Estás aquí: Página de inicio » Relatos de terror » Curiosidad

Curiosidad

Los ojos del asesino

curiosidadLa gente me suele preguntar “¿cómo aguantas tener que estar viendo con esos ojos?”,”¿cómo se puede vivir sin poder arrancarse la cabeza?” ¿Mi cabeza!. La cabeza no tiene nada que ver gilipollas, la respuesta es CURIOSIDAD, y la curiosidad es lo que nos hace humanos, porque creo firmemente que los sentimientos son una característica no distintiva del hombre, ¿acaso la fidelidad no es un sentimiento?, es más, ¿no es la fidelidad un gran valor?. Pues fieles son los perros, mucho más fieles que los Pablos, Marias, Pedros y Juanas de los que está plagado el planeta. Pues concluyendo que los perros son mejores que nosotros porque sus “sentimientos” están más arraigados, sólo podemos ser seres especialmente únicos si superamos a cualquier otro ser con una característica propia, un algo que nos diferencie de las rocas, los animalillos, los insectos, de la jodida naturaleza, y eso es nuestra innata curiosidad, curiosidad por todo. Desde el instante en que abrimos los ojos, la curiosidad rige nuestras vidas, y como un cáncer malignos, va creciendo dentro de nosotros, nos puede, nos supera y poco a poco nos va matando.

Eso es, simplemente, lo que me ha pasado a mí, y en vez de luchar, me he rendido a la curiosidad más pura y genuina.

La curiosidad malsana es el camino más corto hacia mi propio fin, algo que obviamente he buscado sin parar, porque parece que uno se da cuenta de que está muerto cuando ya no oye al de al lado que se lo dice, y yo que siempre he estado muerto, no he tenido a nadie al lado para asustarme, así que sin nadie que te asuste, pierdes el miedo y sin miedo, prácticamente caminas agonizando por la vida. Pero mi curiosidad era fuerte y me obligaba a no rendirme, la muy hija de puta me pinchaba, me laceraba la cabeza cada vez que me despistaba hasta que encontré el camino, la forma de ser más fuerte que ella.

Por aquel entonces mis ojos estaban viejos y cansado, ya había visto demasiado demasiadas veces, todo era sistemático: naces, creces, te ríes, sigues creciendo, lloras, maldices el día en que naciste y si tienes suerte, mueres, si no, sigues teniendo la curiosidad de saber qué pasará.

Pensé en suicidarme para ver cómo era mi muerte, pero, ¿y si no llegaba a verla por completo? Vaya pérdida completa de tiempo…De todas formas, lo intenté alguna vez y me desmayaba con facilidad, por lo que me perdía lo que ocurría en esos momentos a mi alrededor, y aunque luego me lo contaran, definitivamente no era lo mismo.

La solución era ver morir, pero hasta el momento, no había coincidido con nadie moribundo.
Decidido y muerto de curiosidad, busqué la coincidencia y ¡zas!, la coincidencia me citó en un callejón donde “casualmente” un vagabundo estaba matando a otro, y bueno, ya que estaba allí, pues lo mejor que podía hacer era animar un poco para que la muerte fuera un poco más rápida y yo pudiera ver enseguida qué pasa en ele instante en que dejas la vida y te encuentras con la muerte.

El vagabundo más joven estaba moliendo a palos al otro, ”ya le debe quedar poco”, pensé, pero tardó dos o tres minutos más en dejar de defenderse, “¡Dale, dale”, gritaba yo ansioso por ver el desenlace. Cuando el viejo cayó al suelo y dejó de moverse, le pegué un empujón al más joven para que se apartara, quería ver sus ojos, sus pupilas, la expresividad de su cara, algo que diera por satisfecha mi curiosidad, pero no encontré nada. ”Bueno, quizás es que no miré bien…”
Recé y recé por encontrar otra vez la muerte frente a mí, claro, siempre que fuera la muerte de otro. Vi un par de tipos más morir, pero nada, ninguno dejaba señal, y pronto me vi azuzando a la gente para que matara delante de mí, pero las personas son bastante reacias a dejar que un desconocido les observe en un acto tan íntimo, así que pronto me gané la fama de mirón hijo de puta, pero no me importa, ése es el destino de todos nosotros, la curiosidad es más fuerte que la moral.

Una vez un yonqui me dijo que si quería ver morir de verdad, tenía que ser yo el que matara, ¡pero bueno…!, ¿por quién me tomó?, YO NO SOY UNA ASESINO, yo solo soy los ojos del asesino.
Supongo que estoy demasiado condicionado y creo que la muerte viste de negro y porta una guadaña afilada y hasta que no vea esta imagen, no quedaré complacido. A lo mejor ya he visto a la muerte porque esta mañana me miré en el espejo, a lo mejor yo mismo soy la muerte porque mis ojos no ven y sólo imagino que veo.
De cualquier forma sigo siendo una persona curiosa, por lo tanto un deshumanizado ser humano.

Por Alicia Domínguez

Vuestros comentarios

1. jun 4, 14:03 | lady necrophage

Felicidades guapa. Te expresas muy bien. Te veo futuro ahí. Por cierto, mucha razón tienes “un deshumanizado ser humano”, dí que si. Salu2.

2. jun 4, 17:30 | Missterror

Lady Necrophage-Gracias Lady,futuro futuro no creo,pero me divierte.Lo peor que estamos rodeados de los deshumanizados seres humanos.

Saludos

3. jun 26, 12:41 | Bob rock

Hola Alicia.

Sin entrar en otros detalles que no tienen nada que ver con tu historia, de los cuales ya te pondré al día; la misma me ha gustado bastante. Está muy bien usado el leitmotiv narrativo (¿y en cuales de tus relatos no?). Tomas una pequeña perla de iniquidad humana (aunque no piense como el protagonista ¿eh?) y construyes un relato sintético, donde el protagonista salta de la página para asustarnos con esa descarnada frialdad tan realista. Lo cual es siempre chocante y, además, demuestra tus dotes literarias, dado que eres una persona muy optimista y para nada tan oscura como tus personajes. Por otro lado, encuentro que el relato pide más detalles, sé que te gusta escribir rápido y directo pero quedaban tantas cosas por contar. Al menos desde mi ansiedad por entrar más en detalles, pero seguro que hay quien dice que para eso ya disponemos de nuestra imaginación. Otro factor que sería interesante en tus historias, podría ser la inclusión de elementos diferenciadores. Es obvio que te obsesiona la muerte, el sexo y el sufrimiento (¿y a quien no?); pero si incluyeras pinceladas sobrenaturales, otros personajes que diferencien la perspectiva única del narrador ó incluso un humor más pronunciado y festivo (el que sueles usar es tan oscuro que cuesta saber cuando hay un guiño cómico). Si incluyeras todo eso, distribuyendo muy bien, como tu sabes, estas dosis en tus diferentes escritos, ampliando la extensión de los mismos (insisto que se me hacen breves tus cuentos); tendríamos obritas que perdurarían para siempre en el tiempo. Sinceramente pienso que tus relatos tienen una calidad en el uso del lenguaje envidiable. Claro que si escuchas a este loco…¡dejarás de escribir con tu estilo! Y eso sí que no.

Si te comento todas estas cosas es porque siento que en tus escritos hay una enorme potencialidad para el splatterpunk (un género que nadie en España ha querido nunca enarbolarlo como bandera), tu escritura es perfecta para esas historias hiperviolentas, donde el erotismo, la estupidez humana y los cuajarones de sangre; tienen una dimensión tan extrema que resultan dolorosamente reales. Y por pedir que no quede ¿verdad? Estaría bien poder leer a la carta.

Bueno, lo que si te pido de rodillas es que te prodigues más en tus historias. Es una forma de comunicarse también, al fin y al cabo. Ya sabes que no soy muy dado a escribir correos, pero siempre estaré aquí para disfrutar de tu escritura y dedicarte unos párrafos inconexos.

Un abrazo y cuídate mucho.

4. jun 27, 08:00 | Missterror

Bob Rock-Gracias Bob,gracias por tus sabios consejos (que me veo totalmente incapaz de seguir),gracias por todo lo que me dices,gracias por pensar que podría hacer splatterpunk (creo que te excedes en los halagos…ojalá fuera así) y gracias por dedicarme estos párrafos inconexos.

Una abrazo fuerte, y tienes toda la razón del mundo,ésta es otra forma de comunicarse también y conocerse.

5. sep 23, 17:42 | Darth Clarius

Hola Alicia

Tan solo ayer descubrí www.almasoscuras.com y realmente estoy encantado con lo que encontré, buenas recomendaciones y buenas reseñas tanto de libros y películas, así como buenos relatos

En lo particular me gustó tu estilo en este “Los ojos del asesino”, está bien estructurado aunque perfectible (como todos nosotros), con una trama interesante sin meterte en rollos ni complicaciones, le das entrada y salida a tus personajes y argumentos cómodamente aunque redundas un poquito. No abusas de ríos de sangre para hacer un buen relato

No soy quién para hacerte recomendaciones, sólo te comparto que me ha ayudado mucho en mi profesión y en ocasionales intentos amateurs usar herramientas retóricas para elaborar discursos

Felicidades y gracias

6. sep 23, 19:21 | MIssterror

Darth Clarius-Lo primero de todo,te doy la bienvenida a Almas Oscuras,espero que nos visites a menudo.

Lo segundo,gracias por tu consejo.Lo tendré en cuenta para los siguiente relatos.Admito que me es muy difícil pensar en lo que escribo y darle forma de una manera correcta,lo mío es una especie de escritura automática en la que no me paro a corregir nada (probablemente un gran error),pero así es como me gusta.

Me hace ilusión que precisamente te guste este relato porque no abuso de rios de sangre.Si lees otros relatos míos aquí en Almas,verás que es la sangre lo que me fascina,así que no deja de ser curioso para mí,que sea éste el que te guste.

POr lo que escribes intuyo que tu profesión está relacionada de algún modo con el mundo de la literatura,así que en ese aspecto,te felicito yo a tí.

Gracias.

7. sep 23, 19:26 | Almas Oscuras

Darth Clarius – Bienvenido a Almas Oscuras Darth Clarius.

saludos

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.