Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Dead Birds

Dead Birds

Estos no dicen ni pío

Dead Birds Review

Ver ficha completa

  • Título original: Dead Birds
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2004
  • Director: Alex Turner
  • Guión: Simon Barrett
  • Intérpretes: Henry Thomas, Patrick Fugit, Nicki Aycox
  • Argumento: Una banda de forajidos se refugia tras un golpe en una enorme mansión abandonada que, a lo mejor y sólo a lo mejor, está encantada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo dead_birds_Interior_zpsegzqulmr.jpg

Durante la Guerra de Secesión, una cuadrilla de forajidos se las apañan para robar el apetitoso botín de un banco, pero sorprendidos por una tormenta se refugian a recuperar fuerzas para el largo viaje a México en un caserón deshabitado, el mismo que un moribundo recomendase desde su lecho de muerte. Una vez allí, los fenómenos paranormales se mezclarán con la avaricia de los bandidos para acabar… ¿cómo? Venga, todos a una ¡De forma trágica!

“Dead Birds” (“Gritos de Muerte” en penoso castellano del original, ¡je!) merece cierto foco de atención, más del que obtuvo durante su estreno en 2004, aunque sólo sea por ser uno de los pocos exponentes del “western horror” (o ponedle la etiqueta más conveniente, todos sabemos de qué hablamos) dentro de la industria cinematográfica. Sin embargo, resulta justo reconocer que la ambientación dentro del salvaje oeste que presenta el debut de Alex Turner, cuyo único título posterior de horror sería bastante olvidable (“Red Sands”, 2009), no deja de ser un mero adorno, una cuestión estética prescindible en cierta manera. En semejante situación, la ambientación histórica termina diluyéndose a medida que avanza la cinta, cabe destacar que “Dead Birds” se sitúa bastante por encima de otros títulos modernos de semejantes características, “Gallowwalkers”, “El Maldito Oeste”o “Undead or alive”; tampoco se queda manca frente a obras con más añitos como “House 2” o “Ghost Town”, pero desde luego empalidece, como señalaría el bueno de ATXEIN, enfrentada a “Billy the kid vs Drácula” o “Jesse James Meets Frankenstein’s Daughter”… es lo que tienen los clásicos.

Para más inri, “Dead Birds” no sólo lleva el terror a los años de la Guerra de Secesión, sino que lo hace con la excusa de presentarnos un relato de casas encantadas con reminiscencias góticas, un decidido sesgo de “Tales from the Crypt” (pero claro, se tratan de los comics que recogen las historias más influyentes del horror del siglo XX) y, como loco añadido, una tremenda influencia del j – horror que se cocía durante la época. Esta mezcla funciona de manera intermitente, viviendo sus mejores compases hacia el final del metraje, pero sobre todo dejó muy buen sabor de boca por tratar de forma bastante seria un cuento de fantasmas y maldiciones bien cerrado. Nos alejamos de la comedia y nos adentramos en el terreno del susto, con una dignidad por encima de su escaso presupuesto, de la mano de Simon Barrett, guionista que ha ido escalando posiciones desde este su primer libreto. Aunque se nota la inexperiencia, sobre todo en el tratamiento de unos personajes planos, creo que la filiación de Barrett con el fantástico ya apuntaba maneras, aunque los banales efectismos de sus futuros proyectos (“The Guest”, “V/H/S”, “You’re next”) también se encuentran presentes. Y lo hacen en determinadas escenas macabras donde la tensión no acaba de estar bien construida en pro del puñetazo rápido al estómago del espectador, que termina por ver mermada la capacidad de “Dead Birds” para asustar, también, por un diseño de efectos especiales, cuando menos, de dudosa habilidad.

A pesar de ser o incluso siendo una cita recomendada para los amantes del subgénero de casas encantadas, “Dead Birds” también constata otro hecho muy importante a la hora de valorar el cine que nos tragamos sin ton: la capacidad de resistencia al paso del tiempo. No me refiero a la línea de pensamiento que expresaba en la reciente reseña de “Deathgasm”, no se trata de identificarse según la edad, física o mental, con lo que vemos en pantalla; me refiero al talento de los involucrados en una producción cinematográfica para volver a maravillarnos una vez vista la película. Por ejemplo, cada vez que acudo a las grandes cintas de Hitchcock, Carpenter o Fulci me siento todavía más fascinado por lo que desfila ante mis ojos, incluso uno puede encontrar diferentes matices que conviertan la repetición del visionado en una nueva experiencia. Convenido como el “test del tiempo”, cuando una película que te había encandilado la ves una segunda vez y te aburre, te agota, ¿es una buena obra? No toda creación artística debe jugar a corto plazo, ¿por qué no darle una oportunidad al elemento sorpresa?, pero si enumerásemos películas inmortales, casi de forma general y evitando filias personales, admitiríamos que esos títulos no cansa verlos una y otra vez.
No es el caso de “Dead Birds”, que tras un tercer visionado, el necesario para redactar esta reseña de forma honesta, pierde muchísimos enteros y evidencia una primera mitad lenta como pocas. Así mismo, y como comentaba, el diseño de producción no es tan bueno como me pareció cuando la disfruté en una edición de Sitges, donde la proyectaron a horas intempestivas aprovechando la debilidad de los escasos espectadores que dormitábamos por la sala. Entonces, ¿hace esto a “Dead birds” una película del montón? Quizás lo sería si hubiese estado ambientada en una época más impersonal. La verdad es que tanto ese sabor especial, que estalla en una buenísima y violenta introducción, como esa conclusión inteligente (al menos todo lo que podría parecernos un Guardián de la Cripta tocado con sombrero de ala ancha) reflotan la cinta lo suficiente como para recomendarla si queréis pasar unos cuantos escalofríos baratitos: monstruos deformes, niños que podrían pasar por primos de Toshio, maizales poblados de espantapájaros siniestros…

En cuanto a los actores, sin brillar en demasía, consiguen aguantar el tipo y superar cierta sensación de falsedad para llevar el relato a buen puerto, sobre todo en los escasos momentos de tensión, de los cuales destacaría la llegada a la proverbial mansión encantada, la huida de la casa de los horrores y el descubrimiento de los luctuosos actos que dieron origen a la maldición de la casa – imprescindible la visita a ese sótano hechizado –. Entre el reparto un Henry Thomas que no ha vuelto ser el mismo desde que lo tocó el dedo de E.T. cuando encarnó a Elliot; Nicki Aycox, que ha paseado con no mucha gloria por títulos menores como “Jeepers Creepers 2”o “Seduciendo a un extraño”; Patrick Fugit, un actor que no ha llegado a tocar la fama dentro del cine pero que acumula buenos trabajos para televisión: “Urgencias”, “Full Circle” o “Ourcast”; Muse Watson, cuyo rostro no muy conocido ha estado presente como secundario en infinidad de títulos entre los que destacarían “Austin Powers: La espía que me achuchó” o “Sé lo que hicisteis el último verano”; Mark Boone Junior, otro secundario muy activo y con mejores contrataciones, como “Memento”, “Batman Begins”, “Hijos de la Anarquía” o “Seven”… ya habéis visto que la experiencia del reparto está sobradamente demostrada, lo que se traduce en solidez, que no maestría, durante todo el metraje.

Resumiendo, pese a perder con los años, “Dead Birds” es un estupendo, e infravalorado, añadido para los amantes del cine de casas encantadas. Por ese toque especial que le otorga estar ambientada en la Guerra de Secesión, y por esos destellos fugaces que nos recuerdan que una vez el cine de horror intentaba dar miedo (de mejor o peor manera).
Os emplazo a la próxima y penúltima entrega de esta serie de reseñas sobre casas encantadas, esperemos que no se dilate tanto en el tiempo como la presente. Y lo hago con una invitación abierta a que pidáis alguna película en particular. Es difícil intentar complementar los listados más habituales sobre el subgénero, algo que no es más que la intencionalidad de estas reseñas “especiales”. Sin más, tened cuidado con los edificios donde entráis, son muchos a lo largo del día y puede, aunque sólo sea por probabilidad, que el siguiente este jodidamente encantado. [risa malvada y trastornada que finiquita con lúgubres ecos]

Imágenes de la película

 photo dead_birds_1_zpsrpa0momc.jpg

 photo dead_birds_2_zpsgimdogor.jpg

 photo dead_birds_3_zpslitd2rn6.jpg

Lo mejor: Tramos de su ambientación y una resolución digna del mejor capítulo de "Historias desde la Cripta"

Lo peor: Le cuesta bastante arrancar, los efectos especiales no ayudan a meterse en la trama.

Vuestros comentarios

1. oct 7, 22:41 | Elchinodepelocrespo

La vi hace tiempo y me lo pasé bien, me gustó.

2. oct 7, 23:12 | JMarple

Hola Bob, seguramente me perdí algo entre la cantidad de reseñas que publican. Pero ¿qué es esto del especial de casas encantadas? ¿Está publicado por partes, o la idea es hacer una compilación? Si es por partes, ¿como puedo encontrarlas más fácilmente? Porque el tema de las casa encantadas es, junto con los demonios, lo que más me gusta. Un abrazo

3. oct 7, 23:23 | Bob Rock

Elchinodepelocrespo.- Cuando la vi en Sitges en una maratón quedé prendado, luego me la compré y la vi en casa de unos amigos. Mas reposado, ese segundo visionado me la dejó como una buena película sin más… el tercer visionado en casa , en la oscura soledad, me ha dejado más frío… por si acaso no la volveré a ver ;)
Enhorabuena por tu curro en C****u

JMarple.- Está por partes, y además el compañero Elchinodepelocrespo publicó una estupenda guía que yo he intentado complementar un poquito con lo que me ha ido viniendo en mente… Aquí te dejo los links:

El especial de Elchinodepelocrespo: http://www.almasoscuras.com/las-mejores-peliculas-de-casas-encantadas
Aquí el tag de búsqueda para las reseñas que yo he ido haciendo agrupadas (esta es la octava, y voy a hacer 10): http://www.almasoscuras.com/tag/especial-casas-encantadas/

saludetes!!

4. oct 7, 23:36 | JMarple

muchas gracias Bob! Estoy viendo The Vatican tapes y luego me pongo con esto! Interrumpí un exorcismo por la mitad para ver tu respuesta! jaja qué me dices?

5. oct 8, 00:20 | Elchinodepelocrespo

Gracias por la felicitación, Bob.

Creo que el “Weird western” o “Western horror” o como se llame se presta para una buena serie de artículos, es un tema poco tratado (aunque creo que hay un libro sobre el mismo). Entre las producciones yanquis y las mejicanas hay para hacer un buen listado.

“The borrowers” o “Curse of the undead” son algunas de las que he visto hace poco, aunque si consideramos “Ravenous” como un western, esta es la mejor de todas. Peliculón.

6. oct 8, 20:09 | Bob Rock

JMarple.- ¡Pobres endemoniados! ¿Qué tal Vatican Tapes? Es tan mala como dicen? Que a veces los amantes del género le metemos mucha caña a las producciones comerciales y nos olvidamos de que también son películas válidas… a ver si me animo a verla.

Elchinodepelocrespo.- Llevo años siguiendo tu trabajo, and I like it.

Por Almas Oscuras hay unas cuantas reseñadas, incluso la de Borrowers que es bastante malilla. La que no sé si está reseñada es Exit Humanity... hablando de todo un poco. Nunca lo he visto un género muy curtido dentro del cine. Ahora se está poniendo de moda, sobre todo en asuntos literarios y mezclado con steam o con su santa madre; a mí tanta fusión me estomaga porque suele ser el refugio de los que no se atreven a innovar o a escribir realmente bien un género: “¿Vaqueros y marcianos? ¡Ya no hace falta pensar una historia, solo la mezcla es la bomba!” ¡Puagh! Dame un Hugh B. Cave o un Howard y que se acabe el mundo…

Me cuesta considerar a Ravenous un western, yo creo que es una cinta que va más allá de muchas cosas, de hecho me encanta… y si fuese un western horror (o “lo que sea”) sería el mejor de la historia.

Con el especial, lo que siempre digo: quien lanza la idea tiene que cogerla por las riendas… Yihaaaaa!!

7. oct 8, 21:51 | JMarple

Bob, The Vatican tapes me pareció muy floja, se supone que lo que está ocurriendo es algo realmente de dimensiones apocalípticas, y no tiene más fuerza si estuvieran hipnotizando a una gallina (que no sé como será, pero me imagino que bastante light). Lo único me gustó es la cara de la chica, que tiene cara maligna cuando quiere. Bueno, es mi opinión.

8. oct 8, 23:49 | Rago

Hola Bob.

Aún no completo mi iniciación en esto de las clasificaciones pero si te puedo recomendar unas películas clásicas de Carlos Enrique Taboada. Sobre todo porque me encantaría leer la reseña de estas en Almas obscuras, pero también porque son muy buenas películas:
• Hasta el viento tiene miedo (1968)
• El libro de piedra (1968)

POR FAVOR, pasa de los remakes que son totalmente lamentables. Y si te da la curiosidad checa la filmografía de este hombre que siempre se decantó por el género de terror y lo fantástico. Queda la propuesta.

9. oct 9, 16:35 | Bob Rock

Rago.- Gracias por las recomendaciones. La próxima reseña será “Hasta el viento tiene miedo”. Así damos otra perspectiva sobre las casas encantadas y aireamos un poco el cine mexicano de género, que se lo merece (una de mis películas favoritas antiguas es “Misterios de Ultratumba”).

Un saludo!!!

PD: ¿los remakes? Ni de coña me acerco…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.