Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Crónicas del Festival de Sitges. Días 7 y 8

Crónicas del Festival de Sitges. Días 7 y 8

De muertos pedorros, fantasmas japos... y Miike

festival sitges 2016 photo prevenge_zps1n6fybkm.jpgPrevenge.

A estas alturas del festival, se agradece levantarse algo más tarde para acudir a la sesión de satanismo matutino en la Tramuntana. A Dark Song contaba con muchos elementos para llamar mi atención. Un feeling mumblegore británico muy de mi gusto. Teorización de los rituales más oscuros y un Steve Oram en un papel más que atrayente. Todo ello cocido a fuego lento, gestando una tensión ambiental demasiado malsana como para considerar (como parece que muchos hicieron) que sus fallidos dos minutos finales tiran por tierra todo el trabajo previo. Absolutamente recomendable.

Corriendo como si no hubiera un mañana, nos fuimos al Auditori para un cambio de registro tan loco que pensábamos que nos iba a condicionar el visionado. Pero por suerte, Swiss Army Man, atrapa desde antes siquiera de que aparezca el título en pantalla. Si bien es más que posible que no se trate de la mejor película del festival (tampoco existe una verdad universal para poner tal etiqueta), el premio, desde luego, ha caído en buenas manos. Amén de que se trata de una entrega realmente valiente de cara a una futura distribución, de cara a una peli que esconde mucho más de lo que tanto caca-culo-pedo-pis aparenta.

Ahora sí, merecido descanso para recargar baterías antes de la extenuante Hardcore Henry, que es todo lo que promete ser. Un first person shooter loquísimo y ultra acrobático regido por un guion que más allá de una historia mínimamente elaborada, busca fraccionar la misma en fases crecientes que guían hasta el final boss de turno. Honestidad no le falta. Y como experimentación en pro de la diversión a mí me parece todo un éxito. Sí que es cierto que el exceso de movimiento de la cámara sacará de la película a demasiados, pero si eres capaz de poder con ello, te espera hora y media adrenalina pura.

A nosotros también nos extrañaba que Takashi Miike solo presentase una película en esta edición del festival. Pero a cambio, saber que está rodando su adaptación de Jojo Bizarre en Sitges, a todos nos hizo una ilusión tremenda. Además, la sesión de sus Terraformars no podía empezar mejor. La entrega del premio Máquina del tiempo a Bruce Campbell que precedía a la proyección nos sacó lagrimones de risa. Cada vez que el bueno de Bruce abrió la boca durante el festival, subió el pan. La pobre traductora, posiblemente, dejará su trabajo al día siguiente.

Por lo que se refiere a la película, muchos parecieron no entrar en la mezcla de Power rangers + Dragon Ball futurista que propone Miike. Desde luego es uno de sus trabajos menores y, por desgracia, demasiado impersonal; pero lo entretenido de la propuesta no se lo quita nadie. Por mi parte, solo por ver a las cucarachas culturistas en acción, ya valió la pena.

El viernes, ya con el corazón encogido por que esto estaba a punto de terminar, nos pegamos de nuevo el madrugón para enfrentarnos a la peli polémica de este año. De nuevo el culpable es Nicholas Winding Refn, esta vez con su The Neon Demon. Y la verdad es que yo no soy capaz de entender a qué viene tanto revuelo. La película no se aleja especialmente de lo que ya hizo con Only God Forgives, lo cual no es más que elevar a la enésima potencia su firma, más allá del mero estilo. A mí, personalmente, la película me pareció una pequeña maravilla. Quizás por debajo de la anterior, pero igual de creciente con el paso del tiempo. Además, su acercamiento al terror la hace mucho más disfrutable para los que aquí en Almas nos encontramos.

Tramuntana de nuevo para el debut tras la cámara de la entrañable Alice Lowe, que nos trae una propuesta muy indie spirit con feto prenatal diabólico. Saltando entre el drama y la comedia, el tono más ligero de lo que pudiera parecer cuando uno se da cuenta realmente de que va todo, hacen de Prevenge un trabajo encantador.

Otra propuesta indie que me daba buena vibra y que finalmente terminó por enamorarme fue The Master Cleanse, que a partir de una sola idea consigue ejecutar una historia de nuevo tierna, pero también sólida en su concepto. Construida desde el cariño hacia su pieza central, la influencia de las pelis con bicho de los 80 es más que obvia. Y por ahí llegará al corazón de más de uno. Podríamos decir que se trata de un cambio de enfoque radical de Bad Milo… de lo festivo a lo tierno.

No tuve la suerte de poder estar en el pase de The Raid cuando se proyectó en el festival, pero desde luego el pase en la Tramuntana de Headshot no se quedó corto. Está claro que si a Iko Uwais lo declarasen mañana mismo rey supremo de Indonesia, apenas notaríamos diferencia en el cine del lugar, pues en este apartado ya reina. Ciertamente las hostias (más bien la cámara) de Headshot no llegan al nivel de excelencia de las dos redadas asesinas, pero para compensar, hay un empeño realmente grande en cubrir esa baja con mayores dosis de gore y salvajismo. Una delicia de película, de aquellas que venimos expresamente a vivir a Sitges.

La única vez que pisé este año el Retiro para una maratón fue para quedarme solo a ver la primera de las tres proyecciones de aquella “Nit més freak”. Y es que no sé vosotros, pero yo la oportunidad de ver Sadako vs. Kayako en el retiro a la una de la madrugada no estaba dispuesto a dejarla pasar. Y bien que hice, pues las risas fueron más que sonoras. La peli es un batiburrillo de cutradas tan autoconscientemente trash que la convierten en una pequeña joyita de lo cutre. El tono festivo y lo loquísimo de las situaciones que propone os destrozará las manos a base de aplausos si entráis en su juego.

Imágenes de la película

festival sitges 2016 photo darksongreview_zps0asjlhgh.jpgDark Song.

festival sitges 2016 photo Terraformars_zps90rt9wcy.jpgTerraformars.

festival sitges 2016 photo master_zpsizp2ppah.jpgThe Master Cleanse.

Vuestros comentarios

1. oct 19, 03:13 | Arconte

La única que vi, bajada, claro, es el Terraformars de Miike. Si, por un lado muy impersonal y por otro no me pareció muy interesante el material de base, medio ridículo por momentos. Siendo fana de Miike y habiendo superado las, mínimo, cuarenta películas suyas vistas, no me entusiasman mucho sus ultimas producciones….

2. oct 31, 20:23 | Mr Zombie

Con Terraformars es complicadillo de disfrutar, no es el Miike nuevamente que prefiero, aunque esta no esta mal. Con Titus seguro que no me pondria de acuerdo con lo de The neon demon, es cuestion de gustos, mola eso de que solo a uno le guste algo que nadie mas defiende, es curioso.

Prevenge no me interesa mucho, la de Kayako y sadako es la asiatica del año que menos me interesa y en cuanto a la de los Mo brothers, pues ya se vera. Es que a mi The Raid me parece casi una obra maestra, asi que …mejor cuando llegue el dia..

Un saludo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.