Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Colonel Panics

Colonel Panics

Shock to the system!!!

 photo CP_Interior_zpsulg3yv04.jpg

Los destinos de dos hombres, uno del pasado y otro del futuro, acaban entrelazados cuando un malévolo virus se expande por el Nivel 4, una experiencia de juego digital que mezcla sueños y realidad.

Ya comenté recientemente mi pasión adolescente por el movimiento “cyberpunk” en la reseña de “Haze”. Vaya, era una época en la que soñaba acostarme con “Aelita” y sustituirme un brazo por taladro hidráulico. Recuerdo con especial cariño las excursiones al vertedero, junto a Los Niños Salvajes, con objeto de recuperar maniquíes en buen estado y adaptarlos a nuestras necesidades “biónico sexuales”. Por supuesto, todos gritábamos “Tetsuo” ante las primeras muestras de óxido sobre nuestra piel. Luego, al tiempo, conocí a Evil Ed, y demás amigos neuromantes, pudiendo expresar nuestros delirios distópicos a ritmo de Billy Idol mientras luchábamos contra las corporaciones por el control del mercado del “Encaje Negro”. Sí, este fallo en mi matriz neuronal me ha proporcionado buenos momentos, y espero que lo siga haciendo cuando “Colonel Panics” la bombardee con sus efectos lisérgicos.

Japón es prodiga tierra en experimentos “cyberpunk”, siempre aberrantes y mejor cuanto menor presupuesto. Obviaré los majestuosos delirios de Tsukamoto, la degradación sexual de Shozin Fukui, los excesos de la “Sushi Typhoon”, la injustamente sobrepasada “Hellevator”, las precursoras “Burst City” y “Death Powder” o la eléctrica “Electric Dragon 80.000 V”. Fuera del anime y el manga, la acción real ha impulsado con fuerza este movimiento contracultural, aparentemente muerto y/o reciclado a día de hoy, hasta “Colonel Panics”, la nueva muestra psicotrópica de lo que el futuro nos depara; esta vez haciendo especial hincapié en los efectos de la realidad virtual sobre una vida corporizada. ¿La versión avanzada de la simpática “Odisea en el tiempo”? No, a juzgar por la corrupta sensualidad de sus imágenes, abogo por una versión incluso más extraña y perversa de “Videodrome”.

Soñar es gratis, ¿no? Mientras lo hago, con Debby Harry como co-protagonista, os dejo con el tráiler del debut de un tal Cho Jinseok, todavía pendiente de fecha de estreno. Estos son los proyectos que uno echa de menos en la filmografía nipona, otrora desafiante, hoy demasiado acomodada en los éxitos del pasado.

Imágenes de la película

 photo CP_Poster_zps1mhualb0.jpg

Vuestros comentarios

1. ago 23, 06:09 | Luna

Como siempre hola Bob, voy a consultar algo que no tiene nada que ver con este post así que pido disculpas. Quería saber si alguien ha tenido la oportunidad de ver Lights out, que venia siendo ultra hypeada por todos, obviamente debido a su corto predecesor que esta muy muy bueno, pero al ser una película de terror comercial pensé que iba a tener mas connotación luego del estreno. Que tal, ya la has visto?
Saludos!!

2. ago 24, 12:23 | Bob Rock

Luna.- No te preocupes, los post los tienes abiertos para comentar y/o preguntar lo que quieras.
Pues Lights Out tendrá una reseña a no mucho tardar a cargo de Joan Lafulla. Un servidor la vio este fin de semana pasada y me ha parecido disfrutable sin más. También influyó, y esto es muy importante, el estar rodeado de gente poco interesada en la película. Era difícil meterse en materia. Fríamente diría que no es mala película pero se acoge demasiado a este nuevo tipo de terror donde veo cierta falta de emoción en los personajes. Demasiado clónico el presentar a una protagonista calco de [ponga aquí cualquier título de la Blumhouse]. Con todo, merece la pena ir al cine, porque en casa este tipo de cintas se quedan en nada.
El logro que le veo es sacarse una historia con cierto trasfondo a partir de un corto sin mucha historia (pero de sorprendente resultado).
Su director tiene buen futuro.

Un saludete!

3. sep 3, 19:08 | Isaac

La opinión de que lo mejor de Japón no está en su cine ‘live action’ es una opinión que comparto. Aún así no pienso perdérmela.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.