Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Chernobyl

Chernobyl

el terror se irradia

Chernobyl

Ver ficha completa

  • Título original: Chernobyl
  • Nacionalidad: Estados unidos | Año: 2019
  • Director: Craig Mazin (Creator), Johan Renck
  • Guión: Craig Mazin
  • Intérpretes: Jared Harris, Stellan Skarsgard, Emily Watson, Paul Ritter, Jessie Buckley, Robert Emms
  • Argumento: Recreación de los eventos de la crisis de Chernobyl

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Chernobyl

La miniserie de Craig Mazin (responsable de películas como ‘Scary Movie 3’ o la segunda y tercera parte de ‘Resacón en Las Vegas’) está causando sensación y revolucionando las redes.

Coproducción entre los canales HBO, de Estados Unidos, y Sky de Reino Unido, Chernobyl, reproduce minuto a minuto el accidente de la central nuclear soviética. Un relato conocido y documentado, pero que cuenta con el villano más terrorífico de todos: la estupidez humana.

Ya auguro comentarios a esta reseña criticando que no se trata de una serie de terror, ni de ficción, ni sobrenatural…así que, ¿qué hace esto en Almas??, pues veréis, para mí la respuesta es muy sencilla (más allá de la simple aunque no por ello menos válida de porque nos apetece a los que en ella escribimos), y es que opino que un espectador se puede acojonar vivo con un alienígena, un fantasma o unos zombies, pero en general siempre media un pacto con la película, saber que es ficción. Sin embargo, que un problema político desemboque en una guerra y que esa guerra llegue hasta las últimas consecuencias, una conflagración nuclear, no es tan descabellado. Ya estuvo a punto de suceder en los 60 y todo el mundo tenía en cuenta que en cualquier momento podía acabar su vida de un chispazo. Por esos derroteros iban fenómenos culturales como el punk, con su eslogan No Future, o películas como El planeta de los simios y el género post-apocalíptico.

¿Y qué puede dar más pavor que las consecuencias humanas de una tragedia de esta magnitud y, especialmente, la concatenación de decisiones vergonzosas de la cúpula del Partido Comunista soviético, desde ese primer “la radiación está controlada, no hay riesgo”, hasta la extendida práctica de moldear la verdad según más le conviniese a Moscú?? ¿No produce más escalofríos que cualquier hipótesis paranormal?

Chernobyl no plantea una hipótesis, no hay ningún pacto con el espectador. Solo el relato de una asfixiante realidad que sucedió en Ucrania en abril de 1986.

La serie cuenta con un gran reparto y con una línea de interpretaciones de gran nivel. Un brillantísimo Jared Harris encarna a Valery Legasov, el brillante físico nuclear soviético. Stellan Skarsgård da vida al viceprimer ministro soviético Boris Scherbina, asignado por el Kremlin para liderar la comisión del gobierno en Chernóbil en las horas siguientes al accidente. La evolución de su personaje, de su actitud inicial, y de cómo va entendiendo y asimilando la magnitud de la tragedia está magistralmente reflejada.

Por su parte, Emily Watson interpreta a Ulana Khomyuk, una física nuclear soviética empeñada en resolver el misterio sobre qué llevó al desastre de Chernóbil. Todos los personajes tienen una base real, excepto el de Watson. Esta gran protagonista femenina representa en realidad a la suma de todo el panorama científico en la Unión Soviética que ayudó y apoyó a Legasov. Este es un pequeño guiño de Mazin a las mujeres, dado que en los ochenta era difícil, casi imposible, encontrarse a mujeres en cargos políticos en la Unión Soviética a pesar de que 70% de los médicos y científicos del país eran mujeres. Como dato curioso, jamás una mujer se sentó en la mesa del gobierno de Gorbachov.

Chernobyl arranca en la noche del 26 de abril de 1986. Una pareja que vive en un pequeño piso cerca de Prípiat, la ciudad al norte de Ucrania cercana a Chernóbil, entonces parte de la URSS, está a punto de irse a dormir. De repente, algo les sorprende desde la ventana. A lo lejos se ve una llamarada. Pocos segundos después, una explosión hace retumbar el edificio. Él, que es bombero, se viste rápidamente para desplazarse hasta el lugar. “¿Y si hay sustancias químicas?”, le pregunta su acompañante preocupada. La respuesta es una sonrisa. Y así comenzó el horror: con un sabor a metal impregnado en el aire mezclado con la ignorancia de quienes lo respiraban. Y esa ignorancia, esa angustia, comienza a mezclarse poco a poco con el descubrimiento de la realidad, de la magnitud de la tragedia, la cual poco a poco es descubierta, muy poco a poco asimilada, y más poco a poco aún reconocida por sus responsables.

Legasov se erige como el responsable de hacer consciente al resto de políticos de la magnitud del problema al que se enfrentaban. Porque, si hubiera sido por ellos, ni siquiera se habría evacuado la ciudad de Prípiat para evitar la alerta sobre la Unión Soviética en una era tan dependiente de las demostraciones de poder como la Guerra Fría. Nadie mejor para interpretarle que el actor Jared Harris, una especie de camaleón que ya demostró su valía en series como Mad Men. De hecho, el registro de su actuación aquí en cierto modo se parece algo al que adopta durante la historia de Don Draper: en ambas es alguien que no puede abandonar sus fantasmas internos.

Lo que prevaleció fue la negación, guardar las apariencias y esperar a ver si por algún casual todo ocurría sin que la noticia pasara más allá de la frontera. Pero al final ocurrió, y los soviéticos finalmente no tuvieron más remedio que reconocer los hechos el 28 de abril, dos días después de la explosión.

Mazin se centra es sostener desde la serie la lección de que los hechos pueden negarse, pero que siempre van a estar ahí. Y es que cuando un gobierno o movimiento político empieza a ignorar el conocimiento científico, las verdades dolorosas o las evidencias de la propia naturaleza, lo único que queda es prepararse para el desastre. Una de esas lecciones que no caducan.

Todo en Chernobyl está cuidado al detalle, nada sobra. A lo largo de las cinco entregas que componen la serie hay escenas muy duras, con una gran carga emocional, pero sin embargo la historia consigue no detenerse en el morbo más de lo necesario, que hubiese sido realmente lo fácil. Yo particularmente sólo le pondría un pero, el idioma. Una serie tan bien documentada y escenificada precisaba ser rodada en ruso y ucraniano. El inglés british suena tan fuera de contexto como si Gorbachov apareciera con flequillo, pero oigan, que eso ya son cosas mías.
Desde su estreno, Chernobyl ha ido escalando posiciones en cada uno de sus episodios hasta convertirse en la ficción más valorada de la historia en IMDb, donde en su conjunto tiene una valoración de 9,6 sobre 10 superando así a ficciones tan importantes como ‘Breaking Bad’, que tiene un media de 9,5, y ‘Juego de tronos’, que se encuentra en el 9,4. Es sin duda una de esas producciones con las que de vez en cuando nos sorprenden las televisiones, un producto de grandísima calidad que entre tanta oferta ha sabido, desde el primer capítulo, conectar con el espectador. Excelente a todos los niveles. Disfrútenla tanto como yo.

Chernobyl

Chernobyl

Chernobyl

Lo mejor: la maestría con la que trata y mezcla todos los aspectos del desastre nuclear: ciencia, política y sufrimiento humano. BSO espectacular.

Lo peor: Por ponerle alguna pega, alguna caracterización que resulta un tanto forzada como la de Gorbachov. Y reitero lo del idioma: rodada en ruso sería perfecta.


Vuestros comentarios

1. ago 11, 19:56 | tito jesus

Terrorífica. Una de esas historias que no se olvidan. Parece que a mitad de cada episodio está ya todo contado y no para de crecer en intensidad.

2. ago 12, 16:13 | John Trent

Por ahora, lo mejor que he visto este año, ya sea cine o televisión. No es terror, esto es el género HORROR. Y vaya si te deja poso.

3. ago 13, 00:18 | Vael

Lo mejor de este año, sin ninguna duda. Yo también estoy de acuerdo en lo del idioma, de hecho, mientras la veía me preguntaba por qué no la habían rodado en el idioma original.

4. ago 14, 01:36 | JavierP

Impresionante como crea tensión el conocimiento con el que uno cuenta ante el desconocimiento de los personajes. El contador Geiger crispa los nervios.

5. ago 14, 21:15 | José Armando

Pero por supuesto que esto es lo mejor del año.

Tremenda producción que te pone los pelos de punta, aunque ya conoces la historia no puedes despegarte de la pantalla, y por supuesto que es mucho más efectivo este terror porque es real, como siempre la realidad superando a la ficción, sólo 2 puntos:

1.- Que bueno que no se rodó en su idioma original, eso hubiera sido verdaderamente escalofriante

2.- Aunque todas las historias que hubieran pasado en esa terrible noche pudieran haber sido muy similares, jamás vi que le dieran algún tipo de crédito a la escritora Svetlana Alexievich, la autora del libro Las Voces de Chernobyl, el relato inicial parece calcado del libro.

Saludos de Monterrey México.

6. ago 15, 14:53 | bébete el semen que dejé en el freezer

es ver el primer capitulo y engancharte enseguida, aunque no sepas nada de ese desastre la serie te lo explica muy bien como para que cualquier boludo (como yo) lo entienda y se sorprenda al ver como todos los “capos” creian que no pasaba nada con tal de seguir facturando (la principal fuente de energia de ucrania venia de esa central).

para que se den una idea si esta serie no es de terror, 100 roentgens de radiacion es la dosis letal. (los roentgens es el nombre de los “rayos radiactivos” que largaba la central esta cuando detonó el nucleo del reactor y son los mismos que te llegan cuando te haces rayos x, pero en una medida muy minuscula).

ya sea que una persona estuviese o muy cerca de esa central o muy lejos, esos “rayos radiactivos” te llegaban (viajaban por el aire, llevados por el viento) y segun lo que absorbieras, mas rapido o mas lento te morias por cancer.

SPOILER DE UN DIALOGO DEMOLEDOR EN EL SEGUNDO CAPITULO: (fisico 1) “necesitamos su permiso, señor gorbachov para mandar gente a la central para contener este desastre”
“¿y para que necesita mi permiso? (pregunta gorbachov) “porque moriran en 1 semana” (fisica 2)
(silencio prolongado)
“necesitamos su permiso para matar a 3 personas”.
FIN SPOILER

7. ago 16, 19:02 | Draghann

Pedazo de serie. Quien no la haya visto, ya está tardando…

8. ago 16, 22:52 | unikitty!

serie que produce mas miedo, incomodidad, indefension, tension y mal rollo que cualquier otra pelicula de terror puro que haya visto ultimamente.

nunca me hubiese imaginado tal poder de devastacion que dejo este desastre de chernobyl. es escuchar todo lo que sale de la boca del fisico ese de anteojos y ponerte los pelos de punta.

y la esposa del bombero, que puedo decir… me enterneció tanto amor (brutal todas las escenas de ella y su marido en el capitulo 3).

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.