Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Drácula

Drácula

El vampiro original

dracula 1931

Ver ficha completa

  • Título original: Drácula
  • Nacionalidad: USA | Año: 1931
  • Director: Tod Browning
  • Guión: Hamilton Deane, John L. Balderston
  • Intérpretes: Bela Lugosi, Dwight Frye, Helen Chandler
  • Argumento: Un abogado viaja a lo más profundo de Rumanía para encontrarse con el Conde Drácula, un noble transilvano dispuesto a emprender un viaje hacia Inglaterra.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

dracula 1931 photo dracula-1931-1_zpsn445q1ir.jpg

Renfield es un abogado que viaja desde Inglaterra a lo más profundo de Transilvania para encontrarse con el Conde Drácula, sin embargo, en cuanto lo comunica a los habitantes de un pueblecito a mitad de camino, estos le aconsejan que no prosiga con su camino hasta la mañana siguiente, ya que las montañas esconden misterios que se rebelan durante la noche. En contra de los consejos, el abogado, que tiene interés por cerrar el negocio de la venta de una abadía en Londres y que no tiene miedo de las habladurías, sigue con el viaje y se encuentra con el Conde en su viejo castillo, un sitio abandonado y gobernado por la muerte. Tras unos primeros instantes un tanto incómodos, Renfield se pone al trabajo y le ofrece los papeles de la compra, pero, en mitad de ello se corta con una hoja de papel, y una pequeña herida en el dedo le empieza a sangrar, algo que lleva a Drácula y a sus esposas a perder el control, convirtiéndolo en algo más que un abogado, en su siervo. Tras una ajetreada travesía, en la que todos los marineros mueren, Renfield y las pertenencias de Drácula llegan a Londres. Mientras que el abogado es encerrado en un sanatorio, las cajas del Conde son trasladadas a su nueva propiedad en Londres, desde dónde el vampiro causará estragos mientras que el profesor Van Helsing empezará a seguir las pocas y sutiles pistas que deja tras él.

Aunque la primera película de vampiros destacable es Nosferatu (1922) de F. W. Murnau, un descarado plagio de la obra de Bram Stoker, la realidad es que la que marcó el pistoletazo de salida a las adaptaciones de las obras del autor irlandés, será la producida por Universal y protagonizada por Bela Lugosi, que además abría una nueva etapa del cine de terror.

El joven productor y fundador de la Universal, Carl Laemmle Jr., vio en la historia del escritor irlandés, adaptada ilegalmente por el expresionismo alemán, un éxito comercial, así que no dudó en adquirir los derechos de la historia de forma adecuada y proyectó llevarla a la gran pantalla al estilo de El jorobado de Notre Dame (1923) y El fantasma de la ópera (1925).

El ritmo de la película dirigida por Tod Browning es cuanto menos teatral, pero no es de extrañar cuando se basa en el guión de la adaptación para los escenarios de la novela gótica de Bram Stoker, escrita por Hamilton Deane y John L. Balderston. Y es que además, aunque en un principio no convenciera al productor y al director, el escogido para el papel fue Bela Lugosi, un actor de origen similar al personaje que estaba dando vida a Drácula en Broadway, que se impuso frente a otros actores de la talla de Paul Muni o Lon Chaney. Y, aunque de rebote, la elección fue cuanto menos acertada, ya que Lugosi consiguió crear un icono de la cultura popular contemporánea, ya que a pesar de carecer de grandes dotes artísticas supo combinar un elegante porte de galán con unas expresiones y unos movimientos aterradores que dieron al personaje la dicotomía que todos conocemos.

La historia de Drácula siempre producirá terror en la mente del público —aunque sea por su pésima adaptación como la más reciente protagonizada por Luke Evans—, sin embargo, estamos hablando de una película de hace más de ochenta años, por lo que es inevitable que no nos produzca el mismo terror que al público de cuando se estreno. Aún así, el halo de oscuridad que envuelve toda la cinta, con fuertes contraluces, con unos blancos muy brillantes y muy bien situados —como en los ojos de Drácula— y los largos silencios ausentes de banda sonora, más propios del cine mudo, hace que la sensación de intriga, que no terror, nos lleve a quedarnos pegados a la pantalla hasta el final. Una obra maestra del cine clásico.

Imágenes de la película

dracula 1931 photo dracula-1931-2_zpslw6jmyt9.jpg

dracula 1931 photo dracula-1931-5_zpstkigfa8c.jpg

dracula 1931 photo dracula-1931-3_zpsyqmbn9zt.jpg

Tráiler

Lo mejor: la enigmática mirada de Bela Lugosi.

Lo peor: Los años, que no pasan en balde.

Vuestros comentarios

1. jul 17, 15:55 | dave mota

prefiero mil veces Nosferatu, es mas vieja pero el diseño del vampiro aun da repelos, y para mi criterio a envejecido mucho mejor.

2. jul 17, 20:40 | Mountain

Solo un puntito en diversión, que poco no?

3. jul 19, 00:36 | José Armando

Quizás vaya a decir una barrabasada, pero yo prefiero el film de Drácula de 1992, ese que interpretó un joven y no tan sobreactuado Gary Oldman con vestuarios bastante estrafalarios y espectaculares, ese donde Keanu Reeves aún no era Neo y una de las novias de Drácula era una espectacular Mónica Bellucci, ese donde la célebre Wilhemina era la cleptómana y casi desaparecida del mapa Winona Ryder, ese año de 1992, justo un año después de que apareciera en escena el mismisimo Dr. Hanibbal Lecter en la piel de Sir Antony Hopkins y que aquí interpretaba al mismísimo Van Helsing.

¿Cómo olvidar las desventuras de Lucy Westenra?

Gran película.

Saludos desde Monterrey, México

Quizás soy un nostálgico, pero ninguna película mejor que este Drácula.

4. jul 19, 03:57 | Cuervo

José armado (guerra:p), el film al que te refieres es al de “Francis Ford Coppola”. Yo este clásico en blanco y negro no lo he visto (le tengo manía al blanco y negro), pero si he visto el de Francis, y no está mal, pero disfrute más el libro original de “Bram stoker’s”.

Lo de guerra lo digo de broma, claro, pero creo que en almas oscuras hay unos cuantos amantes de los clásicos, o al menos de la originalidad, y por eso valoran tanto estas películas.

Se podría decir que en materia de cine ya está todo inventado. Es muy difícil hacer algo original. Todos beben de aquí y allá intentando que se note lo menos posible, pero los críticos que están en todo (y an visto miles de películas) siempre dan con las influencias y lo que en principio pretendía ser algo original acaba en el orinal.

A “La noche de los muertos vivientes” (1968) le dieron un 4.5/5. Otro ejemplo más de lo que digo. Pero yo no opino que tampoco la he visto. De todas formas, mientras seas educado, aquí siempre respetan tu opinión.

5. jul 21, 15:31 | Frankielopez

Totalmente deacuerdl con algun compañero, la de Bram Stoker es mucho mas entretenida en resumen que esta, de hecho es la mejor pelicula de Dracula pero con muchisima diferencia vamos, esta lo unico que tiene es el encanto de lo antiquisimo en cuanto a cine de “terror”

6. jul 21, 18:18 | Arconte

La veo relativamente seguido porque la doy en una materia. No me parece una gran película. Curiosamente Browning venia de filmar unos dramas muy retorcidos con Lon Chaney y después haría la inconmensurable Freaks. Su Dracula es una rareza y un bajón considerable con lo que venia y siguió haciendo. Creo que el gran problema es que se basaron en el guion teatral y no intentaron una adaptación en toda regla. Es demasiado estática, incluso para una obra de teatro. Frankestein y, sobre todo, Bride of Frankestein son infinitamente superiores.
Todavía no hay una adaptación que haga total honor a la obra de Stoker. El Nosferatu de Murnau y el primer Drácula de la Hammer se acercan bastante. El de Coppola me parece pésimo, con ese kistch sobrecargado y ese Vlad Tepes corintellesco, precursor de los vampiros lánguidos y enamorados, con frases como “he cruzado océanos de tiempo para encontrarte”…

7. jul 21, 19:19 | deiviid

Personalmente veo el Drácula de Coppola demasiado… romántico, puede ser la palabra. En el libro es el mal encarnado, no un señorito que circula por Londres buscando el amor.

Como curiosidad, en Drácula de 1932 no se le ve morder a nadie. También como el doblaje era caro, se hizo una versión con actores de lengua española, es curioso ver a un Drácula latino, con un Renfield con acento de Cuenca. Algunos críticos dicen que es superior, ya que por el día veian la versión en inglés rodarse y por la noche depuraban los defectos de esa en la versión en nuestra lengua

Me cogí en su momento el pack de Universal Monsters y viene esa película incluída. Por 22 euritos me salió rentable porque vienen unos interesantes documentales. (Suerte que tuve en amazon)

8. feb 21, 06:40 | Jones

Pues la verdad es que la que marcó el pistoletazo de salida fue Nosferatu. Además como se dice en la nota ésta peli no se basa en el libro de Stoker sino en la obra de teatro y se nota demasiado. Nada que ver con el cine con mayúsculas que se ve en la peli de Murnau.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.