Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Curve (La curva de la muerte)

Curve (La curva de la muerte)

Si no fuera por el puñetero asesino...

curve

Ver ficha completa

  • Título original: Curve
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Iain Softley
  • Guión: Kimberly Lofstrom Johnson, Lee Patterson
  • Intérpretes: Julianne Hough, Teddy Sears, Madalyn Horcher
  • Argumento: Una joven a punto de casarse recoge a un autoestopista que le acaba de arreglar el coche.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

curve photo crv_1_zps9d2xktwg.jpg

Está todo inventado. O casi todo —dejaremos una puerta abierta a la esperanza—. Colocar a tu protagonista, una atractiva jovencita de ojos azules, atrapada en un reducido espacio de apenas dos metros cuadrados, no es una estrategia que, hoy por hoy, pueda considerarse original o novedosa. Al fin y al cabo el español Rodrigo Cortés ya tuvo el detalle de sepultar al bueno de Ryan Reynolds a dos metros bajo tierra en su genial Buried; mientras que James Franco tuvo la ocasión de experimentar en su propia piel la odisea (real) de un alpinista atrapado en las rocosas y obligado a prescindir de una estimable parte de su anatomía si quería salir con vida de aquel trance —127 horas—. Incluso Adrien Brody se pasó horas en el interior de un coche destrozado en la semidesconocida Wrecked.

Una joven que alberga algunas dudas acerca de su inminente boda viaja sola en coche recorriendo carreteras secundarias. Cuando el coche se avería en mitad de la nada, cuenta con la ayuda de un apuesto autoestopista que logra poner en marcha el automóvil. La joven se dispone a llevar a su rescatador hasta el pueblo más cercano. Pero cuando la verdadera naturaleza del extraño salga a la luz, la joven no dudará en tomar medidas extremas: un volantazo a tiempo y el coche se precipita hacia el fondo de un barranco. Con su pierna atrapada bajo el amasijo de hierros, la joven se convierte en un juguete en manos de un despiadado psicópata.

Iain Softley (Corazón de Tinta, La Llave del Mal), director de Curve —en castellano se le ha añadido el cachondo subtítulo de “La curva de la muerte”… me encanta—, decide mezclar el survival claustrofóbico que se deriva de una protagonista atrapada en el interior de un automóvil siniestrado, con el thriller psicológico que aporta un psicópata con todo a su favor para imponer sus propias reglas en un cruel y macabro juego que establece con su víctima.

La parte de Curve que corresponde al survival está bastante bien resuelta. La actriz Julianne Hough desempeña su labor de manera lo suficientemente convincente como para que el espectador sienta en su propia carne una parte —por ínfima que sea— del dolor y el sufrimiento experimentado por su personaje, una joven atrapada bajo un amasijo de hierros y a merced de un extraño cuyas intenciones, de entrada, no están muy claras. Tanto las situaciones en las que se ve envuelta tras el accidente, como las sucesivas decisiones que va tomando la protagonista en aras a mantenerse con vida, me parecieron creíbles, convincentes… siempre que no seamos excesivamente escrupulosos en este apartado. Disfrutamos de pasajes intensos como el de la rata o de los desesperados intentos de la joven por llamar la atención de algún conductor que pueda salvarla. Son, sin duda alguna, los mejores momentos de Curve.

Pero por desgracia Curve (La curva de la muerte) tiene una doble cara que acaba resultando terriblemente desequilibrada. El argumento del survival no era suficiente. El guión, obra de Kimberly Lofstrom y Lee Patterson, tenía que añadir algún otro elemento, “algo” que pudiera otorgarle a la película su particular hecho distintivo. “Algo” que, supuestamente, la hiciera diferente. Y ese “algo” no es otra cosa que un psicópata asesino interpretado por Teddy Sears, un actor guaperas cuyo rostro aparece en un elevado número de series norteamericanas de televisión. Puede que la idea, en sí misma, de incluir a un asesino en la ecuación de Curve no fuera mala, pero la plasmación de dicha idea es la que finalmente logra, por desgracia, que la película naufrague. Teddy Sears interpreta a uno de los asesinos con menos carisma que un servidor recuerda en mucho tiempo. Y eso que la puesta en escena de su personaje no está nada mal… El momento en el que su personaje abandona las buenas formas y la educación para quitarse, de golpe, la máscara, soltándole a la jovencita un improperio de mil pares de cojones, se cuenta como una de las mejores escenas de la película. Pero a partir de ese momento álgido, su personaje se desmorona convirtiéndose en un auténtico pelele. Un tipo sin sangre ni personalidad que, si no fuera porque la muchacha tiene su pierna atrapada entre los restos de su coche, seguramente iría siempre un par de pasos por detrás de su víctima. Y lo peor de todo es que el guión parece querer hacer justicia con un personaje tan poco atractivo, tan soso, y le reserval al asesino en cuestión un estúpido destino que se resuelve en uno de los tramos finales más previsibles y carentes de fuerza de los últimos tiempos.

Una lástima. Curve (La curva de la muerte) no es una película deleznable. Se puede llegar a tolerar igual que se tolera una “buena” TV Movie durante la sobremesa de un domingo. Pero es una lástima porque el esfuerzo de la joven y prometedora actriz Julianne Hough mercería una mejor recompensa.

Imágenes de la película

curve photo crv_3_zpswrgynesn.jpg

curve photo crv-2_zps2hyn6qlt.jpg

curve photo crv_5_zpsdhksatgu.jpg

Lo mejor: Julianne Hough y la parte del survival.

Lo peor: El asesino.

Vuestros comentarios

1. nov 18, 22:28 | Mr Zombie

Es que Julianne Hought no tiene el encanto de Hanna Hutchinson. Y mira que wrecker es flojilla, pero esta Curve es de ver y olvidar al instante.

2. nov 18, 23:49 | Vael

Totalmente de acuerdo con la reseña. Entretenida y poco mas, al menos cumple y no es un bodrio infumable.

3. nov 19, 22:17 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 50/100

Como bien se apunta podría ser un telefilm de domingo por la tarde pero se ve con agrado y de tirón. Demasiado lait por el psicópata simplón aunque reconoceré que el cambio de bueno a malo me gustó. Aunque la chatunga esté de buen ver no me parece que será el papel estelar en su carrera. Es olvidable rápidamente pero no de las que te arrepientes de haberla visto.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

4. feb 3, 00:47 | MY

Acabo de leer la reseña y no puedo estar más de acuerdo. Qué malo tan malo, la virgen. Pensé que podía ser sólo mi impresión pero vamos, me alegro de que no fueran imaginaciones mías.
Saludos gente.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.