Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Children of sorrow

Children of sorrow

Planteamientos que no llevan a ningún sitio

children of sorrow

Ver ficha completa

  • Título original: Children of sorrow
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Jourdan McClure
  • Guión: Ryan Finnerty
  • Intérpretes: Hanna Levien, Bill Oberst Jr., Whitney Nielsen
  • Argumento: Para averiguar las verdaderas causas de la muerte de su hermana, Ellen se introducirá en un grupo religioso.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

children of sorrow

El Found Footage no me parece un formato sencillo. Una vez pasado (¿seguro?) el boom inicial, va volviéndose más anquilosado e incómodo, y sólo perduran las propuestas más exigentes. Dos preguntas rara vez tienen una respuesta buena y directa: ¿quién no suelta nunca una cámara?, y ¿para qué se quiere grabar absolutamente todo lo que sucede? A veces, incluso, las respuestas no están mal, pero se dedica tanto tiempo a contestarlas que deja de tener sentido. Por así decirlo, estas preguntas son para el Found Footage como la cobertura en los móviles para los Slasher: algo que hay que solventar, y hay que hacerlo de una manera que no moleste demasiado.

Children of Sorrow ofrece algunas respuestas acertadas. No utiliza mal el formato y, a veces, le sirve para dotar de sentido y hacer avanzar la historia. Otras, se salta a la torera cualquier ley y plantea cuestiones que no responde.

Ellen (Hanna Levien), torturada por la muerte de su hermana, se introduce en un grupo religioso con tintes de secta, con quienes ésta pasó sus últimos días. Es aceptada en el grupo por todo el mundo, y pronto comienza a empaparse de su filosofía: están allí porque la sociedad les ha rechazado, y sólo el padre Simon (Bill Oberst Jr.) les quiere y les otorga fortaleza. Sin embargo, como no podemos dejar de suponer, pronto el cabecilla del grupo, apoyado por su fiel acólita Mary (Whitney Nielsen), reverlarán un fondo más oscuro del que aparentan.

Un cartel al arranque de la función advierte que se trata de un caso real, aunque he sido incapaz de encontrar información sobre el mismo. A continuación, la secuencia prólogo, antes incluso de presentar a Ellen y sus motivos, ya nos desvela que Simon y Mary no son lo que se dice dos angelitos: vemos cómo matan a tiros a un indigente que vivía en la que va a ser el nuevo hogar de su iglesia. Todo un acierto, desde mi punto de vista: suficientes películas y casos reales conocemos ya sobre el tema como para, a estas alturas, a no ser que sea vital para la trama, guardar el secreto de si el líder es un psicópata o no.

Los distintos perfiles de los integrantes del grupo también son un punto a favor de la película: psicológicamente, responden a las víctimas de manual de este tipo de grupos, están encarnados de un modo solvente por un grupo de actores al que no cabe calificar de menos que prometedor, y el guión les insufla y les da la posibilidad de superar el tópico para convertirse en personas. Y, desde luego, si alguien sobresale por encima de todos ellos, es el padre Simon. Bill Oberst aprovecha todos los recursos a su alcance para convertirse en una auténtica pesadilla viviente. Con él, además, el guión de Ryan Finnerty es especialmente generoso, y le dota de situaciones y acciones con un punto psicológico perverso en las que puede mostrarse y desarrollarse toda su maldad.

Y es que, además del solvente elenco de la película, el gran punto fuerte de Children of Sorrow es, sin duda, su descripción de cómo un psicópata de esta calaña consigue imponerse y manipular a un grupo de personas a quienes consigue hacer creer que ha vuelto más fuertes, pero que, definitivamente, ha debilitado. Si esta hubiera sido la guía durante toda la obra, un servidor hubiera terminado de verla con satisfacción, pues es un material que, bien contado, como aquí sucede en ocasiones, se vuelve terriblemente impactante.

Pero, como al propio padre Simon, la película, llegado a un punto, comienza a revelar su lado siniestro. Children of Sorrow se convierte, de repente, en una suerte de torture porn soft (no hay que creerse demasiado esas referencias que recomiendan la película sólo para estómagos fuertes) donde lo que importa es de qué manera va a ser aniquilado el siguiente.

Incluso así, obiviando el primer crimen, el segundo funciona por lo que tiene de sorpresivo. El siguiente pierde un poco de fuelle, porque recurre al mismo mecanismo: el crimen se comete de repente en una situación cotidiana. Y así sigue. En la segunda mitad y, sobre todo, en el tramo final siempre se está buscando el impacto que pille desprevenido al espectador, volviéndose repetitivo antes que soprendente. Además, la maldita cámara en mano genera una serie de preguntas: ¿cómo es posible que veamos parte de las grabaciones del sistema de seguridad del lugar? ¿Por qué no hemos sido testigos del cambio de opinión de Simon sobre un personaje en el tramo final? La respuesta es obvia: responde a la necesidad de un último giro, no a la coherencia. El propio director de la película, Jourdan McClure, parece ser que salió al paso de este tipo de incongruencias alegando que su película no es un Found Footage, pero esto no resuelve ninguno de los problemas.

Lo curioso de estos casos es que desvelan lo frágil que es la construcción de una película. Como digo, la descripción psicológica de la alienación es bastante buena, y los actores sostienen la función con decencia. Además, a la tensión del desarrollo se une que, como espectadores, sabemos que Simon y Mary han cometido en el pasado varios crímenes, y que, por ejemplo, revisan las pertenencias del grupo cuando estos no les ven, o sienten deseos sexuales por algunos de ellos… lo que nos pone más alerta. La sensación de que algo va a acabar estallando es inminente. Sin embargo, todo esto es desaprovechado y no acaba llevando a ningún sitio. Quizás, por ello he intentado ponerlos de relevancia: porque es una lástima que un último acto fallido dé al traste con todo lo conseguido por el camino.

Imágenes de la película

children of sorrow

children of sorrow

children of sorrow

Tráiler

Lo mejor: Bill Oberts Jr.

Lo peor: La segunda mitad.

Vuestros comentarios

1. abr 21, 15:24 | Bob Rock

EL After Dark por sus derroteros habituales…

2. abr 21, 19:47 | Anothink

Pinta interesante, me la apunto.

¿Para cuándo una reseña de “The Den”? Es una cinta francamente curiosa.

3. abr 23, 20:35 | Evildead3

A ver que nos encontramos, tiene buena pinta.

4. abr 24, 22:02 | Anonimo

Es una película mala, con poco argumento y desde mi punto de vista, muy perturbadora

5. abr 26, 11:23 | donnie_darko

Como ya opiné en el primer artículo que se hizo sobre ella corto y pego xD:

6. abr 4, 22:17 | donnie_darko

“El 4 que le ponían en el imdb me decía que me alejara como la peste, y que fuera otra más de metraje encontrado, mockumentary y derivados me hacía echarme más para atrás todavía ya que tengo sobresaturación últimamente.

El caso es que me ha gustado aunque hubiera preferido otro formato para contar la historia, ya que ya no es novedad alguna el realizarlo de este modo. Lo bueno de la película, es que a pesar de como dice Bafometh, hay un salto demasiado grande de comuna feliz a irse todo a tomar por culo, sí que es verdad que hasta ese momento estaba bastante bien llevado el viaje mental al que lleva el cabrón de Bill Oberst a sus “hijos”.

Tarda en arrancar a pesar de que muestra sus cartas nada más empezar, aún así sabes que va a pegar el bombazo en algún momento, y cuando lo hace, al menos a mi me ha pasado, te deja pegado a la pantalla estremecido ante la brutalidad de sus minutos finales.

Yo le elevaría la nota al menos hasta un merecido aprobado justito, un 5,2/10.

A destacar las interpretaciones, que creo que son bastante creíbles, tanto en los momentos en los que se muestran inocentes y confiados, como cuando experimentan su terrible destino.

En su contra, como ya dije al principio, el manido uso del falso metraje que a muchos hastía a estas alturas.”

6. ago 10, 08:34 | Jairo

Acabó de verla por HBO…y sinceramente le doy un 5/10…no me parece mala..pero es una película de verla una vez y listo..no la recomiendo.. Al menos que tengas una media hora haciendo zapping y sólo quieras ver escenas que te ponen atento para que luego tengas que imaginar lo que no se muestra..si hubiese sido más visceral..me hubiese gustado mucho más…Pero eso de cubrir la pantalla con sangre “literalmente” para luego ver siluetas..me aburre mucho

Sin querer parecer un enfermo o algo asi.. Jaja..sólo soy de los que prefieren más gore en las pelis de terror..Saludos!!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.