Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Day of the Dead:Bloodline

Day of the Dead:Bloodline

No, no, no...

Day of the Dead Bloodline Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Day of the Dead, Bloodline
  • Nacionalidad: Bulgaria | Año: 2018
  • Director: Hèctor Hernández Vicens
  • Guión: Mark Tonderai, Lars Jacobson
  • Intérpretes: Sophie Skelton, Johnathon Schaech, Jeff Gum
  • Argumento: El mundo se ha ido a tomar por saco debido a una epidemia zombi. Un bunker lleno de subnormales intentará sobrevivir mientras descubren sorprendidos a un muerto viviente con cierto grado de inteligencia.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

 photo DOD_Interior_zpsn4ahutxt.jpg

Vergüenza. Vergüenza caiga sobre los creadores de esta abominación cinematográfica.

Ruina. Ruina se llame el corcel que lleve hasta las llamas del Infierno a personas capaces de dilapidar ocho millones de dólares Trump para dar a luz este mojón.

Infamia. Infamia ante la exhumación y posterior violación del cadáver de George A. Romero, atreviéndose a profanar sus podridos orificios mediante este remake, si se le puede llamar así, del “Día de los Muertos”.

Dolor. Dolor suministrado en eterna lluvia sobre la cabeza de actores cuya desorientación y balbuceos habla de noches de laca y cocaína a partes iguales.

A nivel argumental lo único destacable es que funciona lo que en su día escribió George Romero, y eso que posteriormente demostró no ser tan genio y figura como pensábamos. Los añadidos en el guión son pura desfachatez.

Una vez declamado el plañido clásico, casi un mantra en esta página, podemos darnos por bienvenidos a “Day of the Dead: Bloodline”. Apenas ha empezado 2018 y ya tenemos firme candidata a peor película de terror del año. Y eso que hablamos de otro largometraje sobre muertos vivientes, sub género donde la mayoría hemos aprendido a refrenar cualquier expectativa. Incluso puede que el aborto perpetrado por Hèctor Hernández Vicens, otro lumbreras agitando la cámara cuando se trata de escenas de seudo acción, encuentre algún defensor, por aquello de mantener cierto nivel de gore gratuito y gastarse algunos cuartos en maquillajes mínimamente visibles. Pero todo lo demás… ¡Ay, todo lo demás! Una eterna maratón de despropósitos que pondrán a prueba la paciencia de cualquier ser humano. Lo que al principio puede ser analizado con cierto humor, de tan lamentables actuaciones siempre surge algún rebuzno al otro lado de la pantalla, a la media hora termina siendo insoportable. En todo caso, esta quemazón puede retransformarse en reto amistoso: quién aguante la película entera se gana una ronda de chupitos pagada por los que abandonen el barco.

Especialmente odioso escuchar declamaciones que parecen leídas o enunciadas por personas que no conocen la lengua inglesa. ¿Qué se haya rodado en Bulgaria tendrá algo que ver? Hago notar que el mejor intérprete de todo el elenco es aquel encarnando al zombi “listo” –curiosamente más inteligente que los atractivos militares pululando a su alrededor–. Johnathon Schaech, o “Max” en el olvidable mundo cinematográfico del film, sabe incluso de la incomodidad de atacar a un niño en pantalla, no arriesgándose a romper las buenas costumbres marcadas por el guión de Mark Tonderai y Lars Jacobson, dos ceporros que son capaces de incluir un prólogo a la magnífica introducción del film original, todo para presentarnos a una protagonista que sólo es una cara bonita y por los pelos. ¿Era necesario dar pie a un mundo perfectamente definido, gracias a los esfuerzos de años atrás, con una fiesta de médicos y enfermeras? Casi, sólo casi, de ridículo se alcanza la genialidad.

De todos modos podríamos ser condescendientes y pensar que, mordisco más o menos, nos hemos acercado a “Day of the Dead: Bloodline” con la única intención de ver personajes patéticos caer a manos de hordas de muertos vivientes, aquí llamados “rottens”, en homenaje al troncho de pollo en malla. ¿Nos conformamos con un poquito de acción salpimentada con sangre y gruñidos, el entretenimiento de aquellos con un encefalograma plano al igual que el de los zombis que pululan por pantalla? ¡Y una mierda! La condescendencia tiene un límite, y la indulgencia con estos desastres debería erradicarse de nuestro recetario como espectadores. Insisto en lo hiriente que resulta el gasto de un dinero que, por lo que vemos en pantalla, no sabemos dónde ha ido a parar. Observo en algunas páginas especializadas bastante holgura ante los truños como puños que nos fuerzan por la garganta, me sorprende la admiración que algunos sienten por “Devil’s Gate”, por nombrar el ejemplo más reciente. Tal fenómeno, quiero pensar, se debe a que en una montaña de excrementos una ciruela en mal estado nos parecería un manjar en caso de hambruna.

Como diría un Jesucristo revolucionario a Lázaro, perfecto representante del aficionado medio al terror actual: “¡Levántate y lucha!”. Precisamente la anécdota bíblica habla de muertos y resurrecciones, colofón ideal para señalar la deriva incomprensible hasta en un subgénero que nació espectacularmente en 1968 con una mano delante y una mano detrás. No son necesarias más palabras.

Imágenes de la película

 photo DOD_1_zpsbedvo1ps.jpg

 photo DOD_2_zpstm1qcat4.jpg

 photo DOD_3_zpsnn4pvp5c.jpg

Lo mejor: Maquillajes pasables y gore festivo.

Lo peor: ¿En serio quieres leerlo?

Vuestros comentarios

1. ene 12, 20:52 | carrido

Decididamente….me quedo con la sensacional versión original del año 1985 de George A. Romero.Lo único que me gusto de esta “versión/perversión” es la protagonista (que no lo hace mal del todo…por la mierda de peli que tiene que interpretar).De todo lo demás sobre este portento cinematográfico mejor no digo nada por que lo que diría seria muy sucio e incorrecto.

2. ene 12, 22:46 | palucrosnier

pobre George A. Romero,estará revolcándose en su tumba.

3. ene 12, 22:59 | Fungoso

Nunca mejor dicho, que asco de pelicula. Me ha hecho mucha gracia el comentario de “Un bunker lleno de subnormales”, que gran verdad…. La escena de infiltración del zombi listo, me dejo “moñeco”…

4. ene 13, 11:22 | BrainDamage

Gracias Bob. Iba a verla este fin de semana pero creo que mejor le voy a dedicar ese tiempo a mirar un buen mojón de los que ando cagando. Parece que se merece más mi tiempo.

5. ene 13, 11:32 | Draghann

Es una aunténtica pena… joder, con lo que me gusta a mi todo lo relacionado con el universo zombie. La tenía “preparada” para verla pero se me acaban de quitar las ganas. En fin, pues nada… !Porca miseria!

6. ene 13, 20:19 | wiman

Olvidas mencionar a la rata digital que aparece en el laboratorio…
Dios, ocho millones de presupuesto y no tenían ni para una rata real?
Ahora en serio, el problema con la película es que se nota que nadie quería estar ahí…
Por lo que me cuentan, ni siquiera el director recordaba que tenia que filmar esta película…
Asumo que ha sido otro ejercicio de blanqueo de dinero…

7. ene 17, 01:45 | Korben

¿Han copiado la escena del mítico “ASí reventeis”?.

Bievenidos a la era de los remakes, precuelas, reboots…

Hace muchos años que el buen cine murió, ahora sólo hay pseudo refritos para aneuronales.

Todo es para esta panda de generación millenial , que no tienen dos dedos de frente y nos terminaran gobernando cuando estemos jubilados…Por diós Trump dale al puto botón rojo ya y evítanos todo este sufrimiento.

Jode que se carguen clásicos como Alien, Bladerunner…pero duele mucho más cuando violan joyas como Cazafantasmas, Desafio Total, Robocop, Posesión Infernal….

El día que hagan un remake de Golpe en la pequeña China renunciaré al cine actual y solo revisionaré clásicos hasta mediados-finales de los 90…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.