera guerra mundial. Hungría es un país deprimido donde se amontonan no sólo los cuerpos que ha dejado la contienda, sino también todas las víctimas que se ha cobrado la pandemia de la gripe española. Tomás es un fotógrafo que recorre las aldeas ofreciendo sus servicios de imagen post-morten (esas estampas antiguas en las que, a modo de último recuerdo, se fotografiaban a los muertos en actitudes y compañía de vivos). Un día entra en su gabinete una niña, que le invita a fotografiar la ingente cantidad de cuerpos que se amontonan en los helados graneros de su aldea. Existe un extraño vínculo entre la pequeña y nuestro protagonista, algo que termina por decantarlo en la decisión de acudir al pueblo. Una vez allí, descubrirá que una fuerza muy oscura y letal ronda a los aldeanos, que se verán sumergidos en una espiral de sucesos inquietantes.

Lo mejor: Inquieta de verdad y con pocas cortapisas.

Lo peor: Su tramo final resulta extenuante.


Willy´s wonderland

Nicolas Caca-Cage

Willy´s wonderland

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Willy´s wonderland

Parece que el actor Nicolas Cage y su representante son los primeros interesados en que su carrera no reflote. El artista se enroca, cada vez con más fuerza, tras proyectos estrambóticos en los que dar rienda suelta a un estilo interpretativo excesivo y forzado, que alguien le ha dicho que le sienta bien. Puede que lo vislumbre como su única forma de regresar a las grandes ligas: puede que esté buscando ese título extraño, que de pronto despunte interés, y le vuelva a colocar en la picota. Pero, tal y como lo veo yo, cada nueva película (si Sion Sono no lo remedia) le hunde un poco más en las arenas movedizas de la mediocridad y le acerca al estrellato crepuscular de Michael Pare, Casper Van Dien, Eric Roberts o Dolf Lungren. Willy´s wonderland es un nuevo clavo para la tapa del ataúd de este actor, más interesado en domar su pelo que en hacer lo propio con su obtusa gestualidad.

En un pequeño pueblo, se encuentra Willy´s wonderland, un vistoso parque de bolas infantil, que vivió momentos grandiosos, hasta que se descubrieron las oscuras prácticas satánicas de sus propietarios. Ahora, que estos han pasado a mejor vida, sus espítirus se esconden dentro de los abandonados muñecos animatrónicos del complejo. Para mantener a raya su letal influencia, los habitantes del pueblo convencen a incautos a pasar una noche en las instalaciones, quedando a su suerte frente a estos muñecos asesinos. Uno de estos sacrificios humanos será un silencioso individuo, adicto a las bebidas energéticas, con varios trastornos obsesivos compulsivos, y muy mala leche, que como os podéis imaginar interpreta Nicolas Cage. Cuando las criaturas se pongan en marcha, éste no sólo tendrá que luchar por su vida, sino que tendrá que proteger también a un grupo de jóvenes que han entrado en el edificio a rescatarle.

Lo mejor: Puede tener gracia verla con amigos y alcohol. Nicolas Cage no habla.

Lo peor: Lo mal planteado que está todo el conjunto.