Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Demon

Demon

Que vivan los novios

demon

Ver ficha completa

  • Título original: Demon
  • Nacionalidad: Polonia | Año: 2015
  • Director: Marcin Wrona
  • Guión: Marcin Wrona, Pawel Maslona
  • Intérpretes: Itay Tiran, Agnieszka Zulewska, Tomasz Shuchardt
  • Argumento: La celebración de una boda se verá marcada por la irrupción de un espíritu diabólico...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

demon photo demon6_zps1cmyhcwy.jpg

Por fin ha llegado el día de la boda. Piotr (Itay Tiran) y Zaneta (Agnieszka Zulewska) van a casarse en una finca de la familia de ella, en Polonia. Piotr acude un par de días antes para encargarse de algunos preparativos. Aunque su relación es buena con Jasny (Tomasz Schuchardt), el hermano de Zaneta, el resto de la familia no parece aceptarle del todo, incluidos los padres de la novia. Sin embargo, no será este el peor contratiempo al que deberá enfrentarse: hay un invitado inesperado, un espíritu con ansias de venganza…

Demon es una película bastante peculiar. Comienza como una película de terror, pero tarda poco en revelar su verdadera identidad, una suerte de comedia gamberra y lúcida que, como bien la describió en su momento Tito Jesús, podría ser la versión paranormal de El Guateque (The Party, 1968, Blake Edwards). Y es que una de las primeras señales de que estás ante una película poco habitual es lo fluida que es la transición del terror a la comedia: en ningún momento chirría, y un servidor pocas veces ha visto que suceda con tanta naturalidad. Tras unos primeros minutos un poco neutros, propios de una película realista, llega la primera noche que pasa Piotr, el novio, en la casa de la finca donde tendrá lugar la celebración. Ahí tiene lugar el primer encuentro con el espíritu, y sucede en clave de terror. Si bien es cierto que se busca que no estalle al cien por cien la tensión, parece evidente que Marcin Wrona, director y guionista, y Pawel Maslona, también guionista, quieren dejar claro que el terror, o el género al menos, son un elemento importante de Demon. Por así decirlo, su estrategia es justo la contraria a Funny Games (Michael Haneke, 1997). Si en aquella estábamos ante una historia de terror absolutamente desprovista de los arquetipos del género, en ésta estamos ante una comedia articulada con todos ellos. En ambos casos, la distancia que consiguen con el material les sirve para conseguir sus objetivos.

El siguiente paso de la película es la celebración en sí de la ceremonia. Ocupa prácticamente la mitad de la cinta, y es en esta situación única, con un par de escenarios en juego (el granero donde se está celebrando la comida, y la casa de la finca), donde se desarrolla el grueso de la acción. Sabiamente, Wrona y Maslona retrasan hasta casi la mitad del metraje el desvelar quién ha sido poseido por el espíritu en cuestión, pero esto no implica que la celebración no vaya torciéndose poco a poco. Y aquí es donde entra de lleno el humor, lo que constituye un auténtico acierto. Este “cambio” de género nos permite, a nosotros como espectadores, y a sus responsables como creadores, tomar algo de distancia con respecto a la situación que se está contando, como hemos mencionado. Y es que, ¿hay realmente otra forma de aproximarse a la locura que es, realmente, una boda, que no sea a través de la comedia? Lamentablemente, o por fortuna en este caso, pocos momentos son tan reveladores sobre la estupidez humana y la absoluta necesidad de los hombres por aparentar y tapar contra viento y marea lo que consideran sus vergüenzas que un enlace matrimonial. Y, en Demon, esta distancia con el material implica que, además, se pueda observar con especial crueldad.

Demon llega, por tanto, a su centro neurálgico: lo absurdo y ridículo de algunas relaciones, tanto sentimentales como familiares. El entorno familiar de Zaneta, la novia, es perfectamente reconocible: un patriarcado en el que la madre, para cubrir las carencias emocionales de su matrimonios, ejerce de relaciones públicas, mientras que el padre está dispuesto a casi todo por ofrecer, ante sus invitados, una imagen perfecta de su familia. Alrededor de ellos, pululan una serie de personajes estereotipados pero entrañables y, alguno, incluso carismático (el médico, por ejemplo), que acaban por conformar una panorámica naturalista sobre lo que se espera y lo que es una boda, con lo bueno y lo malo que ello conlleva. Y esto es, quizás, otro de los aciertos de Demon: es cruel con las celebraciones y las proyecciones que hacen en ellas los novios y las familias de estos, pero también es terriblemente humana y comprensiva. Cómo, pretendiendo no ser realista, pues es una historia de fantasmas, consigue un retrato tan certero y fresco, es un misterio más de la naturaleza de la narración.

Entre el coro de invitados a esta boda, también son bastante significativos Jasny, el hermano de Zaneta, y Ronaldo (Tomasz Zietek), amigo de Jasny. El primero es un pelele en manos de su padre, y ni siquiera lo sabe. El segundo, está enamorado de Zaneta, y parece ver en el enlace su última oportunidad de consumar este sentimiento. Y, frente a ellos, brilla, sobre todo en los primeros minutos, la relación entre Zaneta y Piotr. Ella parece haber conseguido mantenerse al margen de la deriva “perfeccionista” de su familia, y él es un pez fuera del agua en ese entorno. Cómo acaben ambos no es el objeto de esta reseña; pero sí señalar que son lo más parecido a la sensatez en este despropósito.

Como decimos, la celebración de la boda es muy divertida, y más si tenemos en cuenta que se intentará esconder al espíritu como si de un cuñado borracho se tratase, tratando de aparentar que todo va bien. Y, poco a poco, se irá desvelando la intención de este ente. Por ponerle una pega a una función casi impecable, sería esta: son un poco confusos su naturaleza y sus objetivos. Personalmente, no me importó demasiado: había disfrutado tanto del trayecto que me pareció un mal menor que la historia no se cerrase con demasiada claridad, pero sería entendible que para más de uno esto supusiese un impedimento.

Imágenes de la película

demon photo demon1_zpsqmjfgky1.jpg

demon photo demon2_zpsrnqfl2nm.jpg

demon photo demon4_zpszdtgqod6.jpg

Lo mejor: La celebración de la boda.

Lo peor: Cierta confusión a la hora de explicar los motivos del espíritu.

Vuestros comentarios

1. nov 27, 18:32 | tito jesus

Chapó Manu!!!!
Peliculón sumamente divertido e indispensable, una especie de “El guateque” en versión sobrenatural.

2. nov 28, 16:27 | Wiman

Eo
Donde puedo encontrar esta película?
La red es enorme y muchas veces no consigo dar con vuestras recomendaciones…

3. dic 7, 22:13 | Mr Zombie

Tiene muy buena pinta y las ganas de verla siguen presentes. A ver si pronto se puede ver y disfrutar.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.