Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Comedown

Comedown

Entre bajo su propio riesgo

Comedown

Ver ficha completa

  • Título original: Comedown
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2012
  • Director: Menhaj Huda
  • Guión: Steven Kendall
  • Intérpretes: Jacob Anderson, Adam Deacon, Sophie Stuckey
  • Argumento: Un grupo de amigos entran una noche en un edificio abandonado para instalar una antena, ignorando que, con ellos, hay un peligroso psicópata.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Comedown

Nuestros vecinos franceses e ingleses llevan desde hace unos años teniéndolo claro: las situaciones contemporáneas son también fruto de historias de terror. Desde las revueltas en el extrarradio de París, a los grandes bloques de viviendas sociales inglesas, abandonados a su suerte sin ningún tipo de reforma, galos y británicos han visto la época actual desde los ojos de la imaginación. Lo cierto es que estamos viviendo un momento convulso, y es comprensible que, en situaciones así, la inspiración para las historias provenga del entorno más cercano.

“Comedown” se suma a la lista de películas ambientadas en uno de estos edificios colmena londinenses. Cerrado desde varios años atrás, y con una orden de demolición pendiente que nunca se ejecuta, seis chavales del extrarradio, que además, crecieron en él, se deciden a entrar una noche para instalar una antena en el último piso y poder emitir la sesión de un dj desde una emisora pirata. Ignoran que el edificio abandonado es la base desde la que se mueve y actúa un despiadado asesino.

La primera mitad de la película tiene ciertas pretensiones. Apunta maneras de retrato social de una juventud sin futuro, en un barrio donde apenas hay alternativas legales, así como intenta reflejar, también, una ciudad, Londres, en la que se descuidan las zonas no adineradas. Y lo cierto es que naufraga en casi todos estos ámbitos. Presenta un grupo de adolescentes en el que la originalidad brilla por su ausencia. Repite todos los tópicos que hemos visto una y otra vez en películas de terror: pandilla de descerebrados, donde el único “listo” es el retraído, novia del protagonista embarazada para darle más dramatismo a su relación, impulsivos que serán castigados duramente… Durante cuarenta y cinco minutos, y se dice pronto, las esperanzas son nulas. Nada de lo que va sucediendo es interesante. Ni siquiera, un entorno como el de un edificio abandonado parece estar bien aprovechado, y los intentos de crear tensión son, desde el punto de vista de quien escribe, bastante infructuosos: un rastro de sangre, una silueta que corre en un segundo plano…

Y luego comienzan los asesinatos. La apatía desaparece. Es como si los responsables de la cinta se hubieran visto en la necesidad, o para vender el proyecto o para convencerse a sí mismos, de demostrar que la suya no era una película de asesinatos más. Pero, sí lo es: “Comedown” tiene alma de slasher, y brilla cuando no intenta ser otra cosa. Así pues, tras una primera mitad desesperante y que puede acabar con la paciencia y el interés de cualquiera, viene una segunda parte movidita, apañada, con sustos y gore para satisfacer a los seguidores del género. La mayoría de los asesinatos son bastante decentes, y no hay casi ninguno que sea una muerte rápida o poco explotada. Son escenas bien orquestadas, donde se explota tanto el suspense previo como la violencia y el impacto del crimen en sí. La dirección de Menhaj Huda, y el guión del debutante Steven Kendall se confabulan para usar todos los recursos que durante la primera mitad parecían desconocer, y el asesinato de Jason (Adam Deacon) en las escaleras o el de Kelly (Jessica Barden) son buenos ejemplos de cómo plantear y rodar estas escenas. A todo esto, podemos sumar la figura de un buen psicópata. Su guarida y lo poco que conoceremos de él y su historia pasada están a la altura.

Aún así, a pesar del entusiasmo, que nadie se lleve a engaño: “Comedown” tiene un serio problema de originalidad, y conforme más se adentra en el slasher, más revela su auténtica fuente, que no es otra que The Collector, la apreciable película de Marcus Dunstan que, a su vez, bebía demasiado, obviamente, de “Saw”, aunque destacaba del resto de imitadoras por su excelente sentido del suspense. Si se es capaz de disfrutar de buenos momentos de tensión y algunos crímenes decentes, vale la pena darle una oportunidad a este film; si crees que media película es un peaje muy alto para llegar a lo bueno, y te irrita darte cuenta de que sus responsables hubieran querido hacer “The Collector”, y no lo disimulan demasiado, deberías evitar acercarte a ella.

Imágenes de la película

Comedown

Comedown

Comedown

Tráiler

Lo mejor: La segunda mitad

Lo peor: La primera mitad

Vuestros comentarios

1. may 6, 16:24 | UPIRI

Joder con los edificios estos de Inglaterra. Luego nos quejamos de la diezmilviviendas de Sevilla.

Entre Citadel, Attack de Block, Tower Block y ésta nos dá para un subgenero.

2. may 6, 17:27 | jesus pamplona

Buena reseña Manu. Para mi lo mejor es el tratamiento de la imagen, la fotografía, luz, el aspecto de edificio y en general todo lo que recubre la historia me parecen muy atractivos… pero la historia en sí es muy mala, se ha contado mil veces… y se ha contado mucho mejor…
Os recomiendo “spiderhole” que es del mismo estilo. Tampoco es muy buena pero saca mejor partido a este tipo de slasher en edificio abandonado o cloacas, y lo hace con sólo 4 personajes…

3. may 7, 15:31 | Mr.Joe D'Amato

Esta peli es una más de esta nueva ola de pelis británicas que se encuadran en el llamado “hoodie horror” que se inició en 2008 con Eden Lake y cuya principal característica es la participación de teenagers malotes con estas sudaderas con capucha tan típicas, además de lo que se conoce como Broken Britain, es la mezcla de este decaimiento social y moral de Gran Bretaña con el miedo a estos peligrosos y rabiosos teenagers con sus capuchas. Además de ésta y las que citáis Citadel, Attack de Block, o Tower Block, acordáis también de F, Eden Lake, Heartless o Community dentro del terror, aunque no exclusivo, pues también hay otras como Ill Manors, Harry Brown, The Disappeared, Summer Scars, Outlaw o The Great Ecstasy of Robert Carmichael. Estas torres de edificios son muy típicas en la periferias de las grandes ciudades inglesas y se construyeron en los 50, luego de la Guerra, para sostener el baby boom inmenso que siguió. Por otra parte, esta peli tiene la curiosidad de la dirección de Menhaj Huda, y quien haya visto su Kidulthood, comprenderá su primera parte, sus protagonistas, su ambiente y su forma de rodar. Lo de The Collector, no lo veo igual, porque al final el killer de la peli es un tipo matao de medio pelo, nada comparable a una máquina de matar perfecta como era aquel. A mi me pareción una peli muy entretenida y además sale Adam Deacon, el rapero y uno de los iconos de estas pelis de encapuchaos. Yo le echaría un vistazo también a Community que salió no hace mucho.

4. may 7, 16:50 | jesus pamplona

Mr.Joe D’Amato… ufff!!! “Comunity” se me hizo eterna, y eso que empezó realmente bien, pero termina por ser muy plomiza y repetitiva. Por otro lado felicidades, le das un buen repaso al genero, para mi lo mejor Attack the block, Heartless y Eden Lake.

5. sep 1, 21:20 | MY

Entretenida, vamos que se puede ver sin más pretensión que pasar el ratillo. No está mal.
“Hoodie horror”, nunca lo había oído. Adolescentes cabrones. En ese caso que creo q también me quedo con la fantástica Eden Lake aunque oir capucha es igual a F.
Saludos gente¡¡¡

6. sep 2, 16:46 | Draghann

Mala sin paliativos. Dentro de este ya casi subgénero, es probablemente la peor de cuantas he visto. Tarda un mundo en arrancar y cuando lo hace, descubres que era mejor que no lo hubiera hecho. Personajes anodinos, asesino sin el más mínimo interés y muertes de lo más aburridas y mal ejecutadas. Pues eso, mala y punto.

Un saludo!

7. sep 3, 16:13 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 40/100

No le doy el aprobado porque me parece floja. Draghann tiene mucho razón ¡qué cogno de asesino es ese! ni interés ni historia que contar. Otra cosa que me lleva a los diablos es mostrarnos una banda dura y luego se cagan de miedo al primer sobresalto ¡venga ya! Si hay electricidad para unas cosas las tiene que haber para otras y cuando hay toma general del edificio no se ve nada encendido, ¿eihm? me lo expliquen. Las muertes me han parecido correctas pero no veo mucha planificación y por falta de presupuesto no se ve la escena entera. Las interpretaciones algunas bastante justas y tanto el prota como el más durillo lo hacen de pena. Si juegas con la oscuridad, se un profesional e ilumina algo que si no al final no se ve nada. Creo que le he dado demasiada puntuación aunque la dejaremos porque me parece que está bien ambientada. Recomendable a público poco pero muy poco exigente.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.