Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Custodia compartida

Custodia compartida

Terror verité

custodia compartida

Ver ficha completa

  • Título original: Jusqu'à la garde
  • Nacionalidad: Francia | Año: 2017
  • Director: Xavier Legrand
  • Guión: Xavier Legrand
  • Intérpretes: Léa Drucker, Denis Menochet, Thomas Gioria
  • Argumento: Una pareja rota acude a los juzgados pugnando por la custodia compartida de su hijo mejor. La sombra de los malos tratos planea sobre el padre...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

 photo custodia_4_zpslgs600xj.jpg

Empezaré diciendo que Custodia compartida no es una película de terror. Carece de sustos, carece de sangre y es, objetivamente, un drama. ¿Qué pinta un drama en una página de cine de terror? Pues que la forma de abordar la problemática que trata es de una intensidad y tensión tan creciente que, al terminar la proyección, toda la sala estaba encogida en sus butacas; aterradas de haber vivido en sus carnes una experiencia que es noticia, día sí y día también, en el mundo en el que estamos.

Una pareja rota acude a los juzgados pugnando por la custodia compartida de su hijo mejor. La sombra de los malos tratos planea sobre el padre que, por otro lado, parece un ciudadano ejemplar. La juez admite la custodia compartida colocando en el epicentro de la crisis al pequeño Julien, que parece aterrado ante la posibilidad de pasar tiempo a solas con su padre.

Si en este momento tienes la muy recomendable intención de acudir al cine a ver esta película, lo mejor es que tu lectura de la reseña se termine aquí. Si, por el contrario, tienes dudas de que este sea tu formato o no te importa demasiado que desvelemos aspectos del film (SIN SPOILERS) puedes seguir leyendo. En cualquier caso trataremos de dejar la trama y su desarrollo lo más virgen posible para vosotros.

El director y actor Xavier Legrand, debuta tras las cámaras con este film que le ha reportado ya varios galardones en festivales como el de San Sebastián y el de Venecia. Lo hace llevando algo tan habitual en nuestra sociedad, como es un divorcio, al borde del cine de terror construyendo una historia, realmente sencilla, en la que la tensión va en un constante aumento hasta aterrizar en una conclusión absolutamente tensa.

La publicidad comenta que la forma de rodar de Legrand se encuentra a medio camino entre Hitchcock y Chabrol y, la verdad, es que es una apreciación que me llegó como espectador. En algunos momentos me recordó a cintas como La ceremonia del francés y en otros, como la persecución en la urbanización o la sensacional escena de la fiesta de cumpleaños, me remitieron al universo de De Palma y del maestro de los maestros. Sumar a las secuencias mencionadas otra brillante donde colocando la cámara en el suelo de un baño público nos cuenta, fuera de campo, toda una historia únicamente viendo los pies del personaje (y funciona de maravilla).

El director también se encarga del guion que, como he comentado, es muy simple en sus situaciones; un acierto que dota de realismo al resultado, centrando toda la atención en la construcción de los personajes. Tiene una primera parte muy suave en la que deja al espectador (como a la jueza de la escena inicial) la decisión de saber quién miente y quién dice la verdad. A partir de ahí va apretando y retorciendo las secuencias para lograr ese clímax tan especial como el que se logra en sus minutos finales.

Mención aparte es la tremenda interpretación de los dos personajes protagonistas. Denis Ménochet interpreta a ese padre del que no sabemos si es un maltratador o no, pero que, por su aspecto físico, deseamos que mejor no lo sea. La riqueza de sus registros interpretativos es tal que logra dotar de alma a un personaje sumamente difícil de abordar. Thomas Gioria, que interpreta al hijo de la pareja, demuestra que su corta edad no es impedimento para ser un gran actor. Léa Drucker, que interpreta a la madre, hace gala también de una excelente capacidad actoral, al igual que Mathilde Auneveux, aunque no tienen la suficiente presencia en la cinta para equipararse a los personajes masculinos.

He procurado no decir nada o casi nada revelador de esta Custodia compartida. Es un drama que trasmite una experiencia sensorial de miedo, de tensión y de congoja. Una cinta en la que hay que dejarse caer y disfrutar del agarrotamiento y la tensión de la que te hace partícipe… No es de terror propiamente dicho, pero cuando estés en el cine y veas que la cosa se va poniendo oscura, mira las caras de los que tengas cerca y después dime ¿es o no una película de miedo?

Imágenes de la película

 photo custodia_1_zpsn19qprqp.jpg

 photo custodia_3_zpskvajdcry.jpg

 photo custodia_5_zpsopdoecla.jpg

Lo mejor: Sus interpretaciones y el miedo que transmite.

Lo peor: Es real como la vida misma.

Vuestros comentarios

1. abr 23, 00:04 | david

puf la veria si no fuera porque huele a propaganda feminazi 100% el autentico horror

2. abr 25, 12:50 | tito jesús

David, no soy muy amigo de la mitad de las propuestas “igualitarias” con las que nos bombardean los políticos en un ejercicio mayoritariamente populista, pero tampoco voy a minimizar la situaciones de injusticia que sufren muchas mujeres… Para nada soy pro “feminacismo” y tampoco creo que la película lo sea. Creo que la cinta refleja una realidad y creo que dibuja con su clarooscuro la personalidad de todos los personajes sin entrar en valoraciones militantes… algo que sí que hacen los espectadores al salir… como tú en tu comentario anterior sin siquiera haberla visto.

3. may 5, 13:19 | Juan

Me ha decepcionado mucho,tras las altas expectativas generadas. Muy lenta,aburridisima,es corta pero se hace larga,muy larga. Hubiera sido ideal como cortometraje de 8 minutos,pero no la veo de terror sino como un mediocre drama.
Se ve que a mí me va más otro tipo de terror.

4. may 5, 20:33 | Yann

A ver si lo adivino: al final el hombre es el malo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.