Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Devil's Playground

Devil's Playground

Los überzombies no nos dan miedo

devils_playground_poster

Ver ficha completa

  • Título original: Devil's Playground
  • Nacionalidad: Inglaterra | Año: 2010
  • Director: Mark McQueen
  • Guión: Bart Ruspoli
  • Intérpretes: MyAnna Buring, Jaime Murray, Danny Dyer
  • Argumento: Londres sucumbe ante el apocalipsis zombie. Cole, un rudo mercenario, se embarca en la peligrosa misión de salvarse del virus que lo transformará en un no-muerto, para ello tendrá que encontrar a la única mujer inmune a la infección

53 |100

Estrellas: 2

devils_Playground_grande

Quiero aclarar que para esta reseña voy a usar indistintamente el término zombie, infectado, no-muerto, etc. Tan solo quería avisar a los más dogmáticos puesto que Devil’s Playground reaviva, más intensamente que otras películas, el cruento debate sobre las preferencias cinéfilas dentro del género zombie. Quede claro que a mi me da igual la velocidad de las hordas de muertos vivientes o si realmente están muertos o no, siempre que la idiosincrasia purulenta de cada cinta funcione correctamente. En este caso, las capacidades atléticas de los infectados nos dejarán con la boca abierta; eso sí, siempre que disfrutemos más con las acrobacias del Parkour que con una amenaza zombie renqueante y algo parapléjica.

Cole, un duro mercenario al servicio de la farmacéutica N-Gen, ha sido infectado con el extraño virus propagado por el propio suplemento energético experimental de la compañía. Esta infección convierte a una simple persona en una bestia de fuerza y agilidad desproporcionadas, cuya única obsesión es comer, comer y comer… carne humana; esparciendo así la pandemia por todo Londres.

Cole busca desesperado, mientras mantiene la infección a raya mediante supresores virales, a Angela, la única superviviente de las pruebas que iniciaron el fin de la ciudad. ¿Encontrará Cole la redención? ¿Qué tienen que decir al respecto los amigos y parientes de Angela? ¿Es el fin de la pérfida Albión? ¿A alguien le importa realmente el destino de Londres?

Así pues, tenemos otra nueva película de zombies, de humanoides sedientos de carne y con el raciocinio abotargado por un hambre inhumana, de la que hoy en día se podría sacar mucho más partido dentro del cine. Al menos es lo primero que uno siente al terminar la casi larga hora y media del debut de Mark Moqueen, uno se cuestiona cómo ha llegado incluso a ganar un premio esta cinta tan convencional. Vale, se trataba del premio al mejor director dentro de los British Horror Award, y reconozco que la dirección es muy acertada para el producto que tenemos entre manos, pero en cuanto a trama ofrece muy poco realmente. ¿Acaso no es criticable esa “docilidad” argumental? ¡Ah! Eso es lo que duele de verdad, una continua repetición de situaciones tópicas, donde lo mejor que podemos decir es que recoge conceptos acertados de otras cintas mayores. Entraría de lleno en la cuestión de los parecidos razonables, aunque sería demasiado sangrante. Baste decir que todo emana un tufillo a la magnífica 28 días después aunque sin la magia de ésta.

El guión del actor Bart Ruspoli, al cual pudimos ver en la infumable Dead Creatures, adolece de ritmo e interés. No dota a los personajes de profundidad ni de carácter, se recrea en el dilema moral que siempre nos han planteado las cintas de zombies: ¿qué hacer con mi amigo/novio/pariente al que acaban de morder unas pútridas criaturas? Sin embargo, y a pesar de que la cuestión siempre aviva nuestra imaginación, se plantea tantas veces y con tan poco pulso, que acaba por provocar el aburrimiento. Tampoco los actores ayudan; claro, ¿qué pueden hacer frente a un guión que los lleva de A hasta B eliminando periódicamente a miembros de su grupo con “mordiditas” y la consiguiente tragedia? Inevitablemente, el dramatismo se va perdiendo a medida que se resuelven sin gracia las muertes de los protagonistas, llegando a un final desabrido, soso y obvio.

Tal vez esperaba un poco más de Craig Fabrass, un tipo duro de medio pelo curtido en televisión y cintas de acción británicas, y de Danny Dyer, muchísimo más acertado en papeles cómicos que dramáticos, véase Doghouse; el cual, y como dato anecdótico, podría hacer de doble en las escenas peligrosas del miembro más destacado de Almas Oscuras. Pero esa es otra historia…
A este bajo nivel actoral, se suma el resto del reparto, con mención especial para algunos extras, los cuales no tienen reparo en mirar a cámara directamente. Esto nos lleva a otros detalles “molestos” de Devil’s Playground y que son los que marcan, al fin y al cabo, la tediosa pauta de una cinta que se ve superada por su propia seriedad y, tal vez, su ambición (no creo que el presupuesto fuese muy holgado).

Contrasta la buena mano detrás de las cámaras por parte de Mcqueen, presumiendo de técnica con algunos planos logrados y una fotografía áspera, frente a la banda sonora cutre-épica-lacrimosa que sobrevuela en casi todas las escenas. ¡Ojala en este aspecto se hubiera parecido más a 28 días después!
También unos maquillajes notables se ven empobrecidos por unos no-muertos, más empeñados en mostrar su agilidad que en provocar el terror del público, y es que la insistencia de intercalar acción frenética porque sí entre momentos dramáticos llega a cansar bastante. Sobre todo, cuando esta acción juega antes con el uso de una cámara epiléptica y una edición violenta, que con verdaderas descargas de adrenalina más desarrolladas: todo ocurre frenéticamente en la pantalla, pero lo triste es que no sucede nada destacable. No basta con presentarnos a unos überzombies y agotar al espectador con sus preciosas piruetas. ¡Esto no provoca miedo! Prefiero mil veces la tensión expectante que se produce dentro de la casa de La Noche de los Muertos Vivientes, a ese uso de Londres como patio de recreo del diablo. Todo muy apocalíptico y urbano, pero falto de emoción. Una ausencia de “cariño” que se hace aún más patente en la desganada introducción de ideas arguméntales para el avance de la historia; como por ejemplo el miedo irracional que sienten los infectados ante el agua, planteamiento expresado banal y, de nuevo volvemos al mismo adjetivo, convencionalmente.

En definitiva, una película que no aporta nada dentro de un género sobreexplotado en la actualidad. Ni siquiera ese entretenimiento descerebrado, tenso y sangriento, que cintas mucho más humildes (i.e. Automaton Transfusion) han sabido plasmar usando tan solo cariño, dedicación y honestidad. Devils Playground semeja una mirada altiva, fría y aburrida al cine de muertos vivientes, que se ha tomado demasiado en serio a si misma. Total, para quedarse en una vulgar explotación de elementos ajenos: Londres, zombies atléticos, el mercenario redimido, el personaje inmune que representa la salvación de la humanidad, el tormento de ver infectado a seres queridos… ¿sigo?.

Aunque al fin y al cabo, todo esto suena muy británico, solo que suena al lado más aburrido y menos cínico de esas extrañas islas, ¿verdad?

Lo mejor: La factura técnica es tan destacable como la agresividad de los infectados. Siendo esta última, otra buena baza para los amantes de la acción "zombie"

Lo peor: Todo es... convencional. De una forma tan aburrida, evidente y exagerada, que cuesta enumerar elementos positivos de valor propio

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Devil’s Playground” en VOSE.

Vuestros comentarios

1. nov 3, 23:48 | Almas Oscuras

Pues es una auténtica lástima. Para un aficionado al género zombi como lo es un servidor de usted, Devil’s Playground se presentaba como uno de los platos más apetitosos de la temporada.

“…podría hacer de doble en las escenas peligrosas del miembro más destacado de Almas Oscuras…” Esto me lo tienes que explicar :-)

saludos

2. nov 4, 01:11 | Lordzaroff

Últimamente me estáis dando tiempo, ya que tanto esta como Sutures las tenia apuntadas pero iba dejando pasar el tiempo por que tampoco tenían muy buena pinta.

Y respecto a esta pues es lo que pasa a la larga con el tema zombi, o ha pasado con anterioridad con el cine negro y el western, que los directores acaban creando películas que no dejan de ser subproductos de otras películas y todo lleno de los típicos conflictos que caracterizan al genero; creo que llevamos un buen tiempo, al menos yo, sin ver una película de zombies que realmente me convenza.

3. nov 4, 10:48 | Bob Rock

Joan.- ¿Todavia no te has dado cuenta de qué tienes un doble por el Reino Unido? Aunque yo soy capaz de ver parecidos hasta donde no hay!!! ;)

Si que es una lastima, pero siendo justos, la película deja mucho que desear. Quizás para gente joven que está empezando a ver películas de zombies pueda tener algún interés…

Lordzaroff.- Has dado con la palabra clave: “subproducto”. Y es una pena, porque pintaba bien el tratamiento serio de la temática zombie, pero si tienes más películas pendientes esta la puedes ir posponiendo.

Un saludo

4. nov 4, 10:57 | Almas Oscuras

Ja, ja, ja… hace un par de días nuestro amigo Jordi, en el post del Horror Market, me decía que era clavadito a Tim Robbins…
Os ha dado por lo parecidos razonables :-)

Lo que si me han dicho, en un par de ocasiones, es que me parezco al actor español Tristan Ulloa.

saludos

5. nov 4, 11:24 | elniniodecristal

Ole ese tio Bob bueno que es más generoso que Santa Claus en LSD…había empezado con la crítica antes de enterarme que era de vos, y la verdad es que no hubiera pasado del 40, y eso por el protagonista, que es más duro que Chuck Norris. El resto es pelín filfa…

6. nov 4, 17:26 | Bob Rock

Elniniodecristal.- Efectivamente soy un tierno. Me cuesta quitarle puntos a todo. Verás, soy uno de esos idiotas que piensa que la intención es lo que cuenta, y ya sabes que según como veas una película todo te parece de color de rosa (o verde) ;)

Joan.- Pues yo cuando veía la pelícua te veía a tí. A lo mejor iba perjudicado ;)
De todos modos, lo de los parecidos es una chorrada como otra cualquiera (a mi me llaman el Leonardo DiCaprio maño) pero dicen que en el mundo siempre hay un clon tuyo.

Un saludo

7. nov 6, 00:23 | KarraS

Vi esta película antes de ayer y suscribo una por una todas las palabras de esta precisa crítica, no hace falta decir nada más… (¿de qué me suena esta frase?), especialmente me ha encantado la última oración porque precisamente fue la nacionalidad de la producción lo que me convenció definitivamente para echarle un vistazo ya de que Gran Bretaña han llegado grandes obras como Shaun of the Dead, 28 días después y la maravillosa Dead Set.

8. nov 6, 07:23 | kuro

Me gustó poco, Me entretuvo lo justo, pero había momentos que estaba deseando que corriera más la cosa (no los infectados, que ya lo hacen y muy bien) para llegar a su final, que tampoco me gustó mucho.

Por cierto, en mi reseña que pronto colgaré, también hablo del Parkour. Pero es que es inevitable no fijarse en las cualidades físicas de los infectados. Estos son atletas, si o si.

Saludos.

9. nov 7, 18:44 | Bob Rock

KarraS.- Gracias por tu amable comentario. Espero volver a leer más comentarios tuyos pero en películas más agradecidas; porque Devil’s Playground se queda en un convencionalismo aburrido!!

Kuro.- Está claro que los especialistas que hacen de zombies son practicantes del street running porque vamos, el infectado que hace piruetas por el hueco de la ventanilla rota de un coche no creo que sea un extra “normal” ;)
Pero prefiero documentales sobre el tema, antes que verlo en una película de zombies!!

Un saludo

10. nov 8, 06:44 | Thanatos

Y quien diablos quiere la cura!!! De por mi fuera, me quedaba zombie y degustar de los platillos “delicatessen” que me ofrecen en el “patio de recreo del diablito”!!! Y la verdad… Para que quiero cerebro si la camara de esta peli me ha mareado… (mas que la Mary Jane…XD). Puff!! ya estoy harto de lo mismo…! Que si los zombies invaden Londres, Estados Unidos, Paris, Rusia, hasta en Brazil los hemos hallado; que si es un documental o camara en mano; que si es un virus o la voluntad del cuernudo; que si un helado o una mordida me vuelvo zombie;…ahhhg!!!! Por favor… una mente no zombie y que piense (ya que algunos no somos zombies y pensamos igual como ellos) que nos saque de este letargo sueño semipseudoesquizofreniparanoigoreano y presente una buena propuesta…! Saludos..!

11. nov 22, 03:21 | Bateman

Debo ser de los pocos que le gustó?
Teniendo en cuenta que es una imitación del estilo 28 Días, y que queda mucho para 28 Meses, la espera se puede hacer mas llevadera con esta entretenida pelicula.

saludos

12. nov 22, 20:15 | Bob Rock

Thanatos.- Esta vez sí… “semipseudoesquizofreniparanoigoreano” traducemelo amigo!! XD

Bateman.- Bueeee, si uno es adicto a los zombies puede valer… pero esta sobrexplotación de los muertos vivientes ya no me la puedo tomar en serio… debería dejar de ver pelis de zombies una buena temporada ;)

13. dic 2, 10:53 | Giles

Esta película entretiene por momentos, que son precisamente aquellos en los que se dan las escenas de acción. Pero entre estas escenas hay mucho rollo y situaciones que parecen más una justificación de no saber como continuar con el guión que otra cosa.

Entretiene pero también aburre.

14. ago 28, 21:11 | Dragonseye

Pues, tienes toda la razon. Viendo el trailer esperaba una pelicula al menos decente, pero dejaba mucho por desear. Faltaba la tension en la mayor parte de la pelicula, faltaba el ritmo en la narracion.
La verdad es que solo con ver el trailer está claro, tenía potencial, pero entre director y gionista no sabían sacar provecho.
Una pena, quería que sea una buena pelicula, al menos recomendable, pero la verdad es que me aburrí en una gran parte.
Hasta ahora estuve leyendo reviews… pensaba aquí voy a añadir mi opinion – a pesar de se acopla a la crítica ;)

Saludos!

15. ago 28, 21:24 | Bob Rock

Dragonseye.- Gracias por tu opinión, por un lado me alegra coincidir, por otro me da pena porque ojala nos hubiese gustado la peli! Si quieres ver una de zombies divertida: Kill Zombie (aka Zombibi), un poquito ignorada para mi gusto ;)

Un saludo

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.