Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Delivery

Delivery

Paranormal Paternity

delivery

Ver ficha completa

  • Título original: Delivery
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Brian Netto
  • Guión: Brian Netto, Adam Schindler
  • Intérpretes: Laurel Vail, Danny Barclay, Rob Cobuzio
  • Argumento: Rachell y Kyle han decidido participar en un nuevo reality y compartir la experiencia de su futura paternidad con un equipo de televisión.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

delivery

La saturación del género found footage es cada vez más evidente. Este nuevo sistema de narrar historias es tan asequible para los cineastas con pocos medios como tedioso es, para los aficionados, encontrar constantes repeticiones de un tema sin que, en la mayoría de los casos, se aporte nada nuevo. Ya he perdido la cuenta de la cantidad de cintas que he visto de investigadores que pasan la noche en una casa encantada, o de familias que colocan video vigilancia para ver qué demonios sucede en sus dormitorios, o de grupos de amigos que graban su excursión al campo y terminan registrando sus propias muertes. Y es que cuando un film hace un poco de ruido enseguida aparecen por detrás una legión de tramas similares que aprovechan la ola para lograr cierta repercusión.

Paranormal activity (que a su vez es heredera de la poco conocida Ghostwatch) abrió la veda al horror doméstico en formato doméstico y en sucesivas entregas terminó de auto fagocitar su frescura convirtiéndose en un plagio de ella misma. Pues bien, Delivery sigue la senda de ésta en una cinta de terror de baja intensidad y que asusta más por nuestra propia programación mental que por el terror que tratan de transmitir sus imágenes.

Rachell (Laurel Vail) y Kyle (Danny Barclay) han decidido participar en un nuevo reality y compartir la experiencia de su futura paternidad con un equipo de televisión que va a registrar todos sus pasos a lo largo de los siguientes 9 meses. Desgraciadamente, Rachell falleció en extrañas circunstancias tras dar a luz. El programa ha decidido mostrar los acontecimientos y las sombras que rodearon a esta gestación mediante la emisión de un resumen de los pasos del matrimonio desde el comienzo a su terrible conclusión.

Como comentaba, apenas nada terrorífico asomará la cabeza durante el metraje de Delivery; la mayor parte del tiempo lo pasaremos entre ecografías, barbacoas con amigos, complicaciones en el embarazo, testimonios a cámara, la preparación del nido… Pero poco a poco la atmósfera se enrarecerá con incorporaciones de pensamientos obsesivos de nuestra protagonista, interferencias extrañas en la señal de video, y pesadillas nocturnas. A la noticia inicial del fallecimiento de Rachell se le sumarán estos instantes que dejarán muy a las claras que algo terrible va a suceder.

Si no fuera por las interferencias de video no estaríamos frente a una cinta de terror sino ante un drama sobre la depresión postparto. Nuestro cerebro está programado para empatizar con los recién nacidos y con las madres gestantes. Pensar en bebés y en nacimientos activa rápidamente conexiones cerebrales (zona orbifrontal) que nos animan a proteger y cuidar… así que el pensamiento de peligro en un bebé hace la función contraria (más incluso en las mujeres) y es por ese motivo por el que la cinta funciona bien a pesar de su poco interés fílmico y narrativo. Y explota este peligro con una secuencia, hacia el final, tan impactante que te deja el corazón en un ¡Ay!.

Delivery es técnicamente un film bien rodado, que combina correctamente el aire documental con el video doméstico. Cuenta además con dos actores muy correctos para llevar la historia a buen puerto; así que su mayor problema es un guión que en ningún momento trata de apartarse de esa falsa realidad y que a, su conclusión, tendría que haber cogido más fuerza y saltarse más normas narrativas y visuales en post de una intensidad mayor. En comparación con El heredero del diablo (similar en formato y muy parecida en historia) podemos decir que al menos la que nos ocupa no cae en la estupidez ni en el absurdo y que lleva sus premisas de forma muy correcta hasta su final. En definitiva un film perturbador e inquietante pero nada terrorífico o memorable. Aprueba por los pelos, que tal y como está el panorama no es poco.

Imágenes de la película

delivery

delivery

delivery

Tráiler

Lo mejor: una secuencia de 2 segundos que te deja helado. Buena sensación de realidad.

Lo peor: Demasiado correcta y cotidiana.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.